/ jueves 12 de noviembre de 2015

Secuestró a su amorcito y lo mató en complicidad de un primo, la banda fue desmembrada

OEM en línea

Ciudad de México.- La Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal informa, que dando continuidad a la investigación iniciada por la privación de la libertad y posteriormente de la vida de Jorge Julio Islas Muñoz, quien laboraba en la Auditoría Superior de la Federación (ASF), elementos de la Policía de Investigación asignados a la Fiscalía Especial para la Atención del Delito de Secuestro, denominada “FAS”, desarticularon completamente al grupo delictivo responsable de la comisión de estos hechos.

Tras la detención de David Guerrero Morán el pasado 10 de noviembre del presente año, y como resultado de la intensa investigación efectuada por la FAS, agentes de la Policía de Investigación detuvieron a Gustavo Vázquez Flores, de 31 años de edad; a Jennifer Olea Nava, de 20, y a Juan Julián Cortés Alemán, de 27 años de edad, y quien fue señalado por sus cómplices como la persona que privó de la vida a la víctima.

Cortés Alemán, al igual que su prima Jennifer, es originario del estado de Guerrero y fue señalado por los copartícipes como el líder de la banda delictiva, responsable de planear el secuestro e incluso, como Guerrero Morán, realizó también llamadas de negociación

También precisaron que fue él quien realizó dos retiros bancarios de las cuentas del afectado, y que con el recurso obtenido del pago del rescate, adquirió un automóvil Nissan tipo Platina, que aún no contaba con placas de circulación y que en este momento se encuentra asegurado.

La participación de Jennifer Olea Nava se generó al aprovechar la relación sentimental que sostenía recientemente con Jorge Julio, refiriendo a su primo que el hoy occiso tenía suficiente dinero para pagar el rescate de un secuestro, por lo que acordaron que el 26 de octubre del presente año, lo citaría para salir a divertirse y así, privarlo de la libertad.

Ese día, cenaron y regresaron a las inmediaciones del domicilio de Jennifer, ubicado en la colonia San Lorenzo Tezonco, de la delegación Iztapalapa, donde ésta le hace una llamada de su teléfono celular a Juan Julián para alertarlo que ya estaban en el lugar donde llevarían a cabo el secuestro. Hasta ese punto arribaron David, Gustavo, y Juan Julián para amagar y someter a la víctima.

Una vez privado de la libertad lo trasladaron a una casa de seguridad, donde David y Gustavo se turnaban para cuidarlo.

La Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal solicitó ya el cateo de dicho inmueble, ubicado en la Delegación Iztapalapa.

Con los elementos de prueba suficientes y debidamente integrados por la FAS, Gustavo Vázquez Flores, Jennifer Olea Nava, y Juan Julián Cortés Alemán, fueron consignados ante un Juez Penal del Reclusorio Preventivo Oriente, por el delito de secuestro agravado (privación de la vida de la víctima durante el cautiverio), por el que podrían alcanzar, al igual que David Guerrero Morán, una pena individual de entre 80 y 140 años de prisión.

De esta manera, la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal reitera su firme compromiso de combatir frontalmente a la delincuencia hasta sus últimas consecuencias, esclarecer los eventos delictivos que se presenten y detener a todos los participantes en los mismos, con el fin de evitar la impunidad y hacer de la Ciudad de México un espacio más seguro en beneficio de sus habitantes.

Esta información se emite en términos del Artículo 11 de la Ley de Protección de Datos Personales para el Distrito Federal.

Los presentados tienen el carácter de probables, lo que no implica una sanción penal hasta que lo determine la autoridad jurisdiccional.

/ADM

OEM en línea

Ciudad de México.- La Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal informa, que dando continuidad a la investigación iniciada por la privación de la libertad y posteriormente de la vida de Jorge Julio Islas Muñoz, quien laboraba en la Auditoría Superior de la Federación (ASF), elementos de la Policía de Investigación asignados a la Fiscalía Especial para la Atención del Delito de Secuestro, denominada “FAS”, desarticularon completamente al grupo delictivo responsable de la comisión de estos hechos.

Tras la detención de David Guerrero Morán el pasado 10 de noviembre del presente año, y como resultado de la intensa investigación efectuada por la FAS, agentes de la Policía de Investigación detuvieron a Gustavo Vázquez Flores, de 31 años de edad; a Jennifer Olea Nava, de 20, y a Juan Julián Cortés Alemán, de 27 años de edad, y quien fue señalado por sus cómplices como la persona que privó de la vida a la víctima.

Cortés Alemán, al igual que su prima Jennifer, es originario del estado de Guerrero y fue señalado por los copartícipes como el líder de la banda delictiva, responsable de planear el secuestro e incluso, como Guerrero Morán, realizó también llamadas de negociación

También precisaron que fue él quien realizó dos retiros bancarios de las cuentas del afectado, y que con el recurso obtenido del pago del rescate, adquirió un automóvil Nissan tipo Platina, que aún no contaba con placas de circulación y que en este momento se encuentra asegurado.

La participación de Jennifer Olea Nava se generó al aprovechar la relación sentimental que sostenía recientemente con Jorge Julio, refiriendo a su primo que el hoy occiso tenía suficiente dinero para pagar el rescate de un secuestro, por lo que acordaron que el 26 de octubre del presente año, lo citaría para salir a divertirse y así, privarlo de la libertad.

Ese día, cenaron y regresaron a las inmediaciones del domicilio de Jennifer, ubicado en la colonia San Lorenzo Tezonco, de la delegación Iztapalapa, donde ésta le hace una llamada de su teléfono celular a Juan Julián para alertarlo que ya estaban en el lugar donde llevarían a cabo el secuestro. Hasta ese punto arribaron David, Gustavo, y Juan Julián para amagar y someter a la víctima.

Una vez privado de la libertad lo trasladaron a una casa de seguridad, donde David y Gustavo se turnaban para cuidarlo.

La Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal solicitó ya el cateo de dicho inmueble, ubicado en la Delegación Iztapalapa.

Con los elementos de prueba suficientes y debidamente integrados por la FAS, Gustavo Vázquez Flores, Jennifer Olea Nava, y Juan Julián Cortés Alemán, fueron consignados ante un Juez Penal del Reclusorio Preventivo Oriente, por el delito de secuestro agravado (privación de la vida de la víctima durante el cautiverio), por el que podrían alcanzar, al igual que David Guerrero Morán, una pena individual de entre 80 y 140 años de prisión.

De esta manera, la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal reitera su firme compromiso de combatir frontalmente a la delincuencia hasta sus últimas consecuencias, esclarecer los eventos delictivos que se presenten y detener a todos los participantes en los mismos, con el fin de evitar la impunidad y hacer de la Ciudad de México un espacio más seguro en beneficio de sus habitantes.

Esta información se emite en términos del Artículo 11 de la Ley de Protección de Datos Personales para el Distrito Federal.

Los presentados tienen el carácter de probables, lo que no implica una sanción penal hasta que lo determine la autoridad jurisdiccional.

/ADM