/ martes 29 de noviembre de 2016

Será TCA implacable contra corrupción

Yasmín Esquivel Mossa, presidenta del Tribunal de la Contencioso Administrativo, (TCA), de la Ciudad de México, advirtió ayer categóricamente que los órganos jurisdiccionales especializados en la materia  serán implacables para sancionar a quienes abusen de la confianza pública.

Al rendir su quinto Informe de Labores, criticó que en la Asamblea Constituyente exista la “tentación” de ceder las funciones de Gobierno a los ciudadanos, porque se podría caer en excesos, por lo que conminó a sus integrantes a dar resultados.

En el Museo de la Ciudad de México, refrendó el compromiso de los tribunales de justicia administrativa de juzgar a quienes cometan actos de corrupción.

“Sancionaremos tanto a servidores públicos como a particulares que incurran en ello, seremos garantes de que el servicio público no sea usado para que personajes oscuros e irresponsables ocupen la confianza de la gente para obtener riqueza”, resaltó.

Sobre todo, aseguró, porque “la gente no quiere más impunidad, no quiere más gobernantes enriquecidos a costa del pueblo empobrecido por el abuso de poder, de las complicidades, de los amiguismos, de la negligencia y la ineficacia”.

Sobre las labores de la Asamblea Constituyente, recomendó: “Aprendamos de la experiencia, consultemos sí a expertos y conocedores de los temas, acerquémonos a la academia, a quienes ejercieron funciones públicas, pero también aprendamos a escuchar a la gente, a comprender las exigencias que derivan de la problemática de una megalópolis de las condiciones de la Ciudad de México”, anotó.

Ante Miguel Ángel Mancera, jefe de Gobierno de la Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera Espinosa, reconoció que no es menor el reto de la Constituyente, “pero estamos convencidos que la política habrá de imponerse a la estridencia del protagonismo y de la salida fácil”.

Manifestó su respeto y consideración a los constituyentes, a quienes reiteró que “no pretendemos abdicar de nuestras responsabilidades como funcionarios públicos”, pues “existe la tentación de ceder las funciones de Gobierno a los ciudadanos, con el ánimo claro de diluir responsabilidades”.

En este sentido, aseveró que así no funciona y recomendó “no caigamos en el exceso de consultarlo todo, pues las decisiones seguirán siendo responsabilidad pública imputable al funcionario que las ejecute.

En el Museo de la Ciudad de México, donde estuvo también el presidente del Tribunal Superior de Justicia, Édgar Elías Azar, Esquivel

Agradeció al jefe de Gobierno por el inicio de expropiación del predio que será sede definitiva del nuevo Tribunal de Justicia Administrativa capitalino, por lo que solicitó recursos al mandatario para iniciar el próximo año con la posesión del terreno y la construcción.

Al informar sobre las actividades realizadas en el presente año, refrendó su compromiso por mantener el rumbo fijado y volver al tribunal, como referente innegable de la implementación del nuevo sistema de combate a la corrupción.

Indicó que se incrementaron 36 por ciento las demandas, con lo que suman casi 17 mil 800, el mayor número de ellas, las relacionadas con las multas de tránsito, por la entrada en vigor de su nuevo reglamento.

Yasmín Esquivel Mossa, presidenta del Tribunal de la Contencioso Administrativo, (TCA), de la Ciudad de México, advirtió ayer categóricamente que los órganos jurisdiccionales especializados en la materia  serán implacables para sancionar a quienes abusen de la confianza pública.

Al rendir su quinto Informe de Labores, criticó que en la Asamblea Constituyente exista la “tentación” de ceder las funciones de Gobierno a los ciudadanos, porque se podría caer en excesos, por lo que conminó a sus integrantes a dar resultados.

En el Museo de la Ciudad de México, refrendó el compromiso de los tribunales de justicia administrativa de juzgar a quienes cometan actos de corrupción.

“Sancionaremos tanto a servidores públicos como a particulares que incurran en ello, seremos garantes de que el servicio público no sea usado para que personajes oscuros e irresponsables ocupen la confianza de la gente para obtener riqueza”, resaltó.

Sobre todo, aseguró, porque “la gente no quiere más impunidad, no quiere más gobernantes enriquecidos a costa del pueblo empobrecido por el abuso de poder, de las complicidades, de los amiguismos, de la negligencia y la ineficacia”.

Sobre las labores de la Asamblea Constituyente, recomendó: “Aprendamos de la experiencia, consultemos sí a expertos y conocedores de los temas, acerquémonos a la academia, a quienes ejercieron funciones públicas, pero también aprendamos a escuchar a la gente, a comprender las exigencias que derivan de la problemática de una megalópolis de las condiciones de la Ciudad de México”, anotó.

Ante Miguel Ángel Mancera, jefe de Gobierno de la Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera Espinosa, reconoció que no es menor el reto de la Constituyente, “pero estamos convencidos que la política habrá de imponerse a la estridencia del protagonismo y de la salida fácil”.

Manifestó su respeto y consideración a los constituyentes, a quienes reiteró que “no pretendemos abdicar de nuestras responsabilidades como funcionarios públicos”, pues “existe la tentación de ceder las funciones de Gobierno a los ciudadanos, con el ánimo claro de diluir responsabilidades”.

En este sentido, aseveró que así no funciona y recomendó “no caigamos en el exceso de consultarlo todo, pues las decisiones seguirán siendo responsabilidad pública imputable al funcionario que las ejecute.

En el Museo de la Ciudad de México, donde estuvo también el presidente del Tribunal Superior de Justicia, Édgar Elías Azar, Esquivel

Agradeció al jefe de Gobierno por el inicio de expropiación del predio que será sede definitiva del nuevo Tribunal de Justicia Administrativa capitalino, por lo que solicitó recursos al mandatario para iniciar el próximo año con la posesión del terreno y la construcción.

Al informar sobre las actividades realizadas en el presente año, refrendó su compromiso por mantener el rumbo fijado y volver al tribunal, como referente innegable de la implementación del nuevo sistema de combate a la corrupción.

Indicó que se incrementaron 36 por ciento las demandas, con lo que suman casi 17 mil 800, el mayor número de ellas, las relacionadas con las multas de tránsito, por la entrada en vigor de su nuevo reglamento.