/ martes 25 de octubre de 2016

Solicita Edgar Elías Azar 7 mil 694 mdp para 2017

El Tribunal Superior de Justicia de la Ciudad de México (TSJCdMx) necesita irreductiblemente un presupuesto de siete mil 694.1 millones de pesos para 2017, planteó ayer su titular, Edgar Elías Azar, a asambleístas capitalinos.

Durante una reunión con la Comisión de Presupuesto y Cuenta Pública de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF), el magistrado advirtió que si no se entregan recursos adicionales al irreductible se tendrá una justicia oral familiar incompleta y aseguró que en el Tribunal no hay gastos superfluos.

En el recinto parlamentario alertó que, con base en la estimación recurrente de la Secretaría de Finanzas, solo recibiría cuatro mil 953.9 millones de pesos, lo que agravará el déficit que arrastra desde hace varios años.

Afirmó que se requieren 123 jueces urgentemente, por lo que les demando concientizarse y corresponsabilizarse para evitar que el tema de déficit con el que se ha operado se convierta en un problema serio en el manejo institucional, y recalcó que el presupuesto del Tribunal sólo ha sido objeto de actualización basada en el índice inflacionario, lo que resulta insuficiente.

Afirmó que el TSJCdMx se enfrenta a otras reformas sin recursos previstos, tales como la de justicia para adolescentes, que ha requerido no sólo de jueces, sino de profesionales en áreas como medicina, psicología y trabajo social, y advirtió que desde ahora se debe poner atención al hecho de que se está impulsando desde el ámbito federal que la justicia laboral pase a los poderes judiciales locales.

“En 2012 se solicitó un monto de seis mil 415 millones de pesos, pero se le autorizó sólo tres mil 753 millones de pesos, y que el ejercicio fue de tres mil 896, y lo mismo ocurrió en los años 2013, 2014, 2015, y en 2016 se solicitó un monto de 12 mil 552 millones de pesos, pero solo se aprobaron cuatro mil 763 millones de pesos, y se calcula que el monto ejercido será de 6 mil 033.3 millones de pesos”, rememoró Elías Azar.

Afirmó que se requiere de recursos crecientes para que el Tribunal a su cargo cumpla con eficiencia sus funciones, y señaló que la situación es aún más agobiante frente al recorte de presupuesto previsto para la Ciudad de México desde el ámbito federal. Pidió, asimismo, que no se priorice lo inmediato frente a lo trascendental, como lo son los temas de justicia.

Para avanzar en los temas de oralidad, el presidente del TSJCdMx dijo que se requerirá, en la rama familiar, 123 juzgados, 123 salas de audiencia y 12 unidades de gestión. En el tema civil-mercantil, 40 juzgados y 40 salas de audiencia. En penal adultos, 70 jueces adicionales y seis unidades de gestión judicial. En penal adolescentes, 21 salas de audiencia, 22 jueces adicionales y 1 unidad de gestión judicial, así como una reserva para la extinción de juzgados penales. Todo esto suma, en conjunto, de 2 millones 185.7 millones de pesos.

Posteriormente, en entrevista, descartó que se vaya a correr personal por la reducción de juzgados, porque ya se les reubica bajo capacitación en la medida que se atiende las necesidades.

“El dinero que se nos va a dar es precisamente para aplicarlo a la administración de justicia. Pero ahora quieren ver a mujeres que están pidiendo pensiones alimenticias, custodias y qué hay. Tenemos los juicios, ahí abogados de papel, pues porque no tenemos forma de transformar ese magnífico edificio que tenemos y tenemos que gastarle, no sé, más de 150 o 200 millones de pesos nomás en la transformación del edificio”, concluyó Elías Azar.

El Tribunal Superior de Justicia de la Ciudad de México (TSJCdMx) necesita irreductiblemente un presupuesto de siete mil 694.1 millones de pesos para 2017, planteó ayer su titular, Edgar Elías Azar, a asambleístas capitalinos.

Durante una reunión con la Comisión de Presupuesto y Cuenta Pública de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF), el magistrado advirtió que si no se entregan recursos adicionales al irreductible se tendrá una justicia oral familiar incompleta y aseguró que en el Tribunal no hay gastos superfluos.

En el recinto parlamentario alertó que, con base en la estimación recurrente de la Secretaría de Finanzas, solo recibiría cuatro mil 953.9 millones de pesos, lo que agravará el déficit que arrastra desde hace varios años.

Afirmó que se requieren 123 jueces urgentemente, por lo que les demando concientizarse y corresponsabilizarse para evitar que el tema de déficit con el que se ha operado se convierta en un problema serio en el manejo institucional, y recalcó que el presupuesto del Tribunal sólo ha sido objeto de actualización basada en el índice inflacionario, lo que resulta insuficiente.

Afirmó que el TSJCdMx se enfrenta a otras reformas sin recursos previstos, tales como la de justicia para adolescentes, que ha requerido no sólo de jueces, sino de profesionales en áreas como medicina, psicología y trabajo social, y advirtió que desde ahora se debe poner atención al hecho de que se está impulsando desde el ámbito federal que la justicia laboral pase a los poderes judiciales locales.

“En 2012 se solicitó un monto de seis mil 415 millones de pesos, pero se le autorizó sólo tres mil 753 millones de pesos, y que el ejercicio fue de tres mil 896, y lo mismo ocurrió en los años 2013, 2014, 2015, y en 2016 se solicitó un monto de 12 mil 552 millones de pesos, pero solo se aprobaron cuatro mil 763 millones de pesos, y se calcula que el monto ejercido será de 6 mil 033.3 millones de pesos”, rememoró Elías Azar.

Afirmó que se requiere de recursos crecientes para que el Tribunal a su cargo cumpla con eficiencia sus funciones, y señaló que la situación es aún más agobiante frente al recorte de presupuesto previsto para la Ciudad de México desde el ámbito federal. Pidió, asimismo, que no se priorice lo inmediato frente a lo trascendental, como lo son los temas de justicia.

Para avanzar en los temas de oralidad, el presidente del TSJCdMx dijo que se requerirá, en la rama familiar, 123 juzgados, 123 salas de audiencia y 12 unidades de gestión. En el tema civil-mercantil, 40 juzgados y 40 salas de audiencia. En penal adultos, 70 jueces adicionales y seis unidades de gestión judicial. En penal adolescentes, 21 salas de audiencia, 22 jueces adicionales y 1 unidad de gestión judicial, así como una reserva para la extinción de juzgados penales. Todo esto suma, en conjunto, de 2 millones 185.7 millones de pesos.

Posteriormente, en entrevista, descartó que se vaya a correr personal por la reducción de juzgados, porque ya se les reubica bajo capacitación en la medida que se atiende las necesidades.

“El dinero que se nos va a dar es precisamente para aplicarlo a la administración de justicia. Pero ahora quieren ver a mujeres que están pidiendo pensiones alimenticias, custodias y qué hay. Tenemos los juicios, ahí abogados de papel, pues porque no tenemos forma de transformar ese magnífico edificio que tenemos y tenemos que gastarle, no sé, más de 150 o 200 millones de pesos nomás en la transformación del edificio”, concluyó Elías Azar.