/ lunes 26 de septiembre de 2016

Tabaquismo problema serio que va en aumento en la Ciudad de México: IAPA

  • Hay dos millones de fumadores y la situación más preocupante es entre los jóvenes

Manuel Cosme

La Ciudad de México tiene un problema serio con el tabaco, pues está por encima de la media nacional, su consumo ocupa el segundo lugar, después del alcohol, y hay dos millones de fumadores, diagnosticó Rosario Tapia Medina, directora del Instituto para la Atención de las Adicciones en la capital (IAPA).

Durante una entrevista con El Sol de México, la funcionaria expresó que ante esta situación fue que se decidió instrumentar una línea telefónica, llamada “Vivir sin Tabaco”, operada por Locatel con el número 6-58-11-11, a fin de atender a quienes quieren dejar de fumar, la cual es la primera en su tipo que existe en el país y que responde a recomendaciones internacionales pues las experiencias en otros países han sido positivas.

En las oficinas de dicha institución, informó que

como es el cáncer, el EPOC, enfisema pulmonar y derrames cerebrales, además, están el consumo por personas con padecimientos crónico-degenerativos, por ejemplo la hipertensión arterial y la diabetes, a quienes no les hacen efecto los medicamentos.

La directora del IAPA manifestó especialmente su preocupación por el consumo de cigarrillos entre los jóvenes, cuya edad de inicio es de 13 años en hombres y mujeres; comienza en la secundaria relativamente bajo, un ocho por ciento, pero en bachillerato se dispara al 31 por ciento, y en educación superior llega hasta el 40 por ciento.

“Eso demuestra que entre más joven empiezas a consumir una sustancia, es más peligroso por todos los productos químicos que tiene y segundo que tengas muchas más posibilidades, por su desarrollo cerebral a esa edad, de que tengan fácilmente una adicción”, advirtió Tapia Medina.

Consideró que la nicotina es la sustancia más adictiva y por lo tanto la más difícil de de dejar, porque quienes la consumen “regresan, regresan y regresan”; eso provoca una situación crítica y al paso del tiempo, cuando los fumadores llegan a los 30 a 40 años, ya tienen problemas de salud y ya se tienen muy frecuentemente a jóvenes que se infartan a los 35 años, lo cual es rarísimo pues antes eso ocurría a los 50 años. Por ello es que la ciudad y nosotros como IAPA, pudiéramos generar esa alternativa de atención”.

LÍNEA

Frente a esta situación es que se instrumentó la línea “Vivir sin Tabaco” con el lema “Dejar de Fumar te Integra a la Vida”, la cual es operada por Locatel y la directora del IAPA explicó que es una medida más a la cual se le da seguimiento a las personas que apoya, a fin de demostrar su efectividad y al cabo de un año se verá qué resultados se tienen.

Según Locatel la línea ha tenido una buena aceptación, el servicio que ofrece es muy completo pues desde el momento en que alguien llama, se le garantiza su privacidad y la atención por profesionales -médicos y psicólogos- capacitados por el IAPA.

Una vez que se establece contacto, se le aplica un test al solicitante para ubicar su nivel de consumo, si es bajo, medio o alto, luego, se le entrevista a fin de detectar su nivel motivacional, ubicarlo en qué rango está y si verdaderamente tiene muchas ganas de dejar de fumar o solamente tantea el terreno.

Explicó que lo anterior sirve para saber qué tipo de atención se le proporcionará, por ejemplo si está muy convencido inmediatamente pasa a la intervención, si no, se le busca convencerlo de las ventajas que tiene dejar de fumar para su salud, y finalmente si acepta se le da un tratamiento básico y si está en el nivel bajo o medio de consumo la atención es solamente telefónica con cuatro sesiones de 45 minutos cada una.

La primera sesión es de evaluación y dura 10 minutos y de ella se pueden tomar dos vías, si el consumo es adicción o es dependiente por la continuidad para fumar.

Agregó que el consumidor bajo es el “fumador social”; el segundo nivel, es quién necesita consumir durante horas del día, independientemente del momento psicológico, ya hay una dependencia física.

“Si hay mucha continuidad en la adicción, esos casos no los podemos tratar por teléfono, pero le damos un servicio para referirlos a las clínicas especializadas, se les orienta”, detalló Tapia Medina.

Se le pregunta, ¿pero en verdad sirve la línea para dejar de fumar? a lo que responde: Como en toda adicción existen recaídas, las adicciones son muy fuertes, pero es parte del proceso. Es muy importante que cuando estés en la etapa difícil de querer fumar puedas tomar el teléfono y te orienten para bajar el estrés y la angustia por fumar.

Los especialistas le dicen al interesado que recuerde la razón por la que quiere dejar de fumar, el motivo, los daños que el cigarro le hace a la salud, cuánto gasta en comprar cigarros y las enfermedades que padecerá. “Se le da ese tipo de indicaciones para que entren en una reflexión de nuevo y recuperen su motivación para dejar de fumar”.

El nicho de atención, informó, son todas las personas de cualquier edad que quieran dejar de fumar, aunque su población objetivo son los jóvenes entre los 12 y los 19 años de edad y hasta los 30 años.

Aseguró que la línea funciona para quien tiene un consumo bajo y medio y a los demás se les orienta.

CHANTAJE

La directora del IAPA confía en que la lucha al tabaquismo poco a poco se gana, pues si no se hubieran tomado todas las medidas adoptadas en la Ciudad de México, el problema sería mayor.

Sin dejar de reconocer que se tienen problemas, resalta la aprobación de la ley de los no fumadores, la aplicación del impuesto al tabaco durante algunos años, las encuestas y las campañas para concientizar a la población sobre los problemas. “Yo creo que todo eso ha ayudado a que haya un poco más de conciencia”.

Advirtió la gravedad que significa la venta de cigarros a menores de edad, lo cual es una responsabilidad directa de los dueños de los establecimientos y de los vendedores ambulantes, que los comercializan sueltos en la vía pública; y señaló que otro problema es el contrabando.

Admitió no saber si se le puede ganar la partida a las tabacaleras, pero sí por lo menos intentar detener su ambición, independientemente de la salud de la población.

Cita que por convenios internacionales se estableció que las cajetillas tenían que ser de colores neutros y prácticamente darle dos tercios al mensaje del daño que el fumar causa a la salud, la marca tiene que ser pequeña.

“Sin embargo, la lucha de las tabacaleras está generando que muy difícilmente se apliquen esas medidas y tengo entendido que Francia ya lo ha aprobado, pero aún no se aplican. Son años que se le dan a las tabacaleras para que lo hagan, pero siempre son buenos estos avances”, expresa Tapia Medina.

Reconoce que el cabildeo de las tabacaleras es muy fuerte y junto con los productores de licor, advierten que significaría perjudicar a los campesinos y la cantidad de empleos que están involucrados.

Se le pregunta si esto es un chantaje y la directora del IAPA afirmó: pues sí, es real y no les dice busca alternativas y en las hectáreas que tienes sembradas de tabaco siembra alimentos básicos, pero ellos no ganan y ellos siempre van por la ganancia.

La otra manera, aseguró, de presionar es comprar a quien decide con viajes y le dicen “vas a ser mi cuate toda la vida”.

Finalmente, como diputada federal, Tapia Medina dijo que no lo hacen directamente, son muy del doble lenguaje. Es interpretar.

  • Hay dos millones de fumadores y la situación más preocupante es entre los jóvenes

Manuel Cosme

La Ciudad de México tiene un problema serio con el tabaco, pues está por encima de la media nacional, su consumo ocupa el segundo lugar, después del alcohol, y hay dos millones de fumadores, diagnosticó Rosario Tapia Medina, directora del Instituto para la Atención de las Adicciones en la capital (IAPA).

Durante una entrevista con El Sol de México, la funcionaria expresó que ante esta situación fue que se decidió instrumentar una línea telefónica, llamada “Vivir sin Tabaco”, operada por Locatel con el número 6-58-11-11, a fin de atender a quienes quieren dejar de fumar, la cual es la primera en su tipo que existe en el país y que responde a recomendaciones internacionales pues las experiencias en otros países han sido positivas.

En las oficinas de dicha institución, informó que

como es el cáncer, el EPOC, enfisema pulmonar y derrames cerebrales, además, están el consumo por personas con padecimientos crónico-degenerativos, por ejemplo la hipertensión arterial y la diabetes, a quienes no les hacen efecto los medicamentos.

La directora del IAPA manifestó especialmente su preocupación por el consumo de cigarrillos entre los jóvenes, cuya edad de inicio es de 13 años en hombres y mujeres; comienza en la secundaria relativamente bajo, un ocho por ciento, pero en bachillerato se dispara al 31 por ciento, y en educación superior llega hasta el 40 por ciento.

“Eso demuestra que entre más joven empiezas a consumir una sustancia, es más peligroso por todos los productos químicos que tiene y segundo que tengas muchas más posibilidades, por su desarrollo cerebral a esa edad, de que tengan fácilmente una adicción”, advirtió Tapia Medina.

Consideró que la nicotina es la sustancia más adictiva y por lo tanto la más difícil de de dejar, porque quienes la consumen “regresan, regresan y regresan”; eso provoca una situación crítica y al paso del tiempo, cuando los fumadores llegan a los 30 a 40 años, ya tienen problemas de salud y ya se tienen muy frecuentemente a jóvenes que se infartan a los 35 años, lo cual es rarísimo pues antes eso ocurría a los 50 años. Por ello es que la ciudad y nosotros como IAPA, pudiéramos generar esa alternativa de atención”.

LÍNEA

Frente a esta situación es que se instrumentó la línea “Vivir sin Tabaco” con el lema “Dejar de Fumar te Integra a la Vida”, la cual es operada por Locatel y la directora del IAPA explicó que es una medida más a la cual se le da seguimiento a las personas que apoya, a fin de demostrar su efectividad y al cabo de un año se verá qué resultados se tienen.

Según Locatel la línea ha tenido una buena aceptación, el servicio que ofrece es muy completo pues desde el momento en que alguien llama, se le garantiza su privacidad y la atención por profesionales -médicos y psicólogos- capacitados por el IAPA.

Una vez que se establece contacto, se le aplica un test al solicitante para ubicar su nivel de consumo, si es bajo, medio o alto, luego, se le entrevista a fin de detectar su nivel motivacional, ubicarlo en qué rango está y si verdaderamente tiene muchas ganas de dejar de fumar o solamente tantea el terreno.

Explicó que lo anterior sirve para saber qué tipo de atención se le proporcionará, por ejemplo si está muy convencido inmediatamente pasa a la intervención, si no, se le busca convencerlo de las ventajas que tiene dejar de fumar para su salud, y finalmente si acepta se le da un tratamiento básico y si está en el nivel bajo o medio de consumo la atención es solamente telefónica con cuatro sesiones de 45 minutos cada una.

La primera sesión es de evaluación y dura 10 minutos y de ella se pueden tomar dos vías, si el consumo es adicción o es dependiente por la continuidad para fumar.

Agregó que el consumidor bajo es el “fumador social”; el segundo nivel, es quién necesita consumir durante horas del día, independientemente del momento psicológico, ya hay una dependencia física.

“Si hay mucha continuidad en la adicción, esos casos no los podemos tratar por teléfono, pero le damos un servicio para referirlos a las clínicas especializadas, se les orienta”, detalló Tapia Medina.

Se le pregunta, ¿pero en verdad sirve la línea para dejar de fumar? a lo que responde: Como en toda adicción existen recaídas, las adicciones son muy fuertes, pero es parte del proceso. Es muy importante que cuando estés en la etapa difícil de querer fumar puedas tomar el teléfono y te orienten para bajar el estrés y la angustia por fumar.

Los especialistas le dicen al interesado que recuerde la razón por la que quiere dejar de fumar, el motivo, los daños que el cigarro le hace a la salud, cuánto gasta en comprar cigarros y las enfermedades que padecerá. “Se le da ese tipo de indicaciones para que entren en una reflexión de nuevo y recuperen su motivación para dejar de fumar”.

El nicho de atención, informó, son todas las personas de cualquier edad que quieran dejar de fumar, aunque su población objetivo son los jóvenes entre los 12 y los 19 años de edad y hasta los 30 años.

Aseguró que la línea funciona para quien tiene un consumo bajo y medio y a los demás se les orienta.

CHANTAJE

La directora del IAPA confía en que la lucha al tabaquismo poco a poco se gana, pues si no se hubieran tomado todas las medidas adoptadas en la Ciudad de México, el problema sería mayor.

Sin dejar de reconocer que se tienen problemas, resalta la aprobación de la ley de los no fumadores, la aplicación del impuesto al tabaco durante algunos años, las encuestas y las campañas para concientizar a la población sobre los problemas. “Yo creo que todo eso ha ayudado a que haya un poco más de conciencia”.

Advirtió la gravedad que significa la venta de cigarros a menores de edad, lo cual es una responsabilidad directa de los dueños de los establecimientos y de los vendedores ambulantes, que los comercializan sueltos en la vía pública; y señaló que otro problema es el contrabando.

Admitió no saber si se le puede ganar la partida a las tabacaleras, pero sí por lo menos intentar detener su ambición, independientemente de la salud de la población.

Cita que por convenios internacionales se estableció que las cajetillas tenían que ser de colores neutros y prácticamente darle dos tercios al mensaje del daño que el fumar causa a la salud, la marca tiene que ser pequeña.

“Sin embargo, la lucha de las tabacaleras está generando que muy difícilmente se apliquen esas medidas y tengo entendido que Francia ya lo ha aprobado, pero aún no se aplican. Son años que se le dan a las tabacaleras para que lo hagan, pero siempre son buenos estos avances”, expresa Tapia Medina.

Reconoce que el cabildeo de las tabacaleras es muy fuerte y junto con los productores de licor, advierten que significaría perjudicar a los campesinos y la cantidad de empleos que están involucrados.

Se le pregunta si esto es un chantaje y la directora del IAPA afirmó: pues sí, es real y no les dice busca alternativas y en las hectáreas que tienes sembradas de tabaco siembra alimentos básicos, pero ellos no ganan y ellos siempre van por la ganancia.

La otra manera, aseguró, de presionar es comprar a quien decide con viajes y le dicen “vas a ser mi cuate toda la vida”.

Finalmente, como diputada federal, Tapia Medina dijo que no lo hacen directamente, son muy del doble lenguaje. Es interpretar.