/ viernes 21 de octubre de 2016

Urge Morena rendir cuentas sobre Viaducto elevado

Diputados locales de Morena, urgieron a la secretaria de Medio Ambiente de la Ciudad de México, Tanya Müller a pronunciarse a la brevedad respecto al proyecto del viaducto elevado La Raza-Indios Verdes-Santa Clara, impulsado por la Secretaría de Comunicaciones y Transportes del Gobierno federal (SCT).

En conferencia, los diputados Paulo César Martínez y las diputadas Olivia Garibay, María Eugenia Lozano y Juana Ángeles Valencia, advirtieron que en caso de que la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, insista en construir dicha megaobra, acompañarán a los vecinos para iniciar una ruta jurídica, pues existen opiniones técnicas en contra y se ignora la oposición de la ciudadanía.

Los legisladores exigieron a la titular de la Sedema, emitir la opinión técnica respecto a dicho viaducto elevado que destaque el bienestar de los ciudadanos y no beneficios políticos y económicos de unos cuantos.

Los asambleístas, exigirán al jefe de Gobierno capitalino, Miguel Ángel Mancera, que someta dicha obra a consulta vecinal y pidió sensibilidad para escuchar a los vecinos y evitar que se concrete un negocio al amparo de la impunidad o de lo contrario, iniciarán un juicio para el retiro de la concesión y promoverán amparos individuales y colectivos.

Recordó que las jefaturas delegacionales de Cuauhtémoc, Azcapotzalco y Gustavo A. Madero ya se pronunciaron en contra de la megaobra, sin embargo, la Sedema no cumplió en el plazo establecido por la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales para presentar su opinión.

Acusaron a las autoridades de la secretaría de Gobierno de falta de seriedad al convocar a reuniones con los vecinos y no acudir a ellas, como ocurrió el pasado lunes a la que solo llegaron los concesionarios de la obra, los representantes de la SCT y legisladores de Morena, pero estuvieron ausentes representantes de las secretarías de Gobierno, Movilidad y de Desarrollo Urbano y Vivienda.

Recordaron que la secretaria de Gobierno de la Ciudad de México, Patricia Mercado, reconoció que la obra que beneficiaría al Estado de México, es inviable y depredadora.

La diputada Ana Juana Ángeles Valencia, mencionó que la Sedema no ha emitido su opinión técnica respecto de las afectaciones al Área Natural Protegida (ANP) del Parque Nacional Tepeyac, además que ni los Gobiernos federal, local ni delegacional, han certificado que dichas obras, no afectarán el patrimonio de los vecinos de la zona, a pesar de que la Concesionaria Viaducto La Raza, SA de CV utilizará toneladas de concreto en una zona altamente sísmica y con grietas.

Por su parte, las diputadas Olivia Garibay y María Eugenia Lozano, coincidieron en que la obra no beneficiará a la mayoría de la población, porque su uso tendrá un costo de 50 pesos, además de que es insegura para los peatones.

Diputados locales de Morena, urgieron a la secretaria de Medio Ambiente de la Ciudad de México, Tanya Müller a pronunciarse a la brevedad respecto al proyecto del viaducto elevado La Raza-Indios Verdes-Santa Clara, impulsado por la Secretaría de Comunicaciones y Transportes del Gobierno federal (SCT).

En conferencia, los diputados Paulo César Martínez y las diputadas Olivia Garibay, María Eugenia Lozano y Juana Ángeles Valencia, advirtieron que en caso de que la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, insista en construir dicha megaobra, acompañarán a los vecinos para iniciar una ruta jurídica, pues existen opiniones técnicas en contra y se ignora la oposición de la ciudadanía.

Los legisladores exigieron a la titular de la Sedema, emitir la opinión técnica respecto a dicho viaducto elevado que destaque el bienestar de los ciudadanos y no beneficios políticos y económicos de unos cuantos.

Los asambleístas, exigirán al jefe de Gobierno capitalino, Miguel Ángel Mancera, que someta dicha obra a consulta vecinal y pidió sensibilidad para escuchar a los vecinos y evitar que se concrete un negocio al amparo de la impunidad o de lo contrario, iniciarán un juicio para el retiro de la concesión y promoverán amparos individuales y colectivos.

Recordó que las jefaturas delegacionales de Cuauhtémoc, Azcapotzalco y Gustavo A. Madero ya se pronunciaron en contra de la megaobra, sin embargo, la Sedema no cumplió en el plazo establecido por la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales para presentar su opinión.

Acusaron a las autoridades de la secretaría de Gobierno de falta de seriedad al convocar a reuniones con los vecinos y no acudir a ellas, como ocurrió el pasado lunes a la que solo llegaron los concesionarios de la obra, los representantes de la SCT y legisladores de Morena, pero estuvieron ausentes representantes de las secretarías de Gobierno, Movilidad y de Desarrollo Urbano y Vivienda.

Recordaron que la secretaria de Gobierno de la Ciudad de México, Patricia Mercado, reconoció que la obra que beneficiaría al Estado de México, es inviable y depredadora.

La diputada Ana Juana Ángeles Valencia, mencionó que la Sedema no ha emitido su opinión técnica respecto de las afectaciones al Área Natural Protegida (ANP) del Parque Nacional Tepeyac, además que ni los Gobiernos federal, local ni delegacional, han certificado que dichas obras, no afectarán el patrimonio de los vecinos de la zona, a pesar de que la Concesionaria Viaducto La Raza, SA de CV utilizará toneladas de concreto en una zona altamente sísmica y con grietas.

Por su parte, las diputadas Olivia Garibay y María Eugenia Lozano, coincidieron en que la obra no beneficiará a la mayoría de la población, porque su uso tendrá un costo de 50 pesos, además de que es insegura para los peatones.