/ viernes 20 de septiembre de 2019

Si hoy tenemos nuestra casa es gracias a la lucha, no al Gobierno: damnificada

Corina vive en la Colonia de Mar y es de las primeras damnificadas del 19s en recibir su casa

Corina Hernández es habitante de la Colonia del Mar, una de las 14 colonias afectadas en Tláhuac por el sismo que el 19 de septiembre de 2017 colapsó la Ciudad de México y otros 7 estados de la República. Su casa es una de las más de mil que tuvieron que ser demolidas en la Alcaldía; sin embargo, asegura que la lucha no ha sido fácil.

Cori, como le dicen sus vecinos, es maestra y durante el sismo de aquel martes, dio todo para poner a salvo a cientos de pequeñitos que estaban a su cargo, sólo para regresar a su casa y descubrir que, literalmente, se estaba cayendo a pedazos.

"Para mí fue muy fuerte tener que luchar en ese momento por rescatar tantas vidas y en el transcurso que caminé de mi trabajo para mi casa fue algo muy impresionante, y yo quedé en estado de shock. Lo más impresionante fue ver que el piso de las calles estaba completamente movido, completamente fuera de su lugar, cómo las grietas hundieron las casas, cómo una fábrica se partió a la mitad y entre más caminaba yo decía: Dios mío, qué me espera al ir a mi casa, cómo la voy a encontrar. Tener que ir con los tuyos, para llegar y ver que tu casa se estaba cayendo."

Foto: Carmen Ortega | El Sol de México

A Corina aún le cuesta mucho trabajo hablar del sismo, pues remueve muchas fibras sensibles; sin embargo, asegura que estar en pie de lucha es lo que ha llevado a recuperar su hogar, en una lucha solitaria que se hizo mano a mano con sus vecinos y como parte de la organización Damnificados Unidos.

“La zona oriente estaba muy abandonada, no sabíamos qué hacer, a quién acudir o a dónde correr para que pudiéramos ser ayudados. Fueron días muy difíciles, muy tristes. Entonces, nos organizamos como vecinos. Nos enfrentamos a un Gobierno (de Miguel Angel Mancera) al que no le importó si vivíamos en las calles. Tuvimos que luchar, tuvimos que cerrar calles y aunque quizá no era la manera, porque afectaba a la sociedad y aunque nos angustiaba causar esas molestias, de otra manera no hubiéramos podido ser escuchados”.

Fue así, que los vecinos de la Colonia del Mar se integraron al colectivo de Damnificados Unidos, en un intento de hacer que el entonces Gobierno capitalino atendiera las necesidades de Tláhuac. Sin embargo, asegura que las respuesta comenzaron a tomar forma hasta la llegada de Claudia Sheinbaum como nueva Jefa de Gobierno, que de la mano de Cesar Cravioto como comisionado para la Reconstrucción de la CDMX, entablaron mesas de diálogo con los damnificados.

En dichas mesas Corina asegura que se trataron puntos importantes para los vecinos. En primer lugar, querían saber “cómo estaba el suelo en el que vivían y si era seguro estar ahí”, además de que atendieran la reconstrucción "sin créditos” tanto de viviendas unifamiliares y plurifamiliares. “En esta zona hay muchos predios en los que viven de dos a cinco familias, por eso pedíamos que se reconociera la vivienda unifamiliar, pero sobre todo la plurifamiliar. No pedíamos mansiones como aseguró Sheinbaum en una de las mesas de negociación. Además pedíamos que aquellos que fueran reubicados, se les diera la certeza de que iban a llegar a un lugar seguro”.

Tras meses de negociaciones, por fin se dio luz verde a la reconstrucción y se llegó al acuerdo de que en la zona se construirían viviendas de 65 metros cuadrados con materiales ligeros (cimentación no profunda, block ligero y llosa de vigueta y bovedilla). Pero antes de que empezaran los trabajos, los vecinos exigieron que se siguiera un protocolo que les diera certeza de que está haciendo.

Para empezar, solicitaron que se realizara un dictamen de suelo avalado por el ISC (Instituto para la Seguridad de las Construcciones de la Ciudad de México), además de que la empresa constructora responsable se presentara junto con el DRO (Director Responsable de Obra) y el Monitor en el predio para platicar con cada familia y mostrarles el proyecto.

Mientras tanto, muchos vecinos de la Colonia del Mar siguen a la espera de recuperar su hogar y aún tienen que aprender a vivir sobre grietas, por lo que Cori afirma que su lucha no se detendrá hasta que la última familia regrese a su hogar: “si hoy tenemos nuestra casa es gracias a la lucha no al Gobierno, no es un regalo”.

Foto: Carmen Ortega | El Sol de México


TE RECOMENDAMOS:



Corina Hernández es habitante de la Colonia del Mar, una de las 14 colonias afectadas en Tláhuac por el sismo que el 19 de septiembre de 2017 colapsó la Ciudad de México y otros 7 estados de la República. Su casa es una de las más de mil que tuvieron que ser demolidas en la Alcaldía; sin embargo, asegura que la lucha no ha sido fácil.

Cori, como le dicen sus vecinos, es maestra y durante el sismo de aquel martes, dio todo para poner a salvo a cientos de pequeñitos que estaban a su cargo, sólo para regresar a su casa y descubrir que, literalmente, se estaba cayendo a pedazos.

"Para mí fue muy fuerte tener que luchar en ese momento por rescatar tantas vidas y en el transcurso que caminé de mi trabajo para mi casa fue algo muy impresionante, y yo quedé en estado de shock. Lo más impresionante fue ver que el piso de las calles estaba completamente movido, completamente fuera de su lugar, cómo las grietas hundieron las casas, cómo una fábrica se partió a la mitad y entre más caminaba yo decía: Dios mío, qué me espera al ir a mi casa, cómo la voy a encontrar. Tener que ir con los tuyos, para llegar y ver que tu casa se estaba cayendo."

Foto: Carmen Ortega | El Sol de México

A Corina aún le cuesta mucho trabajo hablar del sismo, pues remueve muchas fibras sensibles; sin embargo, asegura que estar en pie de lucha es lo que ha llevado a recuperar su hogar, en una lucha solitaria que se hizo mano a mano con sus vecinos y como parte de la organización Damnificados Unidos.

“La zona oriente estaba muy abandonada, no sabíamos qué hacer, a quién acudir o a dónde correr para que pudiéramos ser ayudados. Fueron días muy difíciles, muy tristes. Entonces, nos organizamos como vecinos. Nos enfrentamos a un Gobierno (de Miguel Angel Mancera) al que no le importó si vivíamos en las calles. Tuvimos que luchar, tuvimos que cerrar calles y aunque quizá no era la manera, porque afectaba a la sociedad y aunque nos angustiaba causar esas molestias, de otra manera no hubiéramos podido ser escuchados”.

Fue así, que los vecinos de la Colonia del Mar se integraron al colectivo de Damnificados Unidos, en un intento de hacer que el entonces Gobierno capitalino atendiera las necesidades de Tláhuac. Sin embargo, asegura que las respuesta comenzaron a tomar forma hasta la llegada de Claudia Sheinbaum como nueva Jefa de Gobierno, que de la mano de Cesar Cravioto como comisionado para la Reconstrucción de la CDMX, entablaron mesas de diálogo con los damnificados.

En dichas mesas Corina asegura que se trataron puntos importantes para los vecinos. En primer lugar, querían saber “cómo estaba el suelo en el que vivían y si era seguro estar ahí”, además de que atendieran la reconstrucción "sin créditos” tanto de viviendas unifamiliares y plurifamiliares. “En esta zona hay muchos predios en los que viven de dos a cinco familias, por eso pedíamos que se reconociera la vivienda unifamiliar, pero sobre todo la plurifamiliar. No pedíamos mansiones como aseguró Sheinbaum en una de las mesas de negociación. Además pedíamos que aquellos que fueran reubicados, se les diera la certeza de que iban a llegar a un lugar seguro”.

Tras meses de negociaciones, por fin se dio luz verde a la reconstrucción y se llegó al acuerdo de que en la zona se construirían viviendas de 65 metros cuadrados con materiales ligeros (cimentación no profunda, block ligero y llosa de vigueta y bovedilla). Pero antes de que empezaran los trabajos, los vecinos exigieron que se siguiera un protocolo que les diera certeza de que está haciendo.

Para empezar, solicitaron que se realizara un dictamen de suelo avalado por el ISC (Instituto para la Seguridad de las Construcciones de la Ciudad de México), además de que la empresa constructora responsable se presentara junto con el DRO (Director Responsable de Obra) y el Monitor en el predio para platicar con cada familia y mostrarles el proyecto.

Mientras tanto, muchos vecinos de la Colonia del Mar siguen a la espera de recuperar su hogar y aún tienen que aprender a vivir sobre grietas, por lo que Cori afirma que su lucha no se detendrá hasta que la última familia regrese a su hogar: “si hoy tenemos nuestra casa es gracias a la lucha no al Gobierno, no es un regalo”.

Foto: Carmen Ortega | El Sol de México


TE RECOMENDAMOS:



Finanzas

Acusa CCE imposición en el etiquetado

El Comité formado para analizar las reglas de etiquetado a alimentos y bebidas aprobó el proyecto de NOM 51 sobre el etiquetado para alimentos y bebidas no alcohólicas

CDMX

Negociarán con médicos que rechazan cambio a Fiscalía

Explicó que la Fiscalía lo hizo para evitar este problema debido a que no hay médicos legistas

Mundo

Elevan a 34 los soldados de EU heridos en ataque iraní

El informe del Pentágono contradice el primer saldo anunciado por Trump en el que reconocía saldo blanco

Sociedad

Secretaría de Salud descarta coronavirus en CDMX

Hasta el momento, siguen bajo estudios investigación tres casos en Tepatitlán, de Jalisco, correspondientes a un hombre y dos mujeres, una de ellas menor de edad

Justicia

Detienen en Guanajuato a 35 presuntos delincuentes del CJNG y Santa Rosa de Lima

Los resultados son de dos operativos: en el municipio de Cortazar detuvieron a 29 sujetos y en Celaya detuvieron a otros seis