/ viernes 28 de abril de 2017

Está fortalecido el sistema de salud de la Ciudad: Armando Ahued

El sistema de salud de la Ciudad de México está fortalecido y cuenta con una mejor infraestructura médica-hospitalaria ante cualquier situación que llegara a presentarse, aseguró ayer el secretario de Salud, Armando Ahued Ortega, a ocho años de distancia de la aparición del virus de la influenza AH1N1 en la capital del país.

“Estamos mejor preparados como sistema de salud a nivel nacional (...), la Ciudad de México no contaba con laboratorios de biología molecular que ahora tenemos, cuando empezamos a recibir las muestras, el INDRE (Instituto de Diagnóstico y Referencia Epidemiológicos) saturado, venimos al Politécnico y aquí nos recibieron las muestras”, recordó.

Entrevistado luego de participar en el evento “8 años de Influenza en la CDMX”, en el auditorio “Mariano Vázquez” de la escuela Superior de Medicina del Instituto Politécnico Nacional, Ahued Ortega y el exsecretario de Salud federal, José Ángel Córdova  Villalobos, convinieron en que México está preparado “más que nunca” para enfrentar una nueva epidemia de influenza o de alguna otra enfermedad porque se tienen protocolos de actuación inmediata.

Al recordar los momentos difíciles que pasaron hace ocho años con el brote de la influenza, Ahued Ortega sostuvo que “de no haber tomado la decisión de cerrar la capital del país, el virus hubiera cobrado la vida de más de 15 mil personas”.

“Estábamos ante un virus nuevo, desconocíamos su letalidad, no había vacuna ni tratamientos”, pero ahora, la Ciudad de México tiene infraestructura para atender enfermedades respiratorias que se han venido ocupando durante estos ocho años, “cada que hay el tema de influenza y enfermedades respiratorias, nuestros hospitales están mejor preparados”, citó.

Además, los médicos recibieron  adiestramiento especializado, se tienen los medicamentos y todo lo necesario para atender a los pacientes, aseguró y señaló que a diferencia de hace ocho años, “el escenario es diferente, la población ya sabe qué hacer, tiene confianza en la vacuna”.

De tal manera, que están mejor preparados, aunque no siempre al cien porque es imposible, reconoció.”Es como los sismos, simulacros, nos sirve para que sepamos cuál es la respuesta, que tenemos que tener y luego hay un protocolo establecido”, añadió.

El responsable de la salud de los capitalinos comentó que es como una receta de cocina, “no es haber que se nos ocurre hacer, sino perfectamente la Organización Mundial de la Salud establece a los países cual es el protocolo, como debemos de actuar, qué acciones y pasos se tienen que seguir y eso se hizo en 2009”.

“No fueron ni ocurrencias del doctor (José Ángel) Córdova (entonces secretario de Salud federal), ni de nosotros, se actuó conforme a un protocolo y a un catalogo de acciones que tenemos que seguir, que hoy está vigente, que ha sufrido modificaciones pero que finalmente nos sirve precisamente para saber qué hacer y cómo actuar”, puntualizó.

El exsecretario de Salud federal, José Ángel Villalobos comentó que pese a que ha habido ajustes en las medidas a seguir por parte de la OMS, se ha avanzado en el diagnóstico oportuno.

“Hoy más que nunca podemos decir que estamos preparados, la respuesta que se dio y cómo ha seguido trabajando la secretaría en este aspecto nos da mucha tranquilidad. El hecho de que en todos estados tengan equipos de PCR para saber rápidamente de qué tipo de virus se trata cambia el panorama radicalmente, porque además es uno de los problemas mayores que teníamos, la forma de diagnóstico”, puntualizó.

El sistema de salud de la Ciudad de México está fortalecido y cuenta con una mejor infraestructura médica-hospitalaria ante cualquier situación que llegara a presentarse, aseguró ayer el secretario de Salud, Armando Ahued Ortega, a ocho años de distancia de la aparición del virus de la influenza AH1N1 en la capital del país.

“Estamos mejor preparados como sistema de salud a nivel nacional (...), la Ciudad de México no contaba con laboratorios de biología molecular que ahora tenemos, cuando empezamos a recibir las muestras, el INDRE (Instituto de Diagnóstico y Referencia Epidemiológicos) saturado, venimos al Politécnico y aquí nos recibieron las muestras”, recordó.

Entrevistado luego de participar en el evento “8 años de Influenza en la CDMX”, en el auditorio “Mariano Vázquez” de la escuela Superior de Medicina del Instituto Politécnico Nacional, Ahued Ortega y el exsecretario de Salud federal, José Ángel Córdova  Villalobos, convinieron en que México está preparado “más que nunca” para enfrentar una nueva epidemia de influenza o de alguna otra enfermedad porque se tienen protocolos de actuación inmediata.

Al recordar los momentos difíciles que pasaron hace ocho años con el brote de la influenza, Ahued Ortega sostuvo que “de no haber tomado la decisión de cerrar la capital del país, el virus hubiera cobrado la vida de más de 15 mil personas”.

“Estábamos ante un virus nuevo, desconocíamos su letalidad, no había vacuna ni tratamientos”, pero ahora, la Ciudad de México tiene infraestructura para atender enfermedades respiratorias que se han venido ocupando durante estos ocho años, “cada que hay el tema de influenza y enfermedades respiratorias, nuestros hospitales están mejor preparados”, citó.

Además, los médicos recibieron  adiestramiento especializado, se tienen los medicamentos y todo lo necesario para atender a los pacientes, aseguró y señaló que a diferencia de hace ocho años, “el escenario es diferente, la población ya sabe qué hacer, tiene confianza en la vacuna”.

De tal manera, que están mejor preparados, aunque no siempre al cien porque es imposible, reconoció.”Es como los sismos, simulacros, nos sirve para que sepamos cuál es la respuesta, que tenemos que tener y luego hay un protocolo establecido”, añadió.

El responsable de la salud de los capitalinos comentó que es como una receta de cocina, “no es haber que se nos ocurre hacer, sino perfectamente la Organización Mundial de la Salud establece a los países cual es el protocolo, como debemos de actuar, qué acciones y pasos se tienen que seguir y eso se hizo en 2009”.

“No fueron ni ocurrencias del doctor (José Ángel) Córdova (entonces secretario de Salud federal), ni de nosotros, se actuó conforme a un protocolo y a un catalogo de acciones que tenemos que seguir, que hoy está vigente, que ha sufrido modificaciones pero que finalmente nos sirve precisamente para saber qué hacer y cómo actuar”, puntualizó.

El exsecretario de Salud federal, José Ángel Villalobos comentó que pese a que ha habido ajustes en las medidas a seguir por parte de la OMS, se ha avanzado en el diagnóstico oportuno.

“Hoy más que nunca podemos decir que estamos preparados, la respuesta que se dio y cómo ha seguido trabajando la secretaría en este aspecto nos da mucha tranquilidad. El hecho de que en todos estados tengan equipos de PCR para saber rápidamente de qué tipo de virus se trata cambia el panorama radicalmente, porque además es uno de los problemas mayores que teníamos, la forma de diagnóstico”, puntualizó.