/ lunes 10 de febrero de 2020

Analizan estancias límite para espacios Airbnb en CDMX

La ciudad no quiere a la app como enemigo de los hoteles pues ven en ella a un aliado del turismo

La Ciudad de México comienza a notar los efectos del fenómeno Airbnb: personas a las que se les da por terminado el contrato de arrendamiento porque el departamento que habitaban será convertido en un piso turístico, edificios que son destinados en su totalidad al hospedaje de corta estancia, anfitriones que han encontrado en la plataforma un modelo de negocio y ofrecen alojamientos que se cuentan por decenas. Muchas comunidades vecinales señalan que la presencia de espacios turísticos de este tipo genera gentrificación y expulsión de residentes originarios.

En 2017 la capital mexicana dio un primer paso para regular la presencia de Airbnb al imponer a esta y otras plataformas similares el pago del Impuesto Sobre el Hospedaje. Primero fue de 3.5 por ciento y este año subió a 5. A casi tres años de aquel tímido avance, este lunes los diputados del Congreso de la Ciudad de México, el Poder Ejecutivo a través de la Secretaría de Turismo, representantes de Airbnb y del sector hotelero, empezarán una serie de discusiones para encontrar un modelo de regulación más amplio, pero lo suficientemente laxo para no matar a los pisos turísticos.

El secretario de Turismo, Carlos Mackinlay adelantó algunos detalles a El Sol de México sobre lo que, desde su cancha, se buscará incluir en la regulación: “tenemos dos temas: la parte recaudatoria, que es: uno, el impuesto sobre el hospedaje de la Ciudad de México y dos, el gobierno federal. Lo primero ya se cumplió, Airbnb paga ya el impuesto sobre el hospedaje de 5% por ciento y a nivel federal a mediados de año pagará IVA, más ISR”.

La segunda parte, añade desde su oficina en la colonia Hipódromo, una de las más que tienen mayor presencia de pisos turísticos, “es la de normatividad que es igual o hasta más importante que la parte recaudatoria. Ahí lo que estamos haciendo es viendo los temas que tienen que ver con Protección Civil, con seguridad, limitaciones que se deben imponer a determinados edificios que se han constituido como departamentos de Airbnb y que generan una competencia desleal”.

Este diario pudo conocer a través de la presidenta de la Comisión de Turismo del Congreso de la Ciudad de México que se piensa incluir a los alojamientos de Airbnb en la Ley de Establecimientos Mercantiles para que de esta manera estén obligados a cumplir con la normatividad aplicable en materia de protección civil, seguridad, uso de suelo y permisos. También se analizará la posibilidad de limitar el número de días de alquiler de los alojamientos.

Al respecto de limitar el número de días de alquiler de alojamientos, el secretario de Turismo comentó: “sí hay una idea de limitar el tiempo al año, pero no sabemos cuánto. Un deseo personal es que queremos que esto sea de buena voluntad, no queremos ni vamos a gastar recursos en hacer verificaciones costosas, ni contratar verificadores, ni hacer toda una legislación como lo hizo en algún momento Barcelona y que no dio los resultados”.

Mackinlay Grohmann lo tiene claro, para él la presencia de Airbnb en la Ciudad de México es necesaria, por lo que no están pensando en una regulación que castigue, sino una que dé orden. “Nuestra idea es que todo departamento que se rente a través de Airbnb ofrezca las condiciones de seguridad para que el turista que ahí se hospede tenga una buena estancia”.

Fuente: Inside Airbnb, Inegi, Turismo CDMX / Gráfico: Luis Calderón

“Por otra parte, también (nos importa) el tema de la seguridad respecto a los demás habitantes del condominio, que eso puede tener que ver con, por ejemplo, la instalación de una placa en la puerta del departamento donde se señale claramente que estos son departamentos que se pueden rentar en Airbnb”, comenta horas antes de que se conociera que Andrés Felipe, identificado líder de una célula delictiva al servicio de La Unión de Tepito, fuera arrestado en un departamento que rentaba a través de Airbnb.

Los datos son contundentes: en la capital mexicana se estima que hay tres alojamientos de Airbnb por cada 10 habitaciones de hotel (17 mil 229 contra 51 mil 631, respectivamente). Esto habla de que, si bien los pisos turísticos aún no son equiparables con los hoteles, ya se ha ganado un lugar en la actividad turística, pues incluso generó en 2019 una derrama económica de mil 680 millones de pesos, que representan apenas el 2% de lo que genera la actividad hotelera y de servicios.

De acuerdo con el secretario de Turismo, el escenario optimista es que para abril se tenga ya un modelo de regulación aprobado por el Poder Legislativo. “Con eso, pretendemos que Airbnb se convierta en un aliado estratégico del turismo en la Ciudad de México, no queremos Airbnb como el modelo de economía informal, como el enemigo de los hoteles, lo queremos como un aliado del turismo porque hay que reconocer que trae un público distinto, genera una derrama económica importante”.

Se le cuestiona sobre los señalamientos que pesan sobre el fenómeno Airbnb, que genera gentrificación y expulsión de comunidades residentes debido al alza de rentas o terminación de contratos de arrendamiento para dar paso a pisos turísticos, además de que hay reportes de edificios completos destinados a la plataforma, incluso se le recuerda el caso de Poble Nou en Barcelona, donde fondo globales compraron manzanas completas para entrar al negocio del alojamiento de corta estancia, pero el secretario de Turismo ataja la pregunta: “el tema de la gentrificación es de mucho debate, no ha sido necesario Airbnb para que haya gentrificación en muchas ciudades, en particular en Europa”.

Y subraya: “no queremos tener una legislación que se congele y que Airbnb siga funcionando, queremos tener una legislación que sea suficientemente atractiva en términos de recaudación, que sea suficientemente justa en términos de norma y que sea suficientemente flexible para hacer las modificaciones que sean necesarias. Airbnb es actor absolutamente fundamental y tenemos que trabajar de la mano con ellos, y la relación con ellos ha sido excelente”.

La Ciudad de México comienza a notar los efectos del fenómeno Airbnb: personas a las que se les da por terminado el contrato de arrendamiento porque el departamento que habitaban será convertido en un piso turístico, edificios que son destinados en su totalidad al hospedaje de corta estancia, anfitriones que han encontrado en la plataforma un modelo de negocio y ofrecen alojamientos que se cuentan por decenas. Muchas comunidades vecinales señalan que la presencia de espacios turísticos de este tipo genera gentrificación y expulsión de residentes originarios.

En 2017 la capital mexicana dio un primer paso para regular la presencia de Airbnb al imponer a esta y otras plataformas similares el pago del Impuesto Sobre el Hospedaje. Primero fue de 3.5 por ciento y este año subió a 5. A casi tres años de aquel tímido avance, este lunes los diputados del Congreso de la Ciudad de México, el Poder Ejecutivo a través de la Secretaría de Turismo, representantes de Airbnb y del sector hotelero, empezarán una serie de discusiones para encontrar un modelo de regulación más amplio, pero lo suficientemente laxo para no matar a los pisos turísticos.

El secretario de Turismo, Carlos Mackinlay adelantó algunos detalles a El Sol de México sobre lo que, desde su cancha, se buscará incluir en la regulación: “tenemos dos temas: la parte recaudatoria, que es: uno, el impuesto sobre el hospedaje de la Ciudad de México y dos, el gobierno federal. Lo primero ya se cumplió, Airbnb paga ya el impuesto sobre el hospedaje de 5% por ciento y a nivel federal a mediados de año pagará IVA, más ISR”.

La segunda parte, añade desde su oficina en la colonia Hipódromo, una de las más que tienen mayor presencia de pisos turísticos, “es la de normatividad que es igual o hasta más importante que la parte recaudatoria. Ahí lo que estamos haciendo es viendo los temas que tienen que ver con Protección Civil, con seguridad, limitaciones que se deben imponer a determinados edificios que se han constituido como departamentos de Airbnb y que generan una competencia desleal”.

Este diario pudo conocer a través de la presidenta de la Comisión de Turismo del Congreso de la Ciudad de México que se piensa incluir a los alojamientos de Airbnb en la Ley de Establecimientos Mercantiles para que de esta manera estén obligados a cumplir con la normatividad aplicable en materia de protección civil, seguridad, uso de suelo y permisos. También se analizará la posibilidad de limitar el número de días de alquiler de los alojamientos.

Al respecto de limitar el número de días de alquiler de alojamientos, el secretario de Turismo comentó: “sí hay una idea de limitar el tiempo al año, pero no sabemos cuánto. Un deseo personal es que queremos que esto sea de buena voluntad, no queremos ni vamos a gastar recursos en hacer verificaciones costosas, ni contratar verificadores, ni hacer toda una legislación como lo hizo en algún momento Barcelona y que no dio los resultados”.

Mackinlay Grohmann lo tiene claro, para él la presencia de Airbnb en la Ciudad de México es necesaria, por lo que no están pensando en una regulación que castigue, sino una que dé orden. “Nuestra idea es que todo departamento que se rente a través de Airbnb ofrezca las condiciones de seguridad para que el turista que ahí se hospede tenga una buena estancia”.

Fuente: Inside Airbnb, Inegi, Turismo CDMX / Gráfico: Luis Calderón

“Por otra parte, también (nos importa) el tema de la seguridad respecto a los demás habitantes del condominio, que eso puede tener que ver con, por ejemplo, la instalación de una placa en la puerta del departamento donde se señale claramente que estos son departamentos que se pueden rentar en Airbnb”, comenta horas antes de que se conociera que Andrés Felipe, identificado líder de una célula delictiva al servicio de La Unión de Tepito, fuera arrestado en un departamento que rentaba a través de Airbnb.

Los datos son contundentes: en la capital mexicana se estima que hay tres alojamientos de Airbnb por cada 10 habitaciones de hotel (17 mil 229 contra 51 mil 631, respectivamente). Esto habla de que, si bien los pisos turísticos aún no son equiparables con los hoteles, ya se ha ganado un lugar en la actividad turística, pues incluso generó en 2019 una derrama económica de mil 680 millones de pesos, que representan apenas el 2% de lo que genera la actividad hotelera y de servicios.

De acuerdo con el secretario de Turismo, el escenario optimista es que para abril se tenga ya un modelo de regulación aprobado por el Poder Legislativo. “Con eso, pretendemos que Airbnb se convierta en un aliado estratégico del turismo en la Ciudad de México, no queremos Airbnb como el modelo de economía informal, como el enemigo de los hoteles, lo queremos como un aliado del turismo porque hay que reconocer que trae un público distinto, genera una derrama económica importante”.

Se le cuestiona sobre los señalamientos que pesan sobre el fenómeno Airbnb, que genera gentrificación y expulsión de comunidades residentes debido al alza de rentas o terminación de contratos de arrendamiento para dar paso a pisos turísticos, además de que hay reportes de edificios completos destinados a la plataforma, incluso se le recuerda el caso de Poble Nou en Barcelona, donde fondo globales compraron manzanas completas para entrar al negocio del alojamiento de corta estancia, pero el secretario de Turismo ataja la pregunta: “el tema de la gentrificación es de mucho debate, no ha sido necesario Airbnb para que haya gentrificación en muchas ciudades, en particular en Europa”.

Y subraya: “no queremos tener una legislación que se congele y que Airbnb siga funcionando, queremos tener una legislación que sea suficientemente atractiva en términos de recaudación, que sea suficientemente justa en términos de norma y que sea suficientemente flexible para hacer las modificaciones que sean necesarias. Airbnb es actor absolutamente fundamental y tenemos que trabajar de la mano con ellos, y la relación con ellos ha sido excelente”.

Política

En Puebla, hacemos las cosas a nuestra manera: Miguel Barbosa

Admira a López Obrador desde hace 20 años y agradece su apoyo, pero asegura saber que no pertenece a su círculo cercano

Mundo

"Quizás nunca haya una solución para el coronavirus", alerta la OMS

Todos esperamos tener un número de vacunas, pero entretanto frenar los brotes depende del respeto de las medidas de salud pública, aseguró el director de la OMS

CDMX

Ciudades, una trampa mortal en las pandemias

Las urbes son el mejor invento del hombre, pues acumulan todas las comodidades imaginables, pero su sobrepoblación es un caldo de cultivo para las enfermedades

Finanzas

Cemex concluye venta de activos en Reino Unido

La venta incluye 49 plantas de concreto premezclado, 28 canteras de agregados, cuatro bodegas de almacenamiento y una terminal de cemento, entre otros

Mundo

Benedicto XVI está gravemente enfermo; su voz es apenas audible, dijo su biógrafo

Peter Seewald, biógrafo del Papa emértio, dijo que Benedicto XVI sufre de herpes zóster, una infección viral que causa un sarpullido doloroso

Sociedad

Gobierno firma convenio con televisoras para transmisión de clases

Las cuatro principales televisoras del país, Televisa, Televisión Azteca, Imagen y Milenio, firmaron un convenio con el Gobierno para llevar la educación básica a todo el país

Justicia

Julio es el segundo mes más violento del año con 2 mil 519 homicidios

La entidad con el mayor número de muertes violentas es Guanajuato al registrar en julio 392 asesinatos

Sociedad

Ciclo escolar 2020-2021 inicia el 24 de agosto a distancia: SEP

El secretario de Educación, Esteban Moctezuma, informó que el inicio del ciclo escolar será a distancia, pues no hay condiciones para regresar a las aulas

Mundo

[Podcast] Las claves del mundo | EU, China y la Segunda Guerra Fría

Un marco lleno de amenazas públicas y un conflicto latente a nivel mundial