/ lunes 24 de junio de 2024

CDMX quiere olvidar a Díaz Ordaz: proyectan borrar su nombre de las calles

Los capitalinos que viven en las calles con el nombre del exmandatario desconocen el proyecto para borrarlo de las placas, pero están de acuerdo con ese ajuste que hará el gobierno

A 15 kilómetros del Centro Histórico y a 40 minutos del metro Tacubaya, con dirección al poniente se ubica una de las 10 calles chilangas que llevan el nombre de Gustavo Díaz Ordaz, en honor al expresidente mexicano que gobernó de 1964 a 1970.

Esta avenida existe desde hace casi 50 años, mide casi dos kilómetros y atraviesa alrededor de 20 cuadras de la colonia Presidentes, en la alcaldía Álvaro Obregón. Es una de las candidatas para ser renombradas, pues el gobierno de la Ciudad de México planea eliminar la nomenclatura del expresidente y sustituirla con el nombre de mujeres destacadas en la historia.

Gustavo Díaz Ordaz, fue el más importante represor del Movimiento Estudiantil en 1968

Luis Santillan, de 75 años de edad, llegó a vivir en esta calle en la década de los 70, luego de invertir sus ahorros como trabajador público del gobierno de Díaz Ordaz.

“Esta calle, como todas, era de terracería. No pasaban los carros, ni camiones, sino vacas y burros. No había casas, puras magueyeras. Era muy tranquila, pero también lejos de todo”, recuerda Luis, quien fue criado por sus abuelos y traído desde Michoacán a la ciudad, cuando aún era niño.

En marzo pasado el secretario de Desarrollo Urbano y Vivienda, Inti Muñoz, explicó que se iniciarán los procedimientos técnicos y jurídicos para que el nombre de Gustavo Díaz Ordaz, quien fue el más importante represor del Movimiento Estudiantil en 1968, sea retirado de las calles de la ciudad. De acuerdo con los planes del gobierno, en dos semanas comenzarán con el retiro de la nomenclatura.


Foto: Romina Solís / El Sol de México

Sin embargo, Luis desconoce que pronto el gobierno de la CdMx puede cambiarle el nombre a esta calle, pues Díaz Ordaz es considerado no grato para la historia nacional. “Estaremos honrando la memoria de las heroínas renombrando calles y avenidas que hoy llevan los nombres de hombres que no representan principios de libertad y derechos de nuestra ciudad”, ha defendido el gobierno capitalino.

“No nos han venido a decir algo. Hace no mucho, no recuerdo hace cuanto, pero la alcaldía puso los metales del nombre de la calle” dice Luis.

A lo largo de la calle se repite al menos 20 veces el nombre de Gustavo Díaz Ordaz, entre las placas casi nuevas que colocó la demarcación y las placas que los vecinos han colocado a las afueras de sus viviendas, indicando su dirección.

Foto: Romina Solís / El Sol de México

“No sabría decir si es bueno o malo que le cambien el nombre. Yo tengo buenos y malos recuerdos de ese presidente porque me tocó trabajar en el gobierno cuando él estaba”, cuenta Luis.

Esta avenida, tiene decenas de negocios como tiendas, carnicerías, taquerías, tiendas de regalos, farmacias, consultorios, fábricas de muebles, mecánicas, autolavados, y hasta recicladoras; sin embargo, ningún negocio tiene el nombre de Díaz Ordaz, solo una refaccionaría y una casa de materiales, hacen alusión al nombre de la colonia Presidentes, el resto tienen nombres como Lupita o Mary.

Remedios, quien tiene un local de ropa en la avenida, y que ha vivido en la colonia Presidentes desde hace 40 años, piensa que si Díaz Ordaz es un mal nombre, tener el nombre de la primera mujer presidenta de México es una buena idea.

“No sabía que le van a cambiar el nombre, pero está bien, porque fue un hombre malo. Si le van a poner el nombre de una mujer, que sea el de Claudia Sheinbaum, porque el de la lista no conozco a ninguna, y quedaría bien porque la colonia se llama Presidentes”, dijo Remedios.

La avenida Díaz Ordaz es muy transitada todo el día, pasan camiones de la ruta 46 que van a Tacubaya, camiones de carga y muchos automóviles privados. Los vecinos comentan que además de un nombre nuevo necesitan mantenimiento a las pocas áreas verdes que tienen, más iluminación, seguridad como botones de pánico y trabajo de bacheo.

Denunciaron que hace casi dos años la alcaldía pintó una pared como un punto violeta, para las mujeres que estuvieran en peligro, pero nunca funcionó. Y hoy está abandonado y pintado con propaganda de las elecciones.

Al otro extremo de la Ciudad de México existe otra calle Díaz Ordaz que también está en una colonia Presidentes (de México), pero esta le pertenece a la alcaldía Iztapalapa. Mide poco más de medio kilómetro.

La familia de Adolfo Lara llegó a vivir a la calle Gustavo Díaz Ordaz hace 46 años, cuando prácticamente no había nada, todavía estaba una que otra milpa y ahora ya la urbanizaron completamente.

La vialidad va de la calle Anastasio Bustamante, pero se tuerce y termina hasta Jesús Garibay, donde ya es la colonia Consejo Agrarista Mexicano, la componen siete cuadras y una de sus partes está a espaldas del mercado Presidentes de México.

Frente a esa plaza, está la casa de la familia Lara. ¿Qué representa esa figura? Adolfo responde que fue prácticamente un dictador porque en 1968 no dejó que se expresaran los estudiantes.

Admitió no saber de la intención de las autoridades por cambiarle el nombre a la calle donde vive y consideró que muchas de las personas que radican en ella posiblemente no estarían de acuerdo con esa decisión.

Entre los nombres de mujeres ilustres que se barajan para el cambio de nomenclatura reconoció el de la escritora Rosario Castellanos.

La calle es prácticamente residencial, con excepción del mercado, hay uno que otro comercio, como misceláneas, verdulerías, purificadoras de agua y vulcanizadoras, una de ellas es la del señor Fortino Cortés, quien tiene 43 años aproximadamente de vivir en la zona.

Fortino ignora hasta el momento la intención del Gobierno de la Ciudad de México de cambiarle el nombre a esa calle, pero él sí estaría de acuerdo en eso. “Yo no viví esa época de la represión, pero los que vivieron esa época, algunos son amigos, y me comentan lo duro que fue para ellos el vivir en esa época”, agregó el residente de Gustavo Díaz Ordaz.

Leona Vicario y Josefa Ortiz son los nombres que reconoció dentro de la lista que tiene el gobierno para el cambio.

Díaz Ordaz, olvidado

Exactamente a un lado del paradero del Metro Pantitlán, existe desde hace más de 30 años, de acuerdo con la memoria de algunos de sus habitantes, la pequeña calle de nombre Gustavo Díaz Ordaz.

En esta calle que no cuenta con topes o cruces seguros que ayuden a los transeúntes frente a las decenas de combis y camiones que pasan todo el tiempo, el nombre de Gustavo Díaz Ordaz casi no existe. Hay solo dos letreros, uno está doblado y el tiro fue tapado con una calcomanía con el nombre de Epifanio Avilés Rojas, el primer desaparecido con un registro en el país. Ocurrió en 1969, un año después de la matanza de Tlatelolco ordenada por Díaz Ordaz.

Jessica Flores llegó a vivir a esta calle, que apenas atraviesa cinco cuadras, hace más de 20 años, aunque su familia lleva más tiempo, pues sus abuelos migraron de Puebla a esta calle, ubicada en la colonia Adolfo López Mateos en la alcaldía Venustiano Carranza.

“Tengo más de 20 años viviendo aquí, desde que nací. Pero nunca había pensado en el nombre de mi calle. El nombre de ese presidente ya fue marcado por lo que pasó por la matanza (de Tlatelolco de 1968), yo pienso que hace años era costumbre poner los nombres de personas sin importar si fueron buenas o malas”, dijo la joven, quien además tiene un pequeño puesto de dulces en su casa con el número 72.

Jessica desconoce el proyecto del gobierno de la CdMx en donde se cambiará el nombre de su calle, pero no lo ve mal. “Me gustaría la que se vistió de revolucionaria para poder pelear, Valentina (Ramírez Avitia) ella me gustaría. Me parece una buena idea que se actualice y se de renombre a personas que hicieron cosas buenas y que son parte de la historia. Yo no las conocía, pero es interesante saber”, dice la joven.

Díaz Ordaz no es el único que desaparecerá de las calles capitalinas. La iniciativa del cambio de nomenclatura también aplicará para Antonio López de Santa Anna, cuyo nombre aparece en una calle de la colonia Martín Carrera, en la alcaldía Gustavo A. Madero.

Quienes ahí viven tampoco conocen sobre el proyecto de renombrar las calles, pero coinciden en que la propuesta podría ocasionar confusión con trámites y problemas con sus identificaciones. La colonia lleva los nombres de los generales que gobernaron durante el periodo de Reforma y el Segundo Imperio.

“Llevo viviendo más de 40 años. Yo creo que no es necesario cambiarle el nombre a la calle ya que la colonia está formada por nombres de presidentes y héroes grandes para la nación y considero que ya tiene muchos años y que quizá hasta ahora tengamos que cambiar nuestras identificaciones”, resaltó Fernando, uno de los habitantes de esta calle de 1.1 kilómetros de longitud.

Sandra, quien tiene un estudio fotográfico sobre esa misma calle, resaltó que podría afectarle ya que las tarjetas de su negocio y todos sus papeles los tiene con el nombre de Antonio López de Santa Anna en la dirección. “Me afectaría porque llevo 18 años con el negocio y siempre he mantenido mi negocio con esta ubicación. Realmente no le veo ningún beneficio, no tiene sentido común estarle cambiando los nombres a las calles que ya tienen años, ya es historia los nombres de presidentes de la colonia, que es algo que las caracteriza”, expresó.

➡️ Únete al canal de El Sol de México en WhatsApp para no perderte la información más importante

“Yo llevo 85 años viviendo aquí, yo creo que habrá una desubicación en un momento dato, después de tantos años de llamarse la calle Antonio López de Santa Anna que de un momento a otro le cambien el nombre”, manifestó uno de los vecinos más longevos de la calle.

Las mayoría de los vecinos entrevistados desconoce las propuestas de las heroínas y activistas, sin embargo, al preguntarles se inclinaron porque la calle sea nombrada Leonora Carrigton, Leona Vicario o Chavela Vargas.

A 15 kilómetros del Centro Histórico y a 40 minutos del metro Tacubaya, con dirección al poniente se ubica una de las 10 calles chilangas que llevan el nombre de Gustavo Díaz Ordaz, en honor al expresidente mexicano que gobernó de 1964 a 1970.

Esta avenida existe desde hace casi 50 años, mide casi dos kilómetros y atraviesa alrededor de 20 cuadras de la colonia Presidentes, en la alcaldía Álvaro Obregón. Es una de las candidatas para ser renombradas, pues el gobierno de la Ciudad de México planea eliminar la nomenclatura del expresidente y sustituirla con el nombre de mujeres destacadas en la historia.

Gustavo Díaz Ordaz, fue el más importante represor del Movimiento Estudiantil en 1968

Luis Santillan, de 75 años de edad, llegó a vivir en esta calle en la década de los 70, luego de invertir sus ahorros como trabajador público del gobierno de Díaz Ordaz.

“Esta calle, como todas, era de terracería. No pasaban los carros, ni camiones, sino vacas y burros. No había casas, puras magueyeras. Era muy tranquila, pero también lejos de todo”, recuerda Luis, quien fue criado por sus abuelos y traído desde Michoacán a la ciudad, cuando aún era niño.

En marzo pasado el secretario de Desarrollo Urbano y Vivienda, Inti Muñoz, explicó que se iniciarán los procedimientos técnicos y jurídicos para que el nombre de Gustavo Díaz Ordaz, quien fue el más importante represor del Movimiento Estudiantil en 1968, sea retirado de las calles de la ciudad. De acuerdo con los planes del gobierno, en dos semanas comenzarán con el retiro de la nomenclatura.


Foto: Romina Solís / El Sol de México

Sin embargo, Luis desconoce que pronto el gobierno de la CdMx puede cambiarle el nombre a esta calle, pues Díaz Ordaz es considerado no grato para la historia nacional. “Estaremos honrando la memoria de las heroínas renombrando calles y avenidas que hoy llevan los nombres de hombres que no representan principios de libertad y derechos de nuestra ciudad”, ha defendido el gobierno capitalino.

“No nos han venido a decir algo. Hace no mucho, no recuerdo hace cuanto, pero la alcaldía puso los metales del nombre de la calle” dice Luis.

A lo largo de la calle se repite al menos 20 veces el nombre de Gustavo Díaz Ordaz, entre las placas casi nuevas que colocó la demarcación y las placas que los vecinos han colocado a las afueras de sus viviendas, indicando su dirección.

Foto: Romina Solís / El Sol de México

“No sabría decir si es bueno o malo que le cambien el nombre. Yo tengo buenos y malos recuerdos de ese presidente porque me tocó trabajar en el gobierno cuando él estaba”, cuenta Luis.

Esta avenida, tiene decenas de negocios como tiendas, carnicerías, taquerías, tiendas de regalos, farmacias, consultorios, fábricas de muebles, mecánicas, autolavados, y hasta recicladoras; sin embargo, ningún negocio tiene el nombre de Díaz Ordaz, solo una refaccionaría y una casa de materiales, hacen alusión al nombre de la colonia Presidentes, el resto tienen nombres como Lupita o Mary.

Remedios, quien tiene un local de ropa en la avenida, y que ha vivido en la colonia Presidentes desde hace 40 años, piensa que si Díaz Ordaz es un mal nombre, tener el nombre de la primera mujer presidenta de México es una buena idea.

“No sabía que le van a cambiar el nombre, pero está bien, porque fue un hombre malo. Si le van a poner el nombre de una mujer, que sea el de Claudia Sheinbaum, porque el de la lista no conozco a ninguna, y quedaría bien porque la colonia se llama Presidentes”, dijo Remedios.

La avenida Díaz Ordaz es muy transitada todo el día, pasan camiones de la ruta 46 que van a Tacubaya, camiones de carga y muchos automóviles privados. Los vecinos comentan que además de un nombre nuevo necesitan mantenimiento a las pocas áreas verdes que tienen, más iluminación, seguridad como botones de pánico y trabajo de bacheo.

Denunciaron que hace casi dos años la alcaldía pintó una pared como un punto violeta, para las mujeres que estuvieran en peligro, pero nunca funcionó. Y hoy está abandonado y pintado con propaganda de las elecciones.

Al otro extremo de la Ciudad de México existe otra calle Díaz Ordaz que también está en una colonia Presidentes (de México), pero esta le pertenece a la alcaldía Iztapalapa. Mide poco más de medio kilómetro.

La familia de Adolfo Lara llegó a vivir a la calle Gustavo Díaz Ordaz hace 46 años, cuando prácticamente no había nada, todavía estaba una que otra milpa y ahora ya la urbanizaron completamente.

La vialidad va de la calle Anastasio Bustamante, pero se tuerce y termina hasta Jesús Garibay, donde ya es la colonia Consejo Agrarista Mexicano, la componen siete cuadras y una de sus partes está a espaldas del mercado Presidentes de México.

Frente a esa plaza, está la casa de la familia Lara. ¿Qué representa esa figura? Adolfo responde que fue prácticamente un dictador porque en 1968 no dejó que se expresaran los estudiantes.

Admitió no saber de la intención de las autoridades por cambiarle el nombre a la calle donde vive y consideró que muchas de las personas que radican en ella posiblemente no estarían de acuerdo con esa decisión.

Entre los nombres de mujeres ilustres que se barajan para el cambio de nomenclatura reconoció el de la escritora Rosario Castellanos.

La calle es prácticamente residencial, con excepción del mercado, hay uno que otro comercio, como misceláneas, verdulerías, purificadoras de agua y vulcanizadoras, una de ellas es la del señor Fortino Cortés, quien tiene 43 años aproximadamente de vivir en la zona.

Fortino ignora hasta el momento la intención del Gobierno de la Ciudad de México de cambiarle el nombre a esa calle, pero él sí estaría de acuerdo en eso. “Yo no viví esa época de la represión, pero los que vivieron esa época, algunos son amigos, y me comentan lo duro que fue para ellos el vivir en esa época”, agregó el residente de Gustavo Díaz Ordaz.

Leona Vicario y Josefa Ortiz son los nombres que reconoció dentro de la lista que tiene el gobierno para el cambio.

Díaz Ordaz, olvidado

Exactamente a un lado del paradero del Metro Pantitlán, existe desde hace más de 30 años, de acuerdo con la memoria de algunos de sus habitantes, la pequeña calle de nombre Gustavo Díaz Ordaz.

En esta calle que no cuenta con topes o cruces seguros que ayuden a los transeúntes frente a las decenas de combis y camiones que pasan todo el tiempo, el nombre de Gustavo Díaz Ordaz casi no existe. Hay solo dos letreros, uno está doblado y el tiro fue tapado con una calcomanía con el nombre de Epifanio Avilés Rojas, el primer desaparecido con un registro en el país. Ocurrió en 1969, un año después de la matanza de Tlatelolco ordenada por Díaz Ordaz.

Jessica Flores llegó a vivir a esta calle, que apenas atraviesa cinco cuadras, hace más de 20 años, aunque su familia lleva más tiempo, pues sus abuelos migraron de Puebla a esta calle, ubicada en la colonia Adolfo López Mateos en la alcaldía Venustiano Carranza.

“Tengo más de 20 años viviendo aquí, desde que nací. Pero nunca había pensado en el nombre de mi calle. El nombre de ese presidente ya fue marcado por lo que pasó por la matanza (de Tlatelolco de 1968), yo pienso que hace años era costumbre poner los nombres de personas sin importar si fueron buenas o malas”, dijo la joven, quien además tiene un pequeño puesto de dulces en su casa con el número 72.

Jessica desconoce el proyecto del gobierno de la CdMx en donde se cambiará el nombre de su calle, pero no lo ve mal. “Me gustaría la que se vistió de revolucionaria para poder pelear, Valentina (Ramírez Avitia) ella me gustaría. Me parece una buena idea que se actualice y se de renombre a personas que hicieron cosas buenas y que son parte de la historia. Yo no las conocía, pero es interesante saber”, dice la joven.

Díaz Ordaz no es el único que desaparecerá de las calles capitalinas. La iniciativa del cambio de nomenclatura también aplicará para Antonio López de Santa Anna, cuyo nombre aparece en una calle de la colonia Martín Carrera, en la alcaldía Gustavo A. Madero.

Quienes ahí viven tampoco conocen sobre el proyecto de renombrar las calles, pero coinciden en que la propuesta podría ocasionar confusión con trámites y problemas con sus identificaciones. La colonia lleva los nombres de los generales que gobernaron durante el periodo de Reforma y el Segundo Imperio.

“Llevo viviendo más de 40 años. Yo creo que no es necesario cambiarle el nombre a la calle ya que la colonia está formada por nombres de presidentes y héroes grandes para la nación y considero que ya tiene muchos años y que quizá hasta ahora tengamos que cambiar nuestras identificaciones”, resaltó Fernando, uno de los habitantes de esta calle de 1.1 kilómetros de longitud.

Sandra, quien tiene un estudio fotográfico sobre esa misma calle, resaltó que podría afectarle ya que las tarjetas de su negocio y todos sus papeles los tiene con el nombre de Antonio López de Santa Anna en la dirección. “Me afectaría porque llevo 18 años con el negocio y siempre he mantenido mi negocio con esta ubicación. Realmente no le veo ningún beneficio, no tiene sentido común estarle cambiando los nombres a las calles que ya tienen años, ya es historia los nombres de presidentes de la colonia, que es algo que las caracteriza”, expresó.

➡️ Únete al canal de El Sol de México en WhatsApp para no perderte la información más importante

“Yo llevo 85 años viviendo aquí, yo creo que habrá una desubicación en un momento dato, después de tantos años de llamarse la calle Antonio López de Santa Anna que de un momento a otro le cambien el nombre”, manifestó uno de los vecinos más longevos de la calle.

Las mayoría de los vecinos entrevistados desconoce las propuestas de las heroínas y activistas, sin embargo, al preguntarles se inclinaron porque la calle sea nombrada Leonora Carrigton, Leona Vicario o Chavela Vargas.

Sociedad

Sheinbaum se reúne con el titular de Hacienda, Rogelio Ramírez de la O en Palacio Nacional

La reunión tiene el propósito de afinar el proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF) 2025

Mundo

Kimberly Cheatle, directora del Servicio Secreto de EU, renuncia tras críticas por el ataque a Trump

Kimberly Cheatle dimitió este martes tras las críticas suscitadas por los errores en la seguridad del mitin en Pensilvania

Sociedad

“No se dejen enganchar”, pide AMLO a pobladores de Chiapas amenazados por el narco

Chiapas es uno de los estados donde la población vive bajo las amenazas del crimen organizado, y que este 2024 rompió el récord de más asesinatos en un día

Finanzas

Compra de Estafeta es una gran victoria: UPS

La directora general de UPS estimó que la adquisición de Estafeta supondrá un negocio de más de mil millones de dólares

Justicia

EU sanciona a dos jefes del CJNG por tráfico de fentanilo

También fueron sancionadas dos empresas, una farmaceútica y una inmobiliaria

Sociedad

"Ya no debe alarmarnos el uso del cubrebocas": Alejandro Macías por repunte en casos de Covid-19

En algunos lugares cerrados pidieron retomar esta medida sanitaria ante el repunte de casos de Covid-19