/ martes 27 de octubre de 2020

Con videollamadas, presas se conectan con sus familiares

Sólo las mujeres de buen comportamiento pueden acceder a esta modalidad, previa aceptación del penal

La contingencia sanitaria por Covid-19 restringió las visitas familiares a mujeres privadas de su libertad, manteniéndolas por más de cinco meses incomunicadas y apartadas de sus seres queridos, es por eso que desde la semana pasada implementan videollamadas de hasta cinco minutos.

La Fundación Rebeca Lan lanzó el programa “Uniendo Familias a Distancia”, el cual aprovechará la tecnología para permitir a las internas de los Centros de Reinserción del Estado de México y Ciudad de México, mantener comunicación con sus familiares a través de celulares.

➡️ Mantente informado en nuestro canal de Google Noticias

En entrevista con El Sol de México, la directora de la fundación, Rashel Cohen, explicó que la mecánica de operación consiste en el préstamo de los dispositivos móviles autorizados a las mujeres, quienes previamente manifestaron su deseo de realizar la videollamada y posterior a la aprobación del centro penitenciario podrán establecer comunicación únicamente con sus seres queridos por un periodo de cinco minutos.

Esta iniciativa ya está en marcha 13 penales en el Estado de México y hace una semana comenzó en el Centro Femenil de Reinserción Social Santa Martha Acatitla y en el Centro Femenil de Reinserción Social Tepepan en la Ciudad de México.

"Logramos fortalecer sus vínculos familiares mediante una videollamada semanal para que puedan tener un reencuentro a distancia a través de equipos y esto evidentemente baja la angustia, la ansiedad y se mejora el comportamiento”, explicó. Resaltó que estos equipos quedan bajo resguardo de la autoridad, pues no se entregan directamente a las mujeres.

Este es un proyecto que se realiza en distintos países y en México donaron 23 celulares; sólo en Santa Martha Acatitla hay mil 383 mujeres y en el Centro Femenil de Reinserción Social Tepepan son 142 mujeres.

Comentó que definitivamente quieren que este proyecto se quede aunque se haya construido a raíz de la enfermedad Covid-19 para que esas personas que no tienen una tarjeta para hablar por teléfono o que son de otros estados puedan tener "visitas".





Te recomendamos el podcast ⬇️

Spotify

Apple Podcasts

Google Podcasts

Acast

Deezer

La contingencia sanitaria por Covid-19 restringió las visitas familiares a mujeres privadas de su libertad, manteniéndolas por más de cinco meses incomunicadas y apartadas de sus seres queridos, es por eso que desde la semana pasada implementan videollamadas de hasta cinco minutos.

La Fundación Rebeca Lan lanzó el programa “Uniendo Familias a Distancia”, el cual aprovechará la tecnología para permitir a las internas de los Centros de Reinserción del Estado de México y Ciudad de México, mantener comunicación con sus familiares a través de celulares.

➡️ Mantente informado en nuestro canal de Google Noticias

En entrevista con El Sol de México, la directora de la fundación, Rashel Cohen, explicó que la mecánica de operación consiste en el préstamo de los dispositivos móviles autorizados a las mujeres, quienes previamente manifestaron su deseo de realizar la videollamada y posterior a la aprobación del centro penitenciario podrán establecer comunicación únicamente con sus seres queridos por un periodo de cinco minutos.

Esta iniciativa ya está en marcha 13 penales en el Estado de México y hace una semana comenzó en el Centro Femenil de Reinserción Social Santa Martha Acatitla y en el Centro Femenil de Reinserción Social Tepepan en la Ciudad de México.

"Logramos fortalecer sus vínculos familiares mediante una videollamada semanal para que puedan tener un reencuentro a distancia a través de equipos y esto evidentemente baja la angustia, la ansiedad y se mejora el comportamiento”, explicó. Resaltó que estos equipos quedan bajo resguardo de la autoridad, pues no se entregan directamente a las mujeres.

Este es un proyecto que se realiza en distintos países y en México donaron 23 celulares; sólo en Santa Martha Acatitla hay mil 383 mujeres y en el Centro Femenil de Reinserción Social Tepepan son 142 mujeres.

Comentó que definitivamente quieren que este proyecto se quede aunque se haya construido a raíz de la enfermedad Covid-19 para que esas personas que no tienen una tarjeta para hablar por teléfono o que son de otros estados puedan tener "visitas".





Te recomendamos el podcast ⬇️

Spotify

Apple Podcasts

Google Podcasts

Acast

Deezer

Sociedad

Encuentran basurero ilegal de fármacos caducos en Tlaxcala

Los residuos peligrosos están a la intemperie y violan todas las normas ecológicas y de salud

Finanzas

Fracasan 12 de los 20 campos prioritarios de Pemex en 2020

Los campos exitosos aportaron 92 mil barriles diarios de petróleo hasta septiembre, 41% de la meta del gobierno

Sociedad

Con ventanas rotas y animales muertos, así se encuentran las escuelas públicas

En la capital de Puebla y otros municipios los planteles tienen ventanas rotas y animales muertos

Virales

F1 crea una nueva competición en línea femenina

Las participantes en la nueva serie, denominada 'Women's Wildcard', competirán del 3 al 9 de mayo por hacer la vuelta más rápida en el videojuego oficial F1 2020

Finanzas

Nómina de CFE costó 191 mil mdp el año pasado

Los beneficios a los trabajadores representaron 120 mil 789 mdp, los sueldos costaron 70 mil 547 millones

Finanzas

Sindicato minero tiene que pagar 54 mdd a afiliados

Si el gremio no paga, Napoleón Gómez Urrutia deberá liquidar este monto, señaló la Junta Federal de Conciliación y Arbitraje

Sociedad

Bajo observación | Pese a la Semana Santa, aún mueren miles de mexicanos

México reportó 126 nuevas muertes por la pandemia de Covid-19 en las últimas 24 horas para acumular un total de 209,338 fallecimientos

Gossip

El glamour en los Premios BAFTA

Una alfombra roja teñida del luto por la muerte del duque de Edimburgo 

Celebridades

The Blue Stones explora otros ritmos en nuevo disco

La agrupación presenta un nuevo disco donde experimenta con distintos géneros y muestra su madurez artística