/ miércoles 12 de junio de 2019

Contratos directos aseguraron alimentos: DIF

La dependencia destacó que de haber licitado hubiera estado en riesgo el abasto de comida para 2019

El cambio de administración y la urgencia por garantizar el suministro de alimentos en comedores, albergues y casas hogar para este año obligó al DIF a adjudicar de manera directa seis contratos por casi 20 millones de pesos a las mismas tres empresas que se beneficiaron el año pasado, aunque sólo fue de manera temporal.

Consultado por El Sol de México sobre las adjudicaciones directas para abastecer 190 puntos en el primer trimestre, el DIF informó que terminado el contrato (en marzo) se contrató a una empresa nueva, Procesadora Productora Agrícola de México S.A. de C.V., a la que se le asignaron cinco contratos a través de licitaciones por 45 millones de pesos.

El DIF explicó que para preparar una licitación pública se requieren por lo menos 45 días, de manera que de haber seguido esa ruta se hubiera puesto en riesgo el abasto de alimentos para este año. Por ello decidieron continuar por tres meses más los contratos con las empresas que los obtuvieron en 2018.

El DIF dijo que aunque se presentaron Abastos y Distribuciones Institucionales, La Cosmopolitana y Productos Serel, del Corporativo Kosmos, fue Procesadora Productora Agrícola Mexicana la que presentó las mejores condiciones, además de que se buscó ampliar el catálogo de proveedores y no beneficiar a los de siempre.

Procesadora Productora Agrícola de México acredita su domicilio fiscal en la calle Encino 30, despacho 3, colonia Los Olivos, en el municipio de Tecámac, Estado de México, una alejada zona popular donde abundan inmuebles de precaria construcción y habitantes de escasos recursos económicos. El inmueble de esta empresa tiene facha de casa habitación y no tiene un distintivo que la identifique.

La plataforma ciudadana Contratobook, alimentada con la información contenida en el portal oficial de Compranet, indica que Procesadora Productora Agrícola de México ha ganado 262 millones de pesos entre 2010 y 2018 con diversas dependencias como el estado de Hidalgo, Aguascalientes, la SEP, entre otras.

Esta empresa además está vinculada también a otro de los grandes proveedores de alimentos en el mercado: Comercializadora El Sardinero, propiedad del empresario Jorge Carlos Fernández Francés, quien en 2015 fue exhibido conduciendo un auto Ferrari en París, Barcelona y Roma con placas del entonces Distrito Federal.

Este diario pudo confirmar que en al menos una licitación hecha por el DIF en este año Comercializadora El Sardinero contendió de manera independiente de Procesadora Productora Agrícola de México, pero fue descalificada por no presentar “muestra de los bienes objeto”.

Ambos proveedores han compartido por lo menos tres representantes legales que se intercambian de empresa según la entidad o el contrato. Son David Canseco Camacho, Ana Lilia Castillo López y José Luis Velázquez Vega los que aparecen como representantes legales a veces de Comercializadora El Sardinero a veces de Procesadora Productora.

En diciembre de 2014 la Secretaría de la Función Pública inhabilitó por dos años y cinco meses a Comercializadora El Sardinero para suscribir contratos con dependencias públicas por presuntamente haber falseado documentos en una licitación con el IMSS, pero casi un año después un juez determinó dejar sin efectos la sanción.

El cambio de administración y la urgencia por garantizar el suministro de alimentos en comedores, albergues y casas hogar para este año obligó al DIF a adjudicar de manera directa seis contratos por casi 20 millones de pesos a las mismas tres empresas que se beneficiaron el año pasado, aunque sólo fue de manera temporal.

Consultado por El Sol de México sobre las adjudicaciones directas para abastecer 190 puntos en el primer trimestre, el DIF informó que terminado el contrato (en marzo) se contrató a una empresa nueva, Procesadora Productora Agrícola de México S.A. de C.V., a la que se le asignaron cinco contratos a través de licitaciones por 45 millones de pesos.

El DIF explicó que para preparar una licitación pública se requieren por lo menos 45 días, de manera que de haber seguido esa ruta se hubiera puesto en riesgo el abasto de alimentos para este año. Por ello decidieron continuar por tres meses más los contratos con las empresas que los obtuvieron en 2018.

El DIF dijo que aunque se presentaron Abastos y Distribuciones Institucionales, La Cosmopolitana y Productos Serel, del Corporativo Kosmos, fue Procesadora Productora Agrícola Mexicana la que presentó las mejores condiciones, además de que se buscó ampliar el catálogo de proveedores y no beneficiar a los de siempre.

Procesadora Productora Agrícola de México acredita su domicilio fiscal en la calle Encino 30, despacho 3, colonia Los Olivos, en el municipio de Tecámac, Estado de México, una alejada zona popular donde abundan inmuebles de precaria construcción y habitantes de escasos recursos económicos. El inmueble de esta empresa tiene facha de casa habitación y no tiene un distintivo que la identifique.

La plataforma ciudadana Contratobook, alimentada con la información contenida en el portal oficial de Compranet, indica que Procesadora Productora Agrícola de México ha ganado 262 millones de pesos entre 2010 y 2018 con diversas dependencias como el estado de Hidalgo, Aguascalientes, la SEP, entre otras.

Esta empresa además está vinculada también a otro de los grandes proveedores de alimentos en el mercado: Comercializadora El Sardinero, propiedad del empresario Jorge Carlos Fernández Francés, quien en 2015 fue exhibido conduciendo un auto Ferrari en París, Barcelona y Roma con placas del entonces Distrito Federal.

Este diario pudo confirmar que en al menos una licitación hecha por el DIF en este año Comercializadora El Sardinero contendió de manera independiente de Procesadora Productora Agrícola de México, pero fue descalificada por no presentar “muestra de los bienes objeto”.

Ambos proveedores han compartido por lo menos tres representantes legales que se intercambian de empresa según la entidad o el contrato. Son David Canseco Camacho, Ana Lilia Castillo López y José Luis Velázquez Vega los que aparecen como representantes legales a veces de Comercializadora El Sardinero a veces de Procesadora Productora.

En diciembre de 2014 la Secretaría de la Función Pública inhabilitó por dos años y cinco meses a Comercializadora El Sardinero para suscribir contratos con dependencias públicas por presuntamente haber falseado documentos en una licitación con el IMSS, pero casi un año después un juez determinó dejar sin efectos la sanción.

Política

Barbosa busca prohibir promoción de políticos

La medida prohíbe a los candidatos y partidos políticos se promocionen en camiones y vía pública

Justicia

De nuevo en Guanajuato; matan a 26 jóvenes en un anexo

El ataque armado ocurrió en el Anexo "Recuperando mi vida", ubicado en Jardines de Aranda

Finanzas

Inicia el pago a cuentahabientes de Banco Famsa

Liquidarán primero al medio millón que tenía menos de 9 mil pesos, al resto en unas dos semanas

Tenis

Djokovic y su esposa dan negativo en nueva prueba de Covid-19

Djokovic dio positivo al coronavirus el pasado 23 de junio en un test al que se sometió después del torneo Adria Tour

Mundo

#Data | Así va la aceptación de la homosexualidad en el mundo

Para México esta proporción se reduce al 31 por ciento, en un nivel parecido a lo observado en Japón o Estados Unidos

CDMX

Por demoler, 12 edificios afectados por sismo de 2017

El reciente sismo replanteó los trabajos para edificios en riesgo desde 2017, pero dos siguen habitados

Política

AMLO reitera que garantizará evitar fraudes electorales

El presidente López Obrador ofreció un balance de sus logros en seguridad, política social y economía

Mundo

Antro gay cambia de giro para subsistir

Después de más de 100 días de actividad, Valetodo Downtown, una disco de Lima, fue convertida en un supermercado para generar ingresos

Mundo

EU acapara fármaco para tratar Covid-19

México, el país más peligroso para ejercer el periodismo en tiempos de mayor contagio de coronavirus