/ lunes 21 de octubre de 2019

Inservible, equipo para calcular sismos de la CDMX

Destinarán 42 mdp al reforzamiento de la red para tener información de la ciudad en tiempo real

El equipo de la red de acelerómetros de la Ciudad de México, que permite calcular con mayor precisión la magnitud de sismos grandes, caducó pues la manera en la que se recaba la información ha quedado relegada, afirmó Guillermo Ayala, director de alerta temprana de Protección Civil local.

"Hay equipo pero ese equipo que ya caducó, ese equipo quedó poquito relegado porque hay que ir por la información, o sea, tienes que ir a sacar la tarjeta y obtener la información de la tarjeta y ya te vas con la información", dijo en entrevista con este diario.

Ayala informó que actualmente están funcionado 72 puntos, pero la meta es reforzar la red para que existan hasta 173 por lo que se presupuestaron poco más de 42 millones de pesos. "Actualmente lo que se está haciendo es que ese equipo tenga sistema de telemetría y estén enviando en tiempo real la información, si falla la telemetría se va por fibra óptica, y si fallan las dos avienta una señal satelital que permita tener esta información", explicó.

Añadió que esta red acelerométrica comprende a los cinco grandes operadores que es el Centro de Instrumentación y Registro Sísmico (CIRES), el Sismológico a través del Instituto de Geofísica, el Instituto de Ingeniería de la Universidad Nacional Autónoma de México, la Universidad Autónoma Metropolitana y el Centro Nacional de Prevención de Desastres (CENAPRED) con el objetivo de que se actualicen todos los sismógrafos y los acelerómetros que hay.

“Es un proyecto muy ambicioso, un proyecto grande, este año el presupuesto llega a poquito más de 42 millones de pesos para dejar listos 173 equipos, esos 173 equipos nos permiten tener información en tiempo real de cómo se está acelerando la Ciudad de México", añadió Ayala.

Adelantó que están aterrizando el proyecto con un gran avance por lo que esperan que el equipo mande la misma señal a los mismos centros de captación para que tengan la información en tiempo y forma del comportamiento del suelo que se presenta en la Ciudad de México y de incluso aquellos movimientos que no son perceptibles humanamente.

"Es un sistema que ya está en operación pero está sujeto a pruebas todavía, ya lo tenemos, ya está funcionado, entonces conforme vaya aterrizándose y vayamos avanzando en la implementación de todos estos dispositivos que son GPS y que son emisores de señal tanto de fibra óptica como de señal satelital vamos a tener información mucho más redundante para la Ciudad de México", expuso.

¿DE QUÉ SIRVE ESTA INFORMACIÓN?

Con la actualización de la red, las autoridades -como tomadores de decisiones y responsables de la gestión de riesgo- podrán saber en qué zonas de la ciudad se pueden estar gestando daños o afectaciones en tiempo real y así tener un mapa de aceleración.

Ayala recordó que tras el enjambre de sismos registrados en la alcaldía Álvaro Obregón en julio pasado, el gobierno capitalino realizó 470 verificaciones de casa habitación pero el nuevo proyecto ayudará a tener la certeza de dónde vienen los sismos y hasta donde llegan para evitar el sobrealertamiento.

"El reforzamiento de la red acelerométrica es porque la jefa de Gobierno se da cuenta que nos faltan mayores sensores para estar estudiando todo el tiempo el comportamiento del suelo de la Ciudad de México", concluyó el director.

El equipo de la red de acelerómetros de la Ciudad de México, que permite calcular con mayor precisión la magnitud de sismos grandes, caducó pues la manera en la que se recaba la información ha quedado relegada, afirmó Guillermo Ayala, director de alerta temprana de Protección Civil local.

"Hay equipo pero ese equipo que ya caducó, ese equipo quedó poquito relegado porque hay que ir por la información, o sea, tienes que ir a sacar la tarjeta y obtener la información de la tarjeta y ya te vas con la información", dijo en entrevista con este diario.

Ayala informó que actualmente están funcionado 72 puntos, pero la meta es reforzar la red para que existan hasta 173 por lo que se presupuestaron poco más de 42 millones de pesos. "Actualmente lo que se está haciendo es que ese equipo tenga sistema de telemetría y estén enviando en tiempo real la información, si falla la telemetría se va por fibra óptica, y si fallan las dos avienta una señal satelital que permita tener esta información", explicó.

Añadió que esta red acelerométrica comprende a los cinco grandes operadores que es el Centro de Instrumentación y Registro Sísmico (CIRES), el Sismológico a través del Instituto de Geofísica, el Instituto de Ingeniería de la Universidad Nacional Autónoma de México, la Universidad Autónoma Metropolitana y el Centro Nacional de Prevención de Desastres (CENAPRED) con el objetivo de que se actualicen todos los sismógrafos y los acelerómetros que hay.

“Es un proyecto muy ambicioso, un proyecto grande, este año el presupuesto llega a poquito más de 42 millones de pesos para dejar listos 173 equipos, esos 173 equipos nos permiten tener información en tiempo real de cómo se está acelerando la Ciudad de México", añadió Ayala.

Adelantó que están aterrizando el proyecto con un gran avance por lo que esperan que el equipo mande la misma señal a los mismos centros de captación para que tengan la información en tiempo y forma del comportamiento del suelo que se presenta en la Ciudad de México y de incluso aquellos movimientos que no son perceptibles humanamente.

"Es un sistema que ya está en operación pero está sujeto a pruebas todavía, ya lo tenemos, ya está funcionado, entonces conforme vaya aterrizándose y vayamos avanzando en la implementación de todos estos dispositivos que son GPS y que son emisores de señal tanto de fibra óptica como de señal satelital vamos a tener información mucho más redundante para la Ciudad de México", expuso.

¿DE QUÉ SIRVE ESTA INFORMACIÓN?

Con la actualización de la red, las autoridades -como tomadores de decisiones y responsables de la gestión de riesgo- podrán saber en qué zonas de la ciudad se pueden estar gestando daños o afectaciones en tiempo real y así tener un mapa de aceleración.

Ayala recordó que tras el enjambre de sismos registrados en la alcaldía Álvaro Obregón en julio pasado, el gobierno capitalino realizó 470 verificaciones de casa habitación pero el nuevo proyecto ayudará a tener la certeza de dónde vienen los sismos y hasta donde llegan para evitar el sobrealertamiento.

"El reforzamiento de la red acelerométrica es porque la jefa de Gobierno se da cuenta que nos faltan mayores sensores para estar estudiando todo el tiempo el comportamiento del suelo de la Ciudad de México", concluyó el director.

CDMX

Vecinos rechazan construcción de megaproyecto cerca del estadio Azteca

Piden reunión con la jefa de Gobierno para plantear los problemas de agua y movilidad que padecen

Sociedad

Regularización de autos “chocolate” beneficia a 7 estados

El acuerdo abarcará sólo a los vehículos que ya se encuentren en el país

Sociedad

Mandan los militares en brigadas de vacunación contra Covid

En 18 de las 32 entidades, las brigadas son dirigidas por elementos de Sedena o de la Secretaría de Marina

Gossip

The Flash y Black Adam: los otros protagonistas de DC FanDome

La DC FanDome fue la oportunidad para levantar la emoción de los fanáticos de los cómic

Gossip

Almacenados estrena sin Héctor Bonilla

El actor no pudo presentarse en el inicio de la temporada debido a un percance que sufrió un día antes en los ensayos 

Cultura

Montan instalación interactiva en Universidad de Guanajuato

La intervención se presentará sobre la fachada y las escalinatas de la Universidad hasta el 23 de octubre

Gossip

Otra vez contagios de Covid-19 atacan a Masterchef Celebrity México

Masterchef Celebrity México 2021 no escapó a la pandemia

CDMX

Vecinos rechazan construcción de megaproyecto cerca del estadio Azteca

Piden reunión con la jefa de Gobierno para plantear los problemas de agua y movilidad que padecen

Sociedad

En México, sólo 1 de cada mil trabajadores es investigador

En nuestro país, uno de cada mil trabajadores se dedica a la investigación, cifra inferior al promedio de OCDE