/ viernes 19 de junio de 2020

La reapertura no significa un respiro para comerciantes de CDMX

Para retomar el rumbo tienen muchas ideas, pero entre ellas no está el ofrecer descuentos

Libraron el cierre obligado de sus comercios, pero muchos locatarios ahora tendrán que sortear la incertidumbre de mantener sus cortinas arriba entre pocos clientes, ventas canceladas y surtidores que han subido sus precios ante la escasez del material.

Ayer, según el plan de transición hacia el semáforo naranja, los comercios de barrio pudieron levantar sus cortinas luego de casi tres meses en los que oficialmente no debían laborar para así evitar mayores contagios de Covid-19.

En la avenida Texcoco, que marca el límite entre la alcaldía Iztapalapa y el municipio de Nezahualcóyotl, hay un negocio de colchones que enfrente tiene como vecino un gran edificio de muebles comerciales que, por estar en el Estado de México, aún está cerrado. Hay un pasillo delimitado con cordones y cartulinas con instrucciones muy claras. La entrada es solo por cliente, el que entre debe aplicarse gel y caminar por un solo sentido para evitar encontrarse de frente con otro cliente.

Colchonería La Texcoco tiene más de 36 años dando servicio. Para retomar el rumbo del comercio tienen muchas ideas, pero entre ellas no está el ofrecer promociones o descuentos para atraer rápido a clientes pues no están en condiciones para eso. “Nuestros precios siguen igual, pero ya subieron precios sobre todo tiendas comerciales, ahí vimos que están a nuevo precio porque las fábricas desde mayo nos mandaron sus nuevas listas”, cuenta Araceli León. Fue precisamente una de sus fábricas surtidoras quien les avisó sobre el calendario de reapertura.

¿Y qué pasa si quieren probar un colchón? “Si gustan acostarse pueden hacerlo, pero tenemos sanitizante, después de que se acueste, tenemos que sanitizar… si de por sí ya 3 veces al día lo hacíamos. Usamos cuaternario, lo rociamos sobre colchones y manijas, después de cobrar a lavarse las manos”.

Según estimaciones de la Cámara Nacional de Comercio e Industria en Pequeño de la Ciudad de México (Canacope), alrededor de 95 mil establecimientos se alistaron para reabrir.

En este local de reparación de calzado venderán los pares que nunca regresaron por ellos / Foto: Daniel Galeana

El caso se repitió con Grupo Kym que atiende Maria Eugenia. Ellos se dedican a proveer material para redecorar el hogar. “No tuvimos entradas ni trabajo, por más que subimos publicaciones en Facebook nos decían que no podían ver el material, los colores”, dijo. Ayer empezó a limpiar el local para estar listos hoy, trabajan dos personas y el encarado, María estimó que sus ventas podrían reactivarse en un mes y medio, pero no está convencida pues viene una temporada baja.

Para Yolanda Pineda, quien es dueña de Grupo Rivas, un local de compostura de calzado y pieles que desde 1935 ha visto el cambio de la colonia Roma, la pandemia por Covid-19 les ha afectado más que los sismos de 1985 y 2017.

Hoy reabrió con la cortina hasta arriba esperando que los clientes que le dejaron zapatos olvidados vieran que reabrió, nadie llegó por los pares que tiene ahí desde hace tres años por lo que los pondrá ya en venta para ayudarse. Solo se ha planteado salir de las 10:00 hasta las 17:00 pues tiene 74 y quiere cuidarse.

Como sus máquinas por ahora no tiene quien las maneje, viaja de la Roma a Tacubaya cada que se le juntan pares o chamarras para que una maquiladora le ayude. Se surtía de tintas en Tepito, pero ahí todavía nadie reabre. Entonces los pocos pares que puede surcir los desinfecta y obliga a sus clientes a pasar por un baño de gel antibacterial y el uso obligatorio de cubrebocas, “aunque se enojen, porque vienen los extranjeros y les molesta y se van”, cuenta.

Los tres esperan que teniendo la cortina arriba los clientes de a poco los ubiquen pues incluso los comerciantes saben que el desempleo también afectó a sus mejores marchantes. Se estima que 315 mil 296 pequeñas y medianas empresas no podrán correr con la misma suerte que Araceli, María y Yolanda.


Te recomendamos el podcast ⬇️

Spotify

Apple Podcasts

Google Podcasts

Acast

Libraron el cierre obligado de sus comercios, pero muchos locatarios ahora tendrán que sortear la incertidumbre de mantener sus cortinas arriba entre pocos clientes, ventas canceladas y surtidores que han subido sus precios ante la escasez del material.

Ayer, según el plan de transición hacia el semáforo naranja, los comercios de barrio pudieron levantar sus cortinas luego de casi tres meses en los que oficialmente no debían laborar para así evitar mayores contagios de Covid-19.

En la avenida Texcoco, que marca el límite entre la alcaldía Iztapalapa y el municipio de Nezahualcóyotl, hay un negocio de colchones que enfrente tiene como vecino un gran edificio de muebles comerciales que, por estar en el Estado de México, aún está cerrado. Hay un pasillo delimitado con cordones y cartulinas con instrucciones muy claras. La entrada es solo por cliente, el que entre debe aplicarse gel y caminar por un solo sentido para evitar encontrarse de frente con otro cliente.

Colchonería La Texcoco tiene más de 36 años dando servicio. Para retomar el rumbo del comercio tienen muchas ideas, pero entre ellas no está el ofrecer promociones o descuentos para atraer rápido a clientes pues no están en condiciones para eso. “Nuestros precios siguen igual, pero ya subieron precios sobre todo tiendas comerciales, ahí vimos que están a nuevo precio porque las fábricas desde mayo nos mandaron sus nuevas listas”, cuenta Araceli León. Fue precisamente una de sus fábricas surtidoras quien les avisó sobre el calendario de reapertura.

¿Y qué pasa si quieren probar un colchón? “Si gustan acostarse pueden hacerlo, pero tenemos sanitizante, después de que se acueste, tenemos que sanitizar… si de por sí ya 3 veces al día lo hacíamos. Usamos cuaternario, lo rociamos sobre colchones y manijas, después de cobrar a lavarse las manos”.

Según estimaciones de la Cámara Nacional de Comercio e Industria en Pequeño de la Ciudad de México (Canacope), alrededor de 95 mil establecimientos se alistaron para reabrir.

En este local de reparación de calzado venderán los pares que nunca regresaron por ellos / Foto: Daniel Galeana

El caso se repitió con Grupo Kym que atiende Maria Eugenia. Ellos se dedican a proveer material para redecorar el hogar. “No tuvimos entradas ni trabajo, por más que subimos publicaciones en Facebook nos decían que no podían ver el material, los colores”, dijo. Ayer empezó a limpiar el local para estar listos hoy, trabajan dos personas y el encarado, María estimó que sus ventas podrían reactivarse en un mes y medio, pero no está convencida pues viene una temporada baja.

Para Yolanda Pineda, quien es dueña de Grupo Rivas, un local de compostura de calzado y pieles que desde 1935 ha visto el cambio de la colonia Roma, la pandemia por Covid-19 les ha afectado más que los sismos de 1985 y 2017.

Hoy reabrió con la cortina hasta arriba esperando que los clientes que le dejaron zapatos olvidados vieran que reabrió, nadie llegó por los pares que tiene ahí desde hace tres años por lo que los pondrá ya en venta para ayudarse. Solo se ha planteado salir de las 10:00 hasta las 17:00 pues tiene 74 y quiere cuidarse.

Como sus máquinas por ahora no tiene quien las maneje, viaja de la Roma a Tacubaya cada que se le juntan pares o chamarras para que una maquiladora le ayude. Se surtía de tintas en Tepito, pero ahí todavía nadie reabre. Entonces los pocos pares que puede surcir los desinfecta y obliga a sus clientes a pasar por un baño de gel antibacterial y el uso obligatorio de cubrebocas, “aunque se enojen, porque vienen los extranjeros y les molesta y se van”, cuenta.

Los tres esperan que teniendo la cortina arriba los clientes de a poco los ubiquen pues incluso los comerciantes saben que el desempleo también afectó a sus mejores marchantes. Se estima que 315 mil 296 pequeñas y medianas empresas no podrán correr con la misma suerte que Araceli, María y Yolanda.


Te recomendamos el podcast ⬇️

Spotify

Apple Podcasts

Google Podcasts

Acast

Finanzas

Museo exhibirá el fracaso de la reforma energética: CFE

Luis Bravo, vocero de la paraestatal, señaló que el museo que inició Enrique Peña Nieto sigue en pie, pero ahora exhibirá lo “perversa” que resultó la Reforma Energética

Política

Mantener la confianza ciudadana, tarea principal del INE: José Faz

En su trayectoria destaca su paso por el Consejo Estatal Electoral de San Luis Potosí y también en la Junta Local del INE de esa misma entidad

Justicia

Gobierno de AMLO va por red criminal de El Marro

Identifican a sus principales operadores financieros, círculo delictivo y familiar

Automotriz

Estoy bien, espero regresar pronto: Checo Pérez vuelve a dar positivo al Covid-19

El piloto mexicano anunció que se encuentra "muy bien de salud" y espera poder estar de regreso a la pista cuanto antes

Finanzas

Museo exhibirá el fracaso de la reforma energética: CFE

Luis Bravo, vocero de la paraestatal, señaló que el museo que inició Enrique Peña Nieto sigue en pie, pero ahora exhibirá lo “perversa” que resultó la Reforma Energética

Mundo

#Data | Redes sociales, aliadas de las Fake News

El 26% de los estadounidenses que se informan en redes sociales han estado con expuestos a teorías de conspiración acerca del origen de la pandemia

Política

Mantener la confianza ciudadana, tarea principal del INE: José Faz

En su trayectoria destaca su paso por el Consejo Estatal Electoral de San Luis Potosí y también en la Junta Local del INE de esa misma entidad

Finanzas

Se estanca inversión privada de 859 mil mdp en infraestructura

Aún no se retoma el diálogo entre el sector privado y el gobierno federal, dice José Manuel Campos

CDMX

Condóminos van por modernización digital

Administradores de condominios solicitaron a las autoridades la profesionalización en línea de su sector