/ lunes 29 de junio de 2020

Las alcaldías con mayor vulnerabilidad ante crisis de Covid

Habitantes de Magdalena Contreras, Álvaro Obregón, Xochimilco y Cuajimalpa carecen de los servicios

Las condiciones de una vivienda juegan un papel importante en que las personas que la habitan se contagien o no de Covid-19, concluyó un estudio del Centro Cemex-Tec. A mayor vulnerabilidad o carencias en las viviendas -como hacinamiento o falta de agua potable incrementa el riesgo de contraer el coronavirus y de prepararlo al resto de los habitantes.

El estudio, llamado Índice de Vulnerabilidad e Infraestructura en Vivienda Covid-19, estableció cuatro tipos de carencias y riesgos: precariedad de servicios de agua y drenaje; precariedad de materiales de construcción y hacinamiento; estar en zonas de alta densidad poblacional y no contar con fácil acceso a los servicios de salud.

Una carencia significa una vulnerabilidad baja; dos son vulnerabilidad media, tres los convierte en altamente vulnerables y cuatro representa muy alto riesgo. De los casos mil 457 municipios del país, 329 no registraron vulnerabilidad, 313 tienen baja vulnerabilidad, mil 89 media, 373 alta y 40 muy alta, mientras que 13 no se pudieron clasificar por no tener datos en la Encuesta Intercensal del Inegi 2015.

En el caso de la Ciudad de México se encontró que Milpa Alta está entre los 40 municipios de todo el país con vulnerabilidad muy alta al tener las cuatro carencias contempladas en el índice. Otras cuatro alcaldías tienen vulnerabilidad alta: Cuajimalpa, Magdalena Contreras, Tlalpan y Xochimilco.

Para la arquitecta por el Tecnológico de Monterrey, Carmen Armenta, en estas zonas así como en Iztapalapa, que tiene una vulnerabilidad media, el problema radica en que un enfermo no grave de Covid-19 no puede cumplir con el aislamiento social y familiar por dos cosas: precariedad laboral y malas condiciones de las viviendas y hacinamiento.

No en todos los casos, explicó, la vivienda significa protección "porque existen viviendas que no cuentan con las características para el aislamiento requerido y tienen una incapacidad para atender tanto las normas preventivas como las normas en caso de tener un enfermo, la imposibilidad de garantizar el aislamiento social, familiar y las medidas de higiene básicas".

Como informó El Sol de México. este problema también fue identificado en un estudio que lideró la UNAM con diferentes universidades del país en el que encontraron que “la experiencia de confinamiento en el interior de las viviendas expresa y amplifica las desigualdades estructurales en las ciudades”.

En el caso de las periferias de la Ciudad de México, Guadalajara, Tijuana y Ciudad Juárez la vivienda en propiedad de los sectores populares se localiza en masivos fraccionamientos y “el cumplir con el llamado ‘aislamiento social’ en estas pequeñas viviendas alejadas de lugares de abasto de alimentos, sin opción de entrega de mercancías a domicilio, con poca o nula conectividad hace muy difícil el afrontar esta situación”.

Otro problema asociado a la periferia es que “existen grandes dificultades para el aprovisionamiento de los alimentos y el acceso al agua potable y muchos de estos trabajadores y trabajadoras deben desplazarse en transporte público, principalmente Metro en la Ciudad de México, para llegar a sus lugares de empleo con lo cual el riesgo de contagio se ve incrementado”.

Y se enfatizó: “sin duda el principal problema para cumplir con el aislamiento social es la precariedad de estas viviendas y el hacinamiento dado el elevado número de miembros de la familia en relación con el tamaño de la vivienda".

Las condiciones de una vivienda juegan un papel importante en que las personas que la habitan se contagien o no de Covid-19, concluyó un estudio del Centro Cemex-Tec. A mayor vulnerabilidad o carencias en las viviendas -como hacinamiento o falta de agua potable incrementa el riesgo de contraer el coronavirus y de prepararlo al resto de los habitantes.

El estudio, llamado Índice de Vulnerabilidad e Infraestructura en Vivienda Covid-19, estableció cuatro tipos de carencias y riesgos: precariedad de servicios de agua y drenaje; precariedad de materiales de construcción y hacinamiento; estar en zonas de alta densidad poblacional y no contar con fácil acceso a los servicios de salud.

Una carencia significa una vulnerabilidad baja; dos son vulnerabilidad media, tres los convierte en altamente vulnerables y cuatro representa muy alto riesgo. De los casos mil 457 municipios del país, 329 no registraron vulnerabilidad, 313 tienen baja vulnerabilidad, mil 89 media, 373 alta y 40 muy alta, mientras que 13 no se pudieron clasificar por no tener datos en la Encuesta Intercensal del Inegi 2015.

En el caso de la Ciudad de México se encontró que Milpa Alta está entre los 40 municipios de todo el país con vulnerabilidad muy alta al tener las cuatro carencias contempladas en el índice. Otras cuatro alcaldías tienen vulnerabilidad alta: Cuajimalpa, Magdalena Contreras, Tlalpan y Xochimilco.

Para la arquitecta por el Tecnológico de Monterrey, Carmen Armenta, en estas zonas así como en Iztapalapa, que tiene una vulnerabilidad media, el problema radica en que un enfermo no grave de Covid-19 no puede cumplir con el aislamiento social y familiar por dos cosas: precariedad laboral y malas condiciones de las viviendas y hacinamiento.

No en todos los casos, explicó, la vivienda significa protección "porque existen viviendas que no cuentan con las características para el aislamiento requerido y tienen una incapacidad para atender tanto las normas preventivas como las normas en caso de tener un enfermo, la imposibilidad de garantizar el aislamiento social, familiar y las medidas de higiene básicas".

Como informó El Sol de México. este problema también fue identificado en un estudio que lideró la UNAM con diferentes universidades del país en el que encontraron que “la experiencia de confinamiento en el interior de las viviendas expresa y amplifica las desigualdades estructurales en las ciudades”.

En el caso de las periferias de la Ciudad de México, Guadalajara, Tijuana y Ciudad Juárez la vivienda en propiedad de los sectores populares se localiza en masivos fraccionamientos y “el cumplir con el llamado ‘aislamiento social’ en estas pequeñas viviendas alejadas de lugares de abasto de alimentos, sin opción de entrega de mercancías a domicilio, con poca o nula conectividad hace muy difícil el afrontar esta situación”.

Otro problema asociado a la periferia es que “existen grandes dificultades para el aprovisionamiento de los alimentos y el acceso al agua potable y muchos de estos trabajadores y trabajadoras deben desplazarse en transporte público, principalmente Metro en la Ciudad de México, para llegar a sus lugares de empleo con lo cual el riesgo de contagio se ve incrementado”.

Y se enfatizó: “sin duda el principal problema para cumplir con el aislamiento social es la precariedad de estas viviendas y el hacinamiento dado el elevado número de miembros de la familia en relación con el tamaño de la vivienda".

Sociedad

Dos alcaldes inauguran la lista negra de agresores

El registro nacional de personas sancionadas por violencia política contra mujeres se estrenó ayer

Justicia

Te buscamos Kendra: tras violencia, Daniela lucha para encontrar a su hija

Daniela ha denunciado tres veces a su agresor, quien se llevó a la pequeña y la amenazó con hacerle daño si insiste en demandarlo

Sociedad

No quedó nada de mi hija: madre de víctima

Soledad Jarquín le entregó a López Obrador 18 mil firmas para poner fin a la violencia contra las mujeres

Finanzas

#Data | Industria automotriz aún no recupera el torque

Las ventas aún están lejos de los 109 mil que se vendían en promedio en un mes prepandemia

Sociedad

Dos alcaldes inauguran la lista negra de agresores

El registro nacional de personas sancionadas por violencia política contra mujeres se estrenó ayer

Justicia

Te buscamos Kendra: tras violencia, Daniela lucha para encontrar a su hija

Daniela ha denunciado tres veces a su agresor, quien se llevó a la pequeña y la amenazó con hacerle daño si insiste en demandarlo

Sociedad

No quedó nada de mi hija: madre de víctima

Soledad Jarquín le entregó a López Obrador 18 mil firmas para poner fin a la violencia contra las mujeres

Finanzas

Hay 6 mil empresas de outsourcing ilegal

Representantes de las cúpulas empresariales solicitaron que el cambio legal tenga vigencia a partir de 2022

Sociedad

Hay que ir más allá de las cifras de feminicidio

Especialistas invitadas a la segunda sesión del Consejo Editorial con Perspectiva de Género de la OEM coinciden en la importancia de abordar las historias de las mujeres