/ domingo 25 de agosto de 2019

Don Victoriano Urbina, el guardián de los tesoros de la movilidad

En la época colonial la Ciudad de México, en el diseño de las calles, sólo había espacio para una carreta, dice Victoriano Urbina

¿Sabía usted que la Ciudad de México no estaba diseñada para coches? En la época colonial cabían sólo un caballo, una carreta y un espacio más.

¿O que lo que conoce como Hoy No Circula ya existía desde 1935? la restricción se aplicaba para los vehículos de alquiler, es decir los llamados peseros y taxis, con excepción de fines de semana, 1 de enero y durante 15 y 16 de septiembre.

Victoriano, el guardián del acervo historico de movilidad, le puede contar sobre estos y muchos otros secretos del desarrollo de la capital del país desde sus inicios debido a que tiene a su cargo un acervo de ocho mil 500 libros sobre movilidad.

Desde el octavo piso de la Secretaría de Movilidad, Victoriano Urbina Medal se divierte al conocer y descubrir los secretos que guarda cada libro.

Foto Ernesto Muñoz | El Sol de México

Por ejemplo, la tradición que dicta que una mujer camine del lado de la pared, va más allá de la cortesía. Sobre el espacio de las calles en la época colonial, Victoriano revela:

“Por eso se puso de moda aquello de que las mujeres iban del lado de la pared, no había banquetas en la época colonial, las mujeres usaban vestidos hampones no había drenaje y el lugar más seguro era del lado de la pared”.

Este guardián recupera los archivos y documentos menos inesperado de lugares inimaginables. La Ley de permisionarios de transporte de pasajeros en camiones y autobuses del Distrito Federal de 1935 la rescató de un arenero en el Imán.

En esta ley, considera Victoriano, está el primer Hoy No Circula que dicta qué se podía transportar en taxis y peseras, que en ese entonces se llamaban vehículos de alquiler, un término que se sigue usando hasta la década de los 80, donde ya se llaman microbuses y taxis.

También conoce de inicio a fin los proyectos de Carlos Contreras, arquitecto que buscó planear el desarrollo de la ciudad.

Hace 15 o 20 años comenzó a planearse la ciudad, creció por necesidad y hubo problemas en la misma planeación

Foto Ernesto Muñoz | El Sol de México

Carlos Contreras, en 1925, diseñó el Viaducto y el Periférico con 100 metros de ancho, le dijeron ¡qué bonito proyecto! y lo guardaron 25 años. En 1950 cuando empezaron a hacer el plan resulta que toda esa zona estaba urbanizada… ahora el Viaducto no tiene ni 50 metros de ancho y el Periférico llega a 60, son demasiados.

Victoriano considera que un error que tuvo Contreras es que estas vialidades eran exclusivamente para autos, no estaban enfocados en vehículos de carga ni bicicletas, menos el peatón. “Entonces ese problema hubo. Siempre se diseñó para los coches”.

Aunque, si acepta usted un consejo de este guardián, considere lo siguiente: camine y viaje en bicicleta por Paseo de la Reforma, maneje por Circuito Interior y viaje en Metro por la línea 2. Estos caminos, para él, son los adecuados para cada sistema de transporte.

Foto Ernesto Muñoz | El Sol de México

Además de ser el encargado de la biblioteca, se ha convertido en instructor de leyes, pues cada año este espacio recibe hasta 500 personas en búsqueda de una guía para comprender la infraestructura vial.

“Tenemos que aprender a valorar la ciudad, parte de recuperar su historia es mostrar lo que tenemos para que tengamos algo mejor. Es importante que rescatemos su historia para que aprendamos a quererla, valorarla y respetarla”, finaliza.

¿Sabía usted que la Ciudad de México no estaba diseñada para coches? En la época colonial cabían sólo un caballo, una carreta y un espacio más.

¿O que lo que conoce como Hoy No Circula ya existía desde 1935? la restricción se aplicaba para los vehículos de alquiler, es decir los llamados peseros y taxis, con excepción de fines de semana, 1 de enero y durante 15 y 16 de septiembre.

Victoriano, el guardián del acervo historico de movilidad, le puede contar sobre estos y muchos otros secretos del desarrollo de la capital del país desde sus inicios debido a que tiene a su cargo un acervo de ocho mil 500 libros sobre movilidad.

Desde el octavo piso de la Secretaría de Movilidad, Victoriano Urbina Medal se divierte al conocer y descubrir los secretos que guarda cada libro.

Foto Ernesto Muñoz | El Sol de México

Por ejemplo, la tradición que dicta que una mujer camine del lado de la pared, va más allá de la cortesía. Sobre el espacio de las calles en la época colonial, Victoriano revela:

“Por eso se puso de moda aquello de que las mujeres iban del lado de la pared, no había banquetas en la época colonial, las mujeres usaban vestidos hampones no había drenaje y el lugar más seguro era del lado de la pared”.

Este guardián recupera los archivos y documentos menos inesperado de lugares inimaginables. La Ley de permisionarios de transporte de pasajeros en camiones y autobuses del Distrito Federal de 1935 la rescató de un arenero en el Imán.

En esta ley, considera Victoriano, está el primer Hoy No Circula que dicta qué se podía transportar en taxis y peseras, que en ese entonces se llamaban vehículos de alquiler, un término que se sigue usando hasta la década de los 80, donde ya se llaman microbuses y taxis.

También conoce de inicio a fin los proyectos de Carlos Contreras, arquitecto que buscó planear el desarrollo de la ciudad.

Hace 15 o 20 años comenzó a planearse la ciudad, creció por necesidad y hubo problemas en la misma planeación

Foto Ernesto Muñoz | El Sol de México

Carlos Contreras, en 1925, diseñó el Viaducto y el Periférico con 100 metros de ancho, le dijeron ¡qué bonito proyecto! y lo guardaron 25 años. En 1950 cuando empezaron a hacer el plan resulta que toda esa zona estaba urbanizada… ahora el Viaducto no tiene ni 50 metros de ancho y el Periférico llega a 60, son demasiados.

Victoriano considera que un error que tuvo Contreras es que estas vialidades eran exclusivamente para autos, no estaban enfocados en vehículos de carga ni bicicletas, menos el peatón. “Entonces ese problema hubo. Siempre se diseñó para los coches”.

Aunque, si acepta usted un consejo de este guardián, considere lo siguiente: camine y viaje en bicicleta por Paseo de la Reforma, maneje por Circuito Interior y viaje en Metro por la línea 2. Estos caminos, para él, son los adecuados para cada sistema de transporte.

Foto Ernesto Muñoz | El Sol de México

Además de ser el encargado de la biblioteca, se ha convertido en instructor de leyes, pues cada año este espacio recibe hasta 500 personas en búsqueda de una guía para comprender la infraestructura vial.

“Tenemos que aprender a valorar la ciudad, parte de recuperar su historia es mostrar lo que tenemos para que tengamos algo mejor. Es importante que rescatemos su historia para que aprendamos a quererla, valorarla y respetarla”, finaliza.

Mundo

Violentas protestas marcan inicio de Viña del Mar

Este año, los organizadores del evento reforzaron las medidas de seguridad en medio de las amenazas de boicot al espectáculo

CDMX

Destruyen águila del Hemiciclo a Juárez, hay un detenido

A través de Twitter, el Movimiento Antorchista Nacional negó "rotundamente" que integrantes de su organización hayan vandalizado el Hemiciclo a Juárez

CDMX

[Video] Camioneta cae del segundo piso de Periférico

El conductor logró sobrevivir y fue trasladado a un hospital en donde su estado de salud se reporta delicado

CDMX

Ubican fallas en los programas de género de CDMX

Aún faltan indicadores que permitan medir y evaluar capacitaciones y asesorías emprendidas en el gobierno

Justicia

Violencia genera toque de queda en Córdoba

Tras un hecho que dejó cuatro policías y tres civiles muertos, ciudadanos se resguardaron todo el domingo

Sociedad

Marinos padecen estrés y depresión por combate al narco

Desde hace 15 años, la Marina apoya a los elementos que enfrentan los estragos psicológicos de la lucha en contra de la delincuencia

Finanzas

Banco Azteca aclara que es el más grande del país

Banco Azteca atiende a 20 millones de clientes del sector popular; ocho millones de ellos son digitales

Sociedad

#Data | Así son los delitos en contra de niñas

Según el INEGI, sólo durante 2018 un total de 60 mil 700 niñas menores de 14 años fueron víctimas de algún delito en México