/ martes 30 de agosto de 2022

Pasar la noche quitando chicles: la cuadrilla que trabaja en el Centro Histórico

El retiro es esencialmente manual y su destino final es el mismo que el resto de los desechos sólidos

Quienes visitan el Centro Histórico tiran al suelo más de dos mil chicles en un día, retirarlos es el trabajo que las cuadrillas de limpieza hacen de noche.

Quitar los chicles pegados en el suelo es un trabajo esencialmente manual: las brigadas primero barren las calles, posteriormente quitan el residuo con una espátula, atrás de ellos hay más personal que talla el piso y, por último, pasa una hidrolavadora que arroja agua a presión, así retiran los últimos rastros de la goma.

Te puede interesar: Los motociclistas son de los más multados en el Centro Histórico

La limpieza del Centro Histórico de la Ciudad de México no es tarea fácil, según reconocen las autoridades encargadas de esta labor. La atención de servicios urbanos en la zona es permanente y una de las tareas características es el retiro de chicles en áreas con alta afluencia peatonal, específicamente en el Corredor Madero, el más transitado por peatones en el país, y en la plancha del Zócalo capitalino.

Jesús Cruz, subdirector de limpieza del Centro Histórico, refirió en entrevista con El Sol de México que limpian en tres turnos, con 97 personas cada uno. A diario, en los nueve mil metros cuadrados del Corredor Madero, retiran entre 180 y 200 chicles, especialmente en el turno nocturno; mientras que, en la Plaza de la Constitución, con sus 22 mil 700 metros cuadrados, retiran entre 700 y 800 chicles por turno, es decir que los visitantes pueden arrojar hasta dos mil 400 gomas en un día.

Foto: Roberto Hernández

Las administraciones anteriores del Gobierno de la Ciudad de México intentaron orientar a la población a no tirar los chicles en el piso debido a la gran cantidad de goma que había. Según el documento “Manual ciudadano para el cuidado del Centro Histórico”, publicado en 2014 por el Fideicomiso del Centro Histórico, en la peatonal Madero llegaron a retirar 47 mil 354 chicles en un mes.

En agosto de 2018, la Autoridad del Centro Histórico implementó el programa "Tira el chicle al bote", consistente en la instalación de 75 contenedores especiales en postes de luminarias distribuidos en las calles de Madero, 16 de Septiembre, República de Argentina, Seminario y Pino Suárez. Actualmente, ya no hay ningún bote.

En ese tiempo, el gobierno en turno señaló que en el Centro Histórico había hasta 200 mil piezas pegadas en el Centro.

El programa no continuó y tampoco hay datos públicos sobre los resultados obtenidos de agosto a diciembre de ese año, cuando ocurrió el cambio de gobierno en la Ciudad de México.

También puedes leer: Ya no se podrá fumar en el Zócalo y otras 10 zonas del Centro Histórico

Para abril de 2020, la limpieza del primer cuadro de la Ciudad pasó a manos de la Secretaría de Obras y Servicios local (Sobse) y ahora la dependencia es la encargada del retiro de basura.

Foto: Roberto Hernández

El retiro de chicles y desechos sólidos en el Centro Histórico es un trabajo de 24 horas. Debido a la limpieza permanente, la forma de retirar los chicles es esencialmente manual y su destino final es el mismo que el resto de los desechos sólidos. No le dan un tratamiento especial ni lo reciclan.

Cruz explicó que en Madero, el piso es claro y es más notoria la mancha del chicle en comparación con el Zócalo, cuyo piso es de concreto, lo que camuflajea el color del desecho.

Cuestionado sobre cómo ha cambiado el comportamiento de los visitantes respecto a la generación de este tipo de residuos, el funcionario expuso que uno de los principales problemas es la presencia de ambulantes, quienes son los responsables de gran parte de los desechos.

“Aquí el tema es que hay demasiados ambulantes, realmente es el ambulantaje el que nos genera demasiados desechos sólidos. Así como hay un gran número de visitantes, igualmente se generan muchos desechos, retiramos diariamente entre 480 y 520 toneladas diarias. De lunes a viernes baja el volumen, eviernes y fines de semana aumenta la afluencia”, indicó.

Cruz lanzó un llamado a la ciudadanía para mantener limpio el Centro Histórico.

Quienes visitan el Centro Histórico tiran al suelo más de dos mil chicles en un día, retirarlos es el trabajo que las cuadrillas de limpieza hacen de noche.

Quitar los chicles pegados en el suelo es un trabajo esencialmente manual: las brigadas primero barren las calles, posteriormente quitan el residuo con una espátula, atrás de ellos hay más personal que talla el piso y, por último, pasa una hidrolavadora que arroja agua a presión, así retiran los últimos rastros de la goma.

Te puede interesar: Los motociclistas son de los más multados en el Centro Histórico

La limpieza del Centro Histórico de la Ciudad de México no es tarea fácil, según reconocen las autoridades encargadas de esta labor. La atención de servicios urbanos en la zona es permanente y una de las tareas características es el retiro de chicles en áreas con alta afluencia peatonal, específicamente en el Corredor Madero, el más transitado por peatones en el país, y en la plancha del Zócalo capitalino.

Jesús Cruz, subdirector de limpieza del Centro Histórico, refirió en entrevista con El Sol de México que limpian en tres turnos, con 97 personas cada uno. A diario, en los nueve mil metros cuadrados del Corredor Madero, retiran entre 180 y 200 chicles, especialmente en el turno nocturno; mientras que, en la Plaza de la Constitución, con sus 22 mil 700 metros cuadrados, retiran entre 700 y 800 chicles por turno, es decir que los visitantes pueden arrojar hasta dos mil 400 gomas en un día.

Foto: Roberto Hernández

Las administraciones anteriores del Gobierno de la Ciudad de México intentaron orientar a la población a no tirar los chicles en el piso debido a la gran cantidad de goma que había. Según el documento “Manual ciudadano para el cuidado del Centro Histórico”, publicado en 2014 por el Fideicomiso del Centro Histórico, en la peatonal Madero llegaron a retirar 47 mil 354 chicles en un mes.

En agosto de 2018, la Autoridad del Centro Histórico implementó el programa "Tira el chicle al bote", consistente en la instalación de 75 contenedores especiales en postes de luminarias distribuidos en las calles de Madero, 16 de Septiembre, República de Argentina, Seminario y Pino Suárez. Actualmente, ya no hay ningún bote.

En ese tiempo, el gobierno en turno señaló que en el Centro Histórico había hasta 200 mil piezas pegadas en el Centro.

El programa no continuó y tampoco hay datos públicos sobre los resultados obtenidos de agosto a diciembre de ese año, cuando ocurrió el cambio de gobierno en la Ciudad de México.

También puedes leer: Ya no se podrá fumar en el Zócalo y otras 10 zonas del Centro Histórico

Para abril de 2020, la limpieza del primer cuadro de la Ciudad pasó a manos de la Secretaría de Obras y Servicios local (Sobse) y ahora la dependencia es la encargada del retiro de basura.

Foto: Roberto Hernández

El retiro de chicles y desechos sólidos en el Centro Histórico es un trabajo de 24 horas. Debido a la limpieza permanente, la forma de retirar los chicles es esencialmente manual y su destino final es el mismo que el resto de los desechos sólidos. No le dan un tratamiento especial ni lo reciclan.

Cruz explicó que en Madero, el piso es claro y es más notoria la mancha del chicle en comparación con el Zócalo, cuyo piso es de concreto, lo que camuflajea el color del desecho.

Cuestionado sobre cómo ha cambiado el comportamiento de los visitantes respecto a la generación de este tipo de residuos, el funcionario expuso que uno de los principales problemas es la presencia de ambulantes, quienes son los responsables de gran parte de los desechos.

“Aquí el tema es que hay demasiados ambulantes, realmente es el ambulantaje el que nos genera demasiados desechos sólidos. Así como hay un gran número de visitantes, igualmente se generan muchos desechos, retiramos diariamente entre 480 y 520 toneladas diarias. De lunes a viernes baja el volumen, eviernes y fines de semana aumenta la afluencia”, indicó.

Cruz lanzó un llamado a la ciudadanía para mantener limpio el Centro Histórico.

Finanzas

Buscan conexión del aeropuerto de Cancún al Tren Maya

La Secretaría de Infraestructura sometió a valoración de Semarnat el proyecto para construir un camino

Política

Sin experiencia, 13 familiares de políticos llegan a legislar

El hermano y un primo de Mario Delgado serán parte de la próxima legislatura en San Lázaro

Política

Foros sobre reforma judicial inician el 27 de junio

El primer foro sobre la reforma judicial será el jueves 27 de junio, a las 17:00 horas, en la Cámara de Diputados y el último, el 8 de agosto, en Sinaloa

CDMX

Denuncian maltrato animal por abandono de perros en pensión de Tlalpan

Al menos 25 tutores de los canes reclamaron a sus mascotas y denunciaron al responsable del lugar

Sociedad

Chihuahua, entidad peligrosa para chóferes de apps

Hasta el 14 de junio, 13 conductores de plataforma tienen reportes de desaparición activos en ese estado

Mundo

Clima extremo azota cada rincón del planeta

Altas temperaturas en América, Europa y Medio Oriente, y fuertes lluvias en Centroamérica y Asia