/ sábado 6 de enero de 2024

Preparan tipificación de la violencia ácida en CDMX

Los legisladores votarán en la sesión extraordinaria del lunes la iniciativa para reformar el Código Penal

El Congreso de la Ciudad de México discutirá en la sesión extraordinaria del lunes el dictamen para tipificar la violencia ácida, la cual, según el daño a la víctima, podrá considerarse como tentativa de feminicidio.

La Comisión Permanente aprobó anoche llevar a cabo un periodo de sesiones extraordinario, en el cual, además de la ratificación de la fiscal Ernestina Godoy, los legisladores discutirán la iniciativa presentada por la morenista, Marcela Fuente Castillo, para modificar la Ley de Acceso a las Mujeres una Vida Libre de Violencia y el Código Penal local.

Puede interesarte: “Ya tengo el valor para hablarte a ti”: víctimas de violencia reclaman a su agresor

“El dictamen lo que contempla principalmente, y esa era la esencia de la iniciativa de Ley Malena, es que los ataques con ácidos no solamente se considerarán como una modalidad de violencia, sino un tipo específico de violencia y que pudiera ser agravante a tentativa de feminicidio”, dijo la diputada a El Sol de México.

Actualmente, el artículo 131 del Código Penal local considera la agresión con ácido, sustancias corrosivas o inflamables como delito de lesiones y no como tentativa de feminicidio.

Fuente Castillo afirmó que esta situación permitió que jueces dictaran penas de aproximadamente cinco años a los presuntos agresores, por lo que las víctimas quedaron en riesgo una vez que los sospechosos cumplieron sus condenas.

La iniciativa plantea que el Código Penal tenga un capítulo específico sobre este tipo de agresiones y que según la gravedad de los daños causados a una persona se apliquen distintas sanciones. Por ejemplo, considera feminicidio, en grado de tentativa, si el daño físico a la víctima es permanente o si afecta los órganos reproductores sexuales.

“Otra cosa muy importante es la reparación del daño, que es algo que hemos discutido ampliamente en los foros de cómo les cambia la vida (a las víctimas), cómo sufren discriminación después de que fueran atacadas con ácido y del camino que emprenden para recuperar un poco, por medio de cirugías estéticas, lo que les arrebataron”, agregó Fuente Castillo.

En el caso de la Ley de Acceso a las Mujeres una Vida Libre de Violencia, la propuesta estipula establecer la violencia ácida como un tipo de agresión contra la población femenina con sustancias químicas o corrosivas.

De acuerdo con la Fundación Carmen Sánchez, en más de 80 por ciento de las agresiones que analizó, el presunto autor intelectual es un hombre, además, 90 por ciento de los ataques fueron dirigidos al rostro de las mujeres.

ESCASEZ DE DATOS

Para la activista Carmen Sánchez, la iniciativa es relevante, ya que no existe un reporte oficial sobre casos en el país ni en la capital.

La también víctima de violencia ácida mencionó que su fundación registró al menos 44 mujeres víctimas de violencia ácida en el país, de ellas, seis son de la Ciudad de México. Los casos ocurrieron en las últimas tres décadas.

“Desafortunadamente no existe un registro oficial que arroje exactamente cuántas mujeres son, pero las mujeres de las que nosotros tenemos conocimiento que nos han buscado, y que algunas fueron asesinadas con el ácido y sus familias nos buscaron, son 44. Tenemos nombre y apellidos”, dijo Carmen Sánchez a este diario.

La activista dijo que, de acuerdo con una investigación de la vicepresidenta de la fundación, Ximena Canseco, en el sector salud, al menos 100 mujeres recibieron atención médica en 2022 por quemaduras con ácido o alguna sustancia corrosiva e inflamable.

La primera sentencia en México y América Latina contra un agresor por este tipo de violencia ocurrió en mayo de 2023 y se trató de Efrén, quien el 20 de febrero de 2014 intentó asesinar a Carmen Sánchez con ácido.

La pena dictada por un juez fue de 46 años y ocho meses de prisión por tentativa de feminicidio. El pasado 29 de agosto un juez ratificó la sentencia.

➡️ Suscríbete a nuestro Newsletter y recibe las notas más relevantes en tu correo

“Lo que buscamos con esto es que (la sentencia) sea un ejemplo a seguir en cada uno de los estados.

“Queremos que ningún hombre vuelva a lastimar de esta manera tan cruel, porque los ataques con ácido o con sustancias químicas son un tipo de violencia extrema que no sólo suceden en México sino en el mundo”, afirmó.

Entre los casos más recientes que tomaron relevancia a nivel nacional, además del de Carmen Sánchez, son el de la saxofonista María Elena Ríos, en 2019, así como el de la capitalina Elisa Xolalpa ocurrido en 2021.

El Congreso de la Ciudad de México discutirá en la sesión extraordinaria del lunes el dictamen para tipificar la violencia ácida, la cual, según el daño a la víctima, podrá considerarse como tentativa de feminicidio.

La Comisión Permanente aprobó anoche llevar a cabo un periodo de sesiones extraordinario, en el cual, además de la ratificación de la fiscal Ernestina Godoy, los legisladores discutirán la iniciativa presentada por la morenista, Marcela Fuente Castillo, para modificar la Ley de Acceso a las Mujeres una Vida Libre de Violencia y el Código Penal local.

Puede interesarte: “Ya tengo el valor para hablarte a ti”: víctimas de violencia reclaman a su agresor

“El dictamen lo que contempla principalmente, y esa era la esencia de la iniciativa de Ley Malena, es que los ataques con ácidos no solamente se considerarán como una modalidad de violencia, sino un tipo específico de violencia y que pudiera ser agravante a tentativa de feminicidio”, dijo la diputada a El Sol de México.

Actualmente, el artículo 131 del Código Penal local considera la agresión con ácido, sustancias corrosivas o inflamables como delito de lesiones y no como tentativa de feminicidio.

Fuente Castillo afirmó que esta situación permitió que jueces dictaran penas de aproximadamente cinco años a los presuntos agresores, por lo que las víctimas quedaron en riesgo una vez que los sospechosos cumplieron sus condenas.

La iniciativa plantea que el Código Penal tenga un capítulo específico sobre este tipo de agresiones y que según la gravedad de los daños causados a una persona se apliquen distintas sanciones. Por ejemplo, considera feminicidio, en grado de tentativa, si el daño físico a la víctima es permanente o si afecta los órganos reproductores sexuales.

“Otra cosa muy importante es la reparación del daño, que es algo que hemos discutido ampliamente en los foros de cómo les cambia la vida (a las víctimas), cómo sufren discriminación después de que fueran atacadas con ácido y del camino que emprenden para recuperar un poco, por medio de cirugías estéticas, lo que les arrebataron”, agregó Fuente Castillo.

En el caso de la Ley de Acceso a las Mujeres una Vida Libre de Violencia, la propuesta estipula establecer la violencia ácida como un tipo de agresión contra la población femenina con sustancias químicas o corrosivas.

De acuerdo con la Fundación Carmen Sánchez, en más de 80 por ciento de las agresiones que analizó, el presunto autor intelectual es un hombre, además, 90 por ciento de los ataques fueron dirigidos al rostro de las mujeres.

ESCASEZ DE DATOS

Para la activista Carmen Sánchez, la iniciativa es relevante, ya que no existe un reporte oficial sobre casos en el país ni en la capital.

La también víctima de violencia ácida mencionó que su fundación registró al menos 44 mujeres víctimas de violencia ácida en el país, de ellas, seis son de la Ciudad de México. Los casos ocurrieron en las últimas tres décadas.

“Desafortunadamente no existe un registro oficial que arroje exactamente cuántas mujeres son, pero las mujeres de las que nosotros tenemos conocimiento que nos han buscado, y que algunas fueron asesinadas con el ácido y sus familias nos buscaron, son 44. Tenemos nombre y apellidos”, dijo Carmen Sánchez a este diario.

La activista dijo que, de acuerdo con una investigación de la vicepresidenta de la fundación, Ximena Canseco, en el sector salud, al menos 100 mujeres recibieron atención médica en 2022 por quemaduras con ácido o alguna sustancia corrosiva e inflamable.

La primera sentencia en México y América Latina contra un agresor por este tipo de violencia ocurrió en mayo de 2023 y se trató de Efrén, quien el 20 de febrero de 2014 intentó asesinar a Carmen Sánchez con ácido.

La pena dictada por un juez fue de 46 años y ocho meses de prisión por tentativa de feminicidio. El pasado 29 de agosto un juez ratificó la sentencia.

➡️ Suscríbete a nuestro Newsletter y recibe las notas más relevantes en tu correo

“Lo que buscamos con esto es que (la sentencia) sea un ejemplo a seguir en cada uno de los estados.

“Queremos que ningún hombre vuelva a lastimar de esta manera tan cruel, porque los ataques con ácido o con sustancias químicas son un tipo de violencia extrema que no sólo suceden en México sino en el mundo”, afirmó.

Entre los casos más recientes que tomaron relevancia a nivel nacional, además del de Carmen Sánchez, son el de la saxofonista María Elena Ríos, en 2019, así como el de la capitalina Elisa Xolalpa ocurrido en 2021.

Política

INDEP privilegia con donaciones a la 4T

El gobierno de Tlaxcala, la Sedena, la Semar y el propio Instituto para Devolverle al Pueblo lo Robado fueron beneficiados con predios

Sociedad

Rescatan a más de 100 migrantes en Zacatecas; hay dos detenidos

La Fiscalía General de Justicia del Estado de Zacatecas rescató a 116 personas de Guatemala, Ecuador, Honduras, El Salvador y Nicaragua

Elecciones 2024

Nos vamos a responsabilizar de los huérfanos de la violencia: Xóchitl Gálvez

Xóchitl Gálvez se reunió con madres buscadoras en Morelia durante un performance sobre los huérfanos que dejó la violencia

Sociedad

Hallan ocho cuerpos en la carretera a Ciudad Juárez, Chihuahua

Los cuerpos presentan impactos con arma de fuego y huellas de tortura

Sociedad

Muere policía linchado en Zacatelco, Tlaxcala

El policia permaneció en terapia intensiva desde el 8 de abril, cuando fue golpeado por habitantes de Zacatelco

Finanzas

SE estima que nearshoring traerá 36 mil 153 mdd en los próximos tres años

La mayoría de esta inversión provendría de Estados Unidos, seguido de Alemania y, en tercer lugar, de Argentina