/ jueves 26 de noviembre de 2020

"¡Que se haga justicia!", gritan ante feminicidios

Familiares y amigos de las víctimas reprochan a las autoridades la falta de resultados en investigación

Familiares de víctimas de feminicidios alzaron los brazos para mostrar las fotografías de quienes ya no están, pero que merecen justicia: Abii, Kenia, Monserrat, Elideth, Reyna, Karen, Guadalupe, Jael, Daniela, Cecilia, y muchas más durante la marcha por el Día Internacional para la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, que partió del Monumento a la Revolución hacia el Zócalo de la Ciudad de México.

Un hombre mayor, Gerardo Ríos Castellanos, iba al frente entre el grupo de las mujeres víctimas directas e indirectas de los feminicidios que se han reportado entre el Estado de México y la Ciudad de México.

➡️ Mantente informado en nuestro canal de Google Noticias

Hace cinco meses Elideth fue asesinada por su pareja y todavía no llega la justicia: “Por eso estoy participando en la marcha, porque las autoridades no hacen nada, se echan la bolita y esta persona sigue libre cerca de donde mató a mi hija, yo ya hice el trabajo en 90 por ciento, pero no me apoyan para agarrarlo, si a mí me apoyaran yo ya hubiera agarrado a este sujeto, esta persona es un multiasesino porque mató a dos personas hace 13 años”, expuso mientras sostenía con fuerza una lona con el rostro de su hija y el nombre del que considera su asesino.

Ya en la explanada del Zócalo capitalino Verónica vestía de blanco y su atuendo estaba bañado en tinta roja, tapaba su rostro con un pasamontañas color rojo: “Acudo a cada marcha porque hace dos años desaparecieron a una amiga de la universidad, y apareció después de dos meses descuartizada en el barrio de Xochimilco y sus feminicidas siguen libres”, expresó con rabia y llanto.

También estaba ahí por otra amiga de nombre Lety Luna Páramo, quien fue desaparecida y sus dos niños quedaron huérfanos.

“Porque también soy mujer, tengo hermanas, tengo mi madre, no puede ser que todavía en 2020 sigamos caminando con miedo, esta lucha no sólo es para mí, es para todas porque vivimos violencia económica, física y psicológica”, mencionó.

El que me ofrezcan una disculpa no significa que esto terminó, es el principio, los quiero en la cárcelYesenia Zamudio / Madre de Marichuy

En la caminata que pasaba por 5 de Mayo iban dos menores, una de 17 años y la otra de 15 años de edad provenientes del Estado de México, acudieron a la marcha porque hace un mes su prima Karen, de 29 años, fue víctima de feminicidio por parte de su pareja y hasta el momento no ha sido procesada y se encuentra libre.

“Por eso estamos aquí, queremos que se haga justicia, tienen pruebas y los dejan libre”, comentaron Berenice y Jasiel.

La Secretaría de Gobierno de la Ciudad de México aseguró que participaron 900 personas en la marcha y hasta el cierre de esta edición había 11 con lesiones leves, entre ellas cuatro policías.

Hubo momentos en la marcha en que un contingente de mujeres vestidas de negro rompieron vidrios de comercios y realizaron pintas. El instante en el que se vivió mayor tensión fue cuando varias manifestantes quitaron la cerca metálica que había en la explanada del Zócalo y tomaron algunas casas de campaña que se encontraban vacías pertenecientes al Frente Nacional Anti Manuel López Obrador (Frenaaa) y las quemaron.

FGJ ofrece disculpas

La disculpa pública que le ofrecieron ayer por la mañana a Yesenia Zamudio en el Museo Memoria y Tolerancia es para ella una muestra de que su lucha por llevar a la cárcel al culpable de la muerte de su hija Marichuy debe continuar.

“Pedirme una disculpa ellos a la memoria de mi hija es porque están aceptando que hubo omisiones, que hubo una investigación mal hecha”, dijo antes del evento.

“Tuve que pasar de todo, humillaciones, dolor, criminalización, hasta por pseudo activistas, por mujeres que según desean defender los derechos de las mujeres y que ahora son las que veo que más nos maltratan.

Yesenia no marchó ayer pues, dijo, no se siente segura en la Ciudad de México. Su declaración llega a un día de que varias activistas fueron citadas a declarar por asociación delictuosa. “El que me ofrezcan una disculpa no significa que esto terminó, es el principio, los quiero en la cárcel a los responsables“, finalizó.




Te recomendamos el podcast ⬇️

Spotify

Apple Podcasts

Google Podcasts

Acast

Deezer

Familiares de víctimas de feminicidios alzaron los brazos para mostrar las fotografías de quienes ya no están, pero que merecen justicia: Abii, Kenia, Monserrat, Elideth, Reyna, Karen, Guadalupe, Jael, Daniela, Cecilia, y muchas más durante la marcha por el Día Internacional para la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, que partió del Monumento a la Revolución hacia el Zócalo de la Ciudad de México.

Un hombre mayor, Gerardo Ríos Castellanos, iba al frente entre el grupo de las mujeres víctimas directas e indirectas de los feminicidios que se han reportado entre el Estado de México y la Ciudad de México.

➡️ Mantente informado en nuestro canal de Google Noticias

Hace cinco meses Elideth fue asesinada por su pareja y todavía no llega la justicia: “Por eso estoy participando en la marcha, porque las autoridades no hacen nada, se echan la bolita y esta persona sigue libre cerca de donde mató a mi hija, yo ya hice el trabajo en 90 por ciento, pero no me apoyan para agarrarlo, si a mí me apoyaran yo ya hubiera agarrado a este sujeto, esta persona es un multiasesino porque mató a dos personas hace 13 años”, expuso mientras sostenía con fuerza una lona con el rostro de su hija y el nombre del que considera su asesino.

Ya en la explanada del Zócalo capitalino Verónica vestía de blanco y su atuendo estaba bañado en tinta roja, tapaba su rostro con un pasamontañas color rojo: “Acudo a cada marcha porque hace dos años desaparecieron a una amiga de la universidad, y apareció después de dos meses descuartizada en el barrio de Xochimilco y sus feminicidas siguen libres”, expresó con rabia y llanto.

También estaba ahí por otra amiga de nombre Lety Luna Páramo, quien fue desaparecida y sus dos niños quedaron huérfanos.

“Porque también soy mujer, tengo hermanas, tengo mi madre, no puede ser que todavía en 2020 sigamos caminando con miedo, esta lucha no sólo es para mí, es para todas porque vivimos violencia económica, física y psicológica”, mencionó.

El que me ofrezcan una disculpa no significa que esto terminó, es el principio, los quiero en la cárcelYesenia Zamudio / Madre de Marichuy

En la caminata que pasaba por 5 de Mayo iban dos menores, una de 17 años y la otra de 15 años de edad provenientes del Estado de México, acudieron a la marcha porque hace un mes su prima Karen, de 29 años, fue víctima de feminicidio por parte de su pareja y hasta el momento no ha sido procesada y se encuentra libre.

“Por eso estamos aquí, queremos que se haga justicia, tienen pruebas y los dejan libre”, comentaron Berenice y Jasiel.

La Secretaría de Gobierno de la Ciudad de México aseguró que participaron 900 personas en la marcha y hasta el cierre de esta edición había 11 con lesiones leves, entre ellas cuatro policías.

Hubo momentos en la marcha en que un contingente de mujeres vestidas de negro rompieron vidrios de comercios y realizaron pintas. El instante en el que se vivió mayor tensión fue cuando varias manifestantes quitaron la cerca metálica que había en la explanada del Zócalo y tomaron algunas casas de campaña que se encontraban vacías pertenecientes al Frente Nacional Anti Manuel López Obrador (Frenaaa) y las quemaron.

FGJ ofrece disculpas

La disculpa pública que le ofrecieron ayer por la mañana a Yesenia Zamudio en el Museo Memoria y Tolerancia es para ella una muestra de que su lucha por llevar a la cárcel al culpable de la muerte de su hija Marichuy debe continuar.

“Pedirme una disculpa ellos a la memoria de mi hija es porque están aceptando que hubo omisiones, que hubo una investigación mal hecha”, dijo antes del evento.

“Tuve que pasar de todo, humillaciones, dolor, criminalización, hasta por pseudo activistas, por mujeres que según desean defender los derechos de las mujeres y que ahora son las que veo que más nos maltratan.

Yesenia no marchó ayer pues, dijo, no se siente segura en la Ciudad de México. Su declaración llega a un día de que varias activistas fueron citadas a declarar por asociación delictuosa. “El que me ofrezcan una disculpa no significa que esto terminó, es el principio, los quiero en la cárcel a los responsables“, finalizó.




Te recomendamos el podcast ⬇️

Spotify

Apple Podcasts

Google Podcasts

Acast

Deezer

Sociedad

México registra en las últimas horas 4 mil 983 nuevos casos por Covid-19

Las entidades que más casos positivos acumulan a día de hoy son: CDMX, Edomex, Nuevo León, Guanajuato y Jalisco

Sociedad

Fallan 101 altavoces de la CDMX en segundo Macro Simulacro 2021

La secretaria de Gestión Integral y Protección Civil, Myriam Urzúa, informó que pese a las fallas, es el registro de incidencias más bajo

Sociedad

Vinculan a proceso a exgobernador de Aguascalientes

La FGR logró la vinculación a proceso del exmandatario por los delitos de defraudación fiscal equiparada

Sociedad

México registra en las últimas horas 4 mil 983 nuevos casos por Covid-19

Las entidades que más casos positivos acumulan a día de hoy son: CDMX, Edomex, Nuevo León, Guanajuato y Jalisco

Doble Vía

¿Divorcio gris? La tendencia de separación que va en aumento

Este fenómeno comenzó a tomar mayor relevancia con el paso del tiempo, pues el divorcio se vio más aceptable en la sociedad.

Sociedad

Lluvias provocan inundaciones en Morelos; seis municipios afectados

La región de Yautepec fue la más afectada, y la SEDENA activó el Plan DN-III-E

Mundo

Canadá va a las urnas este lunes tras reñida campaña electoral

Las encuestas señalan que el Partido Liberal de Trudeau está ligeramente por delante del Partido Conservador de Erin O'Toole

CDMX

Estos son los nuevos cambios en el gabinete de Sheinbaum Pardo

La Secretaria de Turismo y la Secretaría del Trabajo son de los principales ajustes

Mundo

Políticas afganas realizan su primera rueda de prensa bajo el régimen talibán

La rueda de prensa, a la que asistieron unas 150 mujeres, tuvo lugar en la sede del Movimiento para el Cambio en Afganistán