/ lunes 31 de julio de 2017

Se complica estado de salud de sacerdote agredido en Catedral Metropolitana

El padre José Miguel Machorro se encuentra delicado de salud y aun cuando sus familiares desean trasladarlo de Tehuacán, Puebla, a la Ciudad de México para que reciba mejor atención médica, temen complicaciones debido a que está “muy débil”, informó la Arquidiócesis de México. A través de su página oficial, resaltó que personal médico del Hospital General de Tehuacán dio a conocer que el sábado se complicó la salud del sacerdote, quien se encuentra delicado debido a un problema intestinal de carácter infeccioso. Lo anterior, explicó, “provoca que su cuerpo se inflame, que tenga baja la presión y que su intestino esté sumamente distendido, al punto de que no se mueve”.

Además, Machorro está afectado del riñón y sólo orina unos 750 mililitros al día, aun cuando consume gran cantidad de soluciones. “Lo que ahora se le quiere hacer es practicarle una tomografía de abdomen y conocer si existe una urgencia quirúrgica”, refirió el médico que lo atiende. El 15 de mayo pasado, el sacerdote fue agredido en la Catedral Metropolitana de la Ciudad de México con un arma punzocortante, lo que ocasionó que la parte derecha de su cuerpo esté inmóvil y que haya tenido mielitis trasversa, situación que “puede estar provocando que el intestino no se mueva y cualquier infección lo ponga en grave riesgo”.

Lee también | 

De acuerdo con el Arzobispado, el hermano del padre agredido indicó que la familia está muy preocupada por la salud del sacerdote. “No podemos hacer mucho aquí en el hospital, más que recurrir a los amigos. Ya nos está apoyando el director de la Jurisdicción Sanitaria de este distrito. Pero el hospital tiene muchas limitaciones; por eso nosotros seguimos pensando que la mejor atención se la podrían dar en la Ciudad de México”, anotó. Sin embargo, “tenemos el temor de que al ser trasladado no vaya a llegar, ya que sí está muy débil, ha tenido evacuaciones una tras otra. Anoche nuevamente volvió a tener dificultades para hablar”, puntualizó el familiar.

/amg

Más información: 

PGR pide a Interpol emitir ficha roja contra sacerdote por presunta pederastia

El padre José Miguel Machorro se encuentra delicado de salud y aun cuando sus familiares desean trasladarlo de Tehuacán, Puebla, a la Ciudad de México para que reciba mejor atención médica, temen complicaciones debido a que está “muy débil”, informó la Arquidiócesis de México. A través de su página oficial, resaltó que personal médico del Hospital General de Tehuacán dio a conocer que el sábado se complicó la salud del sacerdote, quien se encuentra delicado debido a un problema intestinal de carácter infeccioso. Lo anterior, explicó, “provoca que su cuerpo se inflame, que tenga baja la presión y que su intestino esté sumamente distendido, al punto de que no se mueve”.

Además, Machorro está afectado del riñón y sólo orina unos 750 mililitros al día, aun cuando consume gran cantidad de soluciones. “Lo que ahora se le quiere hacer es practicarle una tomografía de abdomen y conocer si existe una urgencia quirúrgica”, refirió el médico que lo atiende. El 15 de mayo pasado, el sacerdote fue agredido en la Catedral Metropolitana de la Ciudad de México con un arma punzocortante, lo que ocasionó que la parte derecha de su cuerpo esté inmóvil y que haya tenido mielitis trasversa, situación que “puede estar provocando que el intestino no se mueva y cualquier infección lo ponga en grave riesgo”.

Lee también | 

De acuerdo con el Arzobispado, el hermano del padre agredido indicó que la familia está muy preocupada por la salud del sacerdote. “No podemos hacer mucho aquí en el hospital, más que recurrir a los amigos. Ya nos está apoyando el director de la Jurisdicción Sanitaria de este distrito. Pero el hospital tiene muchas limitaciones; por eso nosotros seguimos pensando que la mejor atención se la podrían dar en la Ciudad de México”, anotó. Sin embargo, “tenemos el temor de que al ser trasladado no vaya a llegar, ya que sí está muy débil, ha tenido evacuaciones una tras otra. Anoche nuevamente volvió a tener dificultades para hablar”, puntualizó el familiar.

/amg

Más información: 

PGR pide a Interpol emitir ficha roja contra sacerdote por presunta pederastia