/ domingo 10 de noviembre de 2019

Tepito, en busca de talentos del barrio

La Red de Espacios Culturales se conforma de Martes de Arte, Escuela de Paz y Escuela de Arte

Visitar Tepito en martes podría parecer una mala idea pues es el único día de la semana en el que no se cubre de lonas amarillas, de ofertas de productos ni de puestos de comida. Pero para su gente, es el mejor día para apropiarse de las calles y cumplir con un propósito: recordarle al barrio, a través de la cultura, de qué están hechos.

Luis Arévalo nació, creció y ha vivido en Tepito durante sus casi 80 años. Habla del barrio con un brillo en los ojos pues es su gente y quiere verla crecer y mejorar. Reconoce que adentro hay muchos intereses pero su trabajo es que la gente “agarre la onda” y luche por un Tepito mejor.

Estos colectivos también imparten artes escénicas / Roberto Hernández

Espera detrás de las puertas de Casa Barrio Tepito, un foro de cultura frente a la estación del Metro, donde una frase de un querido artista de casa recibe a todo aquel que se encuentra con este espacio: “Si todos jaláramos parejo, la vida sería más chida”. A unos metros las lonas dejan ver por un pequeño espacio a un convoy de patrullas de la policía de la Ciudad de México que monta guardia sobre Avenida del Trabajo, al menos hay 20 elementos. El barrio sigue como si no estuvieran ahí aún cuando unos días antes vivieron un polémico operativo contra La Unión Tepito.

Pero Don Luis como el promotor que es, logra borrar esa imagen de fortaleza con sus historias de la colonia pues a través de sus palabras da cuenta del talento que existe en el barrio y no solo de la presencia de la delincuencia. Su receta, destaca, es motivar a la gente con cultura, educación y capacitación.

Luis Arévalo, a sus 80 años, busca mejorar su barrio / Alejandro Aguilar

Por ello creó y ha visto crecer la Red de Espacios Culturales de Tepito que se conforma de Martes de Arte, Escuela de Paz, Escuela de Arte Libre de Tepito y otros colectivos que buscan revivir las artes y oficios en sus propias calles y que hoy se enfrentan nuevamente a una promesa que ya conocen: dotarles de un espacio establecido para detonar la cultura.

Se trata de revivir a la abandonada escuela primaria Vasco de Quiroga, ubicada frente a los Palomares, a unas cuadras del metro Tepito y en el límite de las alcaldías Venustiano Carranza y Cuauhtémoc -que comparten al barrio bravo- para tener un espacio abierto con talleres y actividades para pacificar al barrio, para recordarles a sus jóvenes para qué sirven sus manos, tal como el muralista Daniel Manrique lo buscó a través del arte en los inmuebles del barrio. A la escuela exclusiva de varones ya nadie fue pues, según cuenta Don Luis, las lonas (comercio informal) ganaron la batalla del proyecto de vida sus estudiantes.

Don Luis se enteró hace unos días que el gobierno de Claudia Sheinbaum quiere transformar esta primaria abandonada en un centro cultural para Tepito. No es la primera vez que escucha esta promesa pero confía en que, ahora sí, se logre este espacio para su gente.

El graffiti se ha convertido en un modo de expresión urbano / Alejandro Aguilar

Por su buena ubicación y su espacioso terreno, le echó el ojo y empezó la gestión para convertir el inmueble abandonado en un espacio abierto a su barrio, fue así que en 2016, justo el día del niño, se iniciaría el proyecto. Aquel día nada ocurrió y el barrio siguió trabajando como lo sabe: desde sus calles y con su gente.

Y así lo demostraron este año. Ayer celebraron entre shows, sonidero y mucha comida, la apropiación de su espacio público a través de una serie de murales donde participó su gente y aquellos colectivos que han sido adoptados por el barrio. La Escuela de Paz, a través de los colectivos culturales comunitarios de la Ciudad de México, llenaron de color a Los Palomares. Tepito vive, baila, come, reza y trabaja en las calles, así que si no se da la recuperación de la primaria abandonada, el barrio confía en que seguirán impulsando el arte y la cultura en donde está su gente, apropiándose de las calles del barrio bravo.

Visitar Tepito en martes podría parecer una mala idea pues es el único día de la semana en el que no se cubre de lonas amarillas, de ofertas de productos ni de puestos de comida. Pero para su gente, es el mejor día para apropiarse de las calles y cumplir con un propósito: recordarle al barrio, a través de la cultura, de qué están hechos.

Luis Arévalo nació, creció y ha vivido en Tepito durante sus casi 80 años. Habla del barrio con un brillo en los ojos pues es su gente y quiere verla crecer y mejorar. Reconoce que adentro hay muchos intereses pero su trabajo es que la gente “agarre la onda” y luche por un Tepito mejor.

Estos colectivos también imparten artes escénicas / Roberto Hernández

Espera detrás de las puertas de Casa Barrio Tepito, un foro de cultura frente a la estación del Metro, donde una frase de un querido artista de casa recibe a todo aquel que se encuentra con este espacio: “Si todos jaláramos parejo, la vida sería más chida”. A unos metros las lonas dejan ver por un pequeño espacio a un convoy de patrullas de la policía de la Ciudad de México que monta guardia sobre Avenida del Trabajo, al menos hay 20 elementos. El barrio sigue como si no estuvieran ahí aún cuando unos días antes vivieron un polémico operativo contra La Unión Tepito.

Pero Don Luis como el promotor que es, logra borrar esa imagen de fortaleza con sus historias de la colonia pues a través de sus palabras da cuenta del talento que existe en el barrio y no solo de la presencia de la delincuencia. Su receta, destaca, es motivar a la gente con cultura, educación y capacitación.

Luis Arévalo, a sus 80 años, busca mejorar su barrio / Alejandro Aguilar

Por ello creó y ha visto crecer la Red de Espacios Culturales de Tepito que se conforma de Martes de Arte, Escuela de Paz, Escuela de Arte Libre de Tepito y otros colectivos que buscan revivir las artes y oficios en sus propias calles y que hoy se enfrentan nuevamente a una promesa que ya conocen: dotarles de un espacio establecido para detonar la cultura.

Se trata de revivir a la abandonada escuela primaria Vasco de Quiroga, ubicada frente a los Palomares, a unas cuadras del metro Tepito y en el límite de las alcaldías Venustiano Carranza y Cuauhtémoc -que comparten al barrio bravo- para tener un espacio abierto con talleres y actividades para pacificar al barrio, para recordarles a sus jóvenes para qué sirven sus manos, tal como el muralista Daniel Manrique lo buscó a través del arte en los inmuebles del barrio. A la escuela exclusiva de varones ya nadie fue pues, según cuenta Don Luis, las lonas (comercio informal) ganaron la batalla del proyecto de vida sus estudiantes.

Don Luis se enteró hace unos días que el gobierno de Claudia Sheinbaum quiere transformar esta primaria abandonada en un centro cultural para Tepito. No es la primera vez que escucha esta promesa pero confía en que, ahora sí, se logre este espacio para su gente.

El graffiti se ha convertido en un modo de expresión urbano / Alejandro Aguilar

Por su buena ubicación y su espacioso terreno, le echó el ojo y empezó la gestión para convertir el inmueble abandonado en un espacio abierto a su barrio, fue así que en 2016, justo el día del niño, se iniciaría el proyecto. Aquel día nada ocurrió y el barrio siguió trabajando como lo sabe: desde sus calles y con su gente.

Y así lo demostraron este año. Ayer celebraron entre shows, sonidero y mucha comida, la apropiación de su espacio público a través de una serie de murales donde participó su gente y aquellos colectivos que han sido adoptados por el barrio. La Escuela de Paz, a través de los colectivos culturales comunitarios de la Ciudad de México, llenaron de color a Los Palomares. Tepito vive, baila, come, reza y trabaja en las calles, así que si no se da la recuperación de la primaria abandonada, el barrio confía en que seguirán impulsando el arte y la cultura en donde está su gente, apropiándose de las calles del barrio bravo.

Política

México puede enfrentar una emergencia como el Covid-19, pero preocupa la austeridad: Córdova

México cuenta con los recursos humanos y experiencia para enfrentar una emergencia como la del coronavirus

Sociedad

Puebla promete aclarar asesinatos de dos estudiantes

Miguel Barbosa asegura que su gobierno entregará al consulado de Colombia cualquier avance en las investigaciones sobre el homicidio de dos estudiantes

Política

Interjet sí tiene deuda con el SAT, dice AMLO

Se hace la gestión para que, de conformidad con la ley, pague sus impuestos que no le son perdonados

Gossip

Ella es la actriz que encaró a la secta Nxivm

La aristócrata y actriz Katherine Oxenberg presentará la historia que vivió su hija para concientizar

Gossip

Ignacio López Tarso regresa al cine a sus 95 años

El primer actor anuncia que próximamente iniciará un nuevo proyecto, tras varios años sin pisar el set

Gossip

Frank Di, un artista original sin ataduras musicales

Frank Di suena con La última gota en las plataformas digitales

Finanzas

Cancún, el nuevo polo para el internet de las cosas

La marca de tecnología abrió el centro de innovación Sperto con una inversión superior a 11 millones de pesos. Destinará tres mil millones al desarrollo de tecnología

Política

En seguridad no nos damos abasto: Corral

Atentado contra mi escolta fue para aparentar una agresión contra mi, sostuvo el mandatario

Finanzas

Empleos en la data, la nueva oferta laboral

Cinco de cada 15 empleos en México requerirán del manejo de datos para su ejecución, según LinkedIn