/ domingo 2 de septiembre de 2018

¿De qué mueren los capitalinos?

Diabetes, cardiopatías y tumores malignos son las principales causas que afecta a 50% de la población

En la Ciudad de México 40 personas al día pierden la vida por enfermedades del corazón, 28 por la diabetes mellitus y 22 por tumores malignos; son los tres padecimientos que concentran el 53% de las muertes de los capitalinos.

Los datos más recientes de la Secretaría de Salud local corresponden a 2016 e indican que en ese año las tres causas consumieron la vida de 33 mil 247 de las 62 mil 230 personas.

De hecho las cardiopatías como la diabetes mellitus se dispararon en más del 50% con respecto a las cifras registradas en el año 2000; el primer padecimiento creció 67.8% en los últimos 16 años y el segundo 58.9% en el mismo periodo.

Incluso la tasa de mortalidad por enfermedades del corazón rebasa a la tasa nacional, con 123.9 muertes por cada 100 mil habitantes y 111.5, respectivamente; en cuanto a diabetes mellitus la tasa capitalina es de 87.9 por 86.3 a nivel nacional.

Contrario a lo que se podría pensar, los accidentes y los homicidios no están ni siquiera dentro de las cinco principales causa de muerte, pues en 2016 apenas dos mil 830, que representan 4.5% de los 62 mil 230 fallecimientos registrados aquel año.

El top 10 de las causas de mortalidad general en la Ciudad de México lo completan las enfermedades cerebrovasculares, enfermedades del hígado, influenza y neumonía, enfermedades pulmonares obstructivas crónicas, accidentes, homicidios y por último insuficiencia renal.

Fue en la década de los 60 cuando las enfermedades del corazón empezaron a cobrar relevancia en las muertes de los capitalinos al posicionarse como la quinta causa de fallecimiento; para la década de los 70 subió un peldaño y a partir de 1980 no se ha movido del primer sitio.

Por lo que hace a la diabetes, en los 60 era la onceava causa de muerte; en la década siguiente fue la décima, luego pasó a la octava, lo que ya marcaba una tendencia al alza en la incidencia de este padecimiento en las muertes capitalinas.

Para la década de los 90 se disparó a tal grado que se convirtió en sólo 10 años en la tercera causa de muerte en la Ciudad de México y fue a partir del año 2000 que se colocó como la segunda causa de fallecimientos, sitio del que hasta ahora no se ha movido.

Afecta estilo de vida

El doctor en cardiología Antonio Gordillo dijo en entrevista con El Sol de México que las enfermedades del corazón y la diabetes están ligadas con el estilo de vida de una urbe como la Ciudad de México y afectan tanto a hombres como mujeres.

El tabaquismo, la mala alimentación, la ingesta de refrescos, el estrés, la falta de ejercicio generan padecimientos estrechamente ligados entre sí.

En ese sentido el también miembro de la Asociación Nacional de Cardiólogos de México (Ancam) apuntó que los taxistas han elevado mucho su frecuencia de infartos debido al estilo de vida que llevan en el que están sometidos al estrés, mala alimentación y sedentarismo.

“Antes comíamos muy sano y ahora son comidas procesadas que se sabe que están asociadas con el desarrollo de enfermedades de este tipo, los refrescos también afectan, la gente debe saber que no existe un refresco bueno, todos hacen daño”, advirtió el cardiólogo Antonio Gordillo.

En la Ciudad de México 40 personas al día pierden la vida por enfermedades del corazón, 28 por la diabetes mellitus y 22 por tumores malignos; son los tres padecimientos que concentran el 53% de las muertes de los capitalinos.

Los datos más recientes de la Secretaría de Salud local corresponden a 2016 e indican que en ese año las tres causas consumieron la vida de 33 mil 247 de las 62 mil 230 personas.

De hecho las cardiopatías como la diabetes mellitus se dispararon en más del 50% con respecto a las cifras registradas en el año 2000; el primer padecimiento creció 67.8% en los últimos 16 años y el segundo 58.9% en el mismo periodo.

Incluso la tasa de mortalidad por enfermedades del corazón rebasa a la tasa nacional, con 123.9 muertes por cada 100 mil habitantes y 111.5, respectivamente; en cuanto a diabetes mellitus la tasa capitalina es de 87.9 por 86.3 a nivel nacional.

Contrario a lo que se podría pensar, los accidentes y los homicidios no están ni siquiera dentro de las cinco principales causa de muerte, pues en 2016 apenas dos mil 830, que representan 4.5% de los 62 mil 230 fallecimientos registrados aquel año.

El top 10 de las causas de mortalidad general en la Ciudad de México lo completan las enfermedades cerebrovasculares, enfermedades del hígado, influenza y neumonía, enfermedades pulmonares obstructivas crónicas, accidentes, homicidios y por último insuficiencia renal.

Fue en la década de los 60 cuando las enfermedades del corazón empezaron a cobrar relevancia en las muertes de los capitalinos al posicionarse como la quinta causa de fallecimiento; para la década de los 70 subió un peldaño y a partir de 1980 no se ha movido del primer sitio.

Por lo que hace a la diabetes, en los 60 era la onceava causa de muerte; en la década siguiente fue la décima, luego pasó a la octava, lo que ya marcaba una tendencia al alza en la incidencia de este padecimiento en las muertes capitalinas.

Para la década de los 90 se disparó a tal grado que se convirtió en sólo 10 años en la tercera causa de muerte en la Ciudad de México y fue a partir del año 2000 que se colocó como la segunda causa de fallecimientos, sitio del que hasta ahora no se ha movido.

Afecta estilo de vida

El doctor en cardiología Antonio Gordillo dijo en entrevista con El Sol de México que las enfermedades del corazón y la diabetes están ligadas con el estilo de vida de una urbe como la Ciudad de México y afectan tanto a hombres como mujeres.

El tabaquismo, la mala alimentación, la ingesta de refrescos, el estrés, la falta de ejercicio generan padecimientos estrechamente ligados entre sí.

En ese sentido el también miembro de la Asociación Nacional de Cardiólogos de México (Ancam) apuntó que los taxistas han elevado mucho su frecuencia de infartos debido al estilo de vida que llevan en el que están sometidos al estrés, mala alimentación y sedentarismo.

“Antes comíamos muy sano y ahora son comidas procesadas que se sabe que están asociadas con el desarrollo de enfermedades de este tipo, los refrescos también afectan, la gente debe saber que no existe un refresco bueno, todos hacen daño”, advirtió el cardiólogo Antonio Gordillo.

Justicia

Allanan casa de Lydia Cacho y roban documentos sobre pederastia

Expertos en seguridad, consultados por la periodista después del allanamiento, aseguran que “iban por ella” y que, afortunadamente, no se encontraba en su hogar

Política

Mario Delgado, un gallo muy bueno para Morena: Gabino Cué

Mario Delgado dice que esperará a que se abrá la convocatoria para decidir si compite por la dirigencia nacional de Morena

Sociedad

ONG's demandan al gobierno mexicano mecanismo que evite clientelismo en trato de VIH

Criticaron al gobierno mexicano por no llevar a cabo estrategias de prevención del VIH

Sociedad

ONG's demandan al gobierno mexicano mecanismo que evite clientelismo en trato de VIH

Criticaron al gobierno mexicano por no llevar a cabo estrategias de prevención del VIH

Virales

Perro asiste a juicio como víctima de maltrato

Por primera vez en América Latina un animal asiste como afectado

Sociedad

Muere niño mientras limpiaba autos en Toluca

Así no más se desmayó, un chavo lo agarró pero como que ya no respiraba", relata Julio, hermano mayor de Miguel Ángel

Gossip

¡Adiós, príncipe!

Alejandro Cárdenas Ochoa era un hombre afable, de trato fácil, pero detrás de esa personalidad bromista se escondía una persona con convicciones, entregada a su trabajo y comprometida con su familia

Política

Con selfie con Pistachón Zig Zag, Meade festeja aniversario de Odisea Burbujas

El ex candidato presidencial hizo referencia al tema de entretenimiento, relacionado a la problemática de la contaminación

Cultura

A 87 años de su primera edición, la Guelaguetza sigue enamorando a locales y visitantes

Como ya es tradición, la diosa Centéotl 2019, Lilia López Hernández, originaria de Loma Bonita, fue la encargada de dar la bienvenida