/ lunes 17 de octubre de 2016

Garantiza Gobierno capitalino la prestación de servicios en 2017

El Gobierno de la Ciudad de México se apretará el cinturón el próximo año, a fin de garantizar a los capitalinos la prestación de servicios, a pesar de que por lo menos entre un 30 y hasta 40 por ciento de mexiquenses estudian en la capital, se les brinda servicios de transporte y de hospitales, lo que significa un gasto extra para la administración capitalina, apuntó el asambleísta constituyente, Armando Ríos.

A su manera de ver, Alfredo del Mazo, presidente de la Comisión de Presupuesto y Cuenta Pública de la Cámara de Diputados y Luis Videgaray, exsecretario de Hacienda y Crédito Público, son los orquestadores del recorte presupuestario a la Ciudad de México.

Apuntó que dichos ajustes afectarán a los rubros de salud, transporte público, medio ambiente y seguridad, por lo que, consideró, que tiene tintes políticos para beneficiar y sobre todo pretender garantizar el triunfo  en el Estado de México, al otorgarle más de 12 mil millones de pesos.

El legislador del Partido de la Revolución Democrática preciso que Gobierno federal está obligado a cumplir con el compromiso de asignar recursos a la Ciudad, toda vez que es un asunto de seguridad nacional, como lo han mencionado en las distintas fracciones de diputados del Senado y el Congreso de la Unión un recorte histórico por 239 mil 700 millones de pesos al presupuesto para 2017.

De acuerdo con la iniciativa de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), ahora a cargo de José Antonio Meade, el ajuste por primera vez en ocho años, limitara en gastos a la Ciudad de México, donde afectara directamente la ampliación de líneas del Metro, hospitales, compra de equipos de alta tecnología en medicina mantenimiento y ampliación de obras en vías primarias, a fin de agilizar vialidades y con ello reducir contaminación, entre otras.

Afirmó que el funcionario está obligado a entregar imparcialmente los recursos suficientes a la capital y otras entidades y no solo beneficiar a entidades gobernados por su partido político.

Recordó que Alfredo del Mazo es mencionado como precandidatos a la gubernatura del Estado de México, por lo que le beneficiaría el ajuste durante la próxima contienda electoral

Finalmente, Alfredo Del Mazo no se ha manifestado sobre los beneficios a su Estado ni el recorte presupuestario a la Ciudad de México con el argumento de estar en discusiones o acuerdos del Congreso.

El Gobierno de la Ciudad de México se apretará el cinturón el próximo año, a fin de garantizar a los capitalinos la prestación de servicios, a pesar de que por lo menos entre un 30 y hasta 40 por ciento de mexiquenses estudian en la capital, se les brinda servicios de transporte y de hospitales, lo que significa un gasto extra para la administración capitalina, apuntó el asambleísta constituyente, Armando Ríos.

A su manera de ver, Alfredo del Mazo, presidente de la Comisión de Presupuesto y Cuenta Pública de la Cámara de Diputados y Luis Videgaray, exsecretario de Hacienda y Crédito Público, son los orquestadores del recorte presupuestario a la Ciudad de México.

Apuntó que dichos ajustes afectarán a los rubros de salud, transporte público, medio ambiente y seguridad, por lo que, consideró, que tiene tintes políticos para beneficiar y sobre todo pretender garantizar el triunfo  en el Estado de México, al otorgarle más de 12 mil millones de pesos.

El legislador del Partido de la Revolución Democrática preciso que Gobierno federal está obligado a cumplir con el compromiso de asignar recursos a la Ciudad, toda vez que es un asunto de seguridad nacional, como lo han mencionado en las distintas fracciones de diputados del Senado y el Congreso de la Unión un recorte histórico por 239 mil 700 millones de pesos al presupuesto para 2017.

De acuerdo con la iniciativa de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), ahora a cargo de José Antonio Meade, el ajuste por primera vez en ocho años, limitara en gastos a la Ciudad de México, donde afectara directamente la ampliación de líneas del Metro, hospitales, compra de equipos de alta tecnología en medicina mantenimiento y ampliación de obras en vías primarias, a fin de agilizar vialidades y con ello reducir contaminación, entre otras.

Afirmó que el funcionario está obligado a entregar imparcialmente los recursos suficientes a la capital y otras entidades y no solo beneficiar a entidades gobernados por su partido político.

Recordó que Alfredo del Mazo es mencionado como precandidatos a la gubernatura del Estado de México, por lo que le beneficiaría el ajuste durante la próxima contienda electoral

Finalmente, Alfredo Del Mazo no se ha manifestado sobre los beneficios a su Estado ni el recorte presupuestario a la Ciudad de México con el argumento de estar en discusiones o acuerdos del Congreso.