/ jueves 18 de mayo de 2017

Investigarán explotación de niños en Central de Abasto

Tras manifestarse a favor de impulsar medidas para erradicar la explotación laboral infantil en la Central de Abasto de Iztapalapa, la Diputación Permanente de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF) pidió ayer a la Comisión de Derechos Humanos capitalina investigar dichos abusos en contra de los menores.

Durante la sesión, los legisladores aprobaron un Punto de Acuerdo para exhortar a la Coordinación y Administración General de la Central de Abasto de la Ciudad de México a que implemente medidas urgentes, para erradicar la explotación laboral infantil dicha central de abasto.

Desde tribuna, la perredista, Rebeca Peralta León advirtió que en dicho centro de abasto trabajan niños de entre 7 y 15 años de edad, quienes son empleados principalmente para trasladar mercancías con más de 80 kilos de peso y una jornada laboral de hasta 10 horas continuas.

Recordó que especialistas señalan que los menores que desempeñan ese tipo de trabajo, están propensos a padecer lesiones musculares, en muchos casos irreversibles con alteraciones musculares de por vida.

Advirtió que la explotación infantil impide el desarrollo integral de ese sector de la población, por lo que urgió a tomar las medidas necesarias de protección al infante.

Agregó que de acuerdo a la Secretaría del Trabajo de la Ciudad de México, el 50 por ciento de los menores que trabajan en la capital del país, provienen de las delegaciones Cuauhtémoc, Gustavo A. Madero, Iztacalco e Iztapalapa, en tanto que el 50 por ciento restante proviene principalmente de los Estados de México, Puebla, Tlaxcala y Morelos.

La asambleísta calificó de inadmisible la explotación laboral infantil, pero dijo que de acuerdo a la Organización Internacional del Trabajo, en el mundo hay  aproximadamente 215 millones de niños víctimas del trabajo infantil.

Para concluir, señaló que el Instituto Nacional de Estadística y Geografía informó que en 2013 existían en México alrededor de 2.5 millones de niños y adolescentes de entre 5 y 17 años que desempeñaban alguna actividad laboral, mientras el 40 por ciento de ellos, no van a la escuela.

Tras manifestarse a favor de impulsar medidas para erradicar la explotación laboral infantil en la Central de Abasto de Iztapalapa, la Diputación Permanente de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF) pidió ayer a la Comisión de Derechos Humanos capitalina investigar dichos abusos en contra de los menores.

Durante la sesión, los legisladores aprobaron un Punto de Acuerdo para exhortar a la Coordinación y Administración General de la Central de Abasto de la Ciudad de México a que implemente medidas urgentes, para erradicar la explotación laboral infantil dicha central de abasto.

Desde tribuna, la perredista, Rebeca Peralta León advirtió que en dicho centro de abasto trabajan niños de entre 7 y 15 años de edad, quienes son empleados principalmente para trasladar mercancías con más de 80 kilos de peso y una jornada laboral de hasta 10 horas continuas.

Recordó que especialistas señalan que los menores que desempeñan ese tipo de trabajo, están propensos a padecer lesiones musculares, en muchos casos irreversibles con alteraciones musculares de por vida.

Advirtió que la explotación infantil impide el desarrollo integral de ese sector de la población, por lo que urgió a tomar las medidas necesarias de protección al infante.

Agregó que de acuerdo a la Secretaría del Trabajo de la Ciudad de México, el 50 por ciento de los menores que trabajan en la capital del país, provienen de las delegaciones Cuauhtémoc, Gustavo A. Madero, Iztacalco e Iztapalapa, en tanto que el 50 por ciento restante proviene principalmente de los Estados de México, Puebla, Tlaxcala y Morelos.

La asambleísta calificó de inadmisible la explotación laboral infantil, pero dijo que de acuerdo a la Organización Internacional del Trabajo, en el mundo hay  aproximadamente 215 millones de niños víctimas del trabajo infantil.

Para concluir, señaló que el Instituto Nacional de Estadística y Geografía informó que en 2013 existían en México alrededor de 2.5 millones de niños y adolescentes de entre 5 y 17 años que desempeñaban alguna actividad laboral, mientras el 40 por ciento de ellos, no van a la escuela.