/ viernes 24 de julio de 2020

Terapias de reorientación sexual serán castigadas con cárcel en CDMX

Habrá penas de 2 a 5 años de cárcel y de 50 a 100 horas de trabajo comunitario a quien obligue a una persona someterse a estos métodos

Los Esfuerzos para Corregir la Orientación Sexual y de Género (Ecosig), también conocidos como terapias de conversión, serán un delito en la Ciudad de México que se castigará con penas de dos a cinco años de cárcel y de 50 a 100 horas de trabajo comunitario.

Así lo aprobó este viernes el Congreso capitalino al avalar con 49 votos a favor, nueve en contra y cinco abstenciones las reformas al artículo 206 bis del Código Penal local para prohibir que una persona sea obligada a someterse a este tipo de métodos.

Foto: EFE

Los nueve votos en contra fueron de los diputados del PAN, América Rangel, Héctor Barrera, Diego Orlando Garrido, Gabriela Salido Magos, Christian von Roehrich y Patricia Báez; de los diputados de la alianza parlamentaria del Partido Encuentro Social, Fernando Aboitiz y Miguel Ángel Álvarez Melo y del morenista Efraín Morales.

Al presentar el dictamen en la sesión extraordinaria, el presidente de la Comisión de Administración y Procuración de Justicia, Eduardo Santillán, señaló que esta reforma “reconoce el derecho a determinar la libre orientación sexual”.

Por lo tanto, dijo, se reconoce que “ninguna persona, en respeto a esta libre capacidad de autodeterminación, puede ser obligada, bajo ninguna circunstancia, o presionada para modificar su preferencia u orientación sexual”.

Foto: Mario Jasso | Cuartoscuro

El diputado morenista precisó que se castigará toda aquel tratamiento que se aplique de manera obligada a una persona y que “tiene por objeto modificar la identidad sexual de una persona, a través de mecanismos de violencia y actos crueles y denigrantes que van en contra de la dignidad humana”.

“De tal suerte que se salvaguarda la práctica médica profesional, de igual manera el acompañamiento espiritual o religioso” y que se asuma de manera voluntaria. La pena con cárcel será para las prácticas que “utilicen métodos violentos, especificándose violencia física, moral o psicoemocional, en donde hay tratos crueles o degradantes”, aclaró.

Víctor Manuel sobrevivió a una terapia

Cuando Víctor Manuel Ríos tenía 15 años, sus papás lo llevaron a un retiro espiritual a Oaxaca, su lugar de origen, para que pudiera replantearse su forma de cómo estaba asumiendo su sexualidad, pues recién acababa de compartirles que era homosexual.

“Estos espacios, quienes hemos sido vulnerables para ser llevados a estos lugares, somos las personas jóvenes y adolescentes, entre 14 a 15 años, porque no pueden tomar una decisión propia legalmente, los padres ejercen el discurso de que vives en mi techo, yo sé lo que es mejor para mí y tienes que hacer lo que yo te diga”, dijo Victor a El Sol de México.

“Celebro que se someta a votación y que se apruebe, es un paso enorme en materia de derechos humanos y un paso histórico para quienes formamos parte de la diversidad sexual”, expresó Victor.

Foto: pixabay.com

La propuesta fue presentada por el diputado local de Morena, Temístocles Villanueva, en entrevista con El Sol de México, explicó que la tipificación de las terapias de conversión es una reforma contenida en el Código Penal, y se creará un nuevo capítulo de delitos contra el libre desarrollo de la personalidad.

“Lo que se sanciona es a las personas que impartan una terapia para cambiar la orientación sexual o la identidad de género de una persona, además, que en estas terapias hagan uso de cualquier tipo de violencia: moral, física o psicoemocional o, por otro lado a quienes obliguen a las personas a tomar esta terapia”, detalló el legislador.

De esta manera quedará redactado el delito: Artículo 190- Quarter. A quien imparta u obligue a otro a recibir una terapia de conversión se le impondrán de dos a cinco años de prisión y de cincuenta a cien horas de trabajo en favor de la comunidad. Este delito se perseguirá por querella.

¿Qué pasa con menores que se someten a estas prácticas?

Si la terapia de conversión se hiciere en un menor de dieciocho años de edad o persona que no tenga capacidad para comprender el significado del hecho o persona que no tenga la capacidad de resistir la conducta, la pena se aumentará en una mitad y se perseguirá por oficio.

“Si una persona por voluntad propia decide acercarse a estos ejercicios que desde mi punto de vista son charlatanerías porque no hay evidencia científica que demuestre que es posible que una persona deje de ser gay (homosexual), lesbiana, bisexual o trans lo puede hacer, claro, si esa persona decide denunciar que lo hizo libre, pero que en esta terapia padeció cualquier tipo de violencia se puede acreditar como un delito”, explicó el legislador.

En la comunidad

Inspira AC, una asociación que lleva a cabo acciones encaminadas a mejorar la salud de poblaciones en contextos de vulnerabilidad, ve la prohibición de las terapias, y servicios que ofrecen “curar” la orientación sexual, como un paso muy importante para una lucha mucho más profunda y larga. El derecho a ser nombradas, reconocidas, y tratadas como personas.

"Estas prohibiciones por parte del Estado son fundamentales para la protección de cientos de personas; niños, niñas, adolescentes, hasta adultos que, por una serie de circunstancias, llegan, o son obligadas, a pasar por estos espacios. Esto no quiere decir que los factores culturales, sociales y políticos que respaldan y reproducen los discursos de odio que construyen estas terapias desaparezcan de un día para el otro", explicaron.

Para la Casa de las Muñecas Tiresias A.C la terapia de conversión sexual reparativa o de deshomosexualización como en algunos casos la llamaron, es una intervención poco ética, poco humana y sensible a la orientación sexual, a la identidad de género y a la expresión de género de cualquier individuo.

"Las políticas públicas en relación a este tipo de intervenciones han generado que se anulen, pero que aún persista en idiosincrasias machistas y heteronormadas, en padres de familia que por ignorancia las realizan, en personal religioso que por interpretaciones subjetivas motivan a grupos que están en desacuerdo con la diferencia a visualizar una alternativa de enderezar lo que consideran torcido", condenaron.

Lee más en esta nota

El crudo relato de Víctor cuando lo llevaron a una terapia de reorientación sexual


Te recomendamos el podcast ⬇️

Spotify

Apple Podcasts

Google Podcasts

Acast



Los Esfuerzos para Corregir la Orientación Sexual y de Género (Ecosig), también conocidos como terapias de conversión, serán un delito en la Ciudad de México que se castigará con penas de dos a cinco años de cárcel y de 50 a 100 horas de trabajo comunitario.

Así lo aprobó este viernes el Congreso capitalino al avalar con 49 votos a favor, nueve en contra y cinco abstenciones las reformas al artículo 206 bis del Código Penal local para prohibir que una persona sea obligada a someterse a este tipo de métodos.

Foto: EFE

Los nueve votos en contra fueron de los diputados del PAN, América Rangel, Héctor Barrera, Diego Orlando Garrido, Gabriela Salido Magos, Christian von Roehrich y Patricia Báez; de los diputados de la alianza parlamentaria del Partido Encuentro Social, Fernando Aboitiz y Miguel Ángel Álvarez Melo y del morenista Efraín Morales.

Al presentar el dictamen en la sesión extraordinaria, el presidente de la Comisión de Administración y Procuración de Justicia, Eduardo Santillán, señaló que esta reforma “reconoce el derecho a determinar la libre orientación sexual”.

Por lo tanto, dijo, se reconoce que “ninguna persona, en respeto a esta libre capacidad de autodeterminación, puede ser obligada, bajo ninguna circunstancia, o presionada para modificar su preferencia u orientación sexual”.

Foto: Mario Jasso | Cuartoscuro

El diputado morenista precisó que se castigará toda aquel tratamiento que se aplique de manera obligada a una persona y que “tiene por objeto modificar la identidad sexual de una persona, a través de mecanismos de violencia y actos crueles y denigrantes que van en contra de la dignidad humana”.

“De tal suerte que se salvaguarda la práctica médica profesional, de igual manera el acompañamiento espiritual o religioso” y que se asuma de manera voluntaria. La pena con cárcel será para las prácticas que “utilicen métodos violentos, especificándose violencia física, moral o psicoemocional, en donde hay tratos crueles o degradantes”, aclaró.

Víctor Manuel sobrevivió a una terapia

Cuando Víctor Manuel Ríos tenía 15 años, sus papás lo llevaron a un retiro espiritual a Oaxaca, su lugar de origen, para que pudiera replantearse su forma de cómo estaba asumiendo su sexualidad, pues recién acababa de compartirles que era homosexual.

“Estos espacios, quienes hemos sido vulnerables para ser llevados a estos lugares, somos las personas jóvenes y adolescentes, entre 14 a 15 años, porque no pueden tomar una decisión propia legalmente, los padres ejercen el discurso de que vives en mi techo, yo sé lo que es mejor para mí y tienes que hacer lo que yo te diga”, dijo Victor a El Sol de México.

“Celebro que se someta a votación y que se apruebe, es un paso enorme en materia de derechos humanos y un paso histórico para quienes formamos parte de la diversidad sexual”, expresó Victor.

Foto: pixabay.com

La propuesta fue presentada por el diputado local de Morena, Temístocles Villanueva, en entrevista con El Sol de México, explicó que la tipificación de las terapias de conversión es una reforma contenida en el Código Penal, y se creará un nuevo capítulo de delitos contra el libre desarrollo de la personalidad.

“Lo que se sanciona es a las personas que impartan una terapia para cambiar la orientación sexual o la identidad de género de una persona, además, que en estas terapias hagan uso de cualquier tipo de violencia: moral, física o psicoemocional o, por otro lado a quienes obliguen a las personas a tomar esta terapia”, detalló el legislador.

De esta manera quedará redactado el delito: Artículo 190- Quarter. A quien imparta u obligue a otro a recibir una terapia de conversión se le impondrán de dos a cinco años de prisión y de cincuenta a cien horas de trabajo en favor de la comunidad. Este delito se perseguirá por querella.

¿Qué pasa con menores que se someten a estas prácticas?

Si la terapia de conversión se hiciere en un menor de dieciocho años de edad o persona que no tenga capacidad para comprender el significado del hecho o persona que no tenga la capacidad de resistir la conducta, la pena se aumentará en una mitad y se perseguirá por oficio.

“Si una persona por voluntad propia decide acercarse a estos ejercicios que desde mi punto de vista son charlatanerías porque no hay evidencia científica que demuestre que es posible que una persona deje de ser gay (homosexual), lesbiana, bisexual o trans lo puede hacer, claro, si esa persona decide denunciar que lo hizo libre, pero que en esta terapia padeció cualquier tipo de violencia se puede acreditar como un delito”, explicó el legislador.

En la comunidad

Inspira AC, una asociación que lleva a cabo acciones encaminadas a mejorar la salud de poblaciones en contextos de vulnerabilidad, ve la prohibición de las terapias, y servicios que ofrecen “curar” la orientación sexual, como un paso muy importante para una lucha mucho más profunda y larga. El derecho a ser nombradas, reconocidas, y tratadas como personas.

"Estas prohibiciones por parte del Estado son fundamentales para la protección de cientos de personas; niños, niñas, adolescentes, hasta adultos que, por una serie de circunstancias, llegan, o son obligadas, a pasar por estos espacios. Esto no quiere decir que los factores culturales, sociales y políticos que respaldan y reproducen los discursos de odio que construyen estas terapias desaparezcan de un día para el otro", explicaron.

Para la Casa de las Muñecas Tiresias A.C la terapia de conversión sexual reparativa o de deshomosexualización como en algunos casos la llamaron, es una intervención poco ética, poco humana y sensible a la orientación sexual, a la identidad de género y a la expresión de género de cualquier individuo.

"Las políticas públicas en relación a este tipo de intervenciones han generado que se anulen, pero que aún persista en idiosincrasias machistas y heteronormadas, en padres de familia que por ignorancia las realizan, en personal religioso que por interpretaciones subjetivas motivan a grupos que están en desacuerdo con la diferencia a visualizar una alternativa de enderezar lo que consideran torcido", condenaron.

Lee más en esta nota

El crudo relato de Víctor cuando lo llevaron a una terapia de reorientación sexual


Te recomendamos el podcast ⬇️

Spotify

Apple Podcasts

Google Podcasts

Acast



Finanzas

Senado aprueba en lo general y particular Miscelánea Fiscal 2022

Tal y como llegó de la Cámara de Diputados, los senadores aprobaron el dictamen que avanzan en la discusión en lo particular

Mundo

Senado aprueba informe que acusa a Bolsonaro de crimen contra la humanidad

El informe fue aprobado este martes por una comisión parlamentaria y será remitido ahora a la Justicia

Finanzas

Economía tendrá resultado negativo en tercer trimestre: subgobernador de Banxico

Jonathan Heath, subgobernador del Banco de México consideró que el IGAE de agosto, reportado por el Inegi, fue una "sorpresa desagradable"

Mundo

Bajo Observación | La severidad de “la tolerancia cero” de China

El gobierno de China decidió restablecer restricciones a las actividades no esenciales pese a los bajos casos de Covid-19

Sociedad

Atoran Ley Olimpia: hay dos mil casos de sexting y una condena

Estudio revela que en 18 estados con Ley Olimpia, 83 por ciento de los casos siguen sin avanzar

Cultura

Llevan al teatro El rastro, de Margo Glantz

El rastro, de Margo Glantz, publicada en 2002 y finalista del Premio Herralde de Novela

Gossip

“Dune” tendrá segunda parte. Tras recaudar 223 millones de dólares

Warner Bros. y Legendary dieron a conocer la noticia de esta producción de Denis Villeneuve

Gossip

Catalina la Catrina hablará desde el inframundo con el público

Llega con Siempre juntos por la eternidad, el espacial de Televisa que rinde tributo a las tradiciones

Gossip

Rubén Albarrán es el perfecto Pérez Prado

Rubén Albarrán, vocalista de Café Tacvba, debuta como actor al interpretar a El rey del mambo en la película El sueño de ayer que dirige Emilio Maillé