/ miércoles 8 de marzo de 2017

Mariana Gómez y Mario Delgado clausuran de forma simbólica cámaras de fotomultas

Ciudad de México.- Desde diciembre de 2015 a enero de 2017 se han generado cerca de 1 millón de fotomultas en la Ciudad de México.

“Estamos hablando de varios millones de pesos que, desafortunadamente no están generando conciencia’’, dijo la senadora Mariana Gómez del Campo, al clausurar de manera simbólica las cámaras en Marina Nacional y Carrillo Puerto, delegación Miguel Hidalgo.

A su vez, el senador Mario Delgado Carrillo, calificó de un gran negociazo, pues según las cifras en 2016 las multas alcanzaron 267 millones de pesos, de los cuales la empresa se lleva 122 millones, cuando el contrato hablaba de 75 millones, lo que ya de por sí es un “escándalo; es claro el “atraco’’ a la ciudadanía que nada tiene que ver con accidentes, señalaron.

Asimismo, afirmó que las fotomultas son solo una medida recaudatoria, que no salva vidas, ni genera una nueva cultura vial en la Ciudad de México.

“Cuando solamente se aplican las fotomultas, lo que se quiere es que la gente pague, es una medida recaudatoria”, subrayó la legisladora en entrevista con medios en la esquina de las avenidas Marina Nacional y Carrillo Puerto, al poniente de la Ciudad.

Reconoció que el Gobierno de la Ciudad tiene programas exitosos para generar una nueva cultura vial y para salvar vidas, como el caso del alcoholímetro.

Sin embargo, agregó, si realmente se quisiera sensibilizar y salvar vidas, las fotomultas deberían acompañarse de campañas permanentes de educación vial, y no solo temporales, como la del arranque del nuevo Reglamento de Tránsito.

Es una política meramente recaudatoria’’, somos la ciudad con más tráfico vehicular en el mundo, coincidieron los legisladores del PAN y PRD, respectivamente.

Ciudad de México.- Desde diciembre de 2015 a enero de 2017 se han generado cerca de 1 millón de fotomultas en la Ciudad de México.

“Estamos hablando de varios millones de pesos que, desafortunadamente no están generando conciencia’’, dijo la senadora Mariana Gómez del Campo, al clausurar de manera simbólica las cámaras en Marina Nacional y Carrillo Puerto, delegación Miguel Hidalgo.

A su vez, el senador Mario Delgado Carrillo, calificó de un gran negociazo, pues según las cifras en 2016 las multas alcanzaron 267 millones de pesos, de los cuales la empresa se lleva 122 millones, cuando el contrato hablaba de 75 millones, lo que ya de por sí es un “escándalo; es claro el “atraco’’ a la ciudadanía que nada tiene que ver con accidentes, señalaron.

Asimismo, afirmó que las fotomultas son solo una medida recaudatoria, que no salva vidas, ni genera una nueva cultura vial en la Ciudad de México.

“Cuando solamente se aplican las fotomultas, lo que se quiere es que la gente pague, es una medida recaudatoria”, subrayó la legisladora en entrevista con medios en la esquina de las avenidas Marina Nacional y Carrillo Puerto, al poniente de la Ciudad.

Reconoció que el Gobierno de la Ciudad tiene programas exitosos para generar una nueva cultura vial y para salvar vidas, como el caso del alcoholímetro.

Sin embargo, agregó, si realmente se quisiera sensibilizar y salvar vidas, las fotomultas deberían acompañarse de campañas permanentes de educación vial, y no solo temporales, como la del arranque del nuevo Reglamento de Tránsito.

Es una política meramente recaudatoria’’, somos la ciudad con más tráfico vehicular en el mundo, coincidieron los legisladores del PAN y PRD, respectivamente.