/ lunes 17 de octubre de 2016

Solo 1 de cada 3 mujeres se realizaba la mastografía

Al señalar que para el 2020 habrá a nivel mundial, cerca de dos millones de casos nuevos de mujeres con cáncer de mama, el subsecretario de la Secretaría de Salud, Román Rosales Avilés, destacó ayer la importancia de concientizar a las mujeres sobre la importancia de una detección temprana de esa enfermedad.

Dijo que después de 2012, cuando solo una de cada tres mujeres en el grupo de edad de más de 40 años se realizaba la mastografía, se ha logrado incrementar poco a poco que ellas acudan de manera oportuna a la detección, gracias a las campañas que también llevan a cabo dependencias locales como el Instituto de las Mujeres (Inmujeres).

Acompañado de la titular de ese organismo, Teresa Incháustegui, quien presidió la campaña “la Rodada Rosa rumbo al Árbol de la Vida”, el subsecretario de Servicios Médicos e Insumos de Salud, Román Rosales, señaló que ahora hay un número importante de mujeres sobrevivientes de ese tipo de cáncer, porque es curable si se detecta a tiempo.

En este sentido, destacó que se han realizado más de 400 mil mastografías de 2013 a 2015, donde fueron detectados oportunamente 565 casos de cáncer, mismos que recibieron tratamiento oportuno.

Por ello, refirió que se cuenta con más de 46 mastógrafos fijos y móviles en diferentes unidades médicas, así como un centro radiológico diagnóstico de cáncer de mama.

Además, resaltó, los convenios de colaboración que se tienen con la comunidad de alta especialización donde se puede referir, como el Instituto Nacional de Cancerología, la Fundación de Cáncer de Mama, el Hospital General.

Sin descuidar, mencionó la reconstrucción de la glándula mamaria a mujeres que han sido sometidas a la masectomía, la cual se lleva a cabo en el Hospital General “Rubén Leñero” y que está al alcance de todas estas mujeres.

Rosales Avilés reiteró la importancia de ese tipo de campañas a las que se unen diversas dependencias del Gobierno capitalino, con la finalidad de crear conciencia en las mujeres, aunque, precisó que el tema de cáncer no es exclusivo de ese sexo, “atañe a todos y debemos sumarnos a esta campaña”.

La titular de Inmujeres, Teresa Incháustegi, agradeció el acompañamiento de decenas de mujeres a esta “Rodada Rosa rumbo al Árbol de la Vida” que por tercer año consecutivo se realiza en Paseo de la Reforma, tiempo en que mil 500 mujeres se han realizado la mastografía y enseñado cómo deben explorar su cuerpo como una manera preventiva de detectar con prontitud lesiones que pueden ser malignas.

“Es una enfermedad que afecta al grupo de 25 a 64 años de edad, por lo cual siempre debemos estar pendientes de nuestro cuerpo para poder tener esa detección”, apuntó, al tiempo que invitó a las mujeres presentes a realizarse el examen en lo mastógrafos móviles que estaban ahí.

Finalmente, la secretaria del Trabajo y Fomento al Empleo, Amalia García, así como la jefa delegacional en Miguel Hidalgo, Xóchitl Gálvez, también participaron en esta campaña rosa.

Al señalar que para el 2020 habrá a nivel mundial, cerca de dos millones de casos nuevos de mujeres con cáncer de mama, el subsecretario de la Secretaría de Salud, Román Rosales Avilés, destacó ayer la importancia de concientizar a las mujeres sobre la importancia de una detección temprana de esa enfermedad.

Dijo que después de 2012, cuando solo una de cada tres mujeres en el grupo de edad de más de 40 años se realizaba la mastografía, se ha logrado incrementar poco a poco que ellas acudan de manera oportuna a la detección, gracias a las campañas que también llevan a cabo dependencias locales como el Instituto de las Mujeres (Inmujeres).

Acompañado de la titular de ese organismo, Teresa Incháustegui, quien presidió la campaña “la Rodada Rosa rumbo al Árbol de la Vida”, el subsecretario de Servicios Médicos e Insumos de Salud, Román Rosales, señaló que ahora hay un número importante de mujeres sobrevivientes de ese tipo de cáncer, porque es curable si se detecta a tiempo.

En este sentido, destacó que se han realizado más de 400 mil mastografías de 2013 a 2015, donde fueron detectados oportunamente 565 casos de cáncer, mismos que recibieron tratamiento oportuno.

Por ello, refirió que se cuenta con más de 46 mastógrafos fijos y móviles en diferentes unidades médicas, así como un centro radiológico diagnóstico de cáncer de mama.

Además, resaltó, los convenios de colaboración que se tienen con la comunidad de alta especialización donde se puede referir, como el Instituto Nacional de Cancerología, la Fundación de Cáncer de Mama, el Hospital General.

Sin descuidar, mencionó la reconstrucción de la glándula mamaria a mujeres que han sido sometidas a la masectomía, la cual se lleva a cabo en el Hospital General “Rubén Leñero” y que está al alcance de todas estas mujeres.

Rosales Avilés reiteró la importancia de ese tipo de campañas a las que se unen diversas dependencias del Gobierno capitalino, con la finalidad de crear conciencia en las mujeres, aunque, precisó que el tema de cáncer no es exclusivo de ese sexo, “atañe a todos y debemos sumarnos a esta campaña”.

La titular de Inmujeres, Teresa Incháustegi, agradeció el acompañamiento de decenas de mujeres a esta “Rodada Rosa rumbo al Árbol de la Vida” que por tercer año consecutivo se realiza en Paseo de la Reforma, tiempo en que mil 500 mujeres se han realizado la mastografía y enseñado cómo deben explorar su cuerpo como una manera preventiva de detectar con prontitud lesiones que pueden ser malignas.

“Es una enfermedad que afecta al grupo de 25 a 64 años de edad, por lo cual siempre debemos estar pendientes de nuestro cuerpo para poder tener esa detección”, apuntó, al tiempo que invitó a las mujeres presentes a realizarse el examen en lo mastógrafos móviles que estaban ahí.

Finalmente, la secretaria del Trabajo y Fomento al Empleo, Amalia García, así como la jefa delegacional en Miguel Hidalgo, Xóchitl Gálvez, también participaron en esta campaña rosa.