/ jueves 3 de enero de 2019

 Sismos intensos causan hundimientos de hasta 25 centímetros

Hubo hasta hundimientos de 25 centímetros en zonas de la CDMX y Estado de México luego del sismo del 19 de septiembre del 2017

Con los sismos de intensa magnitud como el del 19 de septiembre de 1985 de 8.1 ocurren en algunos sitios hundimientos súbitos anormales, de acuerdo con la investigación de Abraham Díaz Rodríguez, de la Facultad de Ingeniería de la UNAM, quien los registró fotográficamente.

El conocimiento que se tenía en esa época no bastaba para explicar cabalmente esos hundimientos en suelos limo-arcillosos, que sirven de asiento a buena parte de la capital del país, por lo que Díaz Rodríguez comenzó a estudiar a fondo este fenómeno.

Planeó una serie de experimentos en laboratorio para simular el efecto de los sismos en muestras de suelos tomadas del parque Ramón López Velarde, ubicado frente al Centro Médico Nacional Siglo XXI, y de la Alameda Central.

“Comprobé es que los hundimientos súbitos se podían reproducir en laboratorio con un equipo diseñado y fabricado por mi grupo de investigación. La intención era demostrar, en forma simple, cómo una muestra de suelos de la Ciudad de México es afectada por una carga estática a la que se le superpone una carga cíclica. El resultado fue un hundimiento súbito”, explicó.

Díaz Rodríguez publicó sus resultados preliminares, pero el desinterés de la población y de la comunidad científica, además de la falta de recursos económicos, obligaron a aplazar el proyecto.

A 33 años de aquel terremoto, y a uno del ocurrido el 19 de septiembre de 2017, decidió retomar su estudio y sus experimentos en laboratorio para saber cómo ocurren los hundimientos súbitos durante un sismo de gran magnitud.

Hace 700 mil años, una gran actividad volcánica formó una cortina natural –la sierra de Chichinautzin– que cerró la cuenca del Valle de México y obstruyó el drenaje que iba al río Balsas. Por esta razón, el agua se almacenó en esta cuenca y generó varios lagos: Zumpango, Xaltocan, Texcoco, Xochimilco y Chalco.

Los ríos que descendían de la sierra circundante depositaron materiales diversos en esos lagos. La parte central de la cuenca se fue llenando con acarreos limo-arenosos y limo-arcillosos, y con cenizas y restos de piedras pómez provenientes de los volcanes del sur.

Al pie de la sierra, y por el brusco cambio de pendiente de los ríos, se crearon grandes depósitos aluviales de composición variable. Con el paso del tiempo, esta combinación de material volcánico lacustre dio origen a los suelos limo-arcillosos de buena parte de lo que sería el subsuelo de la Ciudad de México; además, las condiciones ambientales propiciaron la proliferación de diatomeas (algas unicelulares), lo que les proporcionó propiedades singulares.

A partir de datos recabados por el satélite Sentinel 1A, de la Agencia Central Europea, el Centro de Investigación en Ciencias de Información Geoespacial (CentroGeo-Conacyt) divulgó que algunas zonas de la Ciudad de México –Coyoacán (su parte norte), Benito Juárez, Venustiano Carranza, Iztapalapa (parte norte) y Gustavo A. Madero (noreste)–, y Nezahualcóyotl, en el Estado de México, sufrieron hundimientos relativos de hasta 25 centímetros después del sismo del 19 de septiembre del año pasado.

Asimismo, instrumentos robotizados registraron hundimientos súbitos de cinco centímetros en el terreno donde se construye el nuevo aeropuerto.

“Mediante la experimentación en laboratorio se puede comprender mejor el fenómeno y planear las medidas de mitigación o remediación”, remarcó el universitario.

En el diseño del nuevo aeropuerto de la Ciudad de México se consideraron muchos factores, pero no los que intervienen en los hundimientos súbitos, porque hasta la fecha nadie los conoce a cabalidad ni sabe cómo actúan. De aquí la trascendencia de este estudio.

“Soy un investigador básico, no hago investigación para ninguna obra determinada. Cuando detecto un fenómeno que me interesa, lo estudio no sólo por el interés científico, sino para ser útil a la sociedad”, concluyó.

Con los sismos de intensa magnitud como el del 19 de septiembre de 1985 de 8.1 ocurren en algunos sitios hundimientos súbitos anormales, de acuerdo con la investigación de Abraham Díaz Rodríguez, de la Facultad de Ingeniería de la UNAM, quien los registró fotográficamente.

El conocimiento que se tenía en esa época no bastaba para explicar cabalmente esos hundimientos en suelos limo-arcillosos, que sirven de asiento a buena parte de la capital del país, por lo que Díaz Rodríguez comenzó a estudiar a fondo este fenómeno.

Planeó una serie de experimentos en laboratorio para simular el efecto de los sismos en muestras de suelos tomadas del parque Ramón López Velarde, ubicado frente al Centro Médico Nacional Siglo XXI, y de la Alameda Central.

“Comprobé es que los hundimientos súbitos se podían reproducir en laboratorio con un equipo diseñado y fabricado por mi grupo de investigación. La intención era demostrar, en forma simple, cómo una muestra de suelos de la Ciudad de México es afectada por una carga estática a la que se le superpone una carga cíclica. El resultado fue un hundimiento súbito”, explicó.

Díaz Rodríguez publicó sus resultados preliminares, pero el desinterés de la población y de la comunidad científica, además de la falta de recursos económicos, obligaron a aplazar el proyecto.

A 33 años de aquel terremoto, y a uno del ocurrido el 19 de septiembre de 2017, decidió retomar su estudio y sus experimentos en laboratorio para saber cómo ocurren los hundimientos súbitos durante un sismo de gran magnitud.

Hace 700 mil años, una gran actividad volcánica formó una cortina natural –la sierra de Chichinautzin– que cerró la cuenca del Valle de México y obstruyó el drenaje que iba al río Balsas. Por esta razón, el agua se almacenó en esta cuenca y generó varios lagos: Zumpango, Xaltocan, Texcoco, Xochimilco y Chalco.

Los ríos que descendían de la sierra circundante depositaron materiales diversos en esos lagos. La parte central de la cuenca se fue llenando con acarreos limo-arenosos y limo-arcillosos, y con cenizas y restos de piedras pómez provenientes de los volcanes del sur.

Al pie de la sierra, y por el brusco cambio de pendiente de los ríos, se crearon grandes depósitos aluviales de composición variable. Con el paso del tiempo, esta combinación de material volcánico lacustre dio origen a los suelos limo-arcillosos de buena parte de lo que sería el subsuelo de la Ciudad de México; además, las condiciones ambientales propiciaron la proliferación de diatomeas (algas unicelulares), lo que les proporcionó propiedades singulares.

A partir de datos recabados por el satélite Sentinel 1A, de la Agencia Central Europea, el Centro de Investigación en Ciencias de Información Geoespacial (CentroGeo-Conacyt) divulgó que algunas zonas de la Ciudad de México –Coyoacán (su parte norte), Benito Juárez, Venustiano Carranza, Iztapalapa (parte norte) y Gustavo A. Madero (noreste)–, y Nezahualcóyotl, en el Estado de México, sufrieron hundimientos relativos de hasta 25 centímetros después del sismo del 19 de septiembre del año pasado.

Asimismo, instrumentos robotizados registraron hundimientos súbitos de cinco centímetros en el terreno donde se construye el nuevo aeropuerto.

“Mediante la experimentación en laboratorio se puede comprender mejor el fenómeno y planear las medidas de mitigación o remediación”, remarcó el universitario.

En el diseño del nuevo aeropuerto de la Ciudad de México se consideraron muchos factores, pero no los que intervienen en los hundimientos súbitos, porque hasta la fecha nadie los conoce a cabalidad ni sabe cómo actúan. De aquí la trascendencia de este estudio.

“Soy un investigador básico, no hago investigación para ninguna obra determinada. Cuando detecto un fenómeno que me interesa, lo estudio no sólo por el interés científico, sino para ser útil a la sociedad”, concluyó.

Mundo

EU iniciará investigación por violencia innecesaria contra migrantes haitianos

Alrededor de 13 mil migrantes, provenientes en su mayoría de Haití, cruzaron irregularmente la frontera de México con Estados Unidos

Justicia

Dan cadena perpetua a El Vecino, exlíder de Los Zetas responsable de la masacre en Allende

El juez determinó que 'El Vecino', exlíder de los Zetas es responsable del envío de grandes cantidades de cocaína a Texas

Política

Graue responde a acusaciones contra científicos: son un “despropósito”

“Creemos firmemente en la división de poderes y en su autonomía con un respeto irrestricto a la defensa de los posibles involucrados”, aseguró el rector de la UNAM

Mundo

Gobernador de Texas sigue los pasos de Trump, muestra su racismo contra latinos

Greg Abbott señaló al flujo migrante como “el más grande desastre de Texas” en la historia.

OMG!

Gloria Trevi, dispuesta a cooperar con las autoridades tras denuncia por lavado de dinero

La investigación, que también es contra su esposo Armando Gómez, incluye delitos por presunto fraude y lavado de dinero

Automotriz

Más de mil artículos de Cars le dan Récord Guinness a un mexicano

El arquitecto Jorge Arias hace historia en el libro de Guinness World Records, gracias a su colección de objetos de la película infantil

Exposiciones

La Guía del Fin de Semana: Qué hacer del 23 al 26 de septiembre

Si todavía no tienes planes para este fin de semana, no te pierdas estas recomendaciones

Sociedad

Reporta México 811 muertes por Covid-19 en las últimas horas

Las entidades con más casos positivos acumulan a día de hoy son: CDMX, Edomex, Nuevo León, Guanajuato y Jalisco

Doble Vía

¿Recuerdas la canción del camión de los helados? Su origen es racista: conócelo

Aunque todos hemos escuchado la canción del camión de helados, pocos sabíamos cuál es su origen