/ martes 7 de febrero de 2017

50% de los cónsules en Estados Unidos no son diplomáticos

  • Abogados, políticos, comunicadores y empresarios en las representaciones
  • La defensa de los connacionales, en sus manos; tienen recursos suficientes
  • Hay 36 millones de mexicanos en tierras del Tío Sam; 6 están en condición ilegal

Por Salvador Martínez Pavón

Sin la licenciatura diplomática en su formación profesional, improvisados, exiliados o desechados, más del 50 por ciento de los 50 Cónsules  de México en Estados Unidos tendrán bajo su responsabilidad la defensa de alrededor de 36 millones de mexicanos (entre estos más de seis millones de indocumentados), contra la hostilidad y persecución de migrantes en la era del presidente Donald Trump.

De acuerdo a un seguimiento realizado en la información disponible de la Secretaria de Relaciones Exteriores (SRE) y las currículas personales, sin mayores méritos internacionalistas, políticos, abogados, comunicadores y hasta empresarios, suman 26 de los 50 cónsules titulares que conforman la más amplia red diplomática de México en un país extranjero, para representar nuestra política exterior y los intereses de connacionales.

Carlos Jiménez Macías es licenciado en Psicología por la Universidad Autónoma de San Luis Potosí y ex dirigente de la burocracia nacional, actualmente es cónsul en Chicago.

Pese a la magnitud del problema que representa la mayor crisis bilateral en la historia de las relaciones México-Estados Unidos, apenas 24 de los 50 Consulados acreditados por nuestro país en la Unión Americana están encabezados por verdaderos diplomáticos de carrera egresados de nuestras Universidades y del cada vez más desplazado Instituto “Matías Romero”, aceptados en el Servicio  Exterior Mexicano (SEM).

Consultados sobre el tema, personal de la Dirección de Comunicación Social de la SRE aseguró no contar con una relación específica de los 50 cónsules mexicanos en el vecino país del norte y sus respectivos currículums. Al turnarse la llamada al área de atención a medios, tampoco hubo respuesta a la solicitud de información.

Sin embargo, de acuerdo a la información disponible en el portal institucional de la Cancillería y las páginas electrónicas de cada uno de los representativos diplomáticos en cuestión, se logró establecer el grado profesional de cada uno de los cónsules destacados en suelo norteamericano.

En el Consulado de Boston, su titular, Emilio Rabasa P. Gamboa, Ha sido docente-investigador en el Instituto de Investigaciones Jurídicas de la Universidad Autónoma de México (UNAM), y es Maestro en Filosofía Política, con el doctorado en la Facultad de Derecho; en Chicago, el priista Carlos Jiménez Macías, es licenciado en Psicología por la Universidad Autónoma de San Luis Potosí y ex dirigente de la burocracia nacional.

¿Y la trayectoria diplomática?

Foto: Especial

Por lo que toca al representativo de Dallas, Texas, el Cónsul Francisco de la Torre Galindo es licenciado en Derecho por la UNAM, aunque ha desempeñado diversos cargos en la SRE. En el Consulado de El Paso, Marcos Augusto Bucio Mújica, también priista, es político y catedrático en el área de Sociología y Ciencia Política de la UNAM, y en Houston, Oscar Rodríguez Cabrera, es licenciado en Derecho de la misma Universidad.

En  Denver, la plaza de Cónsul Titular todavía se reporta acéfala, aunque Jeremías Guzmán Barrera funge como Cónsul Encargado, mientras que en Los Ángeles, Carlos Eugenio García de Alba Zepeda es Licenciado en Economía por la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM) Unidad Xochimilco, con Maestría en Ciencias Políticas.

Según, la página web de la Cancillería, en el Consulado de Sacramento aún está pendiente el nombramiento del Consul Titular, pero en San Antonio, Héctor Eduardo Velasco Monroy es licenciando en Ciencias de la Comunicación y fue coordinador de giras en la campaña de Enrique Peña Nieto.

En el representativo diplomático de San Diego, Marcela Celorio Mancera es abogada por la Escuela Libre de Derecho, mientras que en San Francisco se  reporta que Gemi José González López estudió en la Escuela Libre de Derecho. En el Consulado de San José, Mauricio Toussaint es licenciado en Ciencias Políticas y Administración Pública por la UNAM, aunque ha ocupado diversos cargos en la SRE.

En situación similar está en el Consulado de San Juan, Puerto Rico, el también priísta Orlando Arvizu Lara, de quien se detalla los distintos puestos que ha ocupado en el CEN del PRI, menos alguno que tenga que ver con el encargo diplomático que detenta. Su grado de estudios no fue encontrado en la página de la SRE ni en la del Consulado. En Alburquerque, Efrén Nicolás Leyva Acevedo. Para no variar, también es priísta y licenciado en Derecho.

De la misma forma, en el Consulado de Brownsville, Juan Carlos Cué Vega es licenciado en Derecho por la Universidad Iberoamericana, aunque ingresó al Servicio Exterior Mexicano en 1985. En Calexico, Carlos Flores Vizcarra es Licenciado en Economía por la Escuela Nacional de Economía de la UNAM, y también es priísta. En Detroit, Juan Manuel Solana Morales es economista egresado de la Universidad Iberoamericana.

De secretario particular a Cónsul

En cuanto al representativo de Fresno, David Manuel Preciado Juárez se graduó con una licenciatura en Derecho en la Universidad Autónoma de Baja California; en Kansas City, Alfonso Navarro Bernachi es licenciado en Comunicación por la Universidad Iberoamericana, aunque con Maestría en Estudios Diplomáticos por el Instituto Matías Romero.

Rodolfo Quilantán Arenas, Cónsul titular en el Little Rock, es licenciado en Derecho por la Universidad Autónoma de Coahuila; en  Nueva Orleans, Carlos Ponce Martínez es empresario de extracción panista y señalado por no contar en su perfil biográfico con ningún antecedente que lo vincule con el SEM, mientras que en Orlando, Juan Sabines Guerrero, exgobernador de Chiapas, es Licenciado en Ciencias Políticas y Administración Pública por la Universidad Iberoamericana.

Respecto al Consulado de Philadelphia, Alicia Guadalupe Kerber Palma es licenciada en Derecho por la Universidad Iberoamericana. En el representativo de Presidio, Texas, Héctor Eduardo Velasco Monroy es licenciado en Ciencias de la Comunicación y ex secretario particular adjunto de Enrique Peña Nieto.

En Salt Lake City, Javier Chagoya Romero es licenciado en Derecho por la Universidad La Salle; en San Bernardino, Salomón Rosas Ramírez, licenciado en Derecho de la Universidad Americana; en el representativo diplomático de Saint Paul Minnesota, Gerardo Guerrero Gómez, licenciado en Historia y escritor de la Universidad Autónoma de Guerrero (UAG), y en Oxnard, California, Roberto Rodríguez Hernández es abogado por la Universidad Nacional Autónoma de Morelos. Ingresó al SEM en 1977.

En contraste, en el Consulado de Atlanta, Francisco Javier Díaz De León, es licenciado en Relaciones Internacionales de la Universidad Iberoamericana e ingresó al SEM en 1991. En 2012 ascendió al rango de Ministro. En Austin, Carlos González Gutiérrez es licenciado en Relaciones Internacionales, egresado del Colegio de México (Colmex); en Laredo, Carolina Zaragoza Flores es egresada de la UNAM, con el título de licenciada en Relaciones Internacionales.

Con la carrera y experiencia

Los Cónsules de de Miami, Nueva York y Nogales, Juan Miguel Gutiérrez Tinoco, Diego Antonio Gómez Pickering y Ricardo Santana Velázquez, respectivamente, también cuenta con su licenciatura en Relaciones Internacionales, de las universidades Nacional Autónoma de México e Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM).

En los representativos de Phoenix, Anchorage, Del Río, Eagle Pass, Indianapolis, Las Vegas y Omaha, sus titulares, Claudia Franco Hijuelos, Nelson Villareal Peralta, Carlos Gustavo Obrador, Ismael Naveja Macías, Alejandro Madrigal Becerra, Javier Abud Osuna, respectivamente, son licenciados en Relaciones Internacionales por la Universidad Autónoma de Baja California y la Máxima Casa de Estudios.

Por lo que toca a los Consulados de Portland Oregón, Raleigh, Seattle, Tcson, Mcallen y Milwaukee, Jacob Prado González, María de los Remedios Gómez, Roberto Diondisch Glonwinski, Ricardo Pineda Albarrán, Guillermo Ordorica Robles y Julián Adem Díaz De Léon, respectivamente, también cuentan con  la licenciatura diplomática por el Colegio de México y Universidad Iberoamericana.

En Yuma, Eusebio Augusto Romero y Esquivel, sus datos no aparecen ni en el portal del consulado ni en la página de SRE; enDouglas, Jorge Ernesto Espejel Montes obtuvo el título de Relaciones Internacionales en la UNAM, y en Santa Ana, Mario Cuevas Zamora también es licenciado en Relaciones Internacionales por la misma Universidad.

En todos sus nombramientos, la Cancillería aseguró que en la elaboración de los cambios, fueron tomados en cuenta “trayectoria, buen desempeño de los funcionarios y tiempo que se han mantenido en su encargo”.

Argumentos y realidad

“En estas designaciones ---dijo--, se ha privilegiado la consideración de miembros del Servicio Exterior Mexicano (SEM) y de funcionarios que cuentan con una amplia experiencia representando a nuestro país en el exterior”.

Sin embargo, para analistas y miembros del propio SEM, las relaciones diplomáticas de México enfrentan un rezago ante la deficiencia y “discrecionalidades” que existen en la Ley de Servicio Exterior Mexicano (LSEM), al permitir que el Ejecutivo federal proponga a funcionarios no aptos en los altos mandos de las embajadas, consulados y misiones del país en el exterior.

Estiman que los vacíos en la LSEM dejan de lado méritos, experiencia y capacidad de los verdaderos diplomáticos mexicanos, que deberían ocupar las plazas del Servicio Exterior Mexicano. Se ha reconocido que algunos nombramientos se hacen con fines políticos y no con base en las necesidades de la política exterior.

En alguna ocasión, el embajador emérito y excanciller, Jorge Castañeda, puntualizó que la carrera diplomática es una carrera técnica que requiere de conocimientos especializados”, sin embargo agregó que esto no sucede en la realidad, pues “se considera que para ser diplomático basta tener una cultura general y una inteligencia mediana”.

Dentro de este marco, la suerte de alrededor de 36 millones de mexicanos estará en manos de los 50 Cónsules de México acreditados en Estados Unidos, para hacer frente a la política hostil y de persecución, alentada por su presidente entrante, Donald Trump.

Aunque más de la mitad sin la formación académica correspondiente, para ello contarán no solo con los 546 millones de pesos que les fueron asignados en el Presupuesto de Egresos de la Federación 2017

  • Abogados, políticos, comunicadores y empresarios en las representaciones
  • La defensa de los connacionales, en sus manos; tienen recursos suficientes
  • Hay 36 millones de mexicanos en tierras del Tío Sam; 6 están en condición ilegal

Por Salvador Martínez Pavón

Sin la licenciatura diplomática en su formación profesional, improvisados, exiliados o desechados, más del 50 por ciento de los 50 Cónsules  de México en Estados Unidos tendrán bajo su responsabilidad la defensa de alrededor de 36 millones de mexicanos (entre estos más de seis millones de indocumentados), contra la hostilidad y persecución de migrantes en la era del presidente Donald Trump.

De acuerdo a un seguimiento realizado en la información disponible de la Secretaria de Relaciones Exteriores (SRE) y las currículas personales, sin mayores méritos internacionalistas, políticos, abogados, comunicadores y hasta empresarios, suman 26 de los 50 cónsules titulares que conforman la más amplia red diplomática de México en un país extranjero, para representar nuestra política exterior y los intereses de connacionales.

Carlos Jiménez Macías es licenciado en Psicología por la Universidad Autónoma de San Luis Potosí y ex dirigente de la burocracia nacional, actualmente es cónsul en Chicago.

Pese a la magnitud del problema que representa la mayor crisis bilateral en la historia de las relaciones México-Estados Unidos, apenas 24 de los 50 Consulados acreditados por nuestro país en la Unión Americana están encabezados por verdaderos diplomáticos de carrera egresados de nuestras Universidades y del cada vez más desplazado Instituto “Matías Romero”, aceptados en el Servicio  Exterior Mexicano (SEM).

Consultados sobre el tema, personal de la Dirección de Comunicación Social de la SRE aseguró no contar con una relación específica de los 50 cónsules mexicanos en el vecino país del norte y sus respectivos currículums. Al turnarse la llamada al área de atención a medios, tampoco hubo respuesta a la solicitud de información.

Sin embargo, de acuerdo a la información disponible en el portal institucional de la Cancillería y las páginas electrónicas de cada uno de los representativos diplomáticos en cuestión, se logró establecer el grado profesional de cada uno de los cónsules destacados en suelo norteamericano.

En el Consulado de Boston, su titular, Emilio Rabasa P. Gamboa, Ha sido docente-investigador en el Instituto de Investigaciones Jurídicas de la Universidad Autónoma de México (UNAM), y es Maestro en Filosofía Política, con el doctorado en la Facultad de Derecho; en Chicago, el priista Carlos Jiménez Macías, es licenciado en Psicología por la Universidad Autónoma de San Luis Potosí y ex dirigente de la burocracia nacional.

¿Y la trayectoria diplomática?

Foto: Especial

Por lo que toca al representativo de Dallas, Texas, el Cónsul Francisco de la Torre Galindo es licenciado en Derecho por la UNAM, aunque ha desempeñado diversos cargos en la SRE. En el Consulado de El Paso, Marcos Augusto Bucio Mújica, también priista, es político y catedrático en el área de Sociología y Ciencia Política de la UNAM, y en Houston, Oscar Rodríguez Cabrera, es licenciado en Derecho de la misma Universidad.

En  Denver, la plaza de Cónsul Titular todavía se reporta acéfala, aunque Jeremías Guzmán Barrera funge como Cónsul Encargado, mientras que en Los Ángeles, Carlos Eugenio García de Alba Zepeda es Licenciado en Economía por la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM) Unidad Xochimilco, con Maestría en Ciencias Políticas.

Según, la página web de la Cancillería, en el Consulado de Sacramento aún está pendiente el nombramiento del Consul Titular, pero en San Antonio, Héctor Eduardo Velasco Monroy es licenciando en Ciencias de la Comunicación y fue coordinador de giras en la campaña de Enrique Peña Nieto.

En el representativo diplomático de San Diego, Marcela Celorio Mancera es abogada por la Escuela Libre de Derecho, mientras que en San Francisco se  reporta que Gemi José González López estudió en la Escuela Libre de Derecho. En el Consulado de San José, Mauricio Toussaint es licenciado en Ciencias Políticas y Administración Pública por la UNAM, aunque ha ocupado diversos cargos en la SRE.

En situación similar está en el Consulado de San Juan, Puerto Rico, el también priísta Orlando Arvizu Lara, de quien se detalla los distintos puestos que ha ocupado en el CEN del PRI, menos alguno que tenga que ver con el encargo diplomático que detenta. Su grado de estudios no fue encontrado en la página de la SRE ni en la del Consulado. En Alburquerque, Efrén Nicolás Leyva Acevedo. Para no variar, también es priísta y licenciado en Derecho.

De la misma forma, en el Consulado de Brownsville, Juan Carlos Cué Vega es licenciado en Derecho por la Universidad Iberoamericana, aunque ingresó al Servicio Exterior Mexicano en 1985. En Calexico, Carlos Flores Vizcarra es Licenciado en Economía por la Escuela Nacional de Economía de la UNAM, y también es priísta. En Detroit, Juan Manuel Solana Morales es economista egresado de la Universidad Iberoamericana.

De secretario particular a Cónsul

En cuanto al representativo de Fresno, David Manuel Preciado Juárez se graduó con una licenciatura en Derecho en la Universidad Autónoma de Baja California; en Kansas City, Alfonso Navarro Bernachi es licenciado en Comunicación por la Universidad Iberoamericana, aunque con Maestría en Estudios Diplomáticos por el Instituto Matías Romero.

Rodolfo Quilantán Arenas, Cónsul titular en el Little Rock, es licenciado en Derecho por la Universidad Autónoma de Coahuila; en  Nueva Orleans, Carlos Ponce Martínez es empresario de extracción panista y señalado por no contar en su perfil biográfico con ningún antecedente que lo vincule con el SEM, mientras que en Orlando, Juan Sabines Guerrero, exgobernador de Chiapas, es Licenciado en Ciencias Políticas y Administración Pública por la Universidad Iberoamericana.

Respecto al Consulado de Philadelphia, Alicia Guadalupe Kerber Palma es licenciada en Derecho por la Universidad Iberoamericana. En el representativo de Presidio, Texas, Héctor Eduardo Velasco Monroy es licenciado en Ciencias de la Comunicación y ex secretario particular adjunto de Enrique Peña Nieto.

En Salt Lake City, Javier Chagoya Romero es licenciado en Derecho por la Universidad La Salle; en San Bernardino, Salomón Rosas Ramírez, licenciado en Derecho de la Universidad Americana; en el representativo diplomático de Saint Paul Minnesota, Gerardo Guerrero Gómez, licenciado en Historia y escritor de la Universidad Autónoma de Guerrero (UAG), y en Oxnard, California, Roberto Rodríguez Hernández es abogado por la Universidad Nacional Autónoma de Morelos. Ingresó al SEM en 1977.

En contraste, en el Consulado de Atlanta, Francisco Javier Díaz De León, es licenciado en Relaciones Internacionales de la Universidad Iberoamericana e ingresó al SEM en 1991. En 2012 ascendió al rango de Ministro. En Austin, Carlos González Gutiérrez es licenciado en Relaciones Internacionales, egresado del Colegio de México (Colmex); en Laredo, Carolina Zaragoza Flores es egresada de la UNAM, con el título de licenciada en Relaciones Internacionales.

Con la carrera y experiencia

Los Cónsules de de Miami, Nueva York y Nogales, Juan Miguel Gutiérrez Tinoco, Diego Antonio Gómez Pickering y Ricardo Santana Velázquez, respectivamente, también cuenta con su licenciatura en Relaciones Internacionales, de las universidades Nacional Autónoma de México e Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM).

En los representativos de Phoenix, Anchorage, Del Río, Eagle Pass, Indianapolis, Las Vegas y Omaha, sus titulares, Claudia Franco Hijuelos, Nelson Villareal Peralta, Carlos Gustavo Obrador, Ismael Naveja Macías, Alejandro Madrigal Becerra, Javier Abud Osuna, respectivamente, son licenciados en Relaciones Internacionales por la Universidad Autónoma de Baja California y la Máxima Casa de Estudios.

Por lo que toca a los Consulados de Portland Oregón, Raleigh, Seattle, Tcson, Mcallen y Milwaukee, Jacob Prado González, María de los Remedios Gómez, Roberto Diondisch Glonwinski, Ricardo Pineda Albarrán, Guillermo Ordorica Robles y Julián Adem Díaz De Léon, respectivamente, también cuentan con  la licenciatura diplomática por el Colegio de México y Universidad Iberoamericana.

En Yuma, Eusebio Augusto Romero y Esquivel, sus datos no aparecen ni en el portal del consulado ni en la página de SRE; enDouglas, Jorge Ernesto Espejel Montes obtuvo el título de Relaciones Internacionales en la UNAM, y en Santa Ana, Mario Cuevas Zamora también es licenciado en Relaciones Internacionales por la misma Universidad.

En todos sus nombramientos, la Cancillería aseguró que en la elaboración de los cambios, fueron tomados en cuenta “trayectoria, buen desempeño de los funcionarios y tiempo que se han mantenido en su encargo”.

Argumentos y realidad

“En estas designaciones ---dijo--, se ha privilegiado la consideración de miembros del Servicio Exterior Mexicano (SEM) y de funcionarios que cuentan con una amplia experiencia representando a nuestro país en el exterior”.

Sin embargo, para analistas y miembros del propio SEM, las relaciones diplomáticas de México enfrentan un rezago ante la deficiencia y “discrecionalidades” que existen en la Ley de Servicio Exterior Mexicano (LSEM), al permitir que el Ejecutivo federal proponga a funcionarios no aptos en los altos mandos de las embajadas, consulados y misiones del país en el exterior.

Estiman que los vacíos en la LSEM dejan de lado méritos, experiencia y capacidad de los verdaderos diplomáticos mexicanos, que deberían ocupar las plazas del Servicio Exterior Mexicano. Se ha reconocido que algunos nombramientos se hacen con fines políticos y no con base en las necesidades de la política exterior.

En alguna ocasión, el embajador emérito y excanciller, Jorge Castañeda, puntualizó que la carrera diplomática es una carrera técnica que requiere de conocimientos especializados”, sin embargo agregó que esto no sucede en la realidad, pues “se considera que para ser diplomático basta tener una cultura general y una inteligencia mediana”.

Dentro de este marco, la suerte de alrededor de 36 millones de mexicanos estará en manos de los 50 Cónsules de México acreditados en Estados Unidos, para hacer frente a la política hostil y de persecución, alentada por su presidente entrante, Donald Trump.

Aunque más de la mitad sin la formación académica correspondiente, para ello contarán no solo con los 546 millones de pesos que les fueron asignados en el Presupuesto de Egresos de la Federación 2017