imagotipo

Responsabilidad y unidad, claves en horas de desafío: Peña Nieto

  • Miguel Reyes Razo, enviado especial
  • en México

“¡México no se destruye por el asunto de las gasolinas!, aseguró ayer don Carlos Aceves del Olmo. Y completó sin aspavientos: “Hemos enfrentado situaciones peores”. Y hombro con hombro al lado del presidente de México, Enrique Peña Nieto, estableció: “Ya no son tiempos de aquel: ‘Lo que usted diga, señor presidente’. No basta firmar cosas. Tampoco es suficiente defender al Presidente de la República. Esta hora llama a hacer cosas.

¡Hagámoslas! Basta -recomendó/ sugirió el muy prudente líder de la Ceteeme- con que cada uno cumpla -muy bien- su tarea. Esta reunión -reflexionó- me trae a la memoria a otras similares ocurridas ¡hace 30 años! Crisis que pedían a los trabajadores “apretarse el cinturón” y obligaron al compañero Fidel Velázquez a replicar: “Es que ya los trabajadores ni cinturón tienen!”

Postrimerías del sexenio de don Miguel de la Madrid Hurtado. Fines de 1987. Gira del candidato Carlos Salinas de Gortari. Reuniones plurales.

Firmas de pactos. Uno tras otro. Inflación creciente. Naufragio económico. Discursos. Promesas. Firmas. Recomendaciones. Buenos propósitos. Escasez. Ángel Aceves Saucedo-economista archireconocido, respetado- que insistía:”Es que la inflación es el peor impuesto que termina por arruinar a los más pobres”.

Crisis. Atrás quedan las pomposas, rimbombantes, estridentes, ampulosas declaraciones de empresarios, de banqueros que en convenciones, congresos y vía pública muy ufanos declaran: “Nosotros nos la jugamos por México”. Ayer los que integran Coparmex se negaron a adherirse al Acuerdo para el Fortalecimiento Económico y la Protección de la Economía Familiar. Minucia que pasó por alto el señor actuario Juan Pablo Castañón Castañón, presidente del Consejo Coordinador Empresarial.

Ayer en la casa Los Pinos, en el Salón Adolfo López Mateos se dispuso un formidable escenario. Se atrajo a secretarios de Estado. Líderes de trabajadores. El senador líder de la Confederación Nacional Campesina, Manuel Humberto Cota Jiménez, quien “no dijo ni pío”. Banqueros como don Luis Robles Miaja. El hombre de negocios internacionales, Valentín Díez Morodo, quien suele organizar juntas con sus pares extranjeros en los viajes que realiza el presidente de la República Enrique Peña Nieto.

Don Valentín es tenido por próspero hombre de negocios. Los suyos. Pasado el mediodía el presidente de México Enrique Peña Nieto dio perfil a la reunión concebida para la firma de dicho acuerdo.”Proteger las finanzas nacionales. La economía del país. La economía de cada mexicano. “Importa mucho proteger las finanzas, la economía nacional. Dotarla de madurez y vigor nos lleva ya más de 30 años. Así o asá, México crece. En forma modesta, sí. Pero crece. Mientras muchas zonas del mundo no.

“Año de desafíos. Año de retos. Año complejo, perfiló, delineó el presidente Peña Nieto. Época de volatilidad. Incertidumbre. Economías frágiles. Inversionistas que titubean. Este 2017 subió el precio de la gasolina. Inevitable. Más del 50 por ciento de la que consumimos se compra en el extranjero. A precios…

“Alza que no es consecuencia de la Reforma Energética. Y todavía menos de la Reforma Hacendaria. Se privilegió favorecer a las clases más necesitadas. Estas reacciones tienen mucho de artificial. Son los ricos quienes más emplean gasolina. El ajuste evitó que las finanzas públicas se mermaran en 200 mil millones de pesos.

El presidente Enrique Peña Nieto explica. El presidente ejemplifica. El presidente Peña Nieto porfía. El Presidente de los Estados Unidos Mexicanos llama a la solidaridad. Invoca la responsabilidad social.

“Formemos todos un solo frente”, convoca. Deja entrever que el Acuerdo de ayer podrá enriquecerse -modificarse- en los próximos días.

Y cede la palabra al secretario de Hacienda. El señor José Antonio Meade Kuribreña. Amable, sonriente, -en apariencia condescendiente- se ciñe a su discurso. “Cuatro ejes lo mueven”, dice. Describe: 1.- Cuidar la economía familiar. 2.- Conservar empleo. 3.- Preservar estabilidad económica. 4.- Hacer que impere el Estado de Derecho. La legalidad.

“Nada de vandalismo”. No al delito. Acciones. Las que requiera mantener la estabilidad de precios. Procurar innovaciones. Las guarderías del Seguro Social. Las prestaciones sociales. Apoyo agropecuario. Inversión.

Llegará dinero de la Ronda 2. Y otras inversiones anticipadas…

Y Alfonso Navarrete Prida que descubre: “El líder se forja en los momentos de gran prueba. Ya se trate de funcionario o dirigente ha de templarse en tiempos difíciles”. Le habla el secretario Navarrete Prida al presidente Peña Nieto. Glosa su discurso. “Se firman compromisos… no promesas”… Firman sectores corresponsables… Repudiamos la violencia… Y reseña: “Hay 2.6 millones de empleos en los cuatro años de Gobierno del presidente Peña Nieto. Y llevamos años sin huelgas…” Y el salario…

Alfonso Navarrete Prida lisonjea al presidente Enrique Peña Nieto. Le aplauden ardientemente. A Navarrete Prida que llamó “muy estimados” a los empresarios… Le ovacionan.

Llegan a esta reunión en la casa Los Pinos, el maestro Aurelio Nuño Mayer, secretario de Educación que se aproxima a los reporteros para desearles “Buen año”. Y la maestra Rosario Robles Berlanga. Y Gerardo Ruíz Esparza. Algo encorvado. Con piel bien tratada y cabellera intensa -brillantemente- blanca. Cuidadoso. Educado. Atiende a reporteros que quieren saber qué efectos tendrá en la Eseceté el alza de combustibles. Cuál será el comportamiento de transportistas… Ruíz Esparza. Alguno le agradece un obsequio navideño.
PONGAMOS MANOS A LA OBRA. DEJEMOS ATRÁS JUNTAS Y CÓNCLAVES INTERESANTES PERO ESTÉRILES. DEN A TRABAJADORES RANGO DE INSPECTORES HONORARIOS PARA QUE “CHEQUEN” PRECIOS Y NO NOS ROBEN LOS EMPRESARIOS: CARLOS ACEVES DEL OLMO

Y don Carlos Aceves del Olmo, quien ayer llegó a la casa sin su cercano Abelardo Carrillo Zavala. Dilatada su carrera. Sin zigzagueos.

Cercanísimo al último de los “Cinco lobitos”. Disciplina. Seguir el ejemplo de don Fidel Velázquez. Era gobernador de su tierra el licenciado Enrique Peña Nieto y organizó un homenaje a distinguidos mexicanos. Llegó doña Nora. La viuda de don Fidel Velázquez. La señora recibió el testimonio. Eso fue en Palacio de Gobierno de Toluca. En Lerdo 300.

“Veo que hacemos poco. Muy poco. Celebramos reuniones con académicos, expertos, políticos brillantes… Reuniones de gran riqueza. De aprendizaje. Y contento… Pero estériles. Años sin avanzar. Apenas un par de acuerdos. De escasa relevancia.

“Pues las palabras no dan nada a los trabajadores. Y sí. Es bueno apoyar a las nobles instituciones del Estado. Ahí está el IMSS. Creación de trabajadores. Leí -con agrado, dice don Carlos Aceves del Olmo.- que ya no escasean las medicinas en el Seguro Social. Eso es magnífico. ¡Que no disminuya la calidad! Y empleados del IMSS que ofrecen trabajar mejor. Son medio millón ¿eh?

“La cuestión es: ¿Qué debemos hacer? Ya sugerimos al Infonavit que haya vivienda para los trabajadores. Di fórmulas. Aquí están compañeros líderes sindicales. Todos me conocen. Y yo los conozco. Y veo que predico en el desierto.

“Recuerdo, señor Presidente que usted nos entregó -a los mexicanos- un Plan de Vivienda. Pues ¡manos a la obra! Cumplámoslo. No queremos aumento de salarios. Nada de aumento de emergencia. Resultaría peor. Que nos den rango de inspectores para “checar” precios. Para que los tenderos y los comerciantes no nos roben…

“Digamos lo que debemos decir -atrajo don Carlos Aceves del Olmo-. Vivamos la realidad. Hay un solo México al que debemos cuidar. Y de ninguna manera destruir. Los sindicatos, los sindicalistas estamos con México”.

Estamos con el Presidente de México”.

Don Carlos Aceves del Olmo dio vida al instante más emocionante de la reunión celebrada ayer en la casa Los Pinos.

Le aplaudieron por mera cortesía.

Pero el dirigente de la Confederación de Trabajadores de México mostró que esa central está menos anémica de lo que se cree.