/ miércoles 28 de septiembre de 2016

Banco de México no elevará tasas, dicen expertos

Mañana jueves, la Junta de Gobierno del Banco de México (Banxico), soportará la presión y no ajustará su tasa de interés referencial, por lo que la mantendrá en 4.25 por ciento, consideraron analistas financieros.

Y lo anterior, explicaron los analistas, porque la derrota en el debate del pasado lunes del candidato republicano a la Presidencia de Estados Unidos, Donald Trump, así como la decisión de la Reserva Federal de ese país (FED, por sus siglas en inglés), en mantener sin cambios su tasa de interés redujeron la volatilidad en los mercados cambiarios, lo que apuntaló al peso mexicano frente al dólar.

De esta manera, Guillermo Aboumrad, director de Estrategias de Mercado de Finamex Casa de Bolsa, afirmó que el escenario que prevalece hoy en día es muy diferente al que predominó durante las dos semanas anteriores.

En ese sentido, recordó que el siete de septiembre pasado comenzó la presión para el peso mexicano, con la publicación de la encuesta de CNN que colocaba a Donald Trump arriba con una ventaja de dos por ciento sobre su contrincante Hillary Clinton, quien, además, en esos días enfrentó un problema de neumonía, lo que disparó al dólar a niveles de arriba de los 20.25 pesos.

Sin embargo, una vez que la candidata demócrata superó sin mayor problema el debate del pasado lunes y las encuestas otra vez la colocan al frente de las preferencias, el peso recuperó fuerza y ayer martes cerró en 19.84 pesos, lo que representó un descenso de 45 centavos con relación a la jornada anterior.

Por ello, el analista de Finamex Casa de Bolsa considera que no existen condiciones de fondo ni estructurales para que el Banco de México determine ajustar su tasa de interés referencial, tal y como se previó antes del inicio de este mes.

“Sería prematuro subir la tasa de referencia anticipando que la FED sube en diciembre, cuando en varias ocasiones la FED se ha equivocado en su evaluación de la economía y finalmente, no sube la tasa como había anticipado, en este contexto, no vemos una amenaza estructural a favor de la inflación que pudiera motivar una respuesta de política monetaria del Banco de México tan pronto como este jueves, y que subirla sea un escenario superior a esperar y reaccionar en diciembre con mayor información”, comentó.

Al respecto, cabe recordar que, de acuerdo con el calendario de publicación de los anuncios de política monetaria del Banxico, solo quedan tres informes en este 2016: mañana 29 de septiembre, el 17 de noviembre y el 15 de diciembre.

De esta manera, el analista dijo que una opción que pudiera adoptar la Comisión de Cambios (en donde participan el Banxico y la Secretaría de Hacienda), en tanto llegan las dos fechas restantes de publicación de anuncios de política monetaria, sería la intervención discrecional en el mercado cambiario a través de la venta de dólares, pero solo en momentos de depreciación pronunciada (como por ejemplo, en caso de que se perciba un avance sostenido del candidato republicano Trump), y recomprarlos cuando repunte Hillary Clinton.

Por su parte, Carlos Ponce, director de Análisis y Estrategia Bursátil del Banco Ve por Más (BX+), coincidió en que no sería provechoso que el Banxico determine aumentar su tasa de interés en este momento, sobre todo por el rumbo que han tomado las preferencias electorales en la Unión Americana, lo que inyecta tranquilidad a los mercados financieros.

“Aumentar tasas para apuntalar el tipo de cambio, yo simplemente recordaría que esto ya se hizo en el pasado, tan solo en lo que va del año se han subido en dos ocasiones, si se toma en cuenta lo que se dio a finales de diciembre del año pasado, son 1.25 puntos base acumulados y esto no ha contribuido a mejorar la cotización del tipo de cambio, precisamente porque está relacionado con otros temas; entonces en base a este tipo de experiencias, tal vez ‘lo más prudente sería no moverle’ y esperar la evaluación de los temas electorales en Estados Unidos y no quemar unas balas”, comentó.

Mañana jueves, la Junta de Gobierno del Banco de México (Banxico), soportará la presión y no ajustará su tasa de interés referencial, por lo que la mantendrá en 4.25 por ciento, consideraron analistas financieros.

Y lo anterior, explicaron los analistas, porque la derrota en el debate del pasado lunes del candidato republicano a la Presidencia de Estados Unidos, Donald Trump, así como la decisión de la Reserva Federal de ese país (FED, por sus siglas en inglés), en mantener sin cambios su tasa de interés redujeron la volatilidad en los mercados cambiarios, lo que apuntaló al peso mexicano frente al dólar.

De esta manera, Guillermo Aboumrad, director de Estrategias de Mercado de Finamex Casa de Bolsa, afirmó que el escenario que prevalece hoy en día es muy diferente al que predominó durante las dos semanas anteriores.

En ese sentido, recordó que el siete de septiembre pasado comenzó la presión para el peso mexicano, con la publicación de la encuesta de CNN que colocaba a Donald Trump arriba con una ventaja de dos por ciento sobre su contrincante Hillary Clinton, quien, además, en esos días enfrentó un problema de neumonía, lo que disparó al dólar a niveles de arriba de los 20.25 pesos.

Sin embargo, una vez que la candidata demócrata superó sin mayor problema el debate del pasado lunes y las encuestas otra vez la colocan al frente de las preferencias, el peso recuperó fuerza y ayer martes cerró en 19.84 pesos, lo que representó un descenso de 45 centavos con relación a la jornada anterior.

Por ello, el analista de Finamex Casa de Bolsa considera que no existen condiciones de fondo ni estructurales para que el Banco de México determine ajustar su tasa de interés referencial, tal y como se previó antes del inicio de este mes.

“Sería prematuro subir la tasa de referencia anticipando que la FED sube en diciembre, cuando en varias ocasiones la FED se ha equivocado en su evaluación de la economía y finalmente, no sube la tasa como había anticipado, en este contexto, no vemos una amenaza estructural a favor de la inflación que pudiera motivar una respuesta de política monetaria del Banco de México tan pronto como este jueves, y que subirla sea un escenario superior a esperar y reaccionar en diciembre con mayor información”, comentó.

Al respecto, cabe recordar que, de acuerdo con el calendario de publicación de los anuncios de política monetaria del Banxico, solo quedan tres informes en este 2016: mañana 29 de septiembre, el 17 de noviembre y el 15 de diciembre.

De esta manera, el analista dijo que una opción que pudiera adoptar la Comisión de Cambios (en donde participan el Banxico y la Secretaría de Hacienda), en tanto llegan las dos fechas restantes de publicación de anuncios de política monetaria, sería la intervención discrecional en el mercado cambiario a través de la venta de dólares, pero solo en momentos de depreciación pronunciada (como por ejemplo, en caso de que se perciba un avance sostenido del candidato republicano Trump), y recomprarlos cuando repunte Hillary Clinton.

Por su parte, Carlos Ponce, director de Análisis y Estrategia Bursátil del Banco Ve por Más (BX+), coincidió en que no sería provechoso que el Banxico determine aumentar su tasa de interés en este momento, sobre todo por el rumbo que han tomado las preferencias electorales en la Unión Americana, lo que inyecta tranquilidad a los mercados financieros.

“Aumentar tasas para apuntalar el tipo de cambio, yo simplemente recordaría que esto ya se hizo en el pasado, tan solo en lo que va del año se han subido en dos ocasiones, si se toma en cuenta lo que se dio a finales de diciembre del año pasado, son 1.25 puntos base acumulados y esto no ha contribuido a mejorar la cotización del tipo de cambio, precisamente porque está relacionado con otros temas; entonces en base a este tipo de experiencias, tal vez ‘lo más prudente sería no moverle’ y esperar la evaluación de los temas electorales en Estados Unidos y no quemar unas balas”, comentó.