/ lunes 7 de septiembre de 2015

Con bloqueo carretero, comuneros de Capacuaro exigen liberación de detenidos

El Sol de Morelia

Uruapan, Michoacán.- Habitantes del poblado de Capacuaro continúan con el bloqueo que iniciaron el pasado domingo sobre la carretera federal Uruapan - Paracho, a la altura de la desviación a Los Reyes, presuntamente para exigir la libertad de dos presuntos talamontes detenidos por la policía.

Poco después de las dos de la tarde, una treintena de personas de ese pueblo, muchos de ellos con aliento alcohólico, según testigos, bloquearon dicha carretera para presionar a las autoridades y fueran liberadas dichas personas presuntamente retenidas por robo de madera.

El lunes anterior, también bloquearon la carretera en el mismo lugar, para protestar en contra de la Policía Ministerial quienes sin orden alguna, detenía a los comuneros y les exigían fuertes sumas de dinero. Cuatro horas duró el bloqueo.

Para el siguiente día, de nueva cuenta bloquearon dicho entronque, pero ahora en apoyo a varias comunidades indígenas que exigen el cumplimiento de un pliego petitorio como la entrega de recursos económicos de manera directa y en contra de la desaparición de la secretaría de Asuntos Indígenas, entre otras.

El domingo por la tarde, fueron cientos los afectados, trabajadores, profesionistas y estudiantes, personas adultas y niños, así como embarazadas, tuvieron que soportar por horas el gran congestionamiento vial y cerrazón de las personas alcoholizadas.

Las autoridades municipales no han dado a conocer si hubo algún acuerdo. Elementos de la Policía Federal que les corresponde intervenir en estos casos, ni sus luces; fue un gran caos que vivieron cientos de automovilistas que, frustrados y molestos, pretendían organizarse para hacer frente a los manifestantes.

El Sol de Morelia

Uruapan, Michoacán.- Habitantes del poblado de Capacuaro continúan con el bloqueo que iniciaron el pasado domingo sobre la carretera federal Uruapan - Paracho, a la altura de la desviación a Los Reyes, presuntamente para exigir la libertad de dos presuntos talamontes detenidos por la policía.

Poco después de las dos de la tarde, una treintena de personas de ese pueblo, muchos de ellos con aliento alcohólico, según testigos, bloquearon dicha carretera para presionar a las autoridades y fueran liberadas dichas personas presuntamente retenidas por robo de madera.

El lunes anterior, también bloquearon la carretera en el mismo lugar, para protestar en contra de la Policía Ministerial quienes sin orden alguna, detenía a los comuneros y les exigían fuertes sumas de dinero. Cuatro horas duró el bloqueo.

Para el siguiente día, de nueva cuenta bloquearon dicho entronque, pero ahora en apoyo a varias comunidades indígenas que exigen el cumplimiento de un pliego petitorio como la entrega de recursos económicos de manera directa y en contra de la desaparición de la secretaría de Asuntos Indígenas, entre otras.

El domingo por la tarde, fueron cientos los afectados, trabajadores, profesionistas y estudiantes, personas adultas y niños, así como embarazadas, tuvieron que soportar por horas el gran congestionamiento vial y cerrazón de las personas alcoholizadas.

Las autoridades municipales no han dado a conocer si hubo algún acuerdo. Elementos de la Policía Federal que les corresponde intervenir en estos casos, ni sus luces; fue un gran caos que vivieron cientos de automovilistas que, frustrados y molestos, pretendían organizarse para hacer frente a los manifestantes.