/ lunes 28 de diciembre de 2015

Critica senadora Dolores Padierna administración del Presidente Enrique Peña Nieto

México.- La administración del presidente Enrique Peña Nieto ha dispuesto de una gran cantidad de recursos para financiar el gasto público y para 2015 se le autorizaron 511 mil millones en términos reales, más de lo que se le autorizó a Felipe Calderón en 2012, lo que significa un aumento de 4.6% en promedio anual, muy superior al 2.0% que creció la economía, criticó la senadora Dolores Padierna.

La vicecoordinadora del Grupo Parlamentario del PRD en la Cámara Alta, sostuvo que otra de las promesas incumplidas en el sexenio de Peña Nieto, es la de mejorar la posición competitiva del país.

Citó cifras de otras naciones para demostrar que aún en un entorno internacional desfavorable se puede mejorar, lo cual aseguró que no ha podido hacer la nuestra y para lo cual hizo referencia a que en 2012 México ocupó el lugar 53 de 144 países en el Índice Global de Competitividad que calcula el Foro Económico Mundial, y para 2015 perdió 4 lugares al ubicarse en el lugar 57.

“Todos esos datos objetivos permiten concluir que el gobierno de Peña Nieto no ha hecho lo que debiera para superar las enormes deficiencias que caracterizan a la economía y sólo se ha limitado a mantener una aparente estabilidad macroeconómica y esperar a que las condiciones externas mejoren para ver si algo nos toca”, sostuvo la legisladora perredista.

Hizo énfasis en que en 2014 el Congreso de la Unión le aprobó a la administración peñista una reforma hacendaria que consistió exclusivamente en aumentos de impuestos.

Asimismo y a su juicio, resaltó que se le han autorizado al titular del Ejecutivo Federal endeudamientos desproporcionados como el hecho se demuestra al examinar que entre 2012 y octubre de 2015 la deuda pública aumentó 2.4 billones de pesos y pasó del 38% al 47% del PIB.

Al respecto, dijo que ese importante incremento en la disponibilidad de recursos no se reflejó en una mejoría de las condiciones de vida de la población ya que, como ya se apuntó, la pobreza y desigualdad aumentaron y el empleo se precarizó.

Dijo que el CONEVAL y el IMCO han manifestado que existen enormes deficiencias con que se usan los recursos públicos, incluyendo corrupción y falta de transparencia.

El propio gobierno, agregó, ha reconocido implícitamente que hay margen para hacer más eficiente el gasto público, al proponer una restructuración, con enfoque base cero, con base en el cual supuestamente se elaboró el presupuesto para 2016.

“La realidad es que no hubo tal restructuración. Sólo se aplicaron reducciones presupuestales a algunos rubros del gasto, dentro de las que destacan el recorte de 18% al gasto de inversión, mientras el gasto corriente aumentará 1.9%”, subrayó Padierna Luna.

/eupr

México.- La administración del presidente Enrique Peña Nieto ha dispuesto de una gran cantidad de recursos para financiar el gasto público y para 2015 se le autorizaron 511 mil millones en términos reales, más de lo que se le autorizó a Felipe Calderón en 2012, lo que significa un aumento de 4.6% en promedio anual, muy superior al 2.0% que creció la economía, criticó la senadora Dolores Padierna.

La vicecoordinadora del Grupo Parlamentario del PRD en la Cámara Alta, sostuvo que otra de las promesas incumplidas en el sexenio de Peña Nieto, es la de mejorar la posición competitiva del país.

Citó cifras de otras naciones para demostrar que aún en un entorno internacional desfavorable se puede mejorar, lo cual aseguró que no ha podido hacer la nuestra y para lo cual hizo referencia a que en 2012 México ocupó el lugar 53 de 144 países en el Índice Global de Competitividad que calcula el Foro Económico Mundial, y para 2015 perdió 4 lugares al ubicarse en el lugar 57.

“Todos esos datos objetivos permiten concluir que el gobierno de Peña Nieto no ha hecho lo que debiera para superar las enormes deficiencias que caracterizan a la economía y sólo se ha limitado a mantener una aparente estabilidad macroeconómica y esperar a que las condiciones externas mejoren para ver si algo nos toca”, sostuvo la legisladora perredista.

Hizo énfasis en que en 2014 el Congreso de la Unión le aprobó a la administración peñista una reforma hacendaria que consistió exclusivamente en aumentos de impuestos.

Asimismo y a su juicio, resaltó que se le han autorizado al titular del Ejecutivo Federal endeudamientos desproporcionados como el hecho se demuestra al examinar que entre 2012 y octubre de 2015 la deuda pública aumentó 2.4 billones de pesos y pasó del 38% al 47% del PIB.

Al respecto, dijo que ese importante incremento en la disponibilidad de recursos no se reflejó en una mejoría de las condiciones de vida de la población ya que, como ya se apuntó, la pobreza y desigualdad aumentaron y el empleo se precarizó.

Dijo que el CONEVAL y el IMCO han manifestado que existen enormes deficiencias con que se usan los recursos públicos, incluyendo corrupción y falta de transparencia.

El propio gobierno, agregó, ha reconocido implícitamente que hay margen para hacer más eficiente el gasto público, al proponer una restructuración, con enfoque base cero, con base en el cual supuestamente se elaboró el presupuesto para 2016.

“La realidad es que no hubo tal restructuración. Sólo se aplicaron reducciones presupuestales a algunos rubros del gasto, dentro de las que destacan el recorte de 18% al gasto de inversión, mientras el gasto corriente aumentará 1.9%”, subrayó Padierna Luna.

/eupr