/ sábado 2 de abril de 2016

Debe IMSS hacer públicos créditos cancelados a patrones: INAI

Martha Elva González / El Sol de México

Ciudad de México.- El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) debe informar el monto total de créditos fiscales cancelados a patrones morosos, durante los últimos cinco años, ordenó el Instituto Nacional de Transparencia INAI, que consideró inaceptable la reserva de la información por 12 años, ya que “las altas cifras condonadas, pertenecen al rubro de recursos públicos”.

El comisionado Rosendoevgueni Monterrey aseguró que en este caso “debe prevalecer el interés público del derecho a la información, por sobre el invocado, secreto fiscal”.

Ante el pleno agregó que “este tipo de información se relaciona, por su naturaleza, con recursos que ha dejado de percibir el erario público, lo que impone la necesidad de transparentar las decisiones en torno a estas cancelaciones.

“Lo que permite que la ciudadanía realice un control social de la autoridad, en el ejercicio de esta atribución discrecional”.

Dijo que la protección del derecho fiscal “no es irrestricta y se está ante la presencia de derechos fundamentales que colisionan, por un lado mantener la privacidad de la información de carácter fiscal y, por el otro, proporcionarla para rendir cuentas sobre el desempeño de la autoridad”.

Pero “por ser de interés público, en el que debe prevalecer el derecho de acceso a la información, el IMSS debe dar a conocer los montos de créditos cancelados a patrones, durante los últimos cinco años.

Así el pleno del INAI, por unanimidad, revocó la respuesta del IMSS a un particular, que requirió “los montos de créditos cancelados a patrones morosos o no localizados”, y en la que invocó el secreto fiscal, para reservar la información por 12 años.

Adujó que conforme al artículo 22 de la Ley del Seguro Social en relación con el artículo 14 fracción II de la Ley Federal de Transparencia, la información solicitada no es pública y darla a conocer implicaría perjuicio para los titulares de la misma.

Sin embargo, en el análisis del asunto, se reconoció que si bien la información solicitada está protegida por el secreto fiscal previsto en la Ley, existe un interés público mayor en conocerla y negarla propiciaría que el IMSS no rindiera cuentas de sus actos.

“En este sentido debe prevalecer el derecho de acceso a la información, pues los créditos cancelados por el IMSS, al tratarse de recursos públicos que dejan de percibirse, es información que debe someterse al escrutinio público, a través del régimen de transparencia y rendición de cuentas.

En los argumentos de la resolución, se anotan los efectos positivos de publicitar la información de montos de créditos cancelados. Como que transparentaría las decisiones tomadas por el IMSS, en el ejercicio de sus facultades de comprobación, para otorgar los beneficios derivados de una cancelación o condonación.

Y permitiría conocer los montos de aquellos créditos fiscales que se cancelaron por motivo de imposibilidad práctica de cobro o por incosteabilidad, entre otros, propiciándose la valoración del desempeño del sujeto obligado.

Martha Elva González / El Sol de México

Ciudad de México.- El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) debe informar el monto total de créditos fiscales cancelados a patrones morosos, durante los últimos cinco años, ordenó el Instituto Nacional de Transparencia INAI, que consideró inaceptable la reserva de la información por 12 años, ya que “las altas cifras condonadas, pertenecen al rubro de recursos públicos”.

El comisionado Rosendoevgueni Monterrey aseguró que en este caso “debe prevalecer el interés público del derecho a la información, por sobre el invocado, secreto fiscal”.

Ante el pleno agregó que “este tipo de información se relaciona, por su naturaleza, con recursos que ha dejado de percibir el erario público, lo que impone la necesidad de transparentar las decisiones en torno a estas cancelaciones.

“Lo que permite que la ciudadanía realice un control social de la autoridad, en el ejercicio de esta atribución discrecional”.

Dijo que la protección del derecho fiscal “no es irrestricta y se está ante la presencia de derechos fundamentales que colisionan, por un lado mantener la privacidad de la información de carácter fiscal y, por el otro, proporcionarla para rendir cuentas sobre el desempeño de la autoridad”.

Pero “por ser de interés público, en el que debe prevalecer el derecho de acceso a la información, el IMSS debe dar a conocer los montos de créditos cancelados a patrones, durante los últimos cinco años.

Así el pleno del INAI, por unanimidad, revocó la respuesta del IMSS a un particular, que requirió “los montos de créditos cancelados a patrones morosos o no localizados”, y en la que invocó el secreto fiscal, para reservar la información por 12 años.

Adujó que conforme al artículo 22 de la Ley del Seguro Social en relación con el artículo 14 fracción II de la Ley Federal de Transparencia, la información solicitada no es pública y darla a conocer implicaría perjuicio para los titulares de la misma.

Sin embargo, en el análisis del asunto, se reconoció que si bien la información solicitada está protegida por el secreto fiscal previsto en la Ley, existe un interés público mayor en conocerla y negarla propiciaría que el IMSS no rindiera cuentas de sus actos.

“En este sentido debe prevalecer el derecho de acceso a la información, pues los créditos cancelados por el IMSS, al tratarse de recursos públicos que dejan de percibirse, es información que debe someterse al escrutinio público, a través del régimen de transparencia y rendición de cuentas.

En los argumentos de la resolución, se anotan los efectos positivos de publicitar la información de montos de créditos cancelados. Como que transparentaría las decisiones tomadas por el IMSS, en el ejercicio de sus facultades de comprobación, para otorgar los beneficios derivados de una cancelación o condonación.

Y permitiría conocer los montos de aquellos créditos fiscales que se cancelaron por motivo de imposibilidad práctica de cobro o por incosteabilidad, entre otros, propiciándose la valoración del desempeño del sujeto obligado.