/ miércoles 21 de octubre de 2015

Decisión en caso Ayotzinapa, dará mayor credibilidad a la investigación, lo cual debemos celebrar: Roberto Gil Zuarth

México.- Como muy relevante consideró el presidente del Senado de la República, Roberto Gil Zuarth, el que la Subprocuraduría de Derechos Humanos y no la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada –SEIDO-, se encargue de la investigación del caso Ayotzinapa.

“Es una buena noticia esta decisión que tomó la Procuradora General de la República precisamente para dar mayor credibilidad a la investigación, lo cual debemos celebrar”, dijo el líder cameral en entrevista.

Señaló que la Subprocuraduría de Delincuencia Organizada tiene ciertos mecanismos, ciertos elementos de investigación que generan un punto de vista diferente a la de la perspectiva de la Subprocuraduría de Derechos Humanos.

Indicó que en el caso de Ayotzinapa “estamos frente a un caso de derechos humanos y, en consecuencia, “me parece que una Subprocuraduría o un grupo de trabajo diferente al de delincuencia organizada puede aportar una perspectiva  absolutamente diferente y sobre todo, atender con mayor sensibilidad el caso de los padres de los desaparecidos”.

Este relanzamiento de la investigación de los 43 estudiantes de la Normal Rural Isidro Burgos, de Ayotzinapa, dijo que es una buena noticia en razón de que se reconduce la investigación en razón de que se atienden las recomendaciones del Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) y puede generarse una investigación supervisada bajo el auspicio de la Corte y de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos.

Consideró que se puede tener un buen horizonte en el sentido de que las conclusiones puedan tener mayor margen de credibilidad y que al contrario, las investigaciones puedan generar una confianza de que no solamente es el Ministerio Público Federal el que participa sino que hay un aval de expertos internacionales.

Insistió: “Me parece que es una buena noticia. Hay que celebrarla, sobre todo, porque implica que el Estado mexicano asumió plenamente las recomendaciones y que trabaja con el GIEI, para darle a nuestro país una versión, la búsqueda de la verdad que sucedió en esos terribles acontecimientos y sobre todo, que se pueda castigar a los culpables”.

Y sobre la decisión del gobierno de Estados Unidos de reducir la partida de la Iniciativa Mérida por la situación de los derechos humanos en el país, el presidente del Senado dijo que debe ser motivo de preocupación y de ocupación del Gobierno de la República para aclarar cualquier duda que se tenga sobre los esfuerzos del Estado mexicano en la garantía y protección de los derechos humanos.

Expresó que “no podemos dejar que se genere en el mundo la percepción de que el Estado mexicano es incapaz de garantizar la seguridad, la dignidad, la autonomía, la libertad de las personas; que somos incapaces de tener un entorno institucional que proteja adecuadamente los derechos humanos”.

     Consideró que el Gobierno de la República tiene que trabajar intensamente para despejar esa percepción y sobre todo, para atender puntualmente las recomendaciones de los ámbitos internacionales, de tal suerte que quede claro que hay esfuerzos consistentes y sobre todo, si bien hay pendientes, “pero que estamos creando instituciones para proteger los derechos humanos en nuestro país”, dijo el presidente del Senado de la República.

/amg

México.- Como muy relevante consideró el presidente del Senado de la República, Roberto Gil Zuarth, el que la Subprocuraduría de Derechos Humanos y no la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada –SEIDO-, se encargue de la investigación del caso Ayotzinapa.

“Es una buena noticia esta decisión que tomó la Procuradora General de la República precisamente para dar mayor credibilidad a la investigación, lo cual debemos celebrar”, dijo el líder cameral en entrevista.

Señaló que la Subprocuraduría de Delincuencia Organizada tiene ciertos mecanismos, ciertos elementos de investigación que generan un punto de vista diferente a la de la perspectiva de la Subprocuraduría de Derechos Humanos.

Indicó que en el caso de Ayotzinapa “estamos frente a un caso de derechos humanos y, en consecuencia, “me parece que una Subprocuraduría o un grupo de trabajo diferente al de delincuencia organizada puede aportar una perspectiva  absolutamente diferente y sobre todo, atender con mayor sensibilidad el caso de los padres de los desaparecidos”.

Este relanzamiento de la investigación de los 43 estudiantes de la Normal Rural Isidro Burgos, de Ayotzinapa, dijo que es una buena noticia en razón de que se reconduce la investigación en razón de que se atienden las recomendaciones del Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) y puede generarse una investigación supervisada bajo el auspicio de la Corte y de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos.

Consideró que se puede tener un buen horizonte en el sentido de que las conclusiones puedan tener mayor margen de credibilidad y que al contrario, las investigaciones puedan generar una confianza de que no solamente es el Ministerio Público Federal el que participa sino que hay un aval de expertos internacionales.

Insistió: “Me parece que es una buena noticia. Hay que celebrarla, sobre todo, porque implica que el Estado mexicano asumió plenamente las recomendaciones y que trabaja con el GIEI, para darle a nuestro país una versión, la búsqueda de la verdad que sucedió en esos terribles acontecimientos y sobre todo, que se pueda castigar a los culpables”.

Y sobre la decisión del gobierno de Estados Unidos de reducir la partida de la Iniciativa Mérida por la situación de los derechos humanos en el país, el presidente del Senado dijo que debe ser motivo de preocupación y de ocupación del Gobierno de la República para aclarar cualquier duda que se tenga sobre los esfuerzos del Estado mexicano en la garantía y protección de los derechos humanos.

Expresó que “no podemos dejar que se genere en el mundo la percepción de que el Estado mexicano es incapaz de garantizar la seguridad, la dignidad, la autonomía, la libertad de las personas; que somos incapaces de tener un entorno institucional que proteja adecuadamente los derechos humanos”.

     Consideró que el Gobierno de la República tiene que trabajar intensamente para despejar esa percepción y sobre todo, para atender puntualmente las recomendaciones de los ámbitos internacionales, de tal suerte que quede claro que hay esfuerzos consistentes y sobre todo, si bien hay pendientes, “pero que estamos creando instituciones para proteger los derechos humanos en nuestro país”, dijo el presidente del Senado de la República.

/amg