/ miércoles 12 de octubre de 2016

Demanda Narro Robles a que senadores avancen en uso medicinal de la cannabis

El secretario de Salud, José Narro Robles, demandó de los senadores avanzar en la iniciativa sobre el uso terapéutico y científico de los derivados esenciales de la marihuana, así como en la relativa a la Comisión Reguladora de Establecimientos y Servicios de Atención Médica, que aún se encuentra en la Cámara de Diputados, y lo mismo, en el caso de la Ley de Institutos Nacionales, en proceso.

El titular de la SSa argumentó que en la parte médica, los legisladores deben considerar que se está afectando a las personas al no tener acceso, y en cambio tendrían beneficios si se aprueba el uso médico; además se comprometió a hacer una revisión sobre el tema del cáñamo y los niveles y, platicarlo con los expertos.

Al mismo tiempo, la oposición en el Senado cuestionó al titular de Salud, José Narro Robles, por el desmantelamiento de ese sector prioritario, al grado que en 2017 tiene un recorte de 11 mil millones de pesos; y seis mil millones al Seguro Popular; esos recursos afectan a 7 de 13 programas principales. Al funcionario también le exigieron políticas públicas para los daños que causa el sobrepeso, enfermedades mortales como la diabetes; los embarazos en niñas de diez años, adicciones, Sida y cáncer.

Además de apostar a la prevención de epidemias como el Dengue, Zika o la Chikungunya.

Se planteó que los recursos obtenidos por el Impuesto Especial (IEPS) a Bebidas Saborizadas con Azúcares Añadidas y Alimentos con Alta Densidad Calórica, sean aplicados para fondear acciones que promuevan la actividad física y de prevención contra el sobrepeso y la obesidad.

Durante su comparecencia en el Senado, José Narro Robles, como parte del Análisis del IV Informe de Gobierno del Poder Ejecutivo Federal, el presidente de la Comisión del ramo, Salvador López Brito, destacó el recorte al presupuesto del sector por más de 11 mil millones de pesos para 2017.

Con ese ajuste, aseguró, se castigan programas claves como la prevención y control de la obesidad, sobrepeso y diabetes y prevención y atención contra las adicciones. Además, se recortan poco más de seis mil millones de pesos al Seguro Popular, el cual es considerado como un eje toral para la atención médica de una gran mayoría del país y que representa la parte más vulnerable de la población.

López Brito también subrayó que el gasto ejercido en México para el sector, está por debajo de los montos asignados por los países miembros de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), pues, actualmente se destinan alrededor del 6.3 por ciento del PIB, cuando en los “países espejo” el promedio es de 9 por ciento.

DEPURACIÓN EN INSTITUCIONES

A su vez, el titular de la Secretaría de Salud, José Narro Robles, durante su exposición, explicó que dentro de los desafíos que se presentan: es en el embarazo en niñas y adolescentes, en donde consideró urgente generar una corriente de rechazo a que una niña de hasta 10 años dé a luz. Y coincidió en los retos en materia de diabetes, obesidad, sobrepeso, VIH y Sida, adicciones, insuficiencia renal, muertes violentas, salud en jóvenes, cobertura incompleta, duplicación por el sistema de organización, así como el problema del financiamiento y la universalización de los servicios de salud.

El funcionario explicó que se ha revisado 70 por ciento de los padrones del Seguro Popular, IMSS, ISSSTE, Pemex y el Ejército, detectando que 15 millones de personas están afilados en dos y hasta cuatro de estos sistemas, lo cual afecta la calidad e imposibilita atender a un mayor porcentaje de la población, por lo que será necesario hacer una depuración en las instituciones; paralelamente, se han establecido 715 acciones hacia el intercambio de servicios.

Al respecto, el funcionario federal precisó que aún no está determinado el presupuesto y que quizá tenga ajustes. No obstante, dijo, garantizará que el recurso que se le asigne a la Secretaría de Salud y a los servicios estatales por la vía del Seguro Popular o de los ramos 12 y 33,  no afecten a los programas prioritarios.

En materia de logros, el titular de Salud, refirió que se aplicaron 300 millones de vacunas, que se traduce en casi 21 mil millones de pesos invertidos a lo largo de tres años ocho meses, y resaltó la disminución de la mortalidad infantil y por accidentes de tráfico, así como la mejoría para atender el problema de las enfermedades crónicodegenerativas, con esfuerzos sociales y gubernamentales.

Puntualizó que se han invertido 40 mil millones de pesos para mejorar la infraestructura y se generaron dos líneas para atender las necesidades en materia de medicamentos: genéricos e innovadores.

Al respecto, indicó que el abasto en las instituciones públicas ha mejorado; en compras consolidadas coordinadas por el Instituto Mexicano del Seguro Social se generaron ahorros por 10 mil 800 millones y que se cuenta con una licitación activa por cerca de 50 mil millones de pesos para medicamentos y material de uso en las unidades de atención médica.

La senadora priísta Lilia Merodio Reza calificó de alarmante la prevalencia del sobrepeso y obesidad en la población, ya que son padecimientos detonantes de enfermedades crónicodegenerativas, las cuales se han convertido en una de las principales problemáticas para el Sistema de Salud.

Por ello, demandó fortalecer la lucha del Estado mexicano por erradicar estos padecimientos.

Por su parte, la senadora del Grupo Parlamentario del PAN, Martha Elena García Gómez manifestó que el recorte presupuestal en materia de salud está afectando a la población, debido a la reducción de recursos a los programas de atención, principalmente el Seguro Popular.

Resulta preocupante que la prevalencia de enfermedades crónicodegenerativas se ha triplicado y continúa creciendo a un ritmo alarmante, principalmente entre los niños, al punto de que uno de cada tres en edad escolar presentan problemas de sobrepeso y obesidad, refirió.

Por el Grupo Parlamentario del PRD, el senador Fernando Mayans Canabal consideró que “es un ‘crimen de lesa humanidad’ quitarle 12 mil millones de pesos al Sistema de Salud”, por lo que llamó al titular de Salud a “decirle no” al Proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación 2017 que presentó la Secretaría de Hacienda y Crédito Público.

Dijo que si no hay recursos se tiene que hacer más eficiente el gasto, toda vez que actualmente el 80 por ciento de los problemas de salud “son muy baratos, prevenibles y se deben atender en el primer nivel de atención, pero solo el 12 por ciento del presupuesto se invierte en este ámbito”.

En tanto, la senadora del Grupo Parlamentario del PT, Martha Palafox Gutiérrez criticó que poco más de 18 por ciento de la población no tiene acceso a salud y el 58 por ciento a seguridad social, es decir, 22 millones carecen de  servicios de salud y más de 70 millones no tiene seguridad social.

Dijo que es indispensable revisar la propuesta que la Secretaría de Hacienda envió a la Cámara de Diputados para el Presupuesto del siguiente año, ya que plantea un recorte de 18 mil 500 millones de pesos con respecto al 2016. Esta propuesta no es racional, ni eficiente, ni recomendable, afirmó.

El secretario de Salud, José Narro Robles, demandó de los senadores avanzar en la iniciativa sobre el uso terapéutico y científico de los derivados esenciales de la marihuana, así como en la relativa a la Comisión Reguladora de Establecimientos y Servicios de Atención Médica, que aún se encuentra en la Cámara de Diputados, y lo mismo, en el caso de la Ley de Institutos Nacionales, en proceso.

El titular de la SSa argumentó que en la parte médica, los legisladores deben considerar que se está afectando a las personas al no tener acceso, y en cambio tendrían beneficios si se aprueba el uso médico; además se comprometió a hacer una revisión sobre el tema del cáñamo y los niveles y, platicarlo con los expertos.

Al mismo tiempo, la oposición en el Senado cuestionó al titular de Salud, José Narro Robles, por el desmantelamiento de ese sector prioritario, al grado que en 2017 tiene un recorte de 11 mil millones de pesos; y seis mil millones al Seguro Popular; esos recursos afectan a 7 de 13 programas principales. Al funcionario también le exigieron políticas públicas para los daños que causa el sobrepeso, enfermedades mortales como la diabetes; los embarazos en niñas de diez años, adicciones, Sida y cáncer.

Además de apostar a la prevención de epidemias como el Dengue, Zika o la Chikungunya.

Se planteó que los recursos obtenidos por el Impuesto Especial (IEPS) a Bebidas Saborizadas con Azúcares Añadidas y Alimentos con Alta Densidad Calórica, sean aplicados para fondear acciones que promuevan la actividad física y de prevención contra el sobrepeso y la obesidad.

Durante su comparecencia en el Senado, José Narro Robles, como parte del Análisis del IV Informe de Gobierno del Poder Ejecutivo Federal, el presidente de la Comisión del ramo, Salvador López Brito, destacó el recorte al presupuesto del sector por más de 11 mil millones de pesos para 2017.

Con ese ajuste, aseguró, se castigan programas claves como la prevención y control de la obesidad, sobrepeso y diabetes y prevención y atención contra las adicciones. Además, se recortan poco más de seis mil millones de pesos al Seguro Popular, el cual es considerado como un eje toral para la atención médica de una gran mayoría del país y que representa la parte más vulnerable de la población.

López Brito también subrayó que el gasto ejercido en México para el sector, está por debajo de los montos asignados por los países miembros de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), pues, actualmente se destinan alrededor del 6.3 por ciento del PIB, cuando en los “países espejo” el promedio es de 9 por ciento.

DEPURACIÓN EN INSTITUCIONES

A su vez, el titular de la Secretaría de Salud, José Narro Robles, durante su exposición, explicó que dentro de los desafíos que se presentan: es en el embarazo en niñas y adolescentes, en donde consideró urgente generar una corriente de rechazo a que una niña de hasta 10 años dé a luz. Y coincidió en los retos en materia de diabetes, obesidad, sobrepeso, VIH y Sida, adicciones, insuficiencia renal, muertes violentas, salud en jóvenes, cobertura incompleta, duplicación por el sistema de organización, así como el problema del financiamiento y la universalización de los servicios de salud.

El funcionario explicó que se ha revisado 70 por ciento de los padrones del Seguro Popular, IMSS, ISSSTE, Pemex y el Ejército, detectando que 15 millones de personas están afilados en dos y hasta cuatro de estos sistemas, lo cual afecta la calidad e imposibilita atender a un mayor porcentaje de la población, por lo que será necesario hacer una depuración en las instituciones; paralelamente, se han establecido 715 acciones hacia el intercambio de servicios.

Al respecto, el funcionario federal precisó que aún no está determinado el presupuesto y que quizá tenga ajustes. No obstante, dijo, garantizará que el recurso que se le asigne a la Secretaría de Salud y a los servicios estatales por la vía del Seguro Popular o de los ramos 12 y 33,  no afecten a los programas prioritarios.

En materia de logros, el titular de Salud, refirió que se aplicaron 300 millones de vacunas, que se traduce en casi 21 mil millones de pesos invertidos a lo largo de tres años ocho meses, y resaltó la disminución de la mortalidad infantil y por accidentes de tráfico, así como la mejoría para atender el problema de las enfermedades crónicodegenerativas, con esfuerzos sociales y gubernamentales.

Puntualizó que se han invertido 40 mil millones de pesos para mejorar la infraestructura y se generaron dos líneas para atender las necesidades en materia de medicamentos: genéricos e innovadores.

Al respecto, indicó que el abasto en las instituciones públicas ha mejorado; en compras consolidadas coordinadas por el Instituto Mexicano del Seguro Social se generaron ahorros por 10 mil 800 millones y que se cuenta con una licitación activa por cerca de 50 mil millones de pesos para medicamentos y material de uso en las unidades de atención médica.

La senadora priísta Lilia Merodio Reza calificó de alarmante la prevalencia del sobrepeso y obesidad en la población, ya que son padecimientos detonantes de enfermedades crónicodegenerativas, las cuales se han convertido en una de las principales problemáticas para el Sistema de Salud.

Por ello, demandó fortalecer la lucha del Estado mexicano por erradicar estos padecimientos.

Por su parte, la senadora del Grupo Parlamentario del PAN, Martha Elena García Gómez manifestó que el recorte presupuestal en materia de salud está afectando a la población, debido a la reducción de recursos a los programas de atención, principalmente el Seguro Popular.

Resulta preocupante que la prevalencia de enfermedades crónicodegenerativas se ha triplicado y continúa creciendo a un ritmo alarmante, principalmente entre los niños, al punto de que uno de cada tres en edad escolar presentan problemas de sobrepeso y obesidad, refirió.

Por el Grupo Parlamentario del PRD, el senador Fernando Mayans Canabal consideró que “es un ‘crimen de lesa humanidad’ quitarle 12 mil millones de pesos al Sistema de Salud”, por lo que llamó al titular de Salud a “decirle no” al Proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación 2017 que presentó la Secretaría de Hacienda y Crédito Público.

Dijo que si no hay recursos se tiene que hacer más eficiente el gasto, toda vez que actualmente el 80 por ciento de los problemas de salud “son muy baratos, prevenibles y se deben atender en el primer nivel de atención, pero solo el 12 por ciento del presupuesto se invierte en este ámbito”.

En tanto, la senadora del Grupo Parlamentario del PT, Martha Palafox Gutiérrez criticó que poco más de 18 por ciento de la población no tiene acceso a salud y el 58 por ciento a seguridad social, es decir, 22 millones carecen de  servicios de salud y más de 70 millones no tiene seguridad social.

Dijo que es indispensable revisar la propuesta que la Secretaría de Hacienda envió a la Cámara de Diputados para el Presupuesto del siguiente año, ya que plantea un recorte de 18 mil 500 millones de pesos con respecto al 2016. Esta propuesta no es racional, ni eficiente, ni recomendable, afirmó.