/ jueves 12 de noviembre de 2015

Desfavorable dinámica de precios: Meade

Abigaíl  Cruz / El Sol de México

Ciudad de México.- La pobreza no se podrá contener mientras no haya un mejor entorno de los precios, sostuvo el secretario de Desarrollo Social, José Antonio Meade quien puso como ejemplo que el aumento en el costo de productos de la canasta básica, como sería la cebolla o el huevo, puede regresar a la pobreza a miles de mexicanos.

Ante estudiantes del Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM) donde dictó una Conferencia Magistral, en el marco del Seminario, denominado “Compromiso Social 2015”, el funcionario federal aseguró que se requiere de un buen entorno de ingresos, es necesario mejorar la dinámica de formación de precios.

“Sus dimensiones con el dinamismo en los ingresos y la evolución de los precios y en ambos debemos de generar una buena política pública, por eso yo decía que la política transversal, es igualmente importante. Nosotros necesitamos un buen entorno en precios e ingresos, y necesitamos al mismo tiempo una focalización en donde hay una intensidad de pobreza mayor, y esa está entre quien no puede ejercer ninguno de sus derechos, ahí se requiere una participación directa del Gobierno, de los gobiernos”, precisó Meade Kuribreña.

“Evitar el aumento de la inflación es una buena noticia, pero mientras sigan registrándose aumentos en productos básicos como la cebolla o el huevo, y el salario no suba, la pobreza no se reducirá y por ello se requieren políticas públicas que frenen ese problema; de lo contrario, el número de mexicanos pobres no descenderá”, puntualizó el titular de Sedesol.

Destacó que las definiciones y mediciones de pobreza y acceso de derechos deben estar sujetos a procesos de reflexión continuos de mediano y largo plazos para saber hacia dónde enfocar los instrumentos de la política social. Sin embargo, señaló que una dinámica de precios desfavorable respecto a la evolución de los ingresos causó que la cifra de mexicanos en pobreza moderada se haya incrementado.

“La evaluación de la medición de la pobreza tiene diferentes elementos y por tanto distintos resultados. Lo que aquí se ha visto es que ha mejorado mucho la situación de los mexicanos que han avanzado en ejercer mejor sus derechos y que, por ello, tienen menos carencias”, dijo.

“Una situación en la que los mexicanos ejercen más derechos, hay menos mexicanos de pobreza extrema en un contexto donde son más los mexicanos que enfrentan pobreza moderada”, abundó el titular de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol).

Meade Kuribreña recordó que 11.4 millones de mexicanos viven en pobreza extrema y 43.4 millones, en moderada; mientras que la Cruzada Nacional contra el Hambre está enfocada a siete millones de personas, que se atienden a través de diversos programas sociales de distintas dependencias para reducir carencias y garantizar su acceso a derechos específicos.

Mencionó que 500 mil mexicanos siguen sin contar con los seis derechos fundamentales, que son salud, educación, seguridad social, vivienda, alimentación y servicios básicos en la vivienda, además de que tienen un ingreso mensual por abajo de los 2 mil 500 pesos.

En contraste, destacó que 33 millones de mexicanos no tienen ninguna de esas seis carencias y obtienen un ingreso por encima de los 2 mil 500 pesos mensuales.

Sin embargo, el secretario de Desarrollo Social señaló que pese a la situación de los precios de los productos y los salarios, en cuanto a la contención de la pobreza extrema “nos estamos moviendo en la dirección correcta, pero es necesario ser más audaces en el diseño de la política pública”, remarcó.

Abigaíl  Cruz / El Sol de México

Ciudad de México.- La pobreza no se podrá contener mientras no haya un mejor entorno de los precios, sostuvo el secretario de Desarrollo Social, José Antonio Meade quien puso como ejemplo que el aumento en el costo de productos de la canasta básica, como sería la cebolla o el huevo, puede regresar a la pobreza a miles de mexicanos.

Ante estudiantes del Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM) donde dictó una Conferencia Magistral, en el marco del Seminario, denominado “Compromiso Social 2015”, el funcionario federal aseguró que se requiere de un buen entorno de ingresos, es necesario mejorar la dinámica de formación de precios.

“Sus dimensiones con el dinamismo en los ingresos y la evolución de los precios y en ambos debemos de generar una buena política pública, por eso yo decía que la política transversal, es igualmente importante. Nosotros necesitamos un buen entorno en precios e ingresos, y necesitamos al mismo tiempo una focalización en donde hay una intensidad de pobreza mayor, y esa está entre quien no puede ejercer ninguno de sus derechos, ahí se requiere una participación directa del Gobierno, de los gobiernos”, precisó Meade Kuribreña.

“Evitar el aumento de la inflación es una buena noticia, pero mientras sigan registrándose aumentos en productos básicos como la cebolla o el huevo, y el salario no suba, la pobreza no se reducirá y por ello se requieren políticas públicas que frenen ese problema; de lo contrario, el número de mexicanos pobres no descenderá”, puntualizó el titular de Sedesol.

Destacó que las definiciones y mediciones de pobreza y acceso de derechos deben estar sujetos a procesos de reflexión continuos de mediano y largo plazos para saber hacia dónde enfocar los instrumentos de la política social. Sin embargo, señaló que una dinámica de precios desfavorable respecto a la evolución de los ingresos causó que la cifra de mexicanos en pobreza moderada se haya incrementado.

“La evaluación de la medición de la pobreza tiene diferentes elementos y por tanto distintos resultados. Lo que aquí se ha visto es que ha mejorado mucho la situación de los mexicanos que han avanzado en ejercer mejor sus derechos y que, por ello, tienen menos carencias”, dijo.

“Una situación en la que los mexicanos ejercen más derechos, hay menos mexicanos de pobreza extrema en un contexto donde son más los mexicanos que enfrentan pobreza moderada”, abundó el titular de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol).

Meade Kuribreña recordó que 11.4 millones de mexicanos viven en pobreza extrema y 43.4 millones, en moderada; mientras que la Cruzada Nacional contra el Hambre está enfocada a siete millones de personas, que se atienden a través de diversos programas sociales de distintas dependencias para reducir carencias y garantizar su acceso a derechos específicos.

Mencionó que 500 mil mexicanos siguen sin contar con los seis derechos fundamentales, que son salud, educación, seguridad social, vivienda, alimentación y servicios básicos en la vivienda, además de que tienen un ingreso mensual por abajo de los 2 mil 500 pesos.

En contraste, destacó que 33 millones de mexicanos no tienen ninguna de esas seis carencias y obtienen un ingreso por encima de los 2 mil 500 pesos mensuales.

Sin embargo, el secretario de Desarrollo Social señaló que pese a la situación de los precios de los productos y los salarios, en cuanto a la contención de la pobreza extrema “nos estamos moviendo en la dirección correcta, pero es necesario ser más audaces en el diseño de la política pública”, remarcó.