/ miércoles 16 de marzo de 2016

Despiden a Mónica Arriola con mariachis

Abigaíl Cruz / El Sol de México

Ciudad de México.- Con una misa de cuerpo presente y tal como ella lo había dispuesto, la senadora Mónica Tzasna Arriola fue despedida con mariachis.

En Lomas Memorial de Gayosso, ubicada en la carretera Federal México-Toluca en Cuajimalpa de Morelos, a las 15:30 horas la carroza salió con los restos de la también exsecretaria general del Partido Nueva Alianza (Panal), para su cremación.

Antes al mediodía inició la misa fúnebre, donde solo se le permitió la entrada a familiares, entre ellos su primera hija, sus nietos y bisnietos, así como colaboradores cercanos y amigos tanto de Elba Esther Gordillo, como de sus hijas Marícruz Montelongo y Mónica Arriola.

La legisladora de 44 años, estuvo bajo tratamiento desde hace siete años, luego de que le detectaran cáncer de mama. A sus 38 se sometió a cuidados médicos, aunque fue necesario realizar dos mastectomías, de acuerdo a los galenos que la atendieron su muerte se debió a un tumor cerebral.

El cáncer que padecía Mónica Tzasna, impidió iniciar y concluir la diputación local que obtuviera en el Partido Nueva Alianza (Panal), cuando arrancaba la cuarta Legislatura en la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF).

Arriola Gordillo mantuvo en los últimos meses su actividad, en la Cámara Alta como senadora independiente, pese a su padecimiento.

Mariana Gómez del Campo, senadora del PAN, no descartó que se le haga un homenaje a la legisladora.

“Vamos a extrañar mucho a Mónica, una gran compañera, una buena amiga, una legisladora siempre combativa, yo tuve la fortuna de conocerla más de una década, nos tocó coincidir en la legislatura local, en la Asamblea Legislativa y ahora nos tocó coincidir en el Senado de la República, simplemente decir que fue una guerrera, el haber luchado tanto para combatir el cáncer, siempre fuerte y con un corazón fuerte, sí, si la vamos a extrañar”.

Gómez del Campo arribó a la funeraria en motocicleta y enfundada en mallas y chamarra deportiva, color negro, donde aseguró que será la familia la que decida si se le hace un homenaje en el Senado de la República.

“Nosotros los senadores estamos abiertos a cualquier tipo de homenaje para nuestra compañera, Mónica Arriola, pero será también lo que la familia desea”.

Fue el sacerdote Ángel Fernández quien ofició la misa, posteriormente, dio un mensaje de consuelo a los dolientes, entre ellos a la madre de la senadora, Elba Esther Gordillo.

Desde que se conoció la noticia, a través de las redes sociales por el exdiputado federal René Ricardo Fujiwara Montelongo, nieto de la exlideresa del SNTE arribaron a la capilla algunos legisladores y exdiputados del Partido Nueva Alianza.

Entre ellos, también estuvo el presidente nacional de instituto político, Luis Castro Obregón, quien permaneció unos minutos afuera, ya que no pudo entrar debido a que no había registro de su asistencia, corrió con mejor suerte el senador panista, Ernesto Cordero, quien entró y se acercó a la familia Gordillo para externarles su pésame.

Minutos antes de las 16:00 horas, arribó a la funeraria el gobernador de Chiapas, Manuel Velasco, quien no quiso hacer ninguna declaración. También estuvo presente la secretaría general del PRI, Carolina Monroy, así como el integrante del Partido Nueva Alianza, Alberto Cinta.

Además del exsecretario general del SNTE, Rafael Ochoa Guzmán, quien a pesar de haber tenido enfrentamientos en los últimos años con Gordillo Morales, se sumó al círculo familiar y de amigos cercanos de la maestra.

El exesposo de Arriola Gordillo, casi a punto de llanto explicó a El Sol de México, que los preparativos de la misa y la cremación, fueron hechos por su hijo, por lo que no podía dar declaración alguna.

Con notoria tristeza dijo “mi hijo fue el que se encargó de todo. Yo no puedo dar información alguna”.

A lo largo de los funerales de la exdiputada federal, llegaron a Lomas Memorial Gayosso, numerosas canastas y grandes coronas de flores blancas y rosas, con los pésames de políticos de diferentes partidos, entre ellas la del presidente, Enrique Peña Nieto, así como la el titular de gobernación, Miguel Ángel Osorio.

Además del gobernador de Chiapas, Manuel Velasco, y de Puebla, Rafael Moreno Valle, quien envió flores. Mientras en el recinto mortuorio un mariachi entonaba las golondrinas.

De igual forma, Alejandra Barrales, actual secretaria de Educación del Gobierno capitalino envió por la tarde una corona externando su sentir.

Custodian a la maestra

Gordillo Morales estuvo acompañada en todo momento por seis custodios, de acuerdo al permiso que otorgó el Subsistema Penitenciario Capitalino, fundamentado en el artículo 92 de la Ley de Reclusorios del Distrito Federal y en el 129 del Reglamento del Distrito Federal.

Abigaíl Cruz / El Sol de México

Ciudad de México.- Con una misa de cuerpo presente y tal como ella lo había dispuesto, la senadora Mónica Tzasna Arriola fue despedida con mariachis.

En Lomas Memorial de Gayosso, ubicada en la carretera Federal México-Toluca en Cuajimalpa de Morelos, a las 15:30 horas la carroza salió con los restos de la también exsecretaria general del Partido Nueva Alianza (Panal), para su cremación.

Antes al mediodía inició la misa fúnebre, donde solo se le permitió la entrada a familiares, entre ellos su primera hija, sus nietos y bisnietos, así como colaboradores cercanos y amigos tanto de Elba Esther Gordillo, como de sus hijas Marícruz Montelongo y Mónica Arriola.

La legisladora de 44 años, estuvo bajo tratamiento desde hace siete años, luego de que le detectaran cáncer de mama. A sus 38 se sometió a cuidados médicos, aunque fue necesario realizar dos mastectomías, de acuerdo a los galenos que la atendieron su muerte se debió a un tumor cerebral.

El cáncer que padecía Mónica Tzasna, impidió iniciar y concluir la diputación local que obtuviera en el Partido Nueva Alianza (Panal), cuando arrancaba la cuarta Legislatura en la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF).

Arriola Gordillo mantuvo en los últimos meses su actividad, en la Cámara Alta como senadora independiente, pese a su padecimiento.

Mariana Gómez del Campo, senadora del PAN, no descartó que se le haga un homenaje a la legisladora.

“Vamos a extrañar mucho a Mónica, una gran compañera, una buena amiga, una legisladora siempre combativa, yo tuve la fortuna de conocerla más de una década, nos tocó coincidir en la legislatura local, en la Asamblea Legislativa y ahora nos tocó coincidir en el Senado de la República, simplemente decir que fue una guerrera, el haber luchado tanto para combatir el cáncer, siempre fuerte y con un corazón fuerte, sí, si la vamos a extrañar”.

Gómez del Campo arribó a la funeraria en motocicleta y enfundada en mallas y chamarra deportiva, color negro, donde aseguró que será la familia la que decida si se le hace un homenaje en el Senado de la República.

“Nosotros los senadores estamos abiertos a cualquier tipo de homenaje para nuestra compañera, Mónica Arriola, pero será también lo que la familia desea”.

Fue el sacerdote Ángel Fernández quien ofició la misa, posteriormente, dio un mensaje de consuelo a los dolientes, entre ellos a la madre de la senadora, Elba Esther Gordillo.

Desde que se conoció la noticia, a través de las redes sociales por el exdiputado federal René Ricardo Fujiwara Montelongo, nieto de la exlideresa del SNTE arribaron a la capilla algunos legisladores y exdiputados del Partido Nueva Alianza.

Entre ellos, también estuvo el presidente nacional de instituto político, Luis Castro Obregón, quien permaneció unos minutos afuera, ya que no pudo entrar debido a que no había registro de su asistencia, corrió con mejor suerte el senador panista, Ernesto Cordero, quien entró y se acercó a la familia Gordillo para externarles su pésame.

Minutos antes de las 16:00 horas, arribó a la funeraria el gobernador de Chiapas, Manuel Velasco, quien no quiso hacer ninguna declaración. También estuvo presente la secretaría general del PRI, Carolina Monroy, así como el integrante del Partido Nueva Alianza, Alberto Cinta.

Además del exsecretario general del SNTE, Rafael Ochoa Guzmán, quien a pesar de haber tenido enfrentamientos en los últimos años con Gordillo Morales, se sumó al círculo familiar y de amigos cercanos de la maestra.

El exesposo de Arriola Gordillo, casi a punto de llanto explicó a El Sol de México, que los preparativos de la misa y la cremación, fueron hechos por su hijo, por lo que no podía dar declaración alguna.

Con notoria tristeza dijo “mi hijo fue el que se encargó de todo. Yo no puedo dar información alguna”.

A lo largo de los funerales de la exdiputada federal, llegaron a Lomas Memorial Gayosso, numerosas canastas y grandes coronas de flores blancas y rosas, con los pésames de políticos de diferentes partidos, entre ellas la del presidente, Enrique Peña Nieto, así como la el titular de gobernación, Miguel Ángel Osorio.

Además del gobernador de Chiapas, Manuel Velasco, y de Puebla, Rafael Moreno Valle, quien envió flores. Mientras en el recinto mortuorio un mariachi entonaba las golondrinas.

De igual forma, Alejandra Barrales, actual secretaria de Educación del Gobierno capitalino envió por la tarde una corona externando su sentir.

Custodian a la maestra

Gordillo Morales estuvo acompañada en todo momento por seis custodios, de acuerdo al permiso que otorgó el Subsistema Penitenciario Capitalino, fundamentado en el artículo 92 de la Ley de Reclusorios del Distrito Federal y en el 129 del Reglamento del Distrito Federal.