/ miércoles 17 de mayo de 2017

Detienen a uno de los atacantes de familia ultrajada en carretera

*Se trata de Orlando Xolapa Sánchez, alias “El Chivo”

Cerca de la medianoche autoridades del Gabinete de Seguridad Pública Federal, encabezados por la Policía Federal, informaron que detuvieron a uno de los presuntos responsables del ataque contra una familia que viajaba por la carretera México-Puebla, a la altura de San Martín Texmelucan el pasado 2 de mayo, en el que un niño de dos años fue asesinado de un balazo mientras su madre y hermana eran ultrajadas. Se trata de Orlando Xolapa Sánchez, alias “El Chivo”, miembro de una banda que opera en la zona junto con dos de sus hermanos aún prófugos de la justicia.

Como lo ha venido informando EL SOL DE PUEBLA de manera oportuna, la madrugada del 2 de mayo, los integrantes de una familia de Quecholac regresaban de visitar el zoológico de Chapultepec en México y a la altura del kilómetro 94 de la autopista México-Puebla se detuvieron para hacer sus necesidades fisiológicas, cuando al menos ocho sujetos de dos camionetas los interceptaron y cometieron la fechoría arriba señalada para finalmente huir en un camino clandestino para evadir el cruce por la caseta de pago de Texmelucan y evitar ser identificados.

Los hechos

Un bebé muerto y dos mujeres violadas, ese fue el saldo de un robo en contra de una familia que circulaba a bordo de una camioneta por el kilómetro 98 de la autopista México-Puebla.

Los hechos se registraron alrededor de las tres de la mañana del martes 2 de mayo, cerca de la caseta de cobro.

El conductor del vehículo se detuvo para hacer sus necesidades fisiológicas, pero en ese momento, dos vehículos se estacionaron junto a la unidad.

De los dos automóviles descendieron sujetos armados y con la intención de llevarse la camioneta, que tenía placas del Estado de México.

De acuerdo con el reporte policial, se trató de un grupo de alrededor de ocho personas armadas las que sorprendieron a la familia.

Los delincuentes mataron a balazos a un niño de dos años, además, habrían violado a dos mujeres.

Tras la agresión, elementos de la Policía Federal implementaron un operativo de búsqueda, puesto que se presumía que los delincuentes podrían estar escondidos en la comunidad de Santa María Moyotzingo.

*Se trata de Orlando Xolapa Sánchez, alias “El Chivo”

Cerca de la medianoche autoridades del Gabinete de Seguridad Pública Federal, encabezados por la Policía Federal, informaron que detuvieron a uno de los presuntos responsables del ataque contra una familia que viajaba por la carretera México-Puebla, a la altura de San Martín Texmelucan el pasado 2 de mayo, en el que un niño de dos años fue asesinado de un balazo mientras su madre y hermana eran ultrajadas. Se trata de Orlando Xolapa Sánchez, alias “El Chivo”, miembro de una banda que opera en la zona junto con dos de sus hermanos aún prófugos de la justicia.

Como lo ha venido informando EL SOL DE PUEBLA de manera oportuna, la madrugada del 2 de mayo, los integrantes de una familia de Quecholac regresaban de visitar el zoológico de Chapultepec en México y a la altura del kilómetro 94 de la autopista México-Puebla se detuvieron para hacer sus necesidades fisiológicas, cuando al menos ocho sujetos de dos camionetas los interceptaron y cometieron la fechoría arriba señalada para finalmente huir en un camino clandestino para evadir el cruce por la caseta de pago de Texmelucan y evitar ser identificados.

Los hechos

Un bebé muerto y dos mujeres violadas, ese fue el saldo de un robo en contra de una familia que circulaba a bordo de una camioneta por el kilómetro 98 de la autopista México-Puebla.

Los hechos se registraron alrededor de las tres de la mañana del martes 2 de mayo, cerca de la caseta de cobro.

El conductor del vehículo se detuvo para hacer sus necesidades fisiológicas, pero en ese momento, dos vehículos se estacionaron junto a la unidad.

De los dos automóviles descendieron sujetos armados y con la intención de llevarse la camioneta, que tenía placas del Estado de México.

De acuerdo con el reporte policial, se trató de un grupo de alrededor de ocho personas armadas las que sorprendieron a la familia.

Los delincuentes mataron a balazos a un niño de dos años, además, habrían violado a dos mujeres.

Tras la agresión, elementos de la Policía Federal implementaron un operativo de búsqueda, puesto que se presumía que los delincuentes podrían estar escondidos en la comunidad de Santa María Moyotzingo.