/ miércoles 20 de enero de 2016

El 2015 un año marcado por grandes violaciones a los derechos humanos

MARTHA ELVA GONZÁLEZ

México.- El 2015 ha sido un año marcado “por la impunidad en los grandes casos, emblemáticos, de violaciones graves a los derechos humanos (VDH)”, documentados en 76 expedientes de agresiones, cometidas contra sus defensores y su criminalización, en 20 estados de la República, alerta la Comisión Independiente de Derechos Humanos de Morelos (CIDHM), en la investigación “Defensoras somos Todas”, que incluye cifras de feminicidios.

El documento consigna que “defender los derechos humanos es una actividad de alto riesgo en México” y que “la CIDHM documentó diversas violencias que se padecen, desde la feminicida hasta la institucional.

“El año 2015 ha sido un año marcado por la impunidad en los grandes casos emblemáticos de violaciones graves a los derechos humanos, pero también por la criminalización de sus defensores y defensoras en el país.

“Ambas situaciones resultan muy graves y son atribuibles al Estado mexicano que ha sido incapaz de resolver casos tan delicados como los investigados.

“Pero que también ha participado en cerca de 58 por ciento de las violaciones de derechos humanos (VDH) y agresiones cometidas contra defensores y defensoras de derechos humanos, según registró de manera preliminar la Red Nacional de Organismos Civiles de Derechos Humanos “Todos los Derechos para Todas y Todos” (Red TDT), hasta el 1 de diciembre del 2015.

“Quienes defienden la tierra y el territorio, los derechos de las mujeres y migrantes o los derechos económicos y sociales, han sufrido toda clase de ataques.

“Otra vía de vulneración fueron las reformas legales, que violentan de manera estructural la capacidad de ejercicio y defensa de derechos, así como la de protestar, como en el caso de la Reforma educativa y más recientemente la nueva Ley de Hidrocarburos.

“Sin duda, las reivindicaciones por hechos ocurridos en el año 2014, como la ejecución extrajudicial de 6 personas y la desaparición forzada de los 43 estudiantes de Ayotzinapa o como los ocurridos en el municipio mexiquense de Tlatlaya, dinamizaron la indignación nacional.

Las masacres en Apatzingan y Tanhuato y el multihomicidio en la Narvarte, son algunos ejemplos graves y estos hechos forman parte de un patrón que hemos detectado.

“En el cual la mayor parte de las violaciones de derechos humanos y agresiones contra personas defensoras, se dan contra líderes comunitarios que suelen favorecer su lucha por sus comunidades.

“En un registro preliminar, la Red TDT identificó del 1 de enero al 1 de diciembre de 2015, 76 casos de violaciones de derechos humanos (VDH) y agresiones cometidas contra defensores de derechos humanos en 20 estados de la república.

“En consistencia con el informe anterior de la Red TDT, los estados con mayor número de VDH y agresiones a defensores son Chiapas, Oaxaca, el Distrito Federal, Guerrero y Veracruz.

“De estas situaciones, alrededor del 85 por ciento fueron cometidas hacia sus defensores y el 15 por ciento, hacia colectivos y cabe resaltar que la mayor parte de los defensores agredidas, pertenecen a procesos colectivos, mismos que se ven directamente afectados, lo que incrementa el contexto de riesgo en el que llevan a cabo su labor de defensa.

“Esto nos indica una estrategia clara, para desarticular a las colectividades a favor de los intereses económicos y políticos afectas por sus luchas.

“La mayoría de los casos registrados pertenecen al campo de lucha de Tierra y Territorio, seguidos por Violencia e Inseguridad y DESCA (Derechos Económicos Sociales, Culturales y Ambientales) y Políticas Públicas.

“Esta división nos ayuda a comprender los principales intereses afectados, pero al mismo tiempo es necesario recordar, que los derechos humanos son interdependientes e inseparables, y que el contexto nacional de violencia e inseguridad afecta transversalmente a todas las luchas”.

/eupr

MARTHA ELVA GONZÁLEZ

México.- El 2015 ha sido un año marcado “por la impunidad en los grandes casos, emblemáticos, de violaciones graves a los derechos humanos (VDH)”, documentados en 76 expedientes de agresiones, cometidas contra sus defensores y su criminalización, en 20 estados de la República, alerta la Comisión Independiente de Derechos Humanos de Morelos (CIDHM), en la investigación “Defensoras somos Todas”, que incluye cifras de feminicidios.

El documento consigna que “defender los derechos humanos es una actividad de alto riesgo en México” y que “la CIDHM documentó diversas violencias que se padecen, desde la feminicida hasta la institucional.

“El año 2015 ha sido un año marcado por la impunidad en los grandes casos emblemáticos de violaciones graves a los derechos humanos, pero también por la criminalización de sus defensores y defensoras en el país.

“Ambas situaciones resultan muy graves y son atribuibles al Estado mexicano que ha sido incapaz de resolver casos tan delicados como los investigados.

“Pero que también ha participado en cerca de 58 por ciento de las violaciones de derechos humanos (VDH) y agresiones cometidas contra defensores y defensoras de derechos humanos, según registró de manera preliminar la Red Nacional de Organismos Civiles de Derechos Humanos “Todos los Derechos para Todas y Todos” (Red TDT), hasta el 1 de diciembre del 2015.

“Quienes defienden la tierra y el territorio, los derechos de las mujeres y migrantes o los derechos económicos y sociales, han sufrido toda clase de ataques.

“Otra vía de vulneración fueron las reformas legales, que violentan de manera estructural la capacidad de ejercicio y defensa de derechos, así como la de protestar, como en el caso de la Reforma educativa y más recientemente la nueva Ley de Hidrocarburos.

“Sin duda, las reivindicaciones por hechos ocurridos en el año 2014, como la ejecución extrajudicial de 6 personas y la desaparición forzada de los 43 estudiantes de Ayotzinapa o como los ocurridos en el municipio mexiquense de Tlatlaya, dinamizaron la indignación nacional.

Las masacres en Apatzingan y Tanhuato y el multihomicidio en la Narvarte, son algunos ejemplos graves y estos hechos forman parte de un patrón que hemos detectado.

“En el cual la mayor parte de las violaciones de derechos humanos y agresiones contra personas defensoras, se dan contra líderes comunitarios que suelen favorecer su lucha por sus comunidades.

“En un registro preliminar, la Red TDT identificó del 1 de enero al 1 de diciembre de 2015, 76 casos de violaciones de derechos humanos (VDH) y agresiones cometidas contra defensores de derechos humanos en 20 estados de la república.

“En consistencia con el informe anterior de la Red TDT, los estados con mayor número de VDH y agresiones a defensores son Chiapas, Oaxaca, el Distrito Federal, Guerrero y Veracruz.

“De estas situaciones, alrededor del 85 por ciento fueron cometidas hacia sus defensores y el 15 por ciento, hacia colectivos y cabe resaltar que la mayor parte de los defensores agredidas, pertenecen a procesos colectivos, mismos que se ven directamente afectados, lo que incrementa el contexto de riesgo en el que llevan a cabo su labor de defensa.

“Esto nos indica una estrategia clara, para desarticular a las colectividades a favor de los intereses económicos y políticos afectas por sus luchas.

“La mayoría de los casos registrados pertenecen al campo de lucha de Tierra y Territorio, seguidos por Violencia e Inseguridad y DESCA (Derechos Económicos Sociales, Culturales y Ambientales) y Políticas Públicas.

“Esta división nos ayuda a comprender los principales intereses afectados, pero al mismo tiempo es necesario recordar, que los derechos humanos son interdependientes e inseparables, y que el contexto nacional de violencia e inseguridad afecta transversalmente a todas las luchas”.

/eupr