/ domingo 30 de agosto de 2015

El 3er Informe de Gobierno debe hablar sobre la crisis que hunde al país: Ojeda

OEM en línea

México.- El vicepresidente de la Cámara de Diputados, Alejandro Ojeda, declaró que el Presidente Enrique Peña Nieto debe dejar de lado la demagogia de que todo está bien en el país y ofrecer un Tercer Informe de Gobierno que hable de la crisis en que la está hundido el país. Es cierto, “México se mueve” pero hacia el precipicio, subrayó.

Hablar de supuestos avances, dijo, cuando en los dos primeros años del gobierno peñista el número de pobres por ingreso en el país creció en 3.2 millones hasta alcanzar la cifra de 63.8 millones, de acuerdo a especialistas, es suficiente como para acabar con cualquier discurso que pretenda engañar a los mexicanos.

Comentó que si bien el cúmulo de pobres no sólo es responsabilidad de la actual administración, sino de más de 30 años de implementar una misma política económica tanto por el PRI como por el PAN, lo cierto es que a tres años que están por cumplirse del gobierno de Peña Nieto, la situación de la pobreza no se ha logrado revertir y todo parece apuntar que seguirá incrementándose.

El legislador del PRD expresó que conjuntamente con el crecimiento de la pobreza, también avanza la acumulación de la riqueza en unas cuantas manos, lo que ha hecho de México uno de los países más inequitativos, desiguales e injustos de todo el mundo.

Mencionó que seguir culpando a los factores externos del estancamiento y el casi nulo crecimiento económico que padece la nación, resulta también demagógico, pues se evade la responsabilidad de lo que se ha dejado de hacer para reactivar el mercado interno y mejorar el poder adquisitivo de la mayoría de los mexicanos.

Llamó al actual gobierno federal a terminar con la demagogia acumulada durante estos 30 años, porque no es posible decir que México avanza, cuando la realidad nos dice que la evolución del ingreso corriente per cápita en los últimos 22 años, se ha mantenido prácticamente igual, es decir, que históricamente en lugar de avanzar, estamos retrocediendo.

Apoyado con análisis de especialistas y con las propia cifras del Coneval, el vicepresidente de la Cámara de Diputados explicó que en 1992, millones de familias tenían un ingreso de 3 mil 500 pesos al mes y en 2014 suman 3 mil 600; de esta manera, es muy difícil hablar de supuestos logros cuando tenemos poco avance del ingreso en los últimos 25 o 30 años.

Insistió en que el gobierno federal debe dejar de lado la demagogia, como cuando afirma que ataca frontalmente la corrupción, siendo que esta práctica es evidente en las más altas esferas al beneficiar con cuantiosos contratos a “amigos empresarios”, que antes dieron trato preferencial en la compra de bienes inmuebles que todo mundo conoce como la “casa blanca” o la de Malinalco, que son los mejores ejemplos.

Por último, el diputado Alejandro Ojeda reiteró que al hablar de demagogia, el gobierno federal “se muerde la lengua”, pues son alrededor de 30 años, sumada la actual administración pública, de hacer de la demagogia su mejor discurso, de prometer que todo va a mejorar, “cuando la realidad necia nos indica que como los cangrejos, vamos hacia atrás en la historia”.

OEM en línea

México.- El vicepresidente de la Cámara de Diputados, Alejandro Ojeda, declaró que el Presidente Enrique Peña Nieto debe dejar de lado la demagogia de que todo está bien en el país y ofrecer un Tercer Informe de Gobierno que hable de la crisis en que la está hundido el país. Es cierto, “México se mueve” pero hacia el precipicio, subrayó.

Hablar de supuestos avances, dijo, cuando en los dos primeros años del gobierno peñista el número de pobres por ingreso en el país creció en 3.2 millones hasta alcanzar la cifra de 63.8 millones, de acuerdo a especialistas, es suficiente como para acabar con cualquier discurso que pretenda engañar a los mexicanos.

Comentó que si bien el cúmulo de pobres no sólo es responsabilidad de la actual administración, sino de más de 30 años de implementar una misma política económica tanto por el PRI como por el PAN, lo cierto es que a tres años que están por cumplirse del gobierno de Peña Nieto, la situación de la pobreza no se ha logrado revertir y todo parece apuntar que seguirá incrementándose.

El legislador del PRD expresó que conjuntamente con el crecimiento de la pobreza, también avanza la acumulación de la riqueza en unas cuantas manos, lo que ha hecho de México uno de los países más inequitativos, desiguales e injustos de todo el mundo.

Mencionó que seguir culpando a los factores externos del estancamiento y el casi nulo crecimiento económico que padece la nación, resulta también demagógico, pues se evade la responsabilidad de lo que se ha dejado de hacer para reactivar el mercado interno y mejorar el poder adquisitivo de la mayoría de los mexicanos.

Llamó al actual gobierno federal a terminar con la demagogia acumulada durante estos 30 años, porque no es posible decir que México avanza, cuando la realidad nos dice que la evolución del ingreso corriente per cápita en los últimos 22 años, se ha mantenido prácticamente igual, es decir, que históricamente en lugar de avanzar, estamos retrocediendo.

Apoyado con análisis de especialistas y con las propia cifras del Coneval, el vicepresidente de la Cámara de Diputados explicó que en 1992, millones de familias tenían un ingreso de 3 mil 500 pesos al mes y en 2014 suman 3 mil 600; de esta manera, es muy difícil hablar de supuestos logros cuando tenemos poco avance del ingreso en los últimos 25 o 30 años.

Insistió en que el gobierno federal debe dejar de lado la demagogia, como cuando afirma que ataca frontalmente la corrupción, siendo que esta práctica es evidente en las más altas esferas al beneficiar con cuantiosos contratos a “amigos empresarios”, que antes dieron trato preferencial en la compra de bienes inmuebles que todo mundo conoce como la “casa blanca” o la de Malinalco, que son los mejores ejemplos.

Por último, el diputado Alejandro Ojeda reiteró que al hablar de demagogia, el gobierno federal “se muerde la lengua”, pues son alrededor de 30 años, sumada la actual administración pública, de hacer de la demagogia su mejor discurso, de prometer que todo va a mejorar, “cuando la realidad necia nos indica que como los cangrejos, vamos hacia atrás en la historia”.