/ miércoles 21 de octubre de 2015

Empresarios piden seguridad. Zona Económica Especial

Silvia Hernández / El Sol de Morelia

Segunda y Última Parte

LÁZARO CÁRDENAS, Mich. (OEM-Informex).- La Zona Económica Especial viene a dinamizar lo que es el puerto michoacano y municipios aledaños como Coahuayutla, La Unión y Teniente José Azueta, en Guerrero. No se limita solamente en interior del puerto, sino en este caso, contempla estas dos demarcaciones donde un área industrial obtiene los beneficios como de zona franca de cualquier lugar donde se establezca y se hará partícipe de los incentivos que ello generará.

Para el presidente del Consejo Empresarial de Lázaro Cárdenas, Benjamín Estanislao Rodríguez Mendoza, dada la naturaleza del puerto donde llegan mercancías del extranjero, lo ideal es que vengan empresas que hagan maquila ligera. Y en el mediano y largo plazo pensar en tener maquila pesada.

Recordó que en estos momentos llegan productos, se hace maquila ligera. Si se quedan,tal vez se erogue un 16 por ciento que es el impuesto al valor agregado (IVA). Y en caso que se regrese el buque (y se va a su destino final), al no estar en tierra no genera ningún tipo de impuesto: “Esto es lo que andan buscando las empresas que hacen maquilas para no tener que estar lidiando con algunos impuestos”.

De momento informó que no ha habido acercamiento de las autoridades con el sector empresarial sobre del tema, pero puntualizó que de darse la Zona Económica Especial, los incrementos en contenedores se cree ampliará de 3 a 4 millones de TEUS. Será necesario ampliar autopista y el anunciado aeropuerto de carga que podría ser una buena mancuerna con lo que se está proyectando para el puerto.

En un tercer punto consideró indispensable la seguridad:“Si el inversionista sigue detectando inseguridad, aunque les regales el terreno para instalar su empresa, difícilmente podrá venir a invertir”, refiriéndose a los 4 secuestros que se sabe hay en estos momentos en Lázaro Cárdenas.

Aquí la denominada Zona Económica Especial beneficiaría directamente a cinco municipios, tres en el Estado de Guerrero: Coahuayutla, La Unión y Teniente José Azueta; y dos en Michoacán: Arteaga y Lázaro Cárdenas, con una superficie total aproximada de 11 mil 600 kilómetros cuadrados.

Se busca que los beneficios generados queden en manos de empresarios locales, quienes podrán realizar un consumo productivo que dinamice nuevas actividades regionales y, por tanto, deberán afinarse mecanismos de financiamiento y comercialización, pero que sean controlados por los mismos empresarios locales. Es así como se evitará la transferencia forzada de beneficios de la etapa de producción a la comercialización, todo esto sin olvidar que debe lograrse la integración adecuada de los nuevos grupos sociales a la estructura de la región.

El estudio cita que el sistema de comunicaciones: terrestre, aérea y marítima de la región, deberá integrarse a los niveles nacional, inter e intrarregional, buscando que el crecimiento de los asentamientos humanos se concentren en aquellos poblados existentes capaces de atender las necesidades de los nuevos habitantes.

Por todo lo anterior, las políticas de impulso y consolidación deberán ser objeto de planeación regional para que las acciones del sector público y privado se concierten mediante un programa coherente y atento a los requerimientos regionales.

Paralelamente, la región habrá de sufrir algunos ajustes que posibiliten la mejor recepción de las políticas de impulso y consolidación que habrán de aplicarse. Entre los ajustes más necesarios destaca la realización de estudios que produzcan un inventario completo de los recursos naturales y humanos de la región, de los que pudiera derivarse la definición de nuevos campos receptores de las políticas de impulso y consolidación por un lado y, por otro, la revisión de las leyes hacendarias estatales y municipales con el fin de buscar el fortalecimiento en los municipios comprendidos.

Cabe destacar, que además de los beneficios en impuestos, dichas áreas gozan de una ubicación geográfica privilegiada, puesto que se encuentran cerca de aeropuertos, puertos o importantes vías terrestres, lo que facilita el transporte de las mercancías. En otras palabras, estas zonas se encuentran cerca de una gran infraestructura desarrollada, que permite que se faciliten las distintas actividades de las empresas que se encuentran en ella, a la vez que se produce una promoción en conjunto de las empresas e industrias que se encuentran ubicadas en esa área.

Al estar empresas e industrias aglomeradas en un mismo lugar, se brindan facilidades de acceso permanente a los servicios que dan las autoridades; por ejemplo, las aduanas, esto para facilitar las actividades de importación y exportación. En suma, la diversidad de beneficios que se ofrecen en las Zonas Estratégicas Especiales, incentiva el desarrollo de grandes centros de compra y venta de mercancías; por lo tanto, las empresas se ven estimuladas a instalarse en ellas.

De esta manera, se promueve y se impulsa la entrada al país de divisas, así como de la transferencia de tecnologías de información, así como incentivación de la inversión nacional y extranjera en el país, y por supuesto, la generación de empleos. El desarrollo económico a través de las Zonas Estratégicas, se traduce en un proceso de crecimiento y cambio estructural que, mediante la utilización del potencial de desarrollo existente en el territorio, conduzca a la mejora del bienestar de la población de una localidad o una región.

Silvia Hernández / El Sol de Morelia

Segunda y Última Parte

LÁZARO CÁRDENAS, Mich. (OEM-Informex).- La Zona Económica Especial viene a dinamizar lo que es el puerto michoacano y municipios aledaños como Coahuayutla, La Unión y Teniente José Azueta, en Guerrero. No se limita solamente en interior del puerto, sino en este caso, contempla estas dos demarcaciones donde un área industrial obtiene los beneficios como de zona franca de cualquier lugar donde se establezca y se hará partícipe de los incentivos que ello generará.

Para el presidente del Consejo Empresarial de Lázaro Cárdenas, Benjamín Estanislao Rodríguez Mendoza, dada la naturaleza del puerto donde llegan mercancías del extranjero, lo ideal es que vengan empresas que hagan maquila ligera. Y en el mediano y largo plazo pensar en tener maquila pesada.

Recordó que en estos momentos llegan productos, se hace maquila ligera. Si se quedan,tal vez se erogue un 16 por ciento que es el impuesto al valor agregado (IVA). Y en caso que se regrese el buque (y se va a su destino final), al no estar en tierra no genera ningún tipo de impuesto: “Esto es lo que andan buscando las empresas que hacen maquilas para no tener que estar lidiando con algunos impuestos”.

De momento informó que no ha habido acercamiento de las autoridades con el sector empresarial sobre del tema, pero puntualizó que de darse la Zona Económica Especial, los incrementos en contenedores se cree ampliará de 3 a 4 millones de TEUS. Será necesario ampliar autopista y el anunciado aeropuerto de carga que podría ser una buena mancuerna con lo que se está proyectando para el puerto.

En un tercer punto consideró indispensable la seguridad:“Si el inversionista sigue detectando inseguridad, aunque les regales el terreno para instalar su empresa, difícilmente podrá venir a invertir”, refiriéndose a los 4 secuestros que se sabe hay en estos momentos en Lázaro Cárdenas.

Aquí la denominada Zona Económica Especial beneficiaría directamente a cinco municipios, tres en el Estado de Guerrero: Coahuayutla, La Unión y Teniente José Azueta; y dos en Michoacán: Arteaga y Lázaro Cárdenas, con una superficie total aproximada de 11 mil 600 kilómetros cuadrados.

Se busca que los beneficios generados queden en manos de empresarios locales, quienes podrán realizar un consumo productivo que dinamice nuevas actividades regionales y, por tanto, deberán afinarse mecanismos de financiamiento y comercialización, pero que sean controlados por los mismos empresarios locales. Es así como se evitará la transferencia forzada de beneficios de la etapa de producción a la comercialización, todo esto sin olvidar que debe lograrse la integración adecuada de los nuevos grupos sociales a la estructura de la región.

El estudio cita que el sistema de comunicaciones: terrestre, aérea y marítima de la región, deberá integrarse a los niveles nacional, inter e intrarregional, buscando que el crecimiento de los asentamientos humanos se concentren en aquellos poblados existentes capaces de atender las necesidades de los nuevos habitantes.

Por todo lo anterior, las políticas de impulso y consolidación deberán ser objeto de planeación regional para que las acciones del sector público y privado se concierten mediante un programa coherente y atento a los requerimientos regionales.

Paralelamente, la región habrá de sufrir algunos ajustes que posibiliten la mejor recepción de las políticas de impulso y consolidación que habrán de aplicarse. Entre los ajustes más necesarios destaca la realización de estudios que produzcan un inventario completo de los recursos naturales y humanos de la región, de los que pudiera derivarse la definición de nuevos campos receptores de las políticas de impulso y consolidación por un lado y, por otro, la revisión de las leyes hacendarias estatales y municipales con el fin de buscar el fortalecimiento en los municipios comprendidos.

Cabe destacar, que además de los beneficios en impuestos, dichas áreas gozan de una ubicación geográfica privilegiada, puesto que se encuentran cerca de aeropuertos, puertos o importantes vías terrestres, lo que facilita el transporte de las mercancías. En otras palabras, estas zonas se encuentran cerca de una gran infraestructura desarrollada, que permite que se faciliten las distintas actividades de las empresas que se encuentran en ella, a la vez que se produce una promoción en conjunto de las empresas e industrias que se encuentran ubicadas en esa área.

Al estar empresas e industrias aglomeradas en un mismo lugar, se brindan facilidades de acceso permanente a los servicios que dan las autoridades; por ejemplo, las aduanas, esto para facilitar las actividades de importación y exportación. En suma, la diversidad de beneficios que se ofrecen en las Zonas Estratégicas Especiales, incentiva el desarrollo de grandes centros de compra y venta de mercancías; por lo tanto, las empresas se ven estimuladas a instalarse en ellas.

De esta manera, se promueve y se impulsa la entrada al país de divisas, así como de la transferencia de tecnologías de información, así como incentivación de la inversión nacional y extranjera en el país, y por supuesto, la generación de empleos. El desarrollo económico a través de las Zonas Estratégicas, se traduce en un proceso de crecimiento y cambio estructural que, mediante la utilización del potencial de desarrollo existente en el territorio, conduzca a la mejora del bienestar de la población de una localidad o una región.