/ lunes 26 de septiembre de 2016

En manos de la PGR, la expulsión de Javier Duarte

  • La suspensión de los derechos políticos, el primer paso y se dará hoy: Carolina Monroy
  • La exclusión, solamente cuando se consigne el expediente y un juez dicte sentencia, confirma
  • Historias falsas no detendrán limpieza partidista; debate para resolver los problemas, propone EOR

La Procuraduría General de la República (PGR), marcará el ritmo del proceso de expulsión (de Javier Duarte de Ochoa) en el PRI, no las presiones de la oposición con fines electoreros o ninguna otra instancia, adelanta la secretaria General del Comité Ejecutivo Nacional del Partido Revolucionario Institucional, Carolina Monroy, al dejar en claro la posición de la dirigencia nacional priísta en torno a la resolución a que llegue este lunes su Comisión de Justicia Partidaria.

A unas horas de que la mencionada Comisión dictamine la solicitud de expulsión contra el gobernador saliente de Veracruz, con la virtual suspensión de sus derechos como militante, la dirigente nacional priísta detalló a El Sol de México el proceso que se habrá de desahogar este lunes en la sede nacional de su partido, a partir de las 13:30 horas, y hasta las seis de la tarde, que están convocados los representantes de los medios de información.

“El PRI actuará conforme a la ley y apego a sus estatutos, no hay la menor intención de solapar a quien haya fallado a la confianza del partido y menos, dañado o lastimado a los millones de militantes de nuestro instituto y a la sociedad en general”, aseguró la abogada y diputada federal del Grupo Parlamentario del Revolucionario Institucional en la Cámara de Diputados.

Los tiempos políticos no están para recovecos y asume: “De acuerdo al proceso que marca nuestra normatividad interna, primero se estaría ante una suspensión temporal de los derechos partidarios, en tanto la autoridad correspondiente resuelve. Pero nosotros no podemos en este momento anticipar los hechos, habría que esperar el desahogo del procedimiento”.

Carolina Monroy afirma que este proceso de expulsión en específico en su instituto, mostrará la voluntad, el deseo y la congruencia que debe haber dentro de todo partido político. “Existen señalamientos en este caso de la propia sociedad y pareciera ser que también de algunas autoridades de orden federal, nosotros debemos actuar en congruencia”.

“Si hablamos de que queremos Gobiernos eficaces, serios, y sobre todo, transparentes -subrayó-, debe ser el partido también quien dé seguimiento a esto, y obrar en consecuencia”.

La expresidenta municipal de Metepec agregó que “de ninguna manera, un acto de corrupción puede verse dentro de nuestro partido como un tema normalizado o que estemos, incluso, tratando de solapar. Eso jamás”.

Puntualiza que son millones de militantes los que no se sienten de modo alguno identificados con esas prácticas, ya que “son hechos que también dañan, lastiman mucho a la propia militancia y a la sociedad”.

“No comparto -dice-, la idea de llegar con los ojos cerrados, ante lo que pudiera ser una realidad, aunque habrá que esperar, repito, porque no podemos dar por hecho que algo así, como lo que se imputa. Nosotros no somos quien para señalarlo”.

“Lo que sí somos, es la instancia política que le dio la confianza a un proyecto y una persona, para que pudiera encabezar los destinos de una entidad, y por tanto, no podemos de ninguna manera, cerrarnos ante la posibilidad de que esa persona le haya fallado al partido”, remarcó la legisladora del Estado de México. ¿DÓNDE ESTÁ LA COMISIÓN ANTICORRUPCIÓN DEL PAN?

Frontal, Monroy del Mazo responde a las criticas panistas: “Ellos pueden decir lo que quieran. Ojala pudieran ser congruentes, y me refiero al Partido Acción Nacional, pero hablan de corrupción y su famosa Comisión Anticorrupción, es el día, después de casi un año, que no han logrado aterrizarla”.

“Trabajaron -abundó- en un reglamento y lo mandaron al INE (Instituto Nacional Electoral), que se los devolvió por inconsistencias. Entonces, si el discurso no se acompaña de hechos, pues de qué estamos hablando. Cada partido merece respeto a su vida interna. Nosotros no opinamos respecto de lo que hacen otros, más bien actuamos dentro de lo que consideramos que es lo correcto”.

Segunda en la responsabilidad de dirigir los destinos del PRI en estos momentos de aciago político para su partido y de cara al desafío electoral del año próximo, Carolina Monroy deja en claro y explica el desarrollo que habrá de seguir el inminente proceso de retiro de la militancia a Javier Duarte:

“Es la autoridad, en este caso la Procuraduría General de la República, quien marca ese ritmo. No lo que digan otros partidos de oposición u otras instancias externas. Tampoco se trata de dar por hecho lo que posiblemente pueda provenir de la denostación y la calumnia con visos electoreros”.

La legisladora mexiquense sostiene: “Nosotros actuaremos conforme a la ley, de acuerdo con nuestros estatutos. Somos quienes marcamos los tiempos, y estamos absolutamente decididos, repito, a actuar conforme a la ley, no queremos casos como esos en nuestro partido”.

Sabe que ya no son tiempos de obsequios en automático ni de “votos de confianza” y afirma sobre las cuatro solicitudes de expulsión que tiene la Comisión de Justicia Partidaria priísta en su seno: “Sería cuestión de revisar caso por caso, hablamos en este momento de un tema en particular (Javier Duarte), pero lo que sí digo es que, salvo en contrario, toda persona es inocente, en tanto que es un principio del derecho”.

EL PRI SE MANTENDRÁ ATENTO A LAS RESOLUCIONES DE LA PGR

“Desde luego -acota-, con los ojos muy abiertos y los oídos muy atentos, también, a lo que se resuelva en otras instancias y en las instancias que califican de fondo estos temas”.

“Pero de ninguna manera habrá siquiera el deseo, no existe, y no existe ninguna intención de solapar o hacer oídos sordos. Eso es algo que hacemos y que habremos de concretar por alta definición, porque así lo marcan los estatutos”, subrayó la secretaria General del CEN del PRI.

Insiste en que los millones de militantes del partido, incluyéndose ella, se identifican con situaciones, practicas y temas, como los que hoy se analizan en la Comisión de Justicia Partidaria. “Y no se vale que la mala conducción de una persona manche de manera tan grave una institución política”.

En esta ruta, Carolina Monroy del Mazo señala que este lunes en susede nacional de Insurgentes Norte, “lo que debemos esperar es el inicio de un procedimiento que se hace con voluntad y convicción, un procedimiento serio que tiene que ver con la transparencia, que tiene que ver con la honestidad, con el deber ser de individuos y grupos colectivos como es el caso del PRI”.

Y añade: “El PRI es mucho más que un partido, es una institución que ha formado parte de la construcción de la historia de México, y como tal, me parece que tenemos una responsabilidad enorme. Y repito no nos sentimos identificados con esa clase de prácticas”.

Finalmente, Carolina Monroy reitera “la convicción que tiene la actual dirigencia nacional priísta por la transparencia, por el orden, la honestidad y el respeto, que debemos a los millones de militantes y simpatizantes. Eso es algo que debemos agradecer y aquilatar con mucho esfuerzo, con nuestro trabajo serio, que debe ser impecable. Tenemos la obligación de que así sea”.

  • La suspensión de los derechos políticos, el primer paso y se dará hoy: Carolina Monroy
  • La exclusión, solamente cuando se consigne el expediente y un juez dicte sentencia, confirma
  • Historias falsas no detendrán limpieza partidista; debate para resolver los problemas, propone EOR

La Procuraduría General de la República (PGR), marcará el ritmo del proceso de expulsión (de Javier Duarte de Ochoa) en el PRI, no las presiones de la oposición con fines electoreros o ninguna otra instancia, adelanta la secretaria General del Comité Ejecutivo Nacional del Partido Revolucionario Institucional, Carolina Monroy, al dejar en claro la posición de la dirigencia nacional priísta en torno a la resolución a que llegue este lunes su Comisión de Justicia Partidaria.

A unas horas de que la mencionada Comisión dictamine la solicitud de expulsión contra el gobernador saliente de Veracruz, con la virtual suspensión de sus derechos como militante, la dirigente nacional priísta detalló a El Sol de México el proceso que se habrá de desahogar este lunes en la sede nacional de su partido, a partir de las 13:30 horas, y hasta las seis de la tarde, que están convocados los representantes de los medios de información.

“El PRI actuará conforme a la ley y apego a sus estatutos, no hay la menor intención de solapar a quien haya fallado a la confianza del partido y menos, dañado o lastimado a los millones de militantes de nuestro instituto y a la sociedad en general”, aseguró la abogada y diputada federal del Grupo Parlamentario del Revolucionario Institucional en la Cámara de Diputados.

Los tiempos políticos no están para recovecos y asume: “De acuerdo al proceso que marca nuestra normatividad interna, primero se estaría ante una suspensión temporal de los derechos partidarios, en tanto la autoridad correspondiente resuelve. Pero nosotros no podemos en este momento anticipar los hechos, habría que esperar el desahogo del procedimiento”.

Carolina Monroy afirma que este proceso de expulsión en específico en su instituto, mostrará la voluntad, el deseo y la congruencia que debe haber dentro de todo partido político. “Existen señalamientos en este caso de la propia sociedad y pareciera ser que también de algunas autoridades de orden federal, nosotros debemos actuar en congruencia”.

“Si hablamos de que queremos Gobiernos eficaces, serios, y sobre todo, transparentes -subrayó-, debe ser el partido también quien dé seguimiento a esto, y obrar en consecuencia”.

La expresidenta municipal de Metepec agregó que “de ninguna manera, un acto de corrupción puede verse dentro de nuestro partido como un tema normalizado o que estemos, incluso, tratando de solapar. Eso jamás”.

Puntualiza que son millones de militantes los que no se sienten de modo alguno identificados con esas prácticas, ya que “son hechos que también dañan, lastiman mucho a la propia militancia y a la sociedad”.

“No comparto -dice-, la idea de llegar con los ojos cerrados, ante lo que pudiera ser una realidad, aunque habrá que esperar, repito, porque no podemos dar por hecho que algo así, como lo que se imputa. Nosotros no somos quien para señalarlo”.

“Lo que sí somos, es la instancia política que le dio la confianza a un proyecto y una persona, para que pudiera encabezar los destinos de una entidad, y por tanto, no podemos de ninguna manera, cerrarnos ante la posibilidad de que esa persona le haya fallado al partido”, remarcó la legisladora del Estado de México. ¿DÓNDE ESTÁ LA COMISIÓN ANTICORRUPCIÓN DEL PAN?

Frontal, Monroy del Mazo responde a las criticas panistas: “Ellos pueden decir lo que quieran. Ojala pudieran ser congruentes, y me refiero al Partido Acción Nacional, pero hablan de corrupción y su famosa Comisión Anticorrupción, es el día, después de casi un año, que no han logrado aterrizarla”.

“Trabajaron -abundó- en un reglamento y lo mandaron al INE (Instituto Nacional Electoral), que se los devolvió por inconsistencias. Entonces, si el discurso no se acompaña de hechos, pues de qué estamos hablando. Cada partido merece respeto a su vida interna. Nosotros no opinamos respecto de lo que hacen otros, más bien actuamos dentro de lo que consideramos que es lo correcto”.

Segunda en la responsabilidad de dirigir los destinos del PRI en estos momentos de aciago político para su partido y de cara al desafío electoral del año próximo, Carolina Monroy deja en claro y explica el desarrollo que habrá de seguir el inminente proceso de retiro de la militancia a Javier Duarte:

“Es la autoridad, en este caso la Procuraduría General de la República, quien marca ese ritmo. No lo que digan otros partidos de oposición u otras instancias externas. Tampoco se trata de dar por hecho lo que posiblemente pueda provenir de la denostación y la calumnia con visos electoreros”.

La legisladora mexiquense sostiene: “Nosotros actuaremos conforme a la ley, de acuerdo con nuestros estatutos. Somos quienes marcamos los tiempos, y estamos absolutamente decididos, repito, a actuar conforme a la ley, no queremos casos como esos en nuestro partido”.

Sabe que ya no son tiempos de obsequios en automático ni de “votos de confianza” y afirma sobre las cuatro solicitudes de expulsión que tiene la Comisión de Justicia Partidaria priísta en su seno: “Sería cuestión de revisar caso por caso, hablamos en este momento de un tema en particular (Javier Duarte), pero lo que sí digo es que, salvo en contrario, toda persona es inocente, en tanto que es un principio del derecho”.

EL PRI SE MANTENDRÁ ATENTO A LAS RESOLUCIONES DE LA PGR

“Desde luego -acota-, con los ojos muy abiertos y los oídos muy atentos, también, a lo que se resuelva en otras instancias y en las instancias que califican de fondo estos temas”.

“Pero de ninguna manera habrá siquiera el deseo, no existe, y no existe ninguna intención de solapar o hacer oídos sordos. Eso es algo que hacemos y que habremos de concretar por alta definición, porque así lo marcan los estatutos”, subrayó la secretaria General del CEN del PRI.

Insiste en que los millones de militantes del partido, incluyéndose ella, se identifican con situaciones, practicas y temas, como los que hoy se analizan en la Comisión de Justicia Partidaria. “Y no se vale que la mala conducción de una persona manche de manera tan grave una institución política”.

En esta ruta, Carolina Monroy del Mazo señala que este lunes en susede nacional de Insurgentes Norte, “lo que debemos esperar es el inicio de un procedimiento que se hace con voluntad y convicción, un procedimiento serio que tiene que ver con la transparencia, que tiene que ver con la honestidad, con el deber ser de individuos y grupos colectivos como es el caso del PRI”.

Y añade: “El PRI es mucho más que un partido, es una institución que ha formado parte de la construcción de la historia de México, y como tal, me parece que tenemos una responsabilidad enorme. Y repito no nos sentimos identificados con esa clase de prácticas”.

Finalmente, Carolina Monroy reitera “la convicción que tiene la actual dirigencia nacional priísta por la transparencia, por el orden, la honestidad y el respeto, que debemos a los millones de militantes y simpatizantes. Eso es algo que debemos agradecer y aquilatar con mucho esfuerzo, con nuestro trabajo serio, que debe ser impecable. Tenemos la obligación de que así sea”.