/ sábado 17 de septiembre de 2016

Fosas clandestinas en al menos 16 estados de la República

  • Desaparecidos 27 mil 638, reconoce el Gobierno federal; haymás: ONG’s

Primera de dos Partes

Lazos indisolubles hermanan a las fosas clandestinas con losdesaparecidos; vínculos nefastos que exponen una realidadextendida por décadas e intensificada en el siglo XXI mexicano.¿Cuántas son? ¿Quiénes están ahí? ¿Quién los mató? No haycerteza ante el cúmulo. Las cifras son inciertas, pero el terror,el dolor son perpetuos.

A lo largo de la República Mexicana en los bosques tropicales,bajo matorrales o huizachales, en las praderas, sabanas y desiertosde su orografía hay tumbas clandestinas. Pero también en loslotes baldíos de ciudades y pueblos. Son miles de cadáveres queprácticamente no aparecen en estadística alguna, no obstante queson homicidios.

¿Alguna novedad? No. Y vale lo dicho por Francisco Rivas,Director General del Observatorio Nacional Ciudadano:

“Ya basta de poner excusas como “antes estábamos peor”,“quien estuvoantes no supo hacer, no supo combatir y generó estasituación” para no atender efectivamente el problema deseguridad. Ya basta de buscar justificaciones para dejar que sereproduzca tanta violencia y delincuencia. Si se mantiene la actualtendencia de las estadísticas sociales terminaremos el 2016 con 19mil 560 víctimas directas de homicidio doloso y muchas másvíctimas indirectas que pagarán las consecuencias de un paísdonde sus instituciones no han logrado garantizar la paz social niel respeto a los derechos humanos”.

¿Y de los hallazgos en fosas clandestinas, de aquellos que nosabemos quiénes son? Siguen brotando como el musgo y los helechosen cualquier estación del año en cualquier ecosistema, encualquier hábitat.

Entre enero de 2014 y julio de 2016 las personas no localizadaspor sexo sumaban 968 mexicanos y 83 extranjeros. El mayor númerose presentaba en el rango de edad de 20 a 24 años (151), seguidode 25 a 29 (145) y de 30 a 34 (120).

Ello conforme a las cifras estadísticas del Fuero Federal quepresenta el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional deSeguridad Pública. Se trata del total de registros de personasrelacionadas con averiguaciones previas iniciadas en el periodocomprendido entre enero de 2014 y julio de 2016, y que permanecensin localizar al corte del 31 de julio de 2016.

Las entidades con el mayor número de desaparecidos o nolocalizados (del fuero federal) son Guerrero, con 280; enseguidaestá Veracruz, con 195; después Tamaulipas con 146; Coahuila 49;Michoacán 41; Ciudad de México 35; Oaxaca 30; Nuevo León 28;Chihuahua 26; y Sinaloa 24, de acuerdo al SESNSP.

En cuanto al fuero común, suman 20 mil 636 hombres y 6 mil 792mujeres. Es el total de registros de personas relacionadas conaveriguaciones previas del fuero común que permanecen sinlocalizar al corte del 31 de julio del 2016.

De los mismos, 25 mil 339 son mexicanos y 139 extranjeros,aunque hay una cifra de “no especificado” que alcanza los mil950.

En el fuero común el mayor número de no localizados está enplena juventud. Se ubica en el rango de edad de 15 a 19 años. Acontinuación, están los de 20 a 24 años (3 mil 547) y los de 25a 29 (3 mil 497) así como los de 30 a 34 años (3 mil 139). Laúltima modificación fue realizada al 31 de agosto de este2016.

En este caso la entidad con un mayor número es Tamaulipas, con5 mil 560; le sigue el Estado de México, con 2 mil 649; Jalisco, 2mil 476; Nuevo León, 2 mil 311; Sinaloa 2 mil 220; Chihuahua, mil799; Coahuila, mil 586; Sonora, mil 088; Guerrero, mil 047; yMichoacán, mil 043.

LOS DATOS QUE SE CONOCEN

Organizaciones Internacionales de la Sociedad Civil estánatentas a lo que sucede. Amnistía Internacional por ejemplo en suInforme de 2015 dijo:

“Al terminar el año, el gobierno informó que 27 mil 638personas (20 mil 203 hombres y 7 mil 435 mujeres) se hallaban enparadero desconocido, pero no especificó cuántas de ellas habíansido sometidas a desaparición forzada. Por lo general, las pocasinvestigaciones criminales sobre esos casos presentabandeficiencias, y las autoridades no buscaban a las víctimas. Laimpunidad por esos crímenes seguía siendo casi absoluta. Enoctubre, la procuradora general de la República creó unaFiscalía Especializada para que se encargara de los casos depersonas desaparecidas o en paradero desconocido”.

De las fosas clandestinas no habló.

Hay otras cifras que en su momento difundió la PGR. Hastafebrero de 2016 se habían encontrado 202 fosas con 662 cuerpos (de2014 y 2015). La cifra está superada por mucho, porque tan sóloen marzo, en La Mira, Michoacán, descubrieron una con dos cuerpos;otra en el rancho “Las Camelias”, de Lázaro Cárdenas, condos. También en Mexcaltepec, Guerrero, una con los restos de unapersona; en Taxco otra con una persona; en Coatzacoalcos, Veracruz,con uno; en el municipio de Piedras Negras, Coahuila, uno; en unostambos metálicos, abandonados en unos campos de cultivo de SanAndrés Calpan, Puebla, 12 cadáveres.

Abril, por ejemplo, fue un mes de hallazgos: una fosa con seiscadáveres en la carretera hacia Playa Pascuales, en Colima y otraen el municipio de Tecomán con dos; en Caleras, Veracruz, 11 fosascon restos calcinados; 8, en los alrededores de Xalapa; en LaBartolina, Tamaulipas, una cifra indeterminada; en Puente de Ixtla,Morelos, uno; en Zapopan, Jalisco, uno.

Mayo, en Chilapa, Guerrero, dos;en Manzanillo, Jalisco, tresfosas con siete cadáveres; en Tlayecac, Morelos con un númeroindeterminado.

Junio, tres en Luvianos, Estado de México, con cincodecapitados; Mazatlán, Sinaloa, seis fosas con cuatro cadáveres;en la colonia Nueva Orleáns, de Chilapa, Guerrero, 10 cadáveres;tres fosas más y 10 cuerpos en la zona alta de Acapulco, Guerrero,colindante con el cerro El Veladero.

Julio, en Mazatlán Sinaloa, dos, con 8 cuerpos; Manzanillo,Colima, tres fosas, con siete cuerpos; en una lumbrera deHuehuetoca, Estado de México,12 cuerpos.

Agosto, dos fosas con dos cadáveres, en Jacona, Michoacán; ydos con tres cuerpos en la colonia Generación 2000, de Acapulco,Guerrero, mientras en Degollado, Jalisco, una con cuatrocuerpos.

Septiembre, en la colonia Santa Cecilia, del anfiteatro deAcapulco, Guerrero, siete cadáveres en cuatro fosas; en PaloGordo, Zapopan, Jalisco, una con varios cuerpos; en Taxco,Guerrero, 12 cuerpos en varias fosas; en Apaseo El Alto,Guanajuato, dos cadáveres en una fosa.

Son tan sólo ejemplos. Hay más en la mitad de los estados dela República (16), derivados de la acción del crimen organizado,narcotráfico, secuestro, tráfico de personas y diversos delitosdel orden federal y común. También existen los que causan losimitadores quienes ante un crimen pasional o de otro tipo“desaparecen” el o los cuerpos.

LA BÚSQUEDA POR PARTE DE LA SOCIEDAD

Ante tal situación, aseguran en el Gobierno federal que ya seestá realizando un registro nacional de fosas clandestinas. Talvez también se hayan dado pasos para cumplir una buena parte de lasolicitud realizada por diversas organizaciones dedesaparecidos,para la creación del Banco Nacional de Datos dePersonas Desaparecidas (con datos reales y fidedignos) y con laparticipación activa de la Procuraduría General de la Repúblicay de las procuradurías locales.

A la fecha, las autoridades de la PGR y de las procuraduríasestatales no alcanzan a realizar su trabajo ante la cantidad defosas y cuerpos.

Debido a ello, agrupaciones como “Los Otros Desaparecidos deIguala”,la Brigada Nacional en Busca de Personas Desaparecidas enVeracruz (que ha encontrado en total 90 fosas hasta septiembre),Colectivo por la Paz yColectivo El Solecito, entre muchos otros sededican al rastreo de las fosas.

Es tal la problemática que en abril de 2016 el Programa deAtención a Víctimas y la Comisión Científica de IdentificaciónHumana de la Universidad Autónoma del Estado de Morelos (UAEM), encolaboración con la Red Retoño y la Comisión Nacional de losDerechos Humanos (CNDH), llevaron a cabo, el taller “HerramientasTeóricas y Prácticas Para una Búsqueda Efectiva de PersonasDesaparecidas”.

El objetivo fue que las familias que han decidido realizarlabores de búsqueda, tengan herramientas conceptuales y prácticaspara esta actividad, con una metodología que reduzca los riesgosde seguridad como de alteración del sitio del hallazgo.

Algunos de los grupos de ciudadanos que actualmente estánencontrando fosas asistieron a ese taller realizado en lasinstalaciones de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos NDH,en el cual participaron 35 familiares de víctimas, miembros devarias organizaciones sociales y personal de la Comisión, asícomo familias de personas desaparecidas de la Red de EnlacesNacionales, conformada por la Asociación Unidos por losDesaparecidos, de Baja California; el Colectivo de Familias deDesaparecidos, de Orizaba-Córdoba, Veracruz; el Grupo Vida, deCoahuila; Justicia para Nuestras Hijas, de Chihuahua; Los OtrosDesaparecidos, de Guerrero, y Voces Unidas por la Vida-Sabuesos, deSinaloa.

El mencionado taller se dio, dijeron, en el marco de laconformación de la Primera Brigada Nacional de Búsqueda deFamiliares de Personas Desaparecidas de la Red de Enlaces,integrada por buscadores solidarios de diferentes entidades, queserán acompañados por la Universidad Autónoma del Estado deMorelos, organizaciones de la sociedad civil, medios decomunicación y personas solidarias.

(Continuará)

  • Desaparecidos 27 mil 638, reconoce el Gobierno federal; haymás: ONG’s

Primera de dos Partes

Lazos indisolubles hermanan a las fosas clandestinas con losdesaparecidos; vínculos nefastos que exponen una realidadextendida por décadas e intensificada en el siglo XXI mexicano.¿Cuántas son? ¿Quiénes están ahí? ¿Quién los mató? No haycerteza ante el cúmulo. Las cifras son inciertas, pero el terror,el dolor son perpetuos.

A lo largo de la República Mexicana en los bosques tropicales,bajo matorrales o huizachales, en las praderas, sabanas y desiertosde su orografía hay tumbas clandestinas. Pero también en loslotes baldíos de ciudades y pueblos. Son miles de cadáveres queprácticamente no aparecen en estadística alguna, no obstante queson homicidios.

¿Alguna novedad? No. Y vale lo dicho por Francisco Rivas,Director General del Observatorio Nacional Ciudadano:

“Ya basta de poner excusas como “antes estábamos peor”,“quien estuvoantes no supo hacer, no supo combatir y generó estasituación” para no atender efectivamente el problema deseguridad. Ya basta de buscar justificaciones para dejar que sereproduzca tanta violencia y delincuencia. Si se mantiene la actualtendencia de las estadísticas sociales terminaremos el 2016 con 19mil 560 víctimas directas de homicidio doloso y muchas másvíctimas indirectas que pagarán las consecuencias de un paísdonde sus instituciones no han logrado garantizar la paz social niel respeto a los derechos humanos”.

¿Y de los hallazgos en fosas clandestinas, de aquellos que nosabemos quiénes son? Siguen brotando como el musgo y los helechosen cualquier estación del año en cualquier ecosistema, encualquier hábitat.

Entre enero de 2014 y julio de 2016 las personas no localizadaspor sexo sumaban 968 mexicanos y 83 extranjeros. El mayor númerose presentaba en el rango de edad de 20 a 24 años (151), seguidode 25 a 29 (145) y de 30 a 34 (120).

Ello conforme a las cifras estadísticas del Fuero Federal quepresenta el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional deSeguridad Pública. Se trata del total de registros de personasrelacionadas con averiguaciones previas iniciadas en el periodocomprendido entre enero de 2014 y julio de 2016, y que permanecensin localizar al corte del 31 de julio de 2016.

Las entidades con el mayor número de desaparecidos o nolocalizados (del fuero federal) son Guerrero, con 280; enseguidaestá Veracruz, con 195; después Tamaulipas con 146; Coahuila 49;Michoacán 41; Ciudad de México 35; Oaxaca 30; Nuevo León 28;Chihuahua 26; y Sinaloa 24, de acuerdo al SESNSP.

En cuanto al fuero común, suman 20 mil 636 hombres y 6 mil 792mujeres. Es el total de registros de personas relacionadas conaveriguaciones previas del fuero común que permanecen sinlocalizar al corte del 31 de julio del 2016.

De los mismos, 25 mil 339 son mexicanos y 139 extranjeros,aunque hay una cifra de “no especificado” que alcanza los mil950.

En el fuero común el mayor número de no localizados está enplena juventud. Se ubica en el rango de edad de 15 a 19 años. Acontinuación, están los de 20 a 24 años (3 mil 547) y los de 25a 29 (3 mil 497) así como los de 30 a 34 años (3 mil 139). Laúltima modificación fue realizada al 31 de agosto de este2016.

En este caso la entidad con un mayor número es Tamaulipas, con5 mil 560; le sigue el Estado de México, con 2 mil 649; Jalisco, 2mil 476; Nuevo León, 2 mil 311; Sinaloa 2 mil 220; Chihuahua, mil799; Coahuila, mil 586; Sonora, mil 088; Guerrero, mil 047; yMichoacán, mil 043.

LOS DATOS QUE SE CONOCEN

Organizaciones Internacionales de la Sociedad Civil estánatentas a lo que sucede. Amnistía Internacional por ejemplo en suInforme de 2015 dijo:

“Al terminar el año, el gobierno informó que 27 mil 638personas (20 mil 203 hombres y 7 mil 435 mujeres) se hallaban enparadero desconocido, pero no especificó cuántas de ellas habíansido sometidas a desaparición forzada. Por lo general, las pocasinvestigaciones criminales sobre esos casos presentabandeficiencias, y las autoridades no buscaban a las víctimas. Laimpunidad por esos crímenes seguía siendo casi absoluta. Enoctubre, la procuradora general de la República creó unaFiscalía Especializada para que se encargara de los casos depersonas desaparecidas o en paradero desconocido”.

De las fosas clandestinas no habló.

Hay otras cifras que en su momento difundió la PGR. Hastafebrero de 2016 se habían encontrado 202 fosas con 662 cuerpos (de2014 y 2015). La cifra está superada por mucho, porque tan sóloen marzo, en La Mira, Michoacán, descubrieron una con dos cuerpos;otra en el rancho “Las Camelias”, de Lázaro Cárdenas, condos. También en Mexcaltepec, Guerrero, una con los restos de unapersona; en Taxco otra con una persona; en Coatzacoalcos, Veracruz,con uno; en el municipio de Piedras Negras, Coahuila, uno; en unostambos metálicos, abandonados en unos campos de cultivo de SanAndrés Calpan, Puebla, 12 cadáveres.

Abril, por ejemplo, fue un mes de hallazgos: una fosa con seiscadáveres en la carretera hacia Playa Pascuales, en Colima y otraen el municipio de Tecomán con dos; en Caleras, Veracruz, 11 fosascon restos calcinados; 8, en los alrededores de Xalapa; en LaBartolina, Tamaulipas, una cifra indeterminada; en Puente de Ixtla,Morelos, uno; en Zapopan, Jalisco, uno.

Mayo, en Chilapa, Guerrero, dos;en Manzanillo, Jalisco, tresfosas con siete cadáveres; en Tlayecac, Morelos con un númeroindeterminado.

Junio, tres en Luvianos, Estado de México, con cincodecapitados; Mazatlán, Sinaloa, seis fosas con cuatro cadáveres;en la colonia Nueva Orleáns, de Chilapa, Guerrero, 10 cadáveres;tres fosas más y 10 cuerpos en la zona alta de Acapulco, Guerrero,colindante con el cerro El Veladero.

Julio, en Mazatlán Sinaloa, dos, con 8 cuerpos; Manzanillo,Colima, tres fosas, con siete cuerpos; en una lumbrera deHuehuetoca, Estado de México,12 cuerpos.

Agosto, dos fosas con dos cadáveres, en Jacona, Michoacán; ydos con tres cuerpos en la colonia Generación 2000, de Acapulco,Guerrero, mientras en Degollado, Jalisco, una con cuatrocuerpos.

Septiembre, en la colonia Santa Cecilia, del anfiteatro deAcapulco, Guerrero, siete cadáveres en cuatro fosas; en PaloGordo, Zapopan, Jalisco, una con varios cuerpos; en Taxco,Guerrero, 12 cuerpos en varias fosas; en Apaseo El Alto,Guanajuato, dos cadáveres en una fosa.

Son tan sólo ejemplos. Hay más en la mitad de los estados dela República (16), derivados de la acción del crimen organizado,narcotráfico, secuestro, tráfico de personas y diversos delitosdel orden federal y común. También existen los que causan losimitadores quienes ante un crimen pasional o de otro tipo“desaparecen” el o los cuerpos.

LA BÚSQUEDA POR PARTE DE LA SOCIEDAD

Ante tal situación, aseguran en el Gobierno federal que ya seestá realizando un registro nacional de fosas clandestinas. Talvez también se hayan dado pasos para cumplir una buena parte de lasolicitud realizada por diversas organizaciones dedesaparecidos,para la creación del Banco Nacional de Datos dePersonas Desaparecidas (con datos reales y fidedignos) y con laparticipación activa de la Procuraduría General de la Repúblicay de las procuradurías locales.

A la fecha, las autoridades de la PGR y de las procuraduríasestatales no alcanzan a realizar su trabajo ante la cantidad defosas y cuerpos.

Debido a ello, agrupaciones como “Los Otros Desaparecidos deIguala”,la Brigada Nacional en Busca de Personas Desaparecidas enVeracruz (que ha encontrado en total 90 fosas hasta septiembre),Colectivo por la Paz yColectivo El Solecito, entre muchos otros sededican al rastreo de las fosas.

Es tal la problemática que en abril de 2016 el Programa deAtención a Víctimas y la Comisión Científica de IdentificaciónHumana de la Universidad Autónoma del Estado de Morelos (UAEM), encolaboración con la Red Retoño y la Comisión Nacional de losDerechos Humanos (CNDH), llevaron a cabo, el taller “HerramientasTeóricas y Prácticas Para una Búsqueda Efectiva de PersonasDesaparecidas”.

El objetivo fue que las familias que han decidido realizarlabores de búsqueda, tengan herramientas conceptuales y prácticaspara esta actividad, con una metodología que reduzca los riesgosde seguridad como de alteración del sitio del hallazgo.

Algunos de los grupos de ciudadanos que actualmente estánencontrando fosas asistieron a ese taller realizado en lasinstalaciones de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos NDH,en el cual participaron 35 familiares de víctimas, miembros devarias organizaciones sociales y personal de la Comisión, asícomo familias de personas desaparecidas de la Red de EnlacesNacionales, conformada por la Asociación Unidos por losDesaparecidos, de Baja California; el Colectivo de Familias deDesaparecidos, de Orizaba-Córdoba, Veracruz; el Grupo Vida, deCoahuila; Justicia para Nuestras Hijas, de Chihuahua; Los OtrosDesaparecidos, de Guerrero, y Voces Unidas por la Vida-Sabuesos, deSinaloa.

El mencionado taller se dio, dijeron, en el marco de laconformación de la Primera Brigada Nacional de Búsqueda deFamiliares de Personas Desaparecidas de la Red de Enlaces,integrada por buscadores solidarios de diferentes entidades, queserán acompañados por la Universidad Autónoma del Estado deMorelos, organizaciones de la sociedad civil, medios decomunicación y personas solidarias.

(Continuará)

México

No respetan medidas y regresan restricciones por aumento de casos Covid-19

El cambio de semáforo epidemiológico en algunos estados provocó que la gente rompiera el confinamiento social

Sociedad

Asignación de género en baños llega a la Suprema Corte

Alessa Flores y Jessica Durán buscan que la SCJN resuelva a su favor por el daño moral al haber sido discriminadas en una plaza

Política

Divide al PAN alianza entre PRI y PRD

Damián Zepeda dijo que no comparte la idea de una unión entre partidos que han sido antagónicos

Mundo

Coronavirus ensombrece festejo del 4 de Julio en EU

Entre la crisis por el Covid, protestas antirraciales y el discurso de Trump, EU celebra su independencia

Gossip

Hospitalizan otra vez a la actriz Ceci Romo tras paro cardiaco

La artista juarense apenas llevaba cuatro días fuera del hospital tras superar el Covid-19

Sociedad

Protege Corral a barzonistas, acusa LeBarón

De nueva cuenta, miembros de la agrupación campesina El Barzón mantiene una confrontación en contra de la familia

CDMX

L2 del Cablebús operará a inicios de 2021

La Línea 2 del Cablebús, registra un avance del 59 por ciento y se prevé que entre en operación a principios del próximo año

Sociedad

Acapulco recibe a turistas con aguas negras

De las más de 50 plantas tratadoras de aguas residuales sólo funcionan tres, y no al cien por ciento

Gossip

Félix y Gil, de las redes a los escenarios

Félix Íñiguez habla sobre la forma en que el dueto que conforma con Gilberto Parma le ha permitido encontrar la manera de crear música, convivir y sobrevivir a la industria musical