/ sábado 5 de septiembre de 2015

Hemos fortalecido nuestras Fuerzas Armadas: Putin

ENTREVISTA REALIZADA AL PRESIDENTE RUSO EN FEBRERO DE 2008

* Empezamos a producir armas totalmente nuevas

* Evitamos los monopolios en el gas y el petróleo

* Medidas muy drásticas para evitar la evasión fiscal

* El presidente es el garante de la Constitución

Por Mario Vázquez Raña

Segunda y Última Parte

MOSCÚ, Rusia. 21 de febrero de 2008. (OEM-Informex).- Desde hace más de tres décadas he viajado a Rusia por lo menos en 20 ocasiones, y he de decir que los cambios sufridos por ese país son francamente notorios, sobre todo en los últimos años.

De este resurgimiento ruso nos habla con orgullo Vladimir Putin y da cifras que envidiarían muchos países, como la del crecimiento del Producto Interno Bruto, que llegó a 8.1 por ciento el año pasado o los ingresos de la población que crecen a una tasa anual de 11 por ciento.

Un refrán muy conocido dice: “no solo hay que poner el huevo, sino cacarearlo”, y el Presidente de la Federación Rusa lo sabe aplicar muy bien; a nuestra llegada a Moscú, fuimos testigos de una inmensa actividad y efervescencia palpable en las calles e incluso en el hotel en el que nos hospedamos.

Vladimir Putin había convocado a una larga conferencia de prensa que duró más de cuatro horas y que reunió a más de mil 300 periodistas de todo el mundo, algo que, por lo menos a mí, no me había tocado ver nunca, y es que en los ocho años que Putin ha estado al frente del Gobierno, Rusia resurgió como gran potencia en el escenario internacional.

Faltan ya pocos días para que deje el cargo, todos los pronósticos indican que en las elecciones del 2 de marzo saldrá elegido Dimitri Medvedev como presidente, su candidato predilecto y, con él, Vladimir Putin asumirá el cargo de primer ministro, algo que, según confiesa, “no le hace mucha gracia” a su esposa Liudmilla; sin embargo, Putin enfrentará su nueva responsabilidad con los mismos bríos y vitalidad que le han sido característicos en sus dos mandatos; dice que seguir trabajando por el desarrollo de Rusia es su máxima aspiración. Señor presidente Vladimir Putin, ¿cuál es el balance de sus ocho años en el poder?

Hace unos días justamente, Mario, ofrecí una larga conferencia de prensa en Moscú, contando con la presencia de más de mil 300 periodistas y que duró más de cuatro horas, en la que traté de hacer este balance.

Hace ocho años la economía y la sociedad estaban en ruinas, tuvimos que establecer la integridad territorial de Rusia, y también restablecer el campo legal, único en Rusia, esto lo hicimos, ya que la mayoría de las leyes de las entidades territoriales de Rusia contradecían la Constitución de la Federación Rusa.

La economía de nuestra nación atravesó por una crisis gravísima de insurgencia, en 1998 más de 30 por ciento de la población vivía por debajo del margen de la pobreza; las reservas monetarias del Estado eran de dos mil millones de dólares, mientras nuestra deuda era de cerca de 200 mil millones de dólares.

Restablecimos ante todo la integridad territorial, pusimos fin a la guerra civil en el Cáucaso y azotamos el terrorismo y la lucha clandestina que se llevaban a cabo; aseguramos una tasa alta de desarrollo económico, con un crecimiento anual de nuestra economía de siete por ciento, aproximadamente; el año pasado nuestra tasa de crecimiento fue de 8.1 por ciento.

Hemos restablecido el ingreso de los ciudadanos, llegando nuevamente al nivel que teníamos antes de la crisis; el objetivo principal de todo Gobierno, Mario, es el bienestar del Estado y de los ciudadanos, y esa es la mejor herramienta para alcanzar el progreso de un país.

Los ingresos de la población crecen actualmente en una tasa anual de 11, 12 por ciento; los salarios aumentaron el año pasado, tomando en consideración la tasa de inflación en un orden de 16.7 por ciento.

Actualmente, hemos fortalecido nuestras Fuerzas Armadas, que ahora son capaces de combatir, y hemos empezado a producir armas totalmente nuevas, incluyendo armas estratégicas, hemos creado las condiciones para que en los siguientes años podamos seguir introduciendo nuevos sistemas estratégicos.

En el campo político hemos reforzado el principio federal de nuestro Estado, hemos cambiado el procedimiento para integrar el Senado y, de igual manera, hemos descentralizado el poder, transfiriendo ciertos poderes a los gobiernos municipales, hemos pasado a nivel municipal más poderes y más fuentes de financiamiento.

Hemos adoptado leyes necesarias para reformar la Duma estatal o la Cámara inferior del Parlamento, para que los partidos se fortalezcan y, a su vez, se haga más sólido el sistema multipartidista en Rusia en general, y para que los partidos puedan desempeñar un papel más importante en la vida política de Rusia.

Consideramos el crecimiento del Producto Interno Bruto y comparamos estas cifras con la capacidad de compra de la población, según los expertos internacionales; Rusia ahora ocupa el séptimo lugar en términos de crecimiento económico en el mundo, incluso hemos dejado atrás a Francia e Italia, los países del G8. Señor presidente Putin, ¿cómo se ha conseguido que el Estado no se deje manipular por monopolios energéticos y financieros, como ha declarado?

Mario, es que tratamos de evitar los monopolios, y hacemos todo lo posible para dividir los negocios, el dinero y el poder, todos deben actuar dentro del marco de la ley, tanto los que tienen ingresos más modestos, como los que han ganado millones de dólares; al respecto, la participación de compañías extranjeras mejora la situación y hemos tenido muy buenos ejemplos al respecto.

Por ejemplo, recuerdo un caso en donde vino una empresa extranjera y estableció una empresa de inversión conjunta con capital ruso, y en un solo año los ingresos de presupuesto de esta compañía crecieron 20 veces; las compañías extranjeras respetan las leyes, especialmente cuando trabajan en otros países, prefieren respetarlas y no violarlas.

También hemos introducido ciertas medidas bastante drásticas para evitar la evasión de impuestos, en donde ya se persigue como actividad criminal, hemos tenido ciertos casos con los líderes de las compañías más importantes en el campo de energía en Rusia y después los ingresos en los presupuestos de estas compañías aumentaron varias veces.

Además, no tenemos monopolios, en el campo de gas y de petróleo tenemos docenas de compañías y solo dos compañías tienen participación de control del Estado, las demás son privadas, incluyendo compañías que tienen 100 por ciento de capital extranjero y otras que tienen capital mixto.

Si la pregunta es, Mario, si el Estado controla esta actividad, la respuesta es sí; utilizando el servicio antimonopolios, los servicios fiscales mantienen el orden legal, pero tenemos otros métodos, como la vía tecnológica.

Aquí los gasoductos y oleoductos en esencia están controlados por el Estado, porque están manejados por compañías en donde la participación del Estado es de control. Señor presidente Putin, ¿cómo le afectará a Rusia la recesión económica que se anuncia en Estados Unidos?

En parte sí nos afecta, pero tenemos grandes reservas monetarias y también tenemos una reserva del Gobierno con un volumen de 3.4 mil millones de rublos, y nuestra industria es muy eficaz y trabaja muy bien, y eso no solo tiene que ver con petróleo y gas, sino también con la industria de la transformación que creció en nueve o diez por ciento el año pasado, y el sector de construcción aumentó en 20 por ciento.

La construcción de desarrollos residenciales creció aún más, los sectores de comunicaciones, comercio e inversiones también han crecido mucho; nuestros bancos han atravesado por ciertas dificultades con la crisis de liquidez, porque nuestros bancos tomaron préstamos de otros bancos extranjeros, y como estos extranjeros tenían dificultades, tuvieron que retirar sus recursos.

Pero gracias a nuestras habilidades financieras y económicas, al momento nuestros bancos pudieron superar estos problemas fácilmente y ni siquiera fue necesario que los apoyara el Estado; fueron necesarios solo un par de mensajes que enviamos al sector bancario, diciéndoles que si nos necesitaban, ahí estaba el Estado para apoyarlos; solo la disposición positiva del Estado fue necesaria. Sabemos que en las elecciones del 2 de marzo, usted seguramente será nombrado primer ministro para ser aceptado por el Congreso. ¿Dentro de cuatro años se lanzará para presidente otra vez?

Mario, todo cambia tan rápido en este país y en el mundo, que no pienso en eso ahora; para mí, lo más importante es el desarrollo del país, creo que nuestra relación con el futuro presidente será muy constructiva, no tenemos conflictos entre nosotros, no hay por qué luchar, no estamos encontrados en negocios, no tenemos que dividir empresas o fábricas, solamente coincidimos en nuestro objetivo de obtener resultados positivos en el desarrollo del país; no vamos a competir con nuestras ambiciones y lo que pasará dentro de cuatro años hay que esperarlo, luego tomaremos la decisión, pero no veo la necesidad de hacerlo en realidad.

Si usted, Mario, mira la Constitución de la Federación Rusa, prevé lo siguiente: el presidente es el garante de la Constitución, es el jefe del Estado, y determina la dirección de la política interior y exterior, y el Gobierno es el órgano principal ejecutivo.

El Gobierno está encargado del presupuesto del país, lo presenta a la consideración del Parlamento, tiene que rendir cuentas por la ejecución del presupuesto, formula y desarrolla la política de crédito, la monetaria, la política económica, la política en el campo de la salud, de la educación, y asegura el orden legal en el país y la capacidad de las Fuerzas Armadas, así que el Gobierno tiene muchas cosas qué hacer. Por mi parte ha sido todo. ¿Desea usted agregar algo más, Señor Presidente?

Pues quisiera pasarte el texto íntegro de la conferencia que ofrecí hace algunos días cuando estuve con los periodistas por cuatro horas y media; ha sido un placer, Mario, y espero verte pronto en México.

ENTREVISTA REALIZADA AL PRESIDENTE RUSO EN FEBRERO DE 2008

* Empezamos a producir armas totalmente nuevas

* Evitamos los monopolios en el gas y el petróleo

* Medidas muy drásticas para evitar la evasión fiscal

* El presidente es el garante de la Constitución

Por Mario Vázquez Raña

Segunda y Última Parte

MOSCÚ, Rusia. 21 de febrero de 2008. (OEM-Informex).- Desde hace más de tres décadas he viajado a Rusia por lo menos en 20 ocasiones, y he de decir que los cambios sufridos por ese país son francamente notorios, sobre todo en los últimos años.

De este resurgimiento ruso nos habla con orgullo Vladimir Putin y da cifras que envidiarían muchos países, como la del crecimiento del Producto Interno Bruto, que llegó a 8.1 por ciento el año pasado o los ingresos de la población que crecen a una tasa anual de 11 por ciento.

Un refrán muy conocido dice: “no solo hay que poner el huevo, sino cacarearlo”, y el Presidente de la Federación Rusa lo sabe aplicar muy bien; a nuestra llegada a Moscú, fuimos testigos de una inmensa actividad y efervescencia palpable en las calles e incluso en el hotel en el que nos hospedamos.

Vladimir Putin había convocado a una larga conferencia de prensa que duró más de cuatro horas y que reunió a más de mil 300 periodistas de todo el mundo, algo que, por lo menos a mí, no me había tocado ver nunca, y es que en los ocho años que Putin ha estado al frente del Gobierno, Rusia resurgió como gran potencia en el escenario internacional.

Faltan ya pocos días para que deje el cargo, todos los pronósticos indican que en las elecciones del 2 de marzo saldrá elegido Dimitri Medvedev como presidente, su candidato predilecto y, con él, Vladimir Putin asumirá el cargo de primer ministro, algo que, según confiesa, “no le hace mucha gracia” a su esposa Liudmilla; sin embargo, Putin enfrentará su nueva responsabilidad con los mismos bríos y vitalidad que le han sido característicos en sus dos mandatos; dice que seguir trabajando por el desarrollo de Rusia es su máxima aspiración. Señor presidente Vladimir Putin, ¿cuál es el balance de sus ocho años en el poder?

Hace unos días justamente, Mario, ofrecí una larga conferencia de prensa en Moscú, contando con la presencia de más de mil 300 periodistas y que duró más de cuatro horas, en la que traté de hacer este balance.

Hace ocho años la economía y la sociedad estaban en ruinas, tuvimos que establecer la integridad territorial de Rusia, y también restablecer el campo legal, único en Rusia, esto lo hicimos, ya que la mayoría de las leyes de las entidades territoriales de Rusia contradecían la Constitución de la Federación Rusa.

La economía de nuestra nación atravesó por una crisis gravísima de insurgencia, en 1998 más de 30 por ciento de la población vivía por debajo del margen de la pobreza; las reservas monetarias del Estado eran de dos mil millones de dólares, mientras nuestra deuda era de cerca de 200 mil millones de dólares.

Restablecimos ante todo la integridad territorial, pusimos fin a la guerra civil en el Cáucaso y azotamos el terrorismo y la lucha clandestina que se llevaban a cabo; aseguramos una tasa alta de desarrollo económico, con un crecimiento anual de nuestra economía de siete por ciento, aproximadamente; el año pasado nuestra tasa de crecimiento fue de 8.1 por ciento.

Hemos restablecido el ingreso de los ciudadanos, llegando nuevamente al nivel que teníamos antes de la crisis; el objetivo principal de todo Gobierno, Mario, es el bienestar del Estado y de los ciudadanos, y esa es la mejor herramienta para alcanzar el progreso de un país.

Los ingresos de la población crecen actualmente en una tasa anual de 11, 12 por ciento; los salarios aumentaron el año pasado, tomando en consideración la tasa de inflación en un orden de 16.7 por ciento.

Actualmente, hemos fortalecido nuestras Fuerzas Armadas, que ahora son capaces de combatir, y hemos empezado a producir armas totalmente nuevas, incluyendo armas estratégicas, hemos creado las condiciones para que en los siguientes años podamos seguir introduciendo nuevos sistemas estratégicos.

En el campo político hemos reforzado el principio federal de nuestro Estado, hemos cambiado el procedimiento para integrar el Senado y, de igual manera, hemos descentralizado el poder, transfiriendo ciertos poderes a los gobiernos municipales, hemos pasado a nivel municipal más poderes y más fuentes de financiamiento.

Hemos adoptado leyes necesarias para reformar la Duma estatal o la Cámara inferior del Parlamento, para que los partidos se fortalezcan y, a su vez, se haga más sólido el sistema multipartidista en Rusia en general, y para que los partidos puedan desempeñar un papel más importante en la vida política de Rusia.

Consideramos el crecimiento del Producto Interno Bruto y comparamos estas cifras con la capacidad de compra de la población, según los expertos internacionales; Rusia ahora ocupa el séptimo lugar en términos de crecimiento económico en el mundo, incluso hemos dejado atrás a Francia e Italia, los países del G8. Señor presidente Putin, ¿cómo se ha conseguido que el Estado no se deje manipular por monopolios energéticos y financieros, como ha declarado?

Mario, es que tratamos de evitar los monopolios, y hacemos todo lo posible para dividir los negocios, el dinero y el poder, todos deben actuar dentro del marco de la ley, tanto los que tienen ingresos más modestos, como los que han ganado millones de dólares; al respecto, la participación de compañías extranjeras mejora la situación y hemos tenido muy buenos ejemplos al respecto.

Por ejemplo, recuerdo un caso en donde vino una empresa extranjera y estableció una empresa de inversión conjunta con capital ruso, y en un solo año los ingresos de presupuesto de esta compañía crecieron 20 veces; las compañías extranjeras respetan las leyes, especialmente cuando trabajan en otros países, prefieren respetarlas y no violarlas.

También hemos introducido ciertas medidas bastante drásticas para evitar la evasión de impuestos, en donde ya se persigue como actividad criminal, hemos tenido ciertos casos con los líderes de las compañías más importantes en el campo de energía en Rusia y después los ingresos en los presupuestos de estas compañías aumentaron varias veces.

Además, no tenemos monopolios, en el campo de gas y de petróleo tenemos docenas de compañías y solo dos compañías tienen participación de control del Estado, las demás son privadas, incluyendo compañías que tienen 100 por ciento de capital extranjero y otras que tienen capital mixto.

Si la pregunta es, Mario, si el Estado controla esta actividad, la respuesta es sí; utilizando el servicio antimonopolios, los servicios fiscales mantienen el orden legal, pero tenemos otros métodos, como la vía tecnológica.

Aquí los gasoductos y oleoductos en esencia están controlados por el Estado, porque están manejados por compañías en donde la participación del Estado es de control. Señor presidente Putin, ¿cómo le afectará a Rusia la recesión económica que se anuncia en Estados Unidos?

En parte sí nos afecta, pero tenemos grandes reservas monetarias y también tenemos una reserva del Gobierno con un volumen de 3.4 mil millones de rublos, y nuestra industria es muy eficaz y trabaja muy bien, y eso no solo tiene que ver con petróleo y gas, sino también con la industria de la transformación que creció en nueve o diez por ciento el año pasado, y el sector de construcción aumentó en 20 por ciento.

La construcción de desarrollos residenciales creció aún más, los sectores de comunicaciones, comercio e inversiones también han crecido mucho; nuestros bancos han atravesado por ciertas dificultades con la crisis de liquidez, porque nuestros bancos tomaron préstamos de otros bancos extranjeros, y como estos extranjeros tenían dificultades, tuvieron que retirar sus recursos.

Pero gracias a nuestras habilidades financieras y económicas, al momento nuestros bancos pudieron superar estos problemas fácilmente y ni siquiera fue necesario que los apoyara el Estado; fueron necesarios solo un par de mensajes que enviamos al sector bancario, diciéndoles que si nos necesitaban, ahí estaba el Estado para apoyarlos; solo la disposición positiva del Estado fue necesaria. Sabemos que en las elecciones del 2 de marzo, usted seguramente será nombrado primer ministro para ser aceptado por el Congreso. ¿Dentro de cuatro años se lanzará para presidente otra vez?

Mario, todo cambia tan rápido en este país y en el mundo, que no pienso en eso ahora; para mí, lo más importante es el desarrollo del país, creo que nuestra relación con el futuro presidente será muy constructiva, no tenemos conflictos entre nosotros, no hay por qué luchar, no estamos encontrados en negocios, no tenemos que dividir empresas o fábricas, solamente coincidimos en nuestro objetivo de obtener resultados positivos en el desarrollo del país; no vamos a competir con nuestras ambiciones y lo que pasará dentro de cuatro años hay que esperarlo, luego tomaremos la decisión, pero no veo la necesidad de hacerlo en realidad.

Si usted, Mario, mira la Constitución de la Federación Rusa, prevé lo siguiente: el presidente es el garante de la Constitución, es el jefe del Estado, y determina la dirección de la política interior y exterior, y el Gobierno es el órgano principal ejecutivo.

El Gobierno está encargado del presupuesto del país, lo presenta a la consideración del Parlamento, tiene que rendir cuentas por la ejecución del presupuesto, formula y desarrolla la política de crédito, la monetaria, la política económica, la política en el campo de la salud, de la educación, y asegura el orden legal en el país y la capacidad de las Fuerzas Armadas, así que el Gobierno tiene muchas cosas qué hacer. Por mi parte ha sido todo. ¿Desea usted agregar algo más, Señor Presidente?

Pues quisiera pasarte el texto íntegro de la conferencia que ofrecí hace algunos días cuando estuve con los periodistas por cuatro horas y media; ha sido un placer, Mario, y espero verte pronto en México.