/ lunes 19 de octubre de 2015

Homenaje Francia a diplomático mexicano

Dolores Acosta / El Sol de México

Ciudad de México.- Como un homenaje al diplomático mexicano que salvó miles de vidas durante la resistencia contra los nazis en la Segunda Guerra Mundial, autoridades de México y Francia develaron la placa que da nombre a la nueva Plaza “Gilberto Bosques”, en Marsella.

El cónsul Gilberto Bosques salvó casi 30 mil vidas al otorgar visas a quienes solicitaron trasladarse a México para escapar de la amenaza nazi, recordó la cancillería mexicana en un comunicado.

Con esta acción, el diplomático rescató republicanos españoles, judíos alemanes, italianos identificados con la resistencia, así como personas de nacionalidad polaca, yugoslava, libanesa y de otros orígenes, discriminadas a causa de sus orígenes o de sus ideas.

En aquella época, Bosques rentó dos propiedades en Marsella donde asiló a más de dos mil personas, entre las que se encontraban niños y mujeres, hasta que él mismo fue arrestado por las autoridades alemanas en 1943.

Esta ceremonia da continuidad al homenaje que, en el mes de julio pasado, durante la visita del presidente Enrique Peña Nieto a Francia, se realizó a Gilberto Bosques y en la que se anunció que la plaza en la cual se encuentra la presidencia de la Región PACA, llevaría el nombre del insigne diplomático.

La ceremonia de develación contó con la participación del embajador de México en Francia, Agustín García-López; del presidente de la Región Provenza Alpes Costa Azul, Michel Vauzelle; y del prefecto de dicha región y Bouches-du-Rhône, Stéphane Boillon, entre otros.

Dolores Acosta / El Sol de México

Ciudad de México.- Como un homenaje al diplomático mexicano que salvó miles de vidas durante la resistencia contra los nazis en la Segunda Guerra Mundial, autoridades de México y Francia develaron la placa que da nombre a la nueva Plaza “Gilberto Bosques”, en Marsella.

El cónsul Gilberto Bosques salvó casi 30 mil vidas al otorgar visas a quienes solicitaron trasladarse a México para escapar de la amenaza nazi, recordó la cancillería mexicana en un comunicado.

Con esta acción, el diplomático rescató republicanos españoles, judíos alemanes, italianos identificados con la resistencia, así como personas de nacionalidad polaca, yugoslava, libanesa y de otros orígenes, discriminadas a causa de sus orígenes o de sus ideas.

En aquella época, Bosques rentó dos propiedades en Marsella donde asiló a más de dos mil personas, entre las que se encontraban niños y mujeres, hasta que él mismo fue arrestado por las autoridades alemanas en 1943.

Esta ceremonia da continuidad al homenaje que, en el mes de julio pasado, durante la visita del presidente Enrique Peña Nieto a Francia, se realizó a Gilberto Bosques y en la que se anunció que la plaza en la cual se encuentra la presidencia de la Región PACA, llevaría el nombre del insigne diplomático.

La ceremonia de develación contó con la participación del embajador de México en Francia, Agustín García-López; del presidente de la Región Provenza Alpes Costa Azul, Michel Vauzelle; y del prefecto de dicha región y Bouches-du-Rhône, Stéphane Boillon, entre otros.