/ miércoles 19 de abril de 2017

Javier Duarte, el gobernador que desapareció 30 mil mdp

Por Saúl Hernández

A dos días de que el ex gobernador de Veracruz, Javier Duartede Ochoa, fuera detenido en Guatemala, sigue sin conocerse quésucedió con casi 30 mil millones de pesos de un total de 44 milmillones que, a juicio de la Auditoría Superior de la Federación(ASF), se ejercieron de manera irregular durante los primeros cincoaños de su mandato.

Una consulta hecha por este medio al Sistema Público deConsultas de Auditoría del órgano fiscalizador –actualizado al17 de abril de este año–, reveló que el Gobierno veracruzanosigue sin aclarar que pasó con 29 mil 651 millones de pesos que elGobierno federal transfirió entre 2011 y 2015 a la administraciónde Duarte y que se emplearon de forma ilegal.

Lee también: 

Entre las principales irregularidades descubiertas por la ASFdestacan subejercicios presupuestales, falta de documentación paracomprobar gastos, transferencias de dinero a cuentas bancarias noautorizadas y la utilización de recursos para otros finesdistintos al programa para el cual fueron etiquetados.

Otras anomalías detectadas fueron el pago de remuneracionesindebidas o injustificadas a empleados del gobierno local ytambién la retención de impuestos y aportaciones de seguridadsocial al personal pagado con recursos federales y que no seenteraron a las instituciones correspondientes como el SAT, elISSSTE y la CONSAR.

Los mayores quebrantos financieros se detectaron entre 2014 y2015, y aún falta por auditar el último año de laadministración de Duarte de Ochoa.

Los desfalcos ocurrieron prácticamente en todos los rubroscomprendidos en los ramos 23 y 33, que incluyen los recursos que laFederación destina a los estados y municipios para compensar susnecesidades en materia de salud, educación, infraestructura,desarrollo social, entre otros.

Así, por ejemplo, el Fondo de Aportaciones para elFortalecimiento de las Entidades Federativas (FAFEF), que sirvesobre todo para inversión en infraestructura física y saneamientofinanciero, la ASF detectó un desvió de 6 mil 193 millones depesos entre 2011 y 2015 que hasta la fecha siguen sincomprobarse.

Te recomendamos: 

Las irregularidades ocurren también en programas dedicados amejorar las condiciones educativas de la población. De estamanera, aún no queda claro el destino de 2 mil 196 millones depesos destinados al Fondo de Aportaciones para la EducaciónBásica y Normal (FAEB) y de 805 millones entregados a laUniversidad Veracruzana.

Asimismo, el órgano fiscalizador detectó la malversación demil 427 millones de pesos del Fondo de Aportaciones para losServicios de Salud (FASSA) sin que hasta la fecha se hayan podidosolventar.

Consulta además: 

En un estado golpeado por laviolencia y el crimen organizado, la administración de JavierDuarte también gastó de manera irregular 943 millones de pesosdel Fondo de Aportaciones para la Seguridad Pública de los Estadosy del Distrito Federal (FASP).

El Fondo de Aportaciones Múltiples (FAM), que abarca programasdestinados al combate de la pobreza, también sufrió un quebrantopor 2 mil 679 millones de pesos. Cabe destacar que entre 2012 y2014, la proporción de pobres en Veracruz pasó del 57% al 63% dela población, según datos del Consejo Nacional de Evaluación dela Política de Desarrollo Social (CONEVAL).

Por Saúl Hernández

A dos días de que el ex gobernador de Veracruz, Javier Duartede Ochoa, fuera detenido en Guatemala, sigue sin conocerse quésucedió con casi 30 mil millones de pesos de un total de 44 milmillones que, a juicio de la Auditoría Superior de la Federación(ASF), se ejercieron de manera irregular durante los primeros cincoaños de su mandato.

Una consulta hecha por este medio al Sistema Público deConsultas de Auditoría del órgano fiscalizador –actualizado al17 de abril de este año–, reveló que el Gobierno veracruzanosigue sin aclarar que pasó con 29 mil 651 millones de pesos que elGobierno federal transfirió entre 2011 y 2015 a la administraciónde Duarte y que se emplearon de forma ilegal.

Lee también: 

Entre las principales irregularidades descubiertas por la ASFdestacan subejercicios presupuestales, falta de documentación paracomprobar gastos, transferencias de dinero a cuentas bancarias noautorizadas y la utilización de recursos para otros finesdistintos al programa para el cual fueron etiquetados.

Otras anomalías detectadas fueron el pago de remuneracionesindebidas o injustificadas a empleados del gobierno local ytambién la retención de impuestos y aportaciones de seguridadsocial al personal pagado con recursos federales y que no seenteraron a las instituciones correspondientes como el SAT, elISSSTE y la CONSAR.

Los mayores quebrantos financieros se detectaron entre 2014 y2015, y aún falta por auditar el último año de laadministración de Duarte de Ochoa.

Los desfalcos ocurrieron prácticamente en todos los rubroscomprendidos en los ramos 23 y 33, que incluyen los recursos que laFederación destina a los estados y municipios para compensar susnecesidades en materia de salud, educación, infraestructura,desarrollo social, entre otros.

Así, por ejemplo, el Fondo de Aportaciones para elFortalecimiento de las Entidades Federativas (FAFEF), que sirvesobre todo para inversión en infraestructura física y saneamientofinanciero, la ASF detectó un desvió de 6 mil 193 millones depesos entre 2011 y 2015 que hasta la fecha siguen sincomprobarse.

Te recomendamos: 

Las irregularidades ocurren también en programas dedicados amejorar las condiciones educativas de la población. De estamanera, aún no queda claro el destino de 2 mil 196 millones depesos destinados al Fondo de Aportaciones para la EducaciónBásica y Normal (FAEB) y de 805 millones entregados a laUniversidad Veracruzana.

Asimismo, el órgano fiscalizador detectó la malversación demil 427 millones de pesos del Fondo de Aportaciones para losServicios de Salud (FASSA) sin que hasta la fecha se hayan podidosolventar.

Consulta además: 

En un estado golpeado por laviolencia y el crimen organizado, la administración de JavierDuarte también gastó de manera irregular 943 millones de pesosdel Fondo de Aportaciones para la Seguridad Pública de los Estadosy del Distrito Federal (FASP).

El Fondo de Aportaciones Múltiples (FAM), que abarca programasdestinados al combate de la pobreza, también sufrió un quebrantopor 2 mil 679 millones de pesos. Cabe destacar que entre 2012 y2014, la proporción de pobres en Veracruz pasó del 57% al 63% dela población, según datos del Consejo Nacional de Evaluación dela Política de Desarrollo Social (CONEVAL).

Sociedad

"Estaban regalando gasolina", la trampa que desató la tragedia en Tlahuelilpan

El incendio provocado por una toma clandestina en los límites de Tlahuelilpan y Tlaxcoapan dejó pérdidas materiales y humanas, calculadas en más de 72 mdp

Sociedad

Caos y desesperación para "recuperar" la CURP

Personas provenientes de todas partes del país han llegado desde temprano al 102 de la calle de Londres, colonia Juárez en la CDMX, para corregir “el error”

Sociedad

Asesinan y queman a 10 indígenas en Chilapa, Guerrero

Diez músicos indígenas e integrantes de la CRAC-PF del poblado de Alcozacán, fueron asesinados por integrantes de un grupo delictivo

Automotriz

Honda CR-V: La reina se actualiza

La firma nipona pone al día su modelo estrella para seguir en la cima

Automotriz

KIA Seltos lista para la batalla

KIA presentó en nuestro país al nuevo integrante de su familia de SUV, que presume de un elevado equipamiento y seguridad para competir en el segmento

Mundo

Alerta la OMS por falta de antibióticos

La OMS urge al desarrollo de medicamentos ante la evolución de bacterias que matan a miles de personas

CDMX

UNAM entrega propuestas a paristas en preparatorias 7 y 9

En el plantel 9 Pedro de Alba, recibieron las alumnas una carta compromiso de no represalias firmada por la dirección del plantel

México

Acuerdan México y EU nueva reunión en febrero

La embajada estadounidense se comprometió a proteger a ciudadanos de ambos países

Cultura

Carmen Boullosa explora con poesía otros mundos

La autora participó en el libro objeto Alquimia de los planetas de Philip Hughes