/ jueves 12 de noviembre de 2015

La perspectiva de género es indispensable al momento de legislar, pero también a la hora de juzgar

Ciudad de México.- En México existe un consenso en cuanto a que la perspectiva de género es indispensable en el momento de legislar al implementar políticas públicas, pero también a la hora de juzgar, porque de ese modo se abre la puerta de acceso real a la justicia, aseveró el magistrado presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) y del Consejo de la Judicatura Federal (CJF), Luis María Aguilar Morales. “La justicia tiene que reconocer diferencias y compensar las desigualdades. Las diferencias existen entre las personas por su sexo, por su pertenencia a una etnia, por sus creencias o por un estatus migratorio, pero ninguna diferencia puede menoscabar el ejercicio de un derecho. Hay diferencias derivadas de condiciones económicas y materiales distintas, de manera que se convierten en desigualdades al provocar que no todas las personas tengan garantizado el ejercicio de sus derechos”, afirmó en el marco de su participación en la inauguración del primer Encuentro Internacional “Juzgando con Perspectiva de Género”, celebrado en conocido hotel de la ciudad de México. Por eso, reiteró, cuando hablamos de la necesidad de introducir la perspectiva de género en las decisiones judiciales en particular, buscamos que las y los jueces, las y los impartidores de justicia, hagan efectivo el principio constitucional de igualdad. “Garantizar la perspectiva de género en cada una de las etapas del procedimiento no es más que cumplir con nuestra obligación constitucional de promover, respetar, proteger y garantizar los derechos humanos”, acotó. Ante la presidenta del Comité Interinstitucional de Igualdad de Género del Poder Judicial de la Federación; ministra Margarita Beatriz Luna Ramos; magistrada Martha María del Carmen Hernández Álvarez, Consejera de la Judicatura Federal e integrante del Comité Interinstitucional de Igualdad de Género del Poder Judicial de la Federación; magistrada Janine Madeline Otálora Malassis, presidenta de la Sala Regional del Distrito Federal del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación e integrante del Comité Interinstitucional de Igualdad de Género del Poder Judicial de la Federación; magistrada Rosa Elena González Tirado, Consejera de la Judicatura Federal, así como magistradas, magistrados, juezas y jueces que asistieron al evento, Aguilar Morales dijo que la “labor que tenemos, de interpretar y aplicar el derecho, vaya más allá de garantizar la certeza jurídica que todo Estado de Derecho busca”. Pues la certeza debe ir siempre ligada a la justicia en el caso concreto. Las resoluciones determinan si una situación jurídica encuadra dentro de ciertos supuestos normativos, pero además debe considerar los principios rectores de los derechos humanos. La tarea de transformar los patrones de conducta que favorecen la desigualdad y la discriminación no es sólo nuestra, pero lo que suceda al interior del Poder Judicial sí tiene sin duda un alto impacto, insistió el magistrado presidente. “No exagero al describir la gran responsabilidad que tenemos de colocar a la persona y a sus derechos como eje central de la impartición de justicia”. Recordó que en unos días, se cumplen seis años de la emisión de la sentencia de “Campo Algodonero”, primera en la que nuestro país fue condenado por haber violado los derechos a la vida, integridad y libertad personales de mujeres con nombre y apellido: Claudia Ivette González, Laura Berenice Ramos y Esmeralda Herrera. Hay un antes y un después en el ámbito de la justicia para las mujeres a partir del 16 de noviembre del 2009. De la sentencia interamericana deriva la obligación de incluir perspectiva de género en las investigaciones en casos similares en atención a que ellas fueron víctimas de discriminación y violencia por razón precisamente de su género. Así, dijo, en este Primer Encuentro Internacional México aporta resoluciones judiciales guiadas por la nueva y justificada exigencia. Recibimos también con entusiasmo las que en el mismo tenor presentan los países invitados al Encuentro. Las resoluciones muestran que, sin duda, se abre camino al juzgar. //RPE//

Ciudad de México.- En México existe un consenso en cuanto a que la perspectiva de género es indispensable en el momento de legislar al implementar políticas públicas, pero también a la hora de juzgar, porque de ese modo se abre la puerta de acceso real a la justicia, aseveró el magistrado presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) y del Consejo de la Judicatura Federal (CJF), Luis María Aguilar Morales. “La justicia tiene que reconocer diferencias y compensar las desigualdades. Las diferencias existen entre las personas por su sexo, por su pertenencia a una etnia, por sus creencias o por un estatus migratorio, pero ninguna diferencia puede menoscabar el ejercicio de un derecho. Hay diferencias derivadas de condiciones económicas y materiales distintas, de manera que se convierten en desigualdades al provocar que no todas las personas tengan garantizado el ejercicio de sus derechos”, afirmó en el marco de su participación en la inauguración del primer Encuentro Internacional “Juzgando con Perspectiva de Género”, celebrado en conocido hotel de la ciudad de México. Por eso, reiteró, cuando hablamos de la necesidad de introducir la perspectiva de género en las decisiones judiciales en particular, buscamos que las y los jueces, las y los impartidores de justicia, hagan efectivo el principio constitucional de igualdad. “Garantizar la perspectiva de género en cada una de las etapas del procedimiento no es más que cumplir con nuestra obligación constitucional de promover, respetar, proteger y garantizar los derechos humanos”, acotó. Ante la presidenta del Comité Interinstitucional de Igualdad de Género del Poder Judicial de la Federación; ministra Margarita Beatriz Luna Ramos; magistrada Martha María del Carmen Hernández Álvarez, Consejera de la Judicatura Federal e integrante del Comité Interinstitucional de Igualdad de Género del Poder Judicial de la Federación; magistrada Janine Madeline Otálora Malassis, presidenta de la Sala Regional del Distrito Federal del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación e integrante del Comité Interinstitucional de Igualdad de Género del Poder Judicial de la Federación; magistrada Rosa Elena González Tirado, Consejera de la Judicatura Federal, así como magistradas, magistrados, juezas y jueces que asistieron al evento, Aguilar Morales dijo que la “labor que tenemos, de interpretar y aplicar el derecho, vaya más allá de garantizar la certeza jurídica que todo Estado de Derecho busca”. Pues la certeza debe ir siempre ligada a la justicia en el caso concreto. Las resoluciones determinan si una situación jurídica encuadra dentro de ciertos supuestos normativos, pero además debe considerar los principios rectores de los derechos humanos. La tarea de transformar los patrones de conducta que favorecen la desigualdad y la discriminación no es sólo nuestra, pero lo que suceda al interior del Poder Judicial sí tiene sin duda un alto impacto, insistió el magistrado presidente. “No exagero al describir la gran responsabilidad que tenemos de colocar a la persona y a sus derechos como eje central de la impartición de justicia”. Recordó que en unos días, se cumplen seis años de la emisión de la sentencia de “Campo Algodonero”, primera en la que nuestro país fue condenado por haber violado los derechos a la vida, integridad y libertad personales de mujeres con nombre y apellido: Claudia Ivette González, Laura Berenice Ramos y Esmeralda Herrera. Hay un antes y un después en el ámbito de la justicia para las mujeres a partir del 16 de noviembre del 2009. De la sentencia interamericana deriva la obligación de incluir perspectiva de género en las investigaciones en casos similares en atención a que ellas fueron víctimas de discriminación y violencia por razón precisamente de su género. Así, dijo, en este Primer Encuentro Internacional México aporta resoluciones judiciales guiadas por la nueva y justificada exigencia. Recibimos también con entusiasmo las que en el mismo tenor presentan los países invitados al Encuentro. Las resoluciones muestran que, sin duda, se abre camino al juzgar. //RPE//