/ viernes 22 de abril de 2016

Mi Gobierno privilegia salud y derechos humanos en usuarios de marihuana: EPN

||CRÓNICA||

Miguel Reyes Razo / El Sol de México

"¡Claro que todo esto está cambiando!", exclamó rebosante de júbilo el profundo abogado Fernando Gómez Mont, quien con las manos hundidas en los bolsillos planteó: "¿Imaginaste alguna vez que un político poderoso se atreviera a tocar el tema de la marihuana? O que ¿el Presidente de la República establezca que 28 gramos de marihauana en el bolsillo no hacen delito?" Y todo esto -desgrana el exsecretario de Gobernación, exdiputado federal, Fernando Gómez Mont, letrado de estirpe- sin aludir a Fuerzas Armadas. “¿Avizoraste tamaña situación? Te digo que esto ya cambió...”.

Años atrás, en sus días de secretario de Gobernación el festivo Fernando Gómez Mont llegó a Toluca. A conocer un Informe de Gobierno del licenciado Enrique Peña Nieto. A su paso cruzó la Plaza de los Mártires. Luego juntos llegaron al Congreso. Única ocasión. Muertes y renuncias renovaron ocupantes del Palacio de Covián. Ayer reapareció don Fernando Gómez Mont.

"‘Derechos humanos y salud’ son la columna vertebral de la Iniciativa del Presidente", murmuró, acosado por la tenaz reportera Carmen Jaimes, el maduro político Roberto Campa Cifrián. El laconismo, la mudez de Roberto Campa desencantó a los informadores. A manera de desahogo alguno produjo:

"Le dieron consigna. Que no hable. El escenario pertenece al presidente Enrique Peña Nieto. ‘Le sacó’ Roberto Campa...”.

El presidente de México, Enrique Peña Nieto, convocó ayer a decenas de mexicanos de todo rango a la Secretaría de Salud -"la casa de la salud de todos los mexicanos", definió el doctor José Narro Robles- a conocer las "Conclusiones del Debate Nacional Sobre el uso de la Marihuana". Atmósfera de expectación lo rodeó. Desde Margarita González Gamio hasta Enrique Graue, rector de la Universidad Nacional Autónoma de México, al lado de su antecesor. Oftalmólogo ilustre. Educador. En la Facultad de Medicina. En la Torre de Rectoría.

Mas el presidente de la República, Enrique Peña Nieto tenía -"entre ceja y ceja"- el doloroso tema del accidente en la Refinería de Coatzacoalcos, Veracruz. En la Planta de Petroquímica de Pajaritos. "Accidente doloroso. Lastima, duele a todos los mexicanos. Por ello ofrezco toda la solidaridad de mi Gobierno a familiares y amigos. Digo a todos que al concluir esta reunión viajaré a Veracruz. Estaré al lado de los lastimados. Con sus parientes...”.

El secretario de Salud, don José Narro Robles lo recibió en el austero -quizá por ello más elegante- edificio de Lieja y avenida Chapultepec. Construcción que linda con el Bosque de Chapultepec. "Agradezco a usted que en su discurso en la Organización de las Naciones Unidas sobre este tema, usted, Señor Presidente haya empleado argumentos, razones y juicios surgidos de los foros nacionales que usted imaginó para debatir acerca del tema de la marihuana”. Cientos de ponencias. Cientos de personas. Con saber. Con ciencia. O sin esos atributos. Imperó la razón. Todos tenían algo que decir. A ninguno se censuró.

El señor Osorio Chong, secretario de Gobernación, fue reconocido 3, 4 veces por la organización de los "foros" cuya creación surgió del presidente Enrique Peña Nieto. Compartió Osorio Chong mención con gobernadores en cuyos territorios sucedieron los ya muy mencionados foros. Más todavía: Se proyectó un documental que narraba estos hechos.

"Nos ocupamos de un tema harto complejo -dijo el médico José Narro-. El del uso de la marihuana. Se optó por la realidad. Se dejó atrás el "todo o nada". Se privilegió a la salud. A los derechos humanos. A la educación. Queda atrás la persecución y criminalización a quienes consuman marihuana. Todo sin ceder en la lucha contra criminales. Ni convidar al abuso. En todo momento el ser humano fue centro de atención de los participantes".

Mamparas verde nilo. Al fondo la galería de los sabios que han procurado salud a la humanidad. Pávlov. Farmacéuticos. Precursores de la Medicina. Bronces de reconocimiento, de homenaje.

El rector de la Universidad de Guadalajara, Itzcóatl Tonatiuh Bravo Padilla, reveló que "poseedores de pequeñas dosis de marihuana se hallan encarcelados. Representan el 10 por ciento de los que atestan prisiones del país". Bravo Padilla añadió que en Estados Unidos ya 23 estados aprueban el uso medicinal de marihuana. Y que otros 4 -Washington D. C. la capital estadunidense entre esos- se preparan para dar el visto bueno como "elemento recreativo".

“No más de 3 onzas... 28 gramos. Como para 3 ‘carrujos’... la Corte juzgó: Prohibir el uso de marihuana atenta contra derechos humanos... ya no más penas exageradas”: Peña Nieto

Puestos a indagar el grado de atracción que la marihuana ejerce -y ata- se sabe que alcanza una calificación de 9 por ciento. El alcohol atrae a un 15. Y el tabaco al 32.

"Este es un tema cuya solución compete a nuestra generación", sentenció Gabino Cué. El gobernador de Oaxaca convocó a familia, educadores y organizaciones civiles en la cruzada de desanimar el consumo de marihuana.

Y cuando llegó su turno, el presidente de la República, Enrique Peña Nieto, prefirió compartir dolor, pena, tristeza y preocupación. "Lo ocurrido en Pajaritos, Veracruz, la muerte de varios mexicanos nos causa un gran dolor a todos. Yo acompaño a familiares y amigos de los desaparecidos en dolor y pena. Les ofrezco la solidaridad de mi Gobierno. Apenas concluya esta reunión viajaré a Veracruz”.

Es su estilo. En días de gobernador del Estado de México a socorrer a lastimados por inundaciones en los rumbos del Cerro del Elefante. Tronaba el Canal. Se desbordaba el Río. El Canal de la Compañía. Flotaban las cunas de los recién nacidos. Inundaciones que revelaban miseria, hacinamiento, promiscuidad. Solidaridad. San Isidro. Chalco. Y en septiembre del 2013 a Guerrero. Acapulco. Coyuca de Catalán. La Pintada. Chilpancingo. Tlapa... A la urgencia. A ayudar. A consolar. Estilo Enrique Peña Nieto…

El presidente de los Estados Unidos Mexicanos, Enrique Peña Nieto, anuncia: "Enviaré al Senado de la República iniciativas que modifiquen Código Penal Federal y el Código de Salud. Reformas impostergables.

"Ya nada de criminalización. Los adictos requieren tratamiento médico. Los jóvenes información. Saber que prevenga. Poner al día no significa tentar, ni atraer. Nada de persecución. 28 gramos. Límite. Para el consumo personal. Y que se investigue al valor curativo de la marihuana. México no puede cerrarse al mundo. Ya surge un nuevo paradigma. Rectores, académicos, científicos, estudiantes, sociedad civil. Mi Gobierno escucha y hará su parte. Aquí, ahora mismo, frente a ustedes firmaré las iniciativas que remitiré al Congreso. A la Cámara de Senadores.

"Salud y derechos humanos...

"¿Cuándo te imaginaste esto?", retó, feliz Fernando Gómez Mont.

El presidente Enrique Peña Nieto ya la había emprendido a Veracruz.

||CRÓNICA||

Miguel Reyes Razo / El Sol de México

"¡Claro que todo esto está cambiando!", exclamó rebosante de júbilo el profundo abogado Fernando Gómez Mont, quien con las manos hundidas en los bolsillos planteó: "¿Imaginaste alguna vez que un político poderoso se atreviera a tocar el tema de la marihuana? O que ¿el Presidente de la República establezca que 28 gramos de marihauana en el bolsillo no hacen delito?" Y todo esto -desgrana el exsecretario de Gobernación, exdiputado federal, Fernando Gómez Mont, letrado de estirpe- sin aludir a Fuerzas Armadas. “¿Avizoraste tamaña situación? Te digo que esto ya cambió...”.

Años atrás, en sus días de secretario de Gobernación el festivo Fernando Gómez Mont llegó a Toluca. A conocer un Informe de Gobierno del licenciado Enrique Peña Nieto. A su paso cruzó la Plaza de los Mártires. Luego juntos llegaron al Congreso. Única ocasión. Muertes y renuncias renovaron ocupantes del Palacio de Covián. Ayer reapareció don Fernando Gómez Mont.

"‘Derechos humanos y salud’ son la columna vertebral de la Iniciativa del Presidente", murmuró, acosado por la tenaz reportera Carmen Jaimes, el maduro político Roberto Campa Cifrián. El laconismo, la mudez de Roberto Campa desencantó a los informadores. A manera de desahogo alguno produjo:

"Le dieron consigna. Que no hable. El escenario pertenece al presidente Enrique Peña Nieto. ‘Le sacó’ Roberto Campa...”.

El presidente de México, Enrique Peña Nieto, convocó ayer a decenas de mexicanos de todo rango a la Secretaría de Salud -"la casa de la salud de todos los mexicanos", definió el doctor José Narro Robles- a conocer las "Conclusiones del Debate Nacional Sobre el uso de la Marihuana". Atmósfera de expectación lo rodeó. Desde Margarita González Gamio hasta Enrique Graue, rector de la Universidad Nacional Autónoma de México, al lado de su antecesor. Oftalmólogo ilustre. Educador. En la Facultad de Medicina. En la Torre de Rectoría.

Mas el presidente de la República, Enrique Peña Nieto tenía -"entre ceja y ceja"- el doloroso tema del accidente en la Refinería de Coatzacoalcos, Veracruz. En la Planta de Petroquímica de Pajaritos. "Accidente doloroso. Lastima, duele a todos los mexicanos. Por ello ofrezco toda la solidaridad de mi Gobierno a familiares y amigos. Digo a todos que al concluir esta reunión viajaré a Veracruz. Estaré al lado de los lastimados. Con sus parientes...”.

El secretario de Salud, don José Narro Robles lo recibió en el austero -quizá por ello más elegante- edificio de Lieja y avenida Chapultepec. Construcción que linda con el Bosque de Chapultepec. "Agradezco a usted que en su discurso en la Organización de las Naciones Unidas sobre este tema, usted, Señor Presidente haya empleado argumentos, razones y juicios surgidos de los foros nacionales que usted imaginó para debatir acerca del tema de la marihuana”. Cientos de ponencias. Cientos de personas. Con saber. Con ciencia. O sin esos atributos. Imperó la razón. Todos tenían algo que decir. A ninguno se censuró.

El señor Osorio Chong, secretario de Gobernación, fue reconocido 3, 4 veces por la organización de los "foros" cuya creación surgió del presidente Enrique Peña Nieto. Compartió Osorio Chong mención con gobernadores en cuyos territorios sucedieron los ya muy mencionados foros. Más todavía: Se proyectó un documental que narraba estos hechos.

"Nos ocupamos de un tema harto complejo -dijo el médico José Narro-. El del uso de la marihuana. Se optó por la realidad. Se dejó atrás el "todo o nada". Se privilegió a la salud. A los derechos humanos. A la educación. Queda atrás la persecución y criminalización a quienes consuman marihuana. Todo sin ceder en la lucha contra criminales. Ni convidar al abuso. En todo momento el ser humano fue centro de atención de los participantes".

Mamparas verde nilo. Al fondo la galería de los sabios que han procurado salud a la humanidad. Pávlov. Farmacéuticos. Precursores de la Medicina. Bronces de reconocimiento, de homenaje.

El rector de la Universidad de Guadalajara, Itzcóatl Tonatiuh Bravo Padilla, reveló que "poseedores de pequeñas dosis de marihuana se hallan encarcelados. Representan el 10 por ciento de los que atestan prisiones del país". Bravo Padilla añadió que en Estados Unidos ya 23 estados aprueban el uso medicinal de marihuana. Y que otros 4 -Washington D. C. la capital estadunidense entre esos- se preparan para dar el visto bueno como "elemento recreativo".

“No más de 3 onzas... 28 gramos. Como para 3 ‘carrujos’... la Corte juzgó: Prohibir el uso de marihuana atenta contra derechos humanos... ya no más penas exageradas”: Peña Nieto

Puestos a indagar el grado de atracción que la marihuana ejerce -y ata- se sabe que alcanza una calificación de 9 por ciento. El alcohol atrae a un 15. Y el tabaco al 32.

"Este es un tema cuya solución compete a nuestra generación", sentenció Gabino Cué. El gobernador de Oaxaca convocó a familia, educadores y organizaciones civiles en la cruzada de desanimar el consumo de marihuana.

Y cuando llegó su turno, el presidente de la República, Enrique Peña Nieto, prefirió compartir dolor, pena, tristeza y preocupación. "Lo ocurrido en Pajaritos, Veracruz, la muerte de varios mexicanos nos causa un gran dolor a todos. Yo acompaño a familiares y amigos de los desaparecidos en dolor y pena. Les ofrezco la solidaridad de mi Gobierno. Apenas concluya esta reunión viajaré a Veracruz”.

Es su estilo. En días de gobernador del Estado de México a socorrer a lastimados por inundaciones en los rumbos del Cerro del Elefante. Tronaba el Canal. Se desbordaba el Río. El Canal de la Compañía. Flotaban las cunas de los recién nacidos. Inundaciones que revelaban miseria, hacinamiento, promiscuidad. Solidaridad. San Isidro. Chalco. Y en septiembre del 2013 a Guerrero. Acapulco. Coyuca de Catalán. La Pintada. Chilpancingo. Tlapa... A la urgencia. A ayudar. A consolar. Estilo Enrique Peña Nieto…

El presidente de los Estados Unidos Mexicanos, Enrique Peña Nieto, anuncia: "Enviaré al Senado de la República iniciativas que modifiquen Código Penal Federal y el Código de Salud. Reformas impostergables.

"Ya nada de criminalización. Los adictos requieren tratamiento médico. Los jóvenes información. Saber que prevenga. Poner al día no significa tentar, ni atraer. Nada de persecución. 28 gramos. Límite. Para el consumo personal. Y que se investigue al valor curativo de la marihuana. México no puede cerrarse al mundo. Ya surge un nuevo paradigma. Rectores, académicos, científicos, estudiantes, sociedad civil. Mi Gobierno escucha y hará su parte. Aquí, ahora mismo, frente a ustedes firmaré las iniciativas que remitiré al Congreso. A la Cámara de Senadores.

"Salud y derechos humanos...

"¿Cuándo te imaginaste esto?", retó, feliz Fernando Gómez Mont.

El presidente Enrique Peña Nieto ya la había emprendido a Veracruz.