/ jueves 12 de mayo de 2016

No es grave la situación de mi hijo: padre de Porky detenido

Danytza Flores // Diario de Xalapa

Al acudir a los juzgados del expenal Allende de esta ciudad de Veracruz donde se encuentra Enrique Capitaine Marín detenido por la presunta violación a la joven Daphne, su padre Felipe Capitaine dijo que confía en la justicia y luchará porque su hijo es inocente de las acusaciones realizadas por el señor Javier Fernández, padre de la agraviada.

Manifestó que su hijo se apegará al artículo 20 Constitucional, por el que se reserva su derecho a declarar.

Consideró que jurídicamente no ve “grave” la situación de su hijo y refirió que en el expediente lo único que hay es el señalamiento de la joven Daphne Fernández.

Indicó que una vez que el juez tome la declaración preparatoria a Enrique Capitaine pedirán que se descarguen otras pruebas que no fueron aceptadas desde el inicio de la indagatoria. Por ejemplo, la fecha y hora para la práctica pericial psicológica con el perito de ellos hacia la presunta víctima; además, la pericial criminalística y mecánica de hechos, la presentación de los testigos, la presentación de Daphne, de su padre y del señor Ricardo Fernández, dueño del restaurante “La Parroquia”.

Felipe Capitaine acusó que la detención de su hijo se dio por presión mediática, social y política.

Denunció al candidato a la gubernatura de la alianza PAN-PRD Miguel Ángel Yunes Linares y a la aspirante a la diputación local María Josefina Gamboa de politizar el caso.

“Definitivamente fue la presión social y mediática que le hicieron a través de una campaña política, nosotros nos quedamos en medio de la campaña, los candidatos querían que se exigiera al gobierno y bueno, desafortunadamente tenían la carne de cañón para hacerlo con nuestros hijos, lo subieron hasta el cielo y fue como tomaron la determinación de la consignación”, condenó.

Manifestó que hasta la noche del martes estuvo trabajando con un abogado en un amparo para Enrique Capitaine, con el objetivo de enfrentar el proceso en libertad y demostrar su inocencia, sin embargo, esto ya no fue posible ante la aprehensión del joven.

Aceptó que Enrique estaba tratando de resguardarse para no ser detenido porque siempre le manifestó que sería muy difícil enfrentar el juicio en prisión, “siempre es más fácil desde afuera”.

Danytza Flores // Diario de Xalapa

Al acudir a los juzgados del expenal Allende de esta ciudad de Veracruz donde se encuentra Enrique Capitaine Marín detenido por la presunta violación a la joven Daphne, su padre Felipe Capitaine dijo que confía en la justicia y luchará porque su hijo es inocente de las acusaciones realizadas por el señor Javier Fernández, padre de la agraviada.

Manifestó que su hijo se apegará al artículo 20 Constitucional, por el que se reserva su derecho a declarar.

Consideró que jurídicamente no ve “grave” la situación de su hijo y refirió que en el expediente lo único que hay es el señalamiento de la joven Daphne Fernández.

Indicó que una vez que el juez tome la declaración preparatoria a Enrique Capitaine pedirán que se descarguen otras pruebas que no fueron aceptadas desde el inicio de la indagatoria. Por ejemplo, la fecha y hora para la práctica pericial psicológica con el perito de ellos hacia la presunta víctima; además, la pericial criminalística y mecánica de hechos, la presentación de los testigos, la presentación de Daphne, de su padre y del señor Ricardo Fernández, dueño del restaurante “La Parroquia”.

Felipe Capitaine acusó que la detención de su hijo se dio por presión mediática, social y política.

Denunció al candidato a la gubernatura de la alianza PAN-PRD Miguel Ángel Yunes Linares y a la aspirante a la diputación local María Josefina Gamboa de politizar el caso.

“Definitivamente fue la presión social y mediática que le hicieron a través de una campaña política, nosotros nos quedamos en medio de la campaña, los candidatos querían que se exigiera al gobierno y bueno, desafortunadamente tenían la carne de cañón para hacerlo con nuestros hijos, lo subieron hasta el cielo y fue como tomaron la determinación de la consignación”, condenó.

Manifestó que hasta la noche del martes estuvo trabajando con un abogado en un amparo para Enrique Capitaine, con el objetivo de enfrentar el proceso en libertad y demostrar su inocencia, sin embargo, esto ya no fue posible ante la aprehensión del joven.

Aceptó que Enrique estaba tratando de resguardarse para no ser detenido porque siempre le manifestó que sería muy difícil enfrentar el juicio en prisión, “siempre es más fácil desde afuera”.