/ viernes 27 de mayo de 2016

Olvidan protocolos para exhumar cuerpos en Tetelcingo: AI

El gobierno de Morelos no implementó los protocolos establecidos internacionalmente para la exhumación de cuerpos en la fosa clandestina hallada en Tetelcingo, municipio de Cuautla; los forenses debieron tomar las debidas muestras de tejido o ADN para un posterior reconocimiento, afirmó el director Ejecutivo de Amnistía Internacional para México (AI), Perseo Quiroz.

“Si bien es entendible que por la gran cantidad de cuerpos que hay, quizá los peritos forenses no pueden tener tal capacidad para revisar los restos, pero también es cierto que antes de exhumarlo un cadáver se deben tomar las respectivas muestras de ADN, sobre todo en un contexto como el que está viviendo este país en donde se habla de al menos 27 mil personas desaparecidas”, indicó en entrevista para El Sol de México.

Pese a que la exhumación se está dando, “se tiene que asegurar que de verdad estén tomando las muestras de ADN correctas, que se esté involucrando a las familias y organizar los resultados de ellas para saber si alguno de esos cuerpos corresponde a algunos de los desaparecidos que hay en México”.

Es grave encontrar fosas como ésta, que violan la ley, y violan los más elementales protocolos de identificación e inhumación de cadáveres.

Los diversos organismos de la sociedad civil que acompañan a un grupo de personas con familiares desaparecidos, reiteraron que fue difícil hacer que el gobierno de Morelos diera luz verde para indagar en la fosa de Tetelcingo, indicó.

Amnistía Internacional reiteró que se debe cumplir con los protocolos establecidos, que se tomen las muestras correspondientes a cada uno de los cuerpos que han sido exhumados y que se cotejen dichas muestras contra la base de datos de personas desaparecidas.

Pese a que el organismo internacional no ha estado presente durante estos días en los que se han exhumado más de 29 cuerpos, Perseo Quiroz dijo que planean hacer la visita sólo esperan el tiempo adecuado.

El director Ejecutivo de Amnistía Internacional para México (AI) subrayó que es muy preocupante lo que aquí sucede, porque esta fosa no es la única que se ha encontrado en el país, por lo que desde el exterior se habla de que padece una severa crisis de derechos humanos.

El gobierno de Morelos no implementó los protocolos establecidos internacionalmente para la exhumación de cuerpos en la fosa clandestina hallada en Tetelcingo, municipio de Cuautla; los forenses debieron tomar las debidas muestras de tejido o ADN para un posterior reconocimiento, afirmó el director Ejecutivo de Amnistía Internacional para México (AI), Perseo Quiroz.

“Si bien es entendible que por la gran cantidad de cuerpos que hay, quizá los peritos forenses no pueden tener tal capacidad para revisar los restos, pero también es cierto que antes de exhumarlo un cadáver se deben tomar las respectivas muestras de ADN, sobre todo en un contexto como el que está viviendo este país en donde se habla de al menos 27 mil personas desaparecidas”, indicó en entrevista para El Sol de México.

Pese a que la exhumación se está dando, “se tiene que asegurar que de verdad estén tomando las muestras de ADN correctas, que se esté involucrando a las familias y organizar los resultados de ellas para saber si alguno de esos cuerpos corresponde a algunos de los desaparecidos que hay en México”.

Es grave encontrar fosas como ésta, que violan la ley, y violan los más elementales protocolos de identificación e inhumación de cadáveres.

Los diversos organismos de la sociedad civil que acompañan a un grupo de personas con familiares desaparecidos, reiteraron que fue difícil hacer que el gobierno de Morelos diera luz verde para indagar en la fosa de Tetelcingo, indicó.

Amnistía Internacional reiteró que se debe cumplir con los protocolos establecidos, que se tomen las muestras correspondientes a cada uno de los cuerpos que han sido exhumados y que se cotejen dichas muestras contra la base de datos de personas desaparecidas.

Pese a que el organismo internacional no ha estado presente durante estos días en los que se han exhumado más de 29 cuerpos, Perseo Quiroz dijo que planean hacer la visita sólo esperan el tiempo adecuado.

El director Ejecutivo de Amnistía Internacional para México (AI) subrayó que es muy preocupante lo que aquí sucede, porque esta fosa no es la única que se ha encontrado en el país, por lo que desde el exterior se habla de que padece una severa crisis de derechos humanos.